la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 23 de junio de 2018

Fuente Ymbro en Francia: Colombo se lleva la tarde en La Bréde cortando tres orejas y saliendo en hombros con Luque

Jesús Enrique Colombo reanuda su temporada con un importante triunfo ante encastadas reses de Fuente Ymbro en tierras galas.

Colombo se lleva la tarde en La Bréde cortando tres orejas y saliendo en hombros con Luque.

Daniel Luque, Tomás Campos –un día antes de confirmar su alternativa en Madrid- y Jesús Enrique Colombo hicieron el paseíllo frente a un encierro con el hierro de Fuente Ymbro.

Un cartel joven era el que hacía acto de presencia en la tarde de este sábado en la localidad francesa de La Bréde. Daniel Luque, Tomás Campos –un día antes de confirmar su alternativa en Madrid- y Jesús Enrique Colombo hacían el paseíllo frente a un encierro con el hierro de Fuente Ymbro.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Brede, Francia.

Toros de Fuente Ymbro.
Daniel Luque, ovación y dos orejas. 
Tomás Campos, silencio en ambos. 
Jesús Enrique Colombo, oreja y dos orejas. 


Muy mal Cristiano por llevar cuatro goles y muy bien Messi por no haber marcado ni uno / por Juan Manuel Rodríguez



Muy mal Cristiano por llevar cuatro goles y muy bien Messi por no haber marcado ni uno

Miremos de arriba abajo la clasificación de máximos goleadores del Mundial. En lo más alto, Cristiano Ronaldo con sus 4 goles y, en lo más bajo, Messi que aún no ha marcado. Es cierto que el campeonato aún no acabó, que podría quedar mucha tela que cortar y que incluso Portugal podría quedarse fuera de los octavos y Argentina pasar agónicamente de la primera fase, pero esta tónica, la de ver arriba a Cristiano y abajo a Messi cuando ambos compiten fuera del microclima español, viene siendo habitual de cinco años para acá. No supone, pues, ninguna novedad ver cómo Cristiano es protagonista y elogiado mientras que Messi pasa desapercibido y es muy criticado... sobre todo en su país de origen.

Sí porque aquí, en España, y pese a que Cristiano suele estar muy arriba y Messi muy abajo, hay un sector de opinólogos que insisten en que Leo es el mejor futbolista que ha habido, hay y habrá jamás. Da igual que Messi no haya ganado ningún título internacional con su selección y también da lo mismo que, con el Barça, lleve más de tres años viéndolas venir; para nuestros opinólogos Messi sigue siendo el mejor. Contrasta el celo por proteger a Messi con el rencor que supuran cada uno de los comentarios acerca de Cristiano. Para Ángel Cappa, por ejemplo, Cristiano lleva 4 goles sin hacer nada, sin moverse casi, gracias a un error de Nacho, un fallo de De Gea y la falta de concentración de Piqué, que le regaló un libre directo a falta de 3 minutos para el final del partido que supuso nuestro debut. Porque de todos es sabido que el gol es un mal menor, un efecto colateral, un error, algo que convendría extirpar del fútbol cuanto antes.

Para estos vendeburras (siendo segundo entrenador de Valdano en el Real Madrid, Cappa señaló a Zamorano y a Amavisca como los jugadores a sacar de la plantilla y luego le ganaron la Liga entre ambos) lo mejor sería que todos los partidos acabasen con empate a cero y puntuase la posesión, eso sí que iba a ser entretenido. Para justificar lo malo que es el máximo goleador actual del Mundial y lo bueno que es un futbolista que aún no ha marcado un gol y está pasando desapercibido, los opinólogos acusan a todos los que se mueven a su alrededor. Así, el culpable no es Messi sino Sampaoli, que era muy bueno cuando dirigía a Chile o al Sevilla pero que ahora es un manta; Messi no tiene nada que ver, los culpables son los tuercebotas que le rodean. Y cuando CR7 gane su sexto Balón de Oro, el culpable será el mundo del fútbol, que no sabe, que no entiende, que no comprende la superioridad del más grande de todos los tiempos habidos y por haber.

Andante / por Ignacio Ruiz Quintano


Andante

Abc
Para decir la verdad en España hay que tener un siglo y dinero de bolsillo, como la marquesa de los veraguas.

Del Conde de los Toros de Ojos Verdes (Fernando Villalón, conde de Miraflores de los Ángeles) a la Marquesa de los Toros de Capas Blancas (Mercedes Picón, marquesa de Seoane), los jaboneros de Prieto de la Cal, que le ha confiado a Emilia Landaluce dos cosas: que el indulto de “Orgullito” en Sevilla fue “una vergüenza”, y que los toreros “que mandan” (?) hoy son “unas figuras de mazapán, capullitos de alhelí y rosas de pitiminí”.

