la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 2 de abril de 2015

EL GANADERO DON JULIO CÉSAR RINCÓN RAMÍREZ.


Sábado, 1 de Abril de 2015
Fotografías: La Loma


'El Torreón'
 SANTA CRUZ DE LA SIERRA (Cáceres)


El César del toreo, Julio César Rincón Ramírez, desde su etapa como torero activo, es propietario de dos ganaderías de toro de lidia. En España, adquirió en 1999 la ganadería El Torreón, que pasta en Santa Cruz de la Sierra, provincia de Cáceres en Extremadura, y cría toros de la línea Domecq. En Colombia, es propietario desde 1993 de Las Ventas del Espíritu Santo, vacada que pasta en la sabana cundinamarquesa, en el municipio de Albán, y cría toros del mismo encaste Domecq.
































 
Leonardo San Sebastián

Ángel Teruel


















Iniesta, el Duque de Alba y la nueva cara de IKEA / por Juan Manuel Rodríguez



"...Estoy seguro de que, dentro de dos o tres siglos, Iniesta se habrá consolidado como el perfecto sustituto para el Duque de Alba, que así podrá descansar por fin, en los cuentos de terror que los padres holandeses cuentan a sus hijos para que se vayan a la cama: "¡Uhhh, que viene Iniesta y te comerá... Uhhh!"..." 

Iniesta, el Duque de Alba y la nueva cara de IKEA

Si no lo he entendido mal, y creo que no, para la prensa adicta al régimen lo mejor del partido contra Holanda han sido los pitos dirigidos contra Iniesta nada más saltar al campo en sustitución de Cazorla. Esos pitos, duramente criticados por Hiddink (sería interesante conocer su reacción si se viera obligado a escuchar a aficionados del Ajax y del PSV pitando el himno nacional holandés en una final de Copa) son el fiel reflejo de lo que fuimos, de lo bien que jugamos y de todo lo que ganamos... en el pasado. Es fácil deducir por lo tanto que si lo mejor del partido fueron precisamente esos pitos, convertidos en el nostálgico símbolo del daño irreparable que España causó en 2010 a una selección que ha sido ni más ni menos que tres veces subcampeona del mundo, es porque lo acaecido el 31 de marzo de 2015, o sea ayer, pasó con más pena que gloria... otra vez.

Estoy seguro de que, dentro de dos o tres siglos, Iniesta se habrá consolidado como el perfecto sustituto para el Duque de Alba, que así podrá descansar por fin, en los cuentos de terror que los padres holandeses cuentan a sus hijos para que se vayan a la cama: "¡Uhhh, que viene Iniesta y te comerá... Uhhh!"... Andrés está llamado a ser el hombre del saco del siglo XXIII, sí, pero... ¿y hoy? ¿Y mañana? ¿Qué pasa con el año que viene?... Si Del Bosque alineó ayer un equipo totalmente distinto al del viernes ante Ucrania no fue desde luego por su afán renovador sino por ese deseo oculto suyo de convertirse en portavoz de la ONU o en embajador de UNICEF. Tal y como yo lo veo, el primer objetivo de Vicente ya no es ser entrenador ni mucho menos seleccionador sino trascender más allá del mundo del fútbol y erigirse en un mediador, sustituir a Manuel Pimentel como la nueva cara de IKEA.

¿Alguien puede creerse en serio que De Gea, Albiol, Bernat, Cazorla, Mario Suárez, Juanmi o Pedro serán titulares en la Eurocopa de 2016? ¿Qué tiene que hacer, por ejemplo, Vitolo, que está echando abajo la puerta de la selección a porrazos, para considerarse un fijo con Del Bosque?... La renovación de Vicente no es tal, es una renovación de quita y pon, una revolución de cartón piedra como las murallas que levantaba Samuel Bronston en Orgullo y Pasión. Si ayer hizo un montón de cambios fue exclusivamente para engordar sus estadísticas personales de nuevos futbolistas convocados para que así puedan airearlas por sus medios los periodistas afines y también para repartir minutos entre los jugadores y que así no se molestaran con él ni los clubes ni los futbolistas. En goles perdimos por 2-0, y ante una selección holandesa muy criticada porque Hiddink sí está en plena transición, pero en pitos ganamos por 1-0 porque a Iniesta le recibieron muy mal por lo bien que jugamos... en el pasado. Ahí estamos, ahí seguimos, cómodamente repantingados en el sofá de un Mundial que acabó hace cinco años. Para Del Bosque, Webb no ha pitado aún el final, y así nos va. ¿Hasta cuándo?

A FANDIÑO SE LE VINO LA FIESTA ENCIMA / Por Antolín Castro



"...Desgraciadamente no ha logrado su objetivo. Su gesta sí era ‘echarse la fiesta a sus espaldas’ y no esa cursilada que se dice de las figuras que 'se machacan, se inmolan', toreando lo más cómodo y fácil de la cabaña brava un año sí y otro también..."


