la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 30 de abril de 2016

La feria de Córdoba de 2016 o el parto de los montes / por J.A. del Moral



"...aparte la corrida en la que actuarán juntos Morante, El Juli y Talavante, la que se anuncia como conmemorativa del 25 aniversario de Finito de Córdoba será en solitario frente a seis toros de distintas ganaderías..."

    EL LLENAZO QUE NO VEREMOS

    En fin, que esta especie de parto de los montes solo servirá para seguir tirando pobremente y, quien sabe, si será el anuncio de otra renuncia empresarial más e irán…

    La feria de Córdoba de 2016 o el parto de los montes

    Cuando la potentísima empresa mexicana de los Bailleres fijó su mirada en la plaza de toros de Córdoba para regirla y, según ellos, también para “salvarla” de las fallidas gestiones anteriores después de fracasar ellos en los intentos de regentar otros cosos de importancia como el maestrante de Sevilla, todos los aficionados y sobre todo los cordobeses, nos alegramos de tamaño desembarco. Nos alegramos en la absoluta seguridad de que, esta vez, la aventura sería positiva y definitiva.

    El año pasado empezaron muy pronto a tomar medidas con altruistas propuestas de regeneración del ambiente taurino en la Ciudad de los Califas, ventas de abonos con facilidades de pago incluidas, y no sé cuantas actividades culturales para envolver debidamente el producto definitivo. Pero cuando se anunciaron los carteles de la Feria de La Salud, a muchos se nos cayeron los palos del sombrajo y el caso fue que el ciclo volvió a fracasar económicamente hablando como venía sucediendo en la mayoría de las ediciones anteriores. Hasta los hermanos Pablo y Oscar Chopera fracasaron y con eso está dicho casi todo…

    Pero es que, de lo que precisamente se trataba la última buena nueva, consistía en provocar la general creencia de que la nueva grandísima empresa mexicana asociada con la no tan grande española, no ahorrarían nada en pos de lograr una feria de superlujo renunciando incluso a ganar dinero como inequívoca señal de su propósito inversor de cara al futuro.

    Desgraciadamente y por lo que ha empezado a suceder este año, todo hace indicar que los millonarios manitos no están dispuestos a dilapidar ni un solo euro más. Y por eso, han terminado por no aceptar como supuesto remedio principal a José Tomás quien, como siempre últimamente, pide el oro y el moro cada vez que algún empresario intenta contratarle. El oro es la enorme cantidad de euros que demanda, lo que supone que en sus carteles sea él quien se lleva la mayor parte de la bolsa con notable diferencia. Y el moro, que no solo quiere que las empresas le paguen un dineral sino que, a la vez, su organización se hace cargo de la reventa y, para colmo de los colmos, hasta demandan altísimas cifras a las organizaciones hosteleras de la ciudad elegida para hacer creer al personal – publicitariamente hablando, me refiero – de que en los hoteles y restaurantes del lugar pondrán carteles de no hay billetes ni, por tanto, habrán sitios disponibles en las fechas señaladas para la celebración del “descomunal” e “histórico” acontecimiento.

    Todo esto es un escándalo tan grande que, una vez descubierto aunque seamos poquísimos los que venimos denunciándolo, debería terminar en los tribunales. ¿Un atraco con mayúsculas?

    En este intento atracador, la pretensión de contratar al ínclito galapagarino para la feria cordobesa se ha ido al garete demasiado tarde porque esta es otra por parte del mitificado diestro: que cada vez que se habla de que ya está asegurada su presencia, pasan meses y meses sin respuesta definitiva y, cuando se sabe finalmente que no actuará, apenas queda tiempo para organizar un ciclo de repuesto medianamente atractivo. Es lo ha ocurrido en no pocas plazas en las campañas anteriores y lo que acaba de pasar en Córdoba.