“Orgullito”, criado para jugar al corro de la patata, supone la consumación del toro socialdemócrata, una criatura servicial que hace lo que sea necesario para sustentar la teoría de los pegapases, que son “los artistas”. La “España veloz y el toro futurista” de Marinetti ya están aquí, en coincidencia con un ministro de Cultura animalista que aspira a la sociedad socialista de Fourier, donde los animales perjudiciales (toros encastados) habrán desaparecido, dedicándose todos a servir al hombre:

–En vez del león existirá un anti-león, corcel de maravillosa rapidez en que los jinetes encontrarán un asiento tan suave como los cojines de un coche de buenos muelles…

El león, en los toros, eran los victorinos, pero un torero modesto, Escribano, indultando uno en Sevilla y pegando “pedresinas” a otro en Madrid, ha señalado en ellos a “Negro II”, el toro futurista que Marinetti imaginó testando para ser admitido (el toro, claro) en los jurados de la tauromaquia socialdemócrata:

 –¡Tengo en los pulmones el implacable fuego futurista de España!

Nos quedan los Saltillo, pavura de ruedos… y jurados, aunque los posibilistas de “Los de José y Juan”, que en la plaza llamaban a los saltillos “mulos”, en la barra del snack-bar les han concedido el “indulto” de una “mención especial”, y aplaudiendo “con manos de higos chumbos”.

 –A los que no tragamos, nos eliminan –resume la marquesa de los veraguas.

 Andante maestoso.

Badajoz: Posada de Maravillas a hombros con Israel Lancho



 Posada de Maravillas
Fotos: ARJONA

Posada desorejó al sexto, Lancho cortó una oreja a cada uno de su lote,  y Pedrito de Portugal sin suerte en su regreso a los ruedos. Se lidió una variada corrida de Lagunajanda


Israel Lancho y Posada de Maravillas
 a hombros en la apertura de Badajoz

Antonio Girol
Abrió plaza un toro que no humilló en ningún momento. Ni en el saludo de capote ni en la faena de muleta que le planteó Pedrito. Quiso el de Portugal hacerlo todo muy puro, pero entre el escaso celo del animal y la frialdad del torero la faena no levantó vuelo en ningún momento.


Muy torero fue el comienzo de faena por doblones de Pedrito al cuarto. Un toro de mucha nobleza que encontró en el de Portugal el torero ideal para acariciar con gusto las embestidas en la primera parte de una faena, cuya intermitencia, impidió que terminase de conectar con el público. Epilogó por manoletinas.

Buscó Israel la conexión con los exiguos espectadores desde el minuto uno yéndose a toriles para recibir a portagayola a su primero. El de Lagunajanda fue noble y pronto al cite, pero escaso de fuerzas lo que obligó a Lancho a tener que instrumentar una faena de mucho pulso, en la que destacaron algunas series con la diestra en las que corrió bien la mano hasta que el toro se apagó y tuvo que meterse en su jurisdicción. Mató en lo alto.

A diferencia de su primero, el quinto tuvo mucho picante aparte de desparramar la vista midiendo en todo momento a un Israel Lancho que tuvo que tragarle mucho. Demostró el de Badajoz una enorme actitud desde que lo recibió a portagayola. Valiente y decidido le enjaretó una faena de mucha fibra que unida a la estocada le valió una merecida oreja.

Despertó esperanzas por el izquierdo el tercero cuando Posada lo lanceó de capa. Por desgracia fue un espejismo y, en el último tercio, no permitió en ningún momento que el torero de Badajoz pudiese poner en práctica su concepto de toreo al natural. Poco a poco torero y toro se fueron aburriendo, al igual que el público, de donde salió alguna voz pidiendo que abreviara.

También tenía mucho que torear el sexto y Posada de Maravillas, arrebatado, le plantó cara en una faena en la que expuso cimentada por el derecho, el pitón más potable del astado. De mucho gusto resultó el cierre de faena con pases del desprecio. Se tiró a matar por derecho y salió trompicado.

Badajoz. Feria de San Juan. Toros de Lagunajanda, desiguales de juego aunque nobles en conjunto a excepción de quinto y sexto complicados. Pedrito de Portugal, silencio y silencio; Israel Lancho, oreja y oreja; Posada de Maravillas, silencio y dos orejas. Entrada: Menos de un cuarto. Saludan tras parear al tercero Miguelín y Antonio Vazquez.

