la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 18 de diciembre de 2018

Se empieza diciéndolo y se acaba haciéndolo / por Rafael Comino Delgado



Son consecuencia de las palabras que dijo don Pablo Iglesias, tras las elecciones andaluzas, induciendo  a sus seguidores a salir a la calle y manifestarse -muy violentamente, por cierto- en contra de unos resultados totalmente legales, limpios y legítimos.


Se empieza diciéndolo y se acaba haciéndolo

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Todo el mundo, en España y fuera, conoce ya las amenazas de muerte que ha recibido el maestro Morante de la Puebla, y en esta ocasión no solo por  ser torero, sino también  por su apoyo al partido político VOX. Exactamente son unas pintadas, en su finca, que dicen  "Al nazi, tiro y cuneta", "asesino", "maricón", "torero de pacotilla, acabas como Padilla", entre otras lindezas.

Pues bien, al respecto no nos cabe la menor duda de que:

1) Los autores de dichas pintadas  son de la izquierda radical y, al menos,   simpatizantes de Podemos.

2) Son consecuencia de las palabras que dijo don Pablo Iglesias, tras las elecciones andaluzas, induciendo  a sus seguidores a salir a la calle y manifestarse -muy violentamente, por cierto- en contra de unos resultados totalmente legales, limpios y legítimos. No contento con ello, posteriormente insistió en que  estaba  muy orgulloso de los que habían salido a la calle (arrasando todo lo que encontraron a su paso), en manifestaciones no autorizadas, en Granada, Cádiz, Córdoba... Si don Pablo hubiese dicho que los resultados de las elecciones eran totalmente legales, que se debían aceptar y respetar, no hubiese habido manifestaciones, no se hubiesen destruido cientos de contenedores, muchos coches y no sé cuantos escaparates rotos, no hubiese dicho un miembro de Podemos (aquel bastante obeso que se fotografió con Teresa Rodriguez)  que quería  un fusil para matar fascistas. Y estoy prácticamente seguro de que no se hubiesen hecho las pintadas en la finca  de Morante.

3) Don Pablo Iglesias, y gran parte de sus seguidores, no son demócratas, al contrario son un serio peligro para la libertad y  la democracia en España. 

4) VOX es un partido político totalmente demócrata, que respeta la ley, la constitución y la libertad de la persona. Que yo sepa, ningún miembro  de VOX ha pedido a sus seguidores que salgan a manifestarse  porque Podemos haya sacado  más o menos diputados. Y Podemos es la extremísima izquierda, que quiere traer a España un comunismo tipo soviético, que  sabemos es ausencia de libertad, miseria, tortura, hambre y muerte. 

Aquellos que tachen a VOX de fascista y ultraderecha son verdaderos fascistas, liberticidas y potencialmente criminales.

Espero que los partidos demócratas  condenen contundentemente estos hechos y  apoyen a Morante y a VOX. Así mismo, espero que las fuerzas del orden público localicen, detengan y pongan a disposición judicial, lo antes posible, a los autores materiales de semejante crimen. Si bien, insisto en que ello tienen su origen en las palabras de don Pablo Iglesias.

 Entendemos  que las mencionadas  pintadas (amenazas de muerte) son de inmensa gravedad, como en su día fue la llamada a manifestarse ante unos resultados electorales adversos para ellos, y  que estas cosas se empieza por decirlas, pero siempre hay descerebrados que acaban haciéndolas. 

Finalmente quiero mostrar mi apoyo al maestro Morante, a su familia, a VOX y a todo el que se sienta amenazado por tener  una ideología política democrática, legal y defensora de la paz, la convivencia y la libertad.

Morante de la Puebla haciendo campaña electoral por VOX

¡FELIZ NAVIDAD! 'LOS CAMPANILLEROS' (Villancico)



LOS CAMPANILLEROS DE NAVIDAD
Villancico

En la noche de la noche buena bajo las estrellas por la madruga, 
los pastores con sus campanillas a adorar al niño que ha nacido ya, 
y con devocion... 
van sonando zambombas pandero cantandole coplas al niño de Dios. 