    Ayer mismo me enteré en el transcurso de la magnífica de conferencia del doctor Máximo García Padrós organizada por el Circulo Taurino de Córdoba, de cómo iban a ser las corridas de la próxima Feria de la Salud y me quedé de piedra.
    ¿Por qué? Porque aparte la corrida en la que actuarán juntos Morante, El Juli y Talavante, la que se anuncia como conmemorativa del 25 aniversario de Finito de Córdoba será en solitario frente a seis toros de distintas ganaderías.

    Un hermoso y atractivo propósito que hubiera tenido sentido cuando Finito todavía era capaz de llevarlo a cabo con seguro éxito artístico y económico. Desgraciadamente, ahora no podrá serlo en la economía y ya veremos cómo termina artísticamente hablando. Claro que, con que cuajara un solo toro de los seis, nos conformaríamos y hasta lo celebraríamos. Pero eso no bastaría de cara a la regeneración del ambiente taurino en la ciudad califal y mucho menos para que esta feria y esta plaza se salven.

    ¿No creen que hubiera sido mucho mejor conmemorar las bodas de plata de Finito con un cartel de gran fuste veterano y muy atractiva actualidad encabezado por ejemplo por Enrique Ponce y cerrado con la máxima novedad del momento, Andrés Roca Rey? Por supuesto que habría sido muy caro de organizar. Pero son precisamente estos carteles los únicos que podrían disparar el interés y los que demostrarían indudablemente que los empresarios mexicanos están verdaderamente dispuestos a invertir de cara al futuro.

    Y lo peor es lo que también escuché decir en la conferencia del doctor García Padrós: que la anunciada corrida en solitario de Finito correrá por cuenta tanto en imposibles ganancias como en seguras pérdidas – Dios no lo permita – del propio protagonista. La repanocha si esto fuera cierto. Será así, según muchos de los asistentes a la mencionada conferencia.

    Item más: ¿Por qué tampoco se ha contratado al que ya será matador de toros, Ginés Marín, después de su gran triunfo en el festival a beneficio de los enfermos de cáncer? Otro posible aliciente desperdiciado.

    En fin, que esta especie de parto de los montes solo servirá para seguir tirando pobremente y, quien sabe, si será el anuncio de otra renuncia empresarial más e irán…

MANOLETE Y DON ÁLVARO DOMECQ “UNA LECCIÓN DE TOREO.” / por José María Sánchez Martínez-Rivero



MANOLETE Y DON ÁLVARO DOMECQ

“UNA LECCIÓN DE TOREO.”

José María Sánchez Martínez-Rivero
Abril de 2016, en Collado-Villalba.

La pluma de José Luís de Córdoba nos relata la faena:

“Presidiario”, castaño, número 35, de la ganadería salmantina de don Antonio Pérez de San Fernando. Manuel Rodríguez Sánchez, de Córdoba, tierra de toreros caros. He aquí las figuras centrales de la apoteosis triunfal que presenció el público que ayer, primer día de la feria de Nuestra Señora de la Salud, llenó “hasta la bandera” este coso que en tiempos fuera teatro de las bizarras gestas de los Lagartijos, Guerritas, los Machaquitos... Nos daba a nosotros el corazón que este “Presidiario” con tipo y hechuras de toro y con dos “cucharas”, estaba destinado - predestinado – a que Manolete dijera sus paisanos, con la elocuencia de su arte, lo que sus paisanos – los que se quedan, los que no viajan- han leído tantas veces en los papeles, pero que hasta aquí no han tenido la suerte – la inmensa suerte – de ver, de saborear, de degustar... el triunfo redondo. Lo presentimos nosotros ya por la mañana, cuando en el sorteo este toro vino a “tocarle “ a Manolete.