¡Viva España!





Los políticos ignoran el toreo / Por Paco Mora



¡Ay si los aficionados utilizáramos nuestros votos en consecuencia con esa realidad! Quizás otro gallo nos cantaría…

Los políticos ignoran el toreo

Paco Mora
No tenemos ningún derecho a engañarnos a nosotros mismos. El hecho de que Pedro Sánchez nos haya obsequiado con dos ministros seguidos animalistas y enemigos del toreo es pura casualidad. ¿Acaso hay alguien tan ingenuo que crea que un hombre que ha vivido, dormido, soñado y despertado obsesionado con ser presidente del Gobierno de España, durante años, valora si al ministro de Cultura y Deporte que nombra, en su primer Ejecutivo, le gusta la Fiesta o se la trae al pairo? Sería una necedad creer que Sánchez ha perdido siquiera cinco minutos de su valioso tiempo en pensar sobre el particular. Recordemos -conviene tener buena memoria- que recién nombrado Secretario General del PSOE una de sus primeras decisiones fue llamar por teléfono al programa de El Mermelada para dejar claro que ni había pisado nunca una plaza de toros ni la pisaría jamás.

Va siendo hora de que dejemos de perder el tiempo intentando que los mandatarios políticos, sean del color que sean, tengan en cuenta la fiesta de los toros en ninguno de sus aspectos. Lo único que les interesa del toreo es el maldito parné que les cae en las arcas de Hacienda, procedente del mismo, por la vía impositiva. Y ello tanto en lo que afecta a las empresas, a los ganaderos como a los toreros. Pero eso ha sido así tanto en los tiempos de la dictadura como después con la democracia, y se sentara en la poltrona un ucedero, un socialero o un pepero. Buenas palabras, todas. Salir en la foto, cuando convenga. Dejarse querer, siempre que se acerquen las elecciones. Pero después… si te he visto no me acuerdo. Toda la atención que los partidos le han prometido al toreo antes de alcanzar el poder, cuando han llegado a la Moncloa ha quedado en agua de borrajas.

Así es que ya me dirán ustedes si puede importarnos mucho si a Màxim o a Guirao les gusta el toreo, el chinchirrinete o jugar a la peonza. Y a la recíproca, los políticos ignoran la Fiesta más nacional de todas las fiestas. ¡Ay si los aficionados utilizáramos nuestros votos en consecuencia con esa realidad! Quizás otro gallo nos cantaría…

SAN ISIDRO 1947. CORRIDAS FINALES.



Comentaba, en una entrevista, el maestro Pepe Luís Vázquez que, en su época, cuando un torero destacaba o iba para figura el aficionado solía decir: Bueno, ya veremos como está con los miuras. Es decir, la corrida de Miura era fundamental en la carrera de un torero; hoy, nada de eso. Que la toreen otros.
Dando ejemplo Pepe Luís toreaba miuras y en Madrid.


SAN ISIDRO 1947. CORRIDAS FINALES.

José María Sánchez Martínez-Rivero
Junio de 2018, en Collado-Villalba.

El día 16 de mayo con lleno absoluto y la presidencia de don Rafael de la Plaza, muy acertado en su labor, se celebró la segunda corrida de feria. En el cartel Pepín Martín Vázquez, Jaime Marco, El Choni y Raúl Rovira. Toros de Alipio Pérez Tabernero Sanchón, de Matilla de los Caños (Salamanca) que resultaron buenos. 

Resumiendo la tarde, Pepín Martín Vázquez, en su primer toro, de nombre Guarrito, número 40, negro zaino, estuvo bien con el capote y muleta para terminar de dos pinchazos y media estocada. Ovación.
En su segundo Torrebaja, número 8, negro zaino, muy bueno, realizó una gran faena de muleta que empezó toreando de rodillas muy quieto. Dos pinchazos, estocada y descabello. Vuelta y saludos.

Jaime Marco, con el toro Biznagrito, número 45, negro zaino, con el capote estuvo colosal. Hizo un quite por chicuelinas ceñidísimo. Con la muleta, fue cogido, toreando al natural, negándose a ser asistido en la enfermería y siguiendo toreando con pases de todas las marcas, para  terminar de dos medias, estocada y dos descabellos. Ovación.
En su segundo, de nombre Niño, número 36, negro zaino, mansote, cumplió. Silencio.