En los campos de mi Andalucia los campanilleros por la madruga, 
me despiertan con sus campanillas y con sus guitarras me hacen llorar. 
y con devocion.... 
van sonando zambombas panderos cantandole coplas al niño de Dios 
No preguntes que pasa esta noche que nadie reposa ni puede dormir, 
no preguntes y canta conmigo que Dios a nacido pa hacerte feliz 
y con devocion... 
van sonando zambombas panderos cantandole coplas al niño de Dios. 
Una senda con polvo de estrellas por entre los montes conduce a Belen 
y tres reyes caminan por ella que vienen buscando al Dios de Isrrael 
y con devocion... 
van sonando zambombas pandero cantandole coplas al niño de Dios. 
Esta noche que Dios ha nacido la gloria del cielo brilla mucho mas 
y en la tierra se abre un camino pa todos los hombre que anelan la paz 
y con devocion... 
van sonando zambombas pandero cantandole coplas al niño de Dios. 
y con devocion... 
van sonando zambombas pandero cantandole coplas al niño de Dios

NAVIDAD. Felicitación de Muriel Feiner





"EL ROJERÍO NO DESCANSA". Otro diciembre bajo represión en América Latina / por Marco Rubio



Los presos políticos y de conciencia de Cuba, Venezuela y Nicaragua son hoy un motivo de reflexión e inspiración por su lucha a favor de los Derechos Humanos y la democracia.

  • Quizá uno de los casos más emblemáticos de violación de derechos humanos en la narco-dictadura de Nicolás Maduro es el del líder de Voluntad Popular Leopoldo López.

Otro diciembre bajo represión en América Latina

El mes de diciembre debería ser sinónimo de alegría, armonía y felicidad. Tristemente, esa no es la realidad de muchos países en nuestro hemisferio, cuyas fiestas navideñas son opacadas por la violación de derechos humanos y represión que enfrentan. Este mes, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció al régimen de Cuba por silenciosamente exportar “mecanismos de terror” por toda Latinoamérica. Bajo el mando de Nicolás Maduro y Daniel Ortega sus países han adoptado esos “mecanismos de terror” para tratar de silenciar y oprimir a sus pueblos.

Los presos políticos y de conciencia de Cuba, Venezuela y Nicaragua son hoy un motivo de reflexión e inspiración por su lucha a favor de los Derechos Humanos y la democracia. La crueldad en contra de líderes democráticos, como los casos de las Damas de Blanco y Eduardo Cardet en Cuba, Leopoldo López y Juan Requesens en Venezuela, Jaime Ampié Machado y Chester Membreño en Nicaragua, dan fe de que en estos tres países reina la opresión y la violación a los derechos humanos de aquellas personas quienes aspiran a vivir en libertad.

Aunque el llamado “presidente” de Cuba no tiene el apellido Castro, la realidad es que Miguel Díaz-Canel sigue las mismas tácticas represivas de sus dos antecesores. Las Damas de Blanco, recientemente galardonadas con el Premio Milton Friedman del Instituto CATO, siguen siendo amedrentadas y son víctimas de ataques por parte del régimen cubano. Estas mujeres, quienes pacíficamente caminan por las calles de Cuba hacia la iglesia con una foto de sus seres queridos cautivos en una mano y un gladiolo blanco en la otra, son ejemplo de valentía y resistencia. El doctor cubano Eduardo Cardet, considerado por la ONG Amnistía Internacional como un preso de conciencia, lleva más de dos años injustamente encarcelado en Cuba por ser un fuerte crítico del dictador Fidel Castro.

Quizá uno de los casos más emblemáticos de violación de derechos humanos en la narco-dictadura de Nicolás Maduro es el del líder de Voluntad Popular Leopoldo López. Tal y como lo he resaltado en varias ocasiones, López fue encarcelado por el régimen para tratar de silenciar su voz como líder opositor y quebrantar su moral. Un caso similar es el del diputado de la Asamblea Nacional Juan Requesens, quien goza de inmunidad parlamentaria y fue arbitrariamente detenido en Caracas bajo falsas acusaciones por el régimen. López y Requesens son culpables de una sola cosa: luchar incansablemente por una Venezuela libre para sus hijos y los hijos de todos los venezolanos.