Manolete vio en “Presidiario”, sin duda, el toro del escándalo. Porque a las primeras de cambio empezó a llevar la lidia como él suele en casos análogos y hasta recomendó a la Presidencia, ya en varas, el cambio de suerte. Y, en efecto, vino la faena. Esa faena que “no puede ser más”. Esa faena en que la emoción suele dar al espectador una verdadera paliza, a fuerza de gritos inarticulados, de ruidoso palmoteo y de delirantes aclamaciones. Faena definitiva con un toro que tuvo la suerte de encontrarse en un ruedo con un gran torero. A un torero de su horma que supo emborracharse de arte y ligar lo artístico con lo emocionante y lo gallardo con lo sublime...”

Manolete en su primer toro, de nombre Negrero, número 30, negro lombardo, había triunfado con corte de oreja ante un toro receloso y descompuesto en la embestida.

Al final, tres orejas y rabo. Que más da el global de su actuación si en el ruedo quedó escrita una página de oro en la tauromaquia de Manuel Rodríguez.

La corrida bien presentada salió a un promedio de 253,500 Kgs. en canal. Toros con poco peso pero de gran movilidad, esa movilidad a la que ha de adaptarse el torero para poder hacer faena. 

Pepe Bienvenida y Juan Mari Pérez Tabernero, cumplieron. 

Por delante fue el rejoneador don Álvaro Domecq que dio la estampa gallarda y de honda exaltación andaluza con sus caballos. Tuvo una actuación magnífica rejoneando un novillo-toro. Fue bravo y noble y la Presidencia le otorgó una oreja.

Ya en el anuncio, en programa de mano, de esta corrida se decía lo que sería santo y seña de este rejoneador, es decir, torear siempre sin cobrar honorarios dedicando estos a obras benéficas. En el programa de mano se anunciaba:

PRIMERA PARTE.- Se rejoneará UN BRAVO NOVILLO-TORO de la acreditada ganadería de don Esteban González, de Utrera (Sevilla), con divisa celeste y rosa, por el rejoneador Don Álvaro Domecq, y caso de que dicho novillo no muera de los rejones será estoqueado por el valiente novillero Facundo Rojas “Estudiante II”.

Peones auxiliares Bernardo Muñoz “Carnicerito” y Pepito Sánchez.

El importe íntegro de sus honorarios, de todas sus actuaciones, lo dedica este extraordinario caballero rejoneador directamente al Hogar de Niños Pobres del Instituto de Jerez de la frontera.

Como espectador privilegiado, el caballero jerezano, vio la faena que Manolete hizo al toro Presidiario y ante la que quedó maravillado. 

Don Álvaro Domecq, mandó disecar la cabeza del toro regalándosela a Manolete con la siguiente inscripción:

Te devuelvo el brindis de Jerez con la cabeza del toro Presidiario número 35, de la ganadería de Antonio Pérez de San Fernando, en el que demostraste a la afición de Córdoba, lo que vales como torero. Lo que vales como amigo que me lo pregunten a mí, que te considero como el mejor.

Álvaro Domecq.

¿A que brindis se refería don Álvaro? Se refería al brindis que Manolete le hizo de su primer toro en la corrida celebrada en Jerez de la Frontera el día 30 de abril de 1944, en la que alternó con Pepe Bienvenida y Miguel del Pino. El brindis fue este:

-Te brindo la muerte de este toro por nuestra amistad que será eterna.

Y así fue, pues, don Álvaro le profesó cariño, amistad, admiración y rezos hasta su muerte. 

Solía contar Don Álvaro que, cuando Manolete paseaba con él por Jerez, se retrasaba un poco para verle andar. Exclamaba lleno de admiración: 

¡Coño, ahí va un torero! 

Porque el diestro cordobés andaba en torero en la plaza y en la calle. 

En cuanto a la doma de los caballos de rejoneo decía: 

Recuerdo una vez que fui a Albacete a torear y me llega un señor y me dice: “¿Me podría explicar cómo le pide usted al caballo esto o lo otro? 


Yo no se lo puedo explicar. Yo lo voy a hacer y si usted lo nota me lo dice. 