Raúl Rovira, lidió en primer lugar a Guapito, número 23, negro zaino, muy bueno. Con el capote muy variado con lances capote a la espalda.  Destacar en la faena de muleta dos derechazos, mirando al tendido, escalofriantes. Gran estocada. Petición y vuelta.
En su segundo no tuvo el resultado artístico deseado. Estocada atravesada y otra buena. Silencio.

El día 17 hubo novillada de Sánchez Fabrés para Manuel Navarro (palmas y ovación), Francisco Muñoz (ovación y ovación) y Vicente Fauró (ovación y un aviso), los novillos chicos pero buenos.
Y vamos con la corrida más interesante esperada por los aficionados, la de Miura. 

Bajo la presidencia de don Arturo Cartier con un lleno rebosante, el día 18 de mayo se celebró la corrida de Miura. Diestros: Pepe Bienvenida, de celeste y oro; Pepe Luís Vázquez, de blanco y oro y Pepín Martín Vázquez, de verde y oro.
Pepe Bienvenida, lidió en primer lugar a Hurón, número 46, negro entrepelado y bragado. Un toro bueno. Bien con el capote y en su quite. Espectacular en banderillas aguantando mucho en el tercer par que es ovacionado. Con la muleta regular ya que el toro, al final, no pasaba. Media tendida y una entera. Pitos. Se esperaba más de Pepote Bienvenida.
En su segundo, Corruco de nombre, número 14, negro y bragado, estuvo regular. Fue el toro más grande y de más peso de la corrida. Pepe no quiso ganar la pelea o no pudo ganarla. Pinchazo, media y una entera. Bronca. De las de antes porque ahora no se oyen así.

Comentaba, en una entrevista, el maestro Pepe Luís Vázquez que, en su época, cuando un torero destacaba o iba para figura el aficionado solía decir: Bueno, ya veremos como está con los miuras. Es decir, la corrida de Miura era fundamental en la carrera de un torero; hoy, nada de eso. Que la toreen otros.
Dando ejemplo Pepe Luís toreaba miuras y en Madrid.

Su primer toro, de nombre Pajarito, número 47, negro, un toro bueno, le permitió torear de capote –como él sabía-, magistralmente, con verónicas superiores. ¿Se dejan torear estos toros con el capote? Depende de quien lo maneje como se vio esa tarde.
Faena de muleta –marca de la casa- citando de largo y dando tres naturales y el de pecho que se le ovacionan. Estocada. Petición y vuelta al ruedo. ¡Difícil era en esos tiempos cortar una oreja en Madrid!
En el quinto, segundo de su lote, Berenjeno, número 30, negro lombardo, toreó con precauciones con un toro peligroso e irregular de comportamiento. ¡Osú, que diría el maestro! Pinchazo y estocada. Algunos pitos.

Pepín Martín Vázquez, lidió en primer lugar a Coralito, número 19, negro bragado, bueno. Bien con el capote. Faena de muleta con mando, valor y arte. Naturales, molinetes y redondos con gracia torera. Tenía la oreja en la mano; pero mató mal. Pinchazo, estocada y tres descabellos. Vuelta al ruedo.
En su segundo, Aguilillo, número 11, colorado. Faena de muleta con valor aguantando tarascadas. Estocada y descabello. Ovación.

Finalizó esta primera feria de San Isidro de 1947, el día 22, jueves. Cartel: El Estudiante, de verde y oro; Andaluz, de morado y oro y Jaime Marco, El Choni, de rosa y oro.
La corrida quedó en un mano a mano al resultar cogido El Choni al lancear a su primer toro. Luís Gómez, El Estudiante, palmas, silencio y silencio.
Andaluz, silencio, vuelta al ruedo y palmas.
El balance final de la primera feria de San Isidro, en cuanto a la asistencia de público fue un éxito. Todas las tardes lleno.
La Presidencia acertada.

Destacar la corrida del día 16, en la que se lidiaron toros de Alipio Pérez Tabernero Sanchón muy buenos.
Los miuras bravos, con casta y nobles. El segundo de la corrida Pajarito, número 47 fue el más bravo.

Como saben los aficionados, pero nosotros lo aclaramos para los recién llegados a nuestra fiesta, los pesos no se daban en tablilla como hoy. Se conocían en canal, una vez muerto el toro, siendo la media de las corridas de 340 kgs. El toro Corruco, número 14, de Miura pesó en vivo 592 kgs.

Este es el resumen que hemos tratado de dar a conocer, en este modesto ensayo, basado en los programas de mano originales que se entregaban al entrar en la plaza y que figuran en el archivo del autor.