En abril de este año, miles de nicaragüenses tomaron las calles para protestar en contra del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Muy al estilo cubano, Ortega y su cúpula de paramilitares armados respondieron con una fuerte represión contra el pueblo y sus opositores. Hoy Nicaragua confronta una fuerte crisis económica, política y social donde cientos de personas han sido asesinados y miles están arrestados sin culpabilidad. Jaime Ampié Toledo, activista de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la ciudad de Boaco (CPDH), fue arrestado bajo cargos falsos y fue sentenciado a 10 años de cárcel. Tras las fuertes protestas contra el régimen de Ortega, la casa del activista Chester Membreño fue incendiada en Masaya. Membreño, quien fue secuestrado por los autoconvocados orteguistas, se encuentra privado de la libertad por denunciar enérgicamente al régimen de su país.

Son estas personas, como las Damas de Blanco, Eduardo Cardet, Leopoldo López, Juan Requesens, Jaime Ampié y Chester Membreño, los que nos hacen valorar su lucha por los derechos humanos y la democracia. Es importante que las democracias del hemisferio occidental tomen nota: 

brindar cualquier tipo de legitimidad a estas dictaduras es ser cómplice de las barbaries que cometen contra sus pueblos. Es empoderar al opresor. 

Este mes de diciembre recordemos a todos los presos políticos y de conciencia, quienes son reprimidos y cuyos derechos humanos son violados. Es mi mayor deseo que esta navidad las democracias de las Américas se unan y condenen estas tácticas dañinas que desestabilizan los principios y los valores de la democracia. También, en esta navidad quiero enviar un mensaje de solidaridad y recordarles a todos los presos políticos y de conciencia quienes están injustamente encarcelados que NO están solos. Su lucha no es en vano y su deseo de vivir en un país libre también es el mío.

*Marco Rubio es senador (Partido Republicano) por Florida.

¡No a la vuelta a las andadas! / por Paco Mora



¿Y estos son los de la “memoria histórica”, que tienen tanta compasión para las víctimas de un sector mientras olvidan olímpicamente a las del otro de la incivil guerra del 36, y tal parece que se empeñan en reeditar el fratricida enfrentamiento? ¡Qué pena y qué asco!

¡No a la vuelta a las andadas!

Paco Mora
“Al nazi, tiro y cuneta” le han pintarrajeado a Morante de la Puebla en su finca, entre otras lindezas de parecido jaez. Esa es la respuesta de los “demócratas”, que no han digerido el éxito electoral de VOX en el durante cerca de cuarenta años feudo socialista. Esa es la respuesta al atrevimiento del torero de mostrar su apoyo “in pectore” al partido citado. Dicen que el partido de Abascal es anticonstitucional, fascista, totalitario e intolerante, pero hay que esperar a ver cómo se manifiesta en el futuro. Mientras tanto, los autores de las pintadas ya se han manifestado en toda su barbarie.

¿Y estos son los de la “memoria histórica”, que tienen tanta compasión para las víctimas de un sector mientras olvidan olímpicamente a las del otro de la incivil guerra del 36, y tal parece que se empeñan en reeditar el fratricida enfrentamiento? ¡Qué pena y qué asco! A la vista de tanta necedad y revanchismo descremallerado, a uno le dan ganas de gritar: “¡Que paren este puñetero mundo que yo me bajo!” Y es que sigue habiendo quienes prefieren que la historia de España se continúe escribiendo, corriendo la mitad de los españoles unas veces detrás y otras delante.

Hay que escuchar la voz de las urnas, pero parece que aquellos a los que les iba bien en el machito, tienen miedo a perder sus prebendas, y solo escuchan la voz de su odio al que piensa distinto. Ignoro cuándo y cómo se decantó Morante a favor de VOX, pero estoy casi seguro de que si ha explicitado su respeto hacia dicha formación política es porque ha sido la única que se ha manifestado públicamente en favor de la Fiesta de los Toros. Vamos, que no veo a Morante decantándose por VOX ni por ningún otro partido. Morante de la Puebla es un artista soberano y un hombre tranquilo, y se me antoja que muy poco interesado por la política.

lunes, 17 de diciembre de 2018

"EL ROJERÍO NO DESCANSA". Atacan la finca de Morante por su apoyo a Vox


Pintadas en la finca de Morante. / El Correo

La cerca de la propiedad del diestro de La Puebla 
ha amanecido cubierta de pintadas amenazantes.