A FANDIÑO SE LE VINO LA FIESTA ENCIMA 

El gesto, la apuesta, más importante de los últimos años, propiciada por Iván Fandiño, concluyó con más pena que gloria tras el desarrollo de la lidia de los seis toros. 

Del análisis prudente, sereno y coherente, que puede hacerse, se llega a la conclusión de que el torero de Orduña se tomó en serio, muy en serio, demasiado en serio, ese reto.

Es ahí, en esa asunción del significado que representaba, donde la responsabilidad le pasó, sin duda alguna, factura. No es lo mismo llegar suelto que agarrotado, que es lo que se percibió toda la tarde en el diestro vasco. Representaba en ese acto al colectivo más exigente de quienes dicen llamarse aficionados. Y se extralimitó en la exigencia de responsabilidad asumida para con tantos.

Un compromiso que iba mucho más allá de torear seis toros seguidos con los lógicos deseos de triunfo. El enfoque, no me cabe duda alguna, era poner la Fiesta en su sitio, en la autenticidad. Gritar que cuanto se hace a diario no es la Fiesta con mayúsculas.

Desgraciadamente no ha logrado su objetivo. Su gesta sí era ‘echarse la fiesta a sus espaldas’ y no esa cursilada que se dice de las figuras que 'se machacan, se inmolan', toreando lo más cómodo y fácil de la cabaña brava un año sí y otro también. Esa era, ni más ni menos, su verdadera y proyectada hazaña. Un órdago en toda regla que, para desgracia y frustración de todos, no ha sido posible.

Responsabilizado en grado sumo no fue capaz de superar tan difícil papeleta, mucho más difícil que la lidia y muerte de seis toros, incluso siendo de esas ganaderías nada cómodas. Paralizado, rígido y entumecido se nos mostró Fandiño toda la tarde, no pareciéndose ni de lejos al que conocemos. Sin duda, ese peso que se echó a la espalda le superó con creces. Ni una sonrisa en toda la tarde, dice mucho de la presión que traía encima.

La tarde da para hacer todas las conjeturas que se quieran, pero realizar ‘encerronas’ a mayor gloria de uno mismo, puede dejar satisfecho a uno mismo y a sus seguidores, pero de las recientemente conocidas, ninguna tenía visos de salvar y regenerar la Fiesta. Este ejemplo está ahí para que lo puedan repetir otros toreros más encopetados. Ya verán como no cunde el ejemplo. Es más cómodo y fácil garantizarse el triunfo con ganado a modo que devolverle la esperanza a la afición y a la Fiesta. 

El gesto de Fandiño sí tenía el reto de regenerar la Fiesta y ese fue el detonante fundamental para el fallo del torero: Quiso echarse la Fiesta a sus espaldas y se le vino encima. Eso sí, queda nuestro agradecimiento por su gesto.

***

miércoles, 1 de abril de 2015

Úbeda: La Santa Cena en Miércoles Santo.


La Última Cena de Cristo con sus apóstoles, representada por 13 figuras de talla completa de Amadeo Ruiz Olmos (1954 – 1958), con policromía de Marcelo Góngora (1994). Potencias del Cristo de Villarreal (1988). Trono de Ramón Cuadra (1960), restaurado por Alfonso Cobo Díaz Cano (2001). Faroles de Orfebrería Orovio, de Ciudad Real (2000).


COFRADÍA EUCARÍSTICA DE LA SANTA CENA
Fue fundada 4 de abril de 1954 por un grupo de adoradores nocturnos, que querían obsequiar a la Virgen en el año mariano con una cofradía dedicada a la institución de la Eucaristía. Aunque en un principio se pensó en la iglesia de Santa María, pronto decidieron radicar en la de San Nicolás. Salió por primera vez en 1958.




COFRADÍA EUCARÍSTICA DE LA SANTA CENA
( LIRAS )

Allá están conversando
sentados en tranquila compostura
y Judas delatando
con proterva premura
al Cristo de mirífica apostura.

Reunión de transparencia,
el Mesías, de pie, bendice el pan,
y oyendo su advertencia
le observan con afán
ligándose los once cual imán.

Impronta trascendente,
el Sacramento de la Eucaristía
lo intuye el contingente
que muestra su alegría
por ver la institución de la ambrosía.

En discreto terreno
los apóstoles viven la oblación
y el dócil Nazareno
impregna exaltación
cautivando a la sacra procesión.

Cual si fueren hebreos
los cofrades perfuman su camino
con sus mantos burdeos
y túnicas platino,
símbolos fragantes de pan y vino.

Úbeda es un paisaje
de acrisolada prez, de altiva almena,
absorta en el pasaje,
en la indeleble escena
de trece hombres en la Santa Cena.

Antonio del CASTILLO VICO.-
Úbeda /Año 2005.-


Úbeda: Noche oscura de lágrimas y oración.


El Cristo de la Noche Oscura a su salida desde San Nicolás. ROMÁN



MIÉRCOLES, 01 DE ABRIL DE 2015 03:42 
En la noche del Martes Santo ubetense procesionaron la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas y San Nicolás de Bari y la Cofradía Penitencial del Cristo de la Noche Oscura. Una noche de contrastes pues, respectivamente, se mezclaron la juventud y la veteranía, la devoción mariana y la sobriedad del vía crucis.