Efectué unos pasos y órdenes con el caballo. 

Pues, no noto nada. 

Le respondí: eso es lo que yo quería, que usted no lo notara. 

Vemos como la doma era tan perfecta que el curioso no observó nada.

Ahí está el secreto.

La crónica precedente y anécdotas vienen a cuento para ilustrar, someramente, a los aficionados que se acercan -por primera vez-, al mundo del toro como los que ya lo son de antaño, para demostrar la inmensa amistad que tenía Don Álvaro Domecq y Díez con el Monstruo de Córdoba, Manuel Rodríguez, Manolete.

En este ensayo queremos centrarnos en la vida taurina del “Centauro de Jerez”, don Álvaro Domecq y Díez en su relación, con la también vida taurina de Manuel Rodríguez.

Nace don Álvaro en Jerez de la Frontera (Cádiz), el 1 de julio de 1917, hijo de don Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio y de María Josefa Romero, en una familia vinculada, durante generaciones, a la crianza del vino y de los caballos. Es, pues, claro, que la afición a los caballos le vino desde la cuna.

Paralelamente, en Córdoba viene al mundo Manuel Rodríguez, Manolete, el 4 de julio de 1917 -tres días más tarde-, hijo de Manuel Rodríguez, Manolete y de Angustias Sánchez Martínez.

Comenzaban a gestarse las vidas paralelas de ambos.

En 1930 don Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, compra las ganaderías del Bocao y del Duque de Veragua así como la finca Jandilla. Se asocian caballos y toros, la pasión que más tarde, tendrá su hijo Álvaro. Cinco años después comienza sus andanzas taurinas rejoneando, en un festival benéfico, en Santander, por incomparecencia de la rejoneadora que debía actuar, un novillo con gran destreza y acierto. La contienda civil hace que hasta 1943 no vuelva a lancear a caballo.

Actuó en los ruedos seis años, siempre en festivales benéficos o en corridas de toros -donando sus honorarios-, para levantar el Oratorio Festivo Domingo Savio y las Escuelas Rurales de Jandilla para la educación de niños pobres. Por su desinteresada labor, le fue otorgada la Gran Cruz de Beneficencia, el 11 de octubre de 1945. La imposición tuvo lugar el 13 de noviembre, del mismo año, por el Gobernador Civil de Cádiz, en la plaza de toros de Jerez, durante la celebración de un festival en su honor y en el que rejoneó con su arte y maestría. 

El festival fue un éxito. Rejonearon don Juan Belmonte y Simao Da Veiga junto al homenajeado. Encabezaba el desfile de las cuadrillas un coche de mulillas enjaezadas, con los cocheros de corto en el pescante, y las presidentas ataviadas con la clásica mantilla española. Bella estampa andaluza. 

Durante su vida en los ruedos compartió cartel con las máximas figuras del toreo de la época a saber: Manolete, Pepe Luís Vázquez, Domingo Ortega, los Bienvenidas etc. etc.

Pero con quien más alternó fue con su amigo Manolete. Lo hizo en 26 tardes entre los años, 1944, 1945 y 1946. 

La primera de ellas -un festival-, tuvo lugar en la plaza de toros de Málaga, el 6 de enero de 1944 rejoneando un toro de Hidalgo. Sus compañeros de terna fueron Manolete y Pepe Luís Vázquez.

Sigue rejoneando –compartiendo cartel con Manolete- en Sevilla, Córdoba, Barcelona, dos tardes; Madrid, Alicante, Valencia y otras muchas plazas más cerrando la temporada en Gerona, el 29 de noviembre, lidiando reses de Antonio Pérez al lado de Pepe Bienvenida, Manolete y Curro Caro. Los triunfos eran incontables.

De gran importancia fue la corrida celebrada en Cádiz, el jueves 31 de agosto de 1944, presentación del diestro mexicano Carlos Arruza en