Atacan la finca de Morante por su apoyo a Vox


ÁLVARO R. DEL MORAL 
EL CORREO DE SEVILLA, 17.XII.2018
Al nazi tiro y en la cuneta o “Acabarás como Padilla” son sólo algunas de las lindezas que adornan desde esta madrugada la cerca de la finca ribereña que posee Morante de la Pueblaen las orillas del Guadalquivir, a un tiro de piedra de su localidad natal. Su apoyo decidido y desacomplejado a la formación VOX, que ha logrado doce escaños en las recientes elecciones al parlamento andaluz partiendo de la nada, le ha servido para ser objeto de este ataque injustificado.

El propio Santiago Abascal, líder de VOX, ha salido en defensa de su correligionario y amigo señalando a través de su perfil de Twitter que “los políticos que propagan alertas violentas contra los resultados electorales democráticos son responsables de estas acciones totalitarias”.

 

Pintadas amenazantes esta noche contra Morante de La Puebla en su finca de la Puebla Del Río (Sevilla). Los políticos que propagan alertas violentas contra los resultados electorales democráticos son resposables de estas acciones totalitarias.

Morante se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de la formación que lidera Santiago Abascal, que pasó la víspera y toda la jornada electoral en compañía del torero, que le llevó a visitar la tumba de Joselito El Gallo en el cementerio de San Fernando y a la plaza de toros de la finca atacada, en la que entrenaban los hermanos Javier y Borja Jiménez, hijos de Javier Jiménez anterior teniente alcalde popular de Espartinas que hoy figura en las filas de VOX.

En una imagen de archivo, Morante junto a Santiago Abascal en la tumba de Gallito. / El Correo

La presencia de Morante, además, es habitual en los mítines y concentraciones de la formación política. El diestro de La Puebla, además, fue uno de los catalizadores del famoso vídeo en el que al lema de “La reconquista comenzará por tierras andaluzas” se contempla al propio Abascal cabalgando junto a Morante después de una carrera de galgos en la finca que el torero posee cerca de la localidad de El Cuervo. Ese montaje, que se viralizó inmediatamente a través de las redes sociales, fue uno de los primeros golpes de efecto de una formación que podría ser clave para la gobernabilidad de Andalucía si se alcanza un acuerdo con el Partido Popular y Ciudadanos.



Mártires Concepcionistas (I). La II República instauró un régimen de terror en las calles. A las religiosas se les perseguía con especial saña


La Comunidad de Concepcionistas de San José, de Madrid, en la calle Sagasti (luego llamada Mártires Concepcionistas)

Lo que más sorprende de la Repúbica es su fobia anticatólica, algo que no sucedió en ningún otro país cristiano.

Mártires Concepcionistas (I). La II República instauró un régimen de terror en las calles. A las religiosas se les perseguía con especial saña.

Madrid y 16 de julio de 1936. Festividad de la Virgen del Carmen. Las Concepcionistas Franciscanas de San José, del número19 de la madrileña calle de Sagasti, van a representar, dentro de su clausura, el martirio de Santa Inés, para celebrar la onomástica de la madre abadesa, Sor María del Carmen Lacaba. Son 18 mujeres de la Orden de Santa Beatriz de Silva, que cubren sus espaldas con una capa azul cielo, en honor de la Inmaculada.

Sor María del Santísimo Sacramento es la directora de escena, porque tiene unas cualidades innatas de artista. Por su origen humilde carece de estudios, pero posee un don para la música y es la organista y la directora del coro. Las más antiguas de su comunidad la conocen desde niña, porque es la hija de Manuel Prensa, que trabajó como demandadero del monasterio.

Los españoles dieron el triunfo a la derecha en 1933. La izquierda respondió en 1934 con un golpe de Estado.