A las nueve, desde la iglesia de la Santísima Trinidad, iniciaba su desfile la hermandad más joven de Úbeda, en el que fue su tercer paseo procesional por las calles ubetenses tras su estreno hace ahora dos años, una vez que fue erigida oficialmente como cofradía el 18 de enero de 2012.

La hermandad sigue creciendo poco a poco, tanto en detalles y enseres como en guión, contando anoche con cerca de un centenar de nazarenos. Destacó la juventud de muchos de ellos, pues esta cofradía tiene un gran tirón entre niños y jóvenes gracias a su Veranillo de San Nicolás, actividad de ocio y formación que desarrolla en los meses estivales desde hace una década. Gracias a ello, también algunos padres y familiares de esos menores han acabado formando parte de la hermandad, la cual hoy por hoy es como una gran familia.

Cientos de personas presenciaron el momento en el que la Virgen de las Lágrimas descendió la lonja de la Trinidad. Se trata de una obra del imaginero cordobés Alfonso Castellano Tamarit que fue bendecida el 19 de mayo de 2012. La intención de los responsables de la hermandad es ir completando el paso poco a poco y para el año próximo esperan una gran evolución del mismo, quizá añadiéndole el palio. Aunque el tiempo y las posibilidades económicas dirán.

La Virgen de las Lágrimas tras salir de la Trinidad. : ROMÁN

Los costaleros marcaron el ritmo en un itinerario que incluyó el entorno de la Corredera y parte del barrio de San Nicolás, en cuya iglesia, sede canónica de la cofradía, tuvo lugar la estación de penitencia antes de partir de nuevo hacia la Trinidad.vVolvió a llamar la atención su traje de estatutos: capirucho y túnica en color azul marino, con bocamangas granates, faja de esparto y, como algo novedoso en la ciudad, una cola en la túnica recogida en el brazo, con ausencia de capa.

Vía crucis

Con la Virgen de las Lágrimas en la calle, pasadas las diez de la noche comenzaba uno de los momentos más serios y solemnes de cuantos encierra la Semana Santa ubetense, protagonizado por una de sus hermandades más sobrias y sencillas. Se trató del vía crucis de silencio de la cofradía penitencial del Cristo de la Noche Oscura, que dio un año más al Martes Santo ubetense ambiente de oración y reflexión. Se caracteriza por el silencio contenido que reina durante toda la estación de penitencia, y que sólo es roto por el golpear incesante contra el suelo del báculo del capataz, que marca el paso del Cristo sobre andas.

A diferencia del resto, esta hermandad suele cambiar casi todos los años de itinerario, así como de iglesia de salida y de llegada. En este caso, partió desde San Nicolás y desembocó en la Basílica Menor de Santa María, trazando una ruta poco habitual que incluyó calles por las que nunca ha pasado una procesión y en las que fue emocionante (y complicado) ver el impresionante Cristo descoyuntado de Francisco Palma Burgos adornado sólo con unas rosas a los pies de la cruz.

El Cristo de la Noche Oscura tras llegar a Santa María.
-ROMÁN-

El vía crucis fue escrito este año por José Ramón López-Agulló Lendínez, miembro de la hermandad y presidente de la Unión de Cofradías. Y como otra novedad, se estrenó un evangeliario, donado por un hermano. Esta salida a la calle sirvió para inaugurar los actos conmemorativos del 50 aniversario de la cofradía, los cuales se desarrollarán durante los próximos doce meses. Anoche fue el vía crucis número 50 y hasta que vuelva a ocurrir el próximo año se estará celebrando el medio siglo de vida de la hermandad.

Destacó la gran cantidad de fotógrafos que siguieron la procesión, pues el Cristo de la Noche Oscura será el protagonista del cartel anunciador de la Semana Santa del próximo 2016, motivo por el cual se ha convocado un concurso. El mismo servirá además para organizar una exposición de instantáneas, también como parte de los actos de la conmemoración fundacional.

Otro elemento diferenciador de la cofradía reside en que casi todos los hermanos, por turnos y formando escuadras de portadores, llevan al titular entre cada estación del vía crucis. Para ello, antes de la procesión se distribuye a todos los cofrades por grupos de similares características y estaturas, quedando así el peso del trono repartido mucho más equitativamente.

Previamente a la apertura de las puertas, todos los hermanos vistiendo su traje de estatutos (túnica y capucha en paño marrón, cíngulo blanco, escapulario blanco con un cruz potenzada negra en el centro) celebraron su fiesta principal en San Nicolás. Hasta allí fue trasladada la talla unos días antes, a hombros y sin trono, en un acto que cada vez aglutina a un mayor número de hermanos que pueden sentir la cercanía y el contacto directo con su Cristo. Así, algo que comenzó en su día con diez o quince personas, este año llenó la nave central del templo.