La representación fue todo un éxito, reconocido con un largo aplauso. Y tras las palmas, se hizo un silencio pesado y embarazoso. Había que ser muy superficial, y ninguna de aquellas mujeres lo era, para no ver las semejanzas del cerco, que los enemigos de la religión habían tendido contra Santa Inés, con la persecución que ellas mismas venían sufriendo desde el 14 de abril de 1931, día en que se había proclamado la Segunda República en España. Y no era un temor infundado el suyo, por eso después de la Guerra Civil, el nombre de la calle de su monasterio, Sagasti, cambió por el de Mártires Concepcionistas.

Esta comunidad fue de Concepcionistas Franciscanas solo desde el año 1878, aunque tenía detrás una historia de siglos como beaterio de la Orden Tercera Franciscana, cuyas integrantes solicitaron ayuda a Sor Patrocinio (1811-1891) para pasar a formar parte de su Orden, que era la fundada por Santa Beatriz de Silva (1437-1492) con el nombre de Orden de la Inmaculada Concepción.

El beaterio fue fundado en 1638 por iniciativa de María Antonia de Cristo Ocampo, mujer de grandes penitencias, fe y caridad, que poseía el discernimiento de espíritus y a la que se la atribuyeron algunos milagros. Tenían como finalidad “recoger a mujeres y apartarlas del pecado”. Vivían de la limosna. En 1653, el rey Felipe IV (1621-1665) mandó que el Real Consejo tomara al beaterio bajo su protección y amparo. El año 1666, su segunda esposa y reina regente de Carlos II (1665-1700), Mariana de Austria (1634-1696), le concedió una renta perpetua de tres mil ducados de vellón.

La proclamación de la Segunda República abrió una etapa de terror por la persecución religiosa.

En el siglo XIX las religiosas del beaterio padecieron las leyes antirreligiosas. Fueron expulsadas de su convento y tuvieron que refugiarse en el de la Concepción Jerónima de Madrid. Y en 1877 el cardenal de Toledo, Francisco A. Lorenzana, transmitió a Sor Patrocinio el deseo de las beatas de San José de pasar a formar parte de la Orden de las Concepcionistas Franciscanas.

“La reforma de la ejemplar comunidad de beatas de San José —cuenta la secretaria de Sor Patrocinio— se verificó al propio tiempo que la de Almería. Fue de abadesa la Reverenda Madre Sor María Catalina de los Dolores con dos religiosas más; una para vicaria y la otra para maestra de novicias.

Con la solemnidad que el caso requería, tomaron el santo hábito de nuestra Madre Purísima el día 8 de diciembre de 1878 las religiosas de toda aquella venerable comunidad, practicando, con edificante fervor y santo gozo, el año de noviciado y con la aprobación y bendición especial de Su Santidad, el Papa Pío IX, pronunciaron todas y cada una sus votos solemnes, profesando nuestra santa Regla y Constituciones de la Orden de la Purísima Concepción Francisca Descalza, que siempre han seguido y siguen cumpliendo exactísimamente y a satisfacción de los prelados.

Verificada la profesión solemne y perfectamente instruidas en nuestras costumbres y método de vida común, regresaron al convento de Santa Isabel de Madrid la Reverenda Madre Dolores y las dos religiosas que la habían acompañado a la reforma, quedando ya la nueva comunidad con su abadesa, vicaria, maestra de novicias y demás cargos de comunidad, todo perfectamente arreglado, con aprobación de los superiores”.

La proclamación de la Segunda República (14-IV-1931) abrió una etapa de inseguridad y de miedo por causa de la persecución religiosa, promovida y ejecutada por los socialistas y los comunistas. La madre abadesa de las Concepcionistas de San José, ante el clima de terror generado por los partidos de izquierda, decidió que todas las monjas se proveyeran de ropas de seglar, por si había que abandonar el convento sin el hábito.

Y eso es lo que sucedió el día 11 de mayo de 1931. Ni siquiera había transcurrido un mes desde la proclamación de la Segunda República, cuando los revolucionarios comenzaron a quemar iglesias y conventos. Las Concepcionistas de San José de la calle de Sagasti, tuvieron que abandonar a toda prisa el suyo y se refugiaron en una casa del número 5 de la calle Maldonado, donde permanecieron escondidas durante 26 días.

El día 18 de julio de 1936 por la tarde habían traspasado la clausura los gritos de ¡Mueran las monjas!  

Poco después de regresar, saltaba de nuevo la alarma que indicaba que había que abandonar por segunda vez el convento. Permanecieron fuera del monasterio de cuatro a seis días. Y esta vez no eran los incendios los que amenazaban su integridad, sino la celebración de las elecciones a Cortes Constituyentes del 27 de junio de 1931, porque los socialistas y los comunistas tenían intimidada a la población mediante actos de violencia, destrozos en el mobiliario y hasta quemas de alguna iglesia y casa religiosa. Y fue en este ambiente de miedo como las izquierdas ganaron las elecciones y se hicieron con la mayoría de los escaños.

Las leyes sectarias del Parlamento y la actividad continua de los revolucionarios, en la calle hicieron que la tensión y el sobresalto se convirtieran en los compañeros inseparables de las Concepcionistas de San José de la calle de Sagasti. Una de ellas ha dejado este testimonio: “Pasábamos días frecuentes de intranquilidad y angustia, siempre que ocurría algún suceso por el cual se temiese reacciones violentas de las masas, pues la fiera estaba en casa y andaba suelta. En estas ocasiones, cuando nos avisaban de posibles peligros, toda la comunidad pasaba la noche en oración ante el Santísimo y además se hacía mucha penitencia, en privado y en público. Esto ocurrió muchas veces”.

“Si las circunstancias lo pidieran, ¿estaríais dispuestas a dar la vida para manteneros fieles a vuestros compromisos de almas consagradas?” Todas contestaron con un sí firme e incondicional.

La tensión fue en aumento y los españoles respondieron en las urnas, dando la victoria a las derechas en noviembre de 1933. Pero los perdedores respondieron con un golpe de Estado. Y tras el fracaso del golpe de Estado, que dieron los socialistas en 1934, sus dirigentes por boca de Largo Caballero proclamaban con toda claridad cuál iba a ser su estrategia a seguir: “Cuando nos lancemos a la calle por segunda vez, que no se nos hable de generosidad y no se nos culpe, si los excesos de la revolución se extreman hasta el punto de no respetar cosas ni personas”.

De modo que, si ya antes había habido motivos para que las monjas abandonasen el convento vestidas con ropas de seglar, el terror generado por los socialistas y los comunistas para intimidar a los votantes en las elecciones de febrero de 1936, las empujaron de nuevo a refugiarse fuera del claustro por tercera vez. Y esta huida iba a ser la penúltima. En esta ocasión permanecieron escondidas fuera del monasterio 36 días.

La última vez que salieron huyendo de su convento fue el día siguiente de que estallara la Guerra Civil. El día 18 de julio de 1936 por la tarde habían traspasado la clausura los gritos de ¡Mueran las monjas! Al día siguiente, como era su costumbre, asistieron a la santa misa a las ocho de la mañana. Y, cuando iban recogidas camino del comedor, la madre abadesa les dio la orden de volver al coro para consumir el Santísimo.

El capellán, con rostro de grave preocupación, distribuyó todas las sagradas formas a las religiosas. Y al finalizar, se dirigió a ellas en voz alta y las hizo esta pregunta: “Si las circunstancias lo pidieran, ¿estaríais dispuestas a dar la vida para manteneros fieles a vuestros compromisos de almas consagradas?”

Todas contestaron un sí firme e incondicional, y marcharon apresuradamente a quitarse el hábito, para vestirse de seglar. 

Hicieron unos hatillos con lo más imprescindible y se dispusieron a abandonar el monasterio por grupos y espaciadamente. Por la tarde, las 18 Concepcionistas de la calle de Sagasti estaban todas reunidas en el número 45 de la calle de Manuel Silvela, un piso con una capacidad para una familia de cinco o seis personas, que tenían alquilado desde las elecciones de febrero de 1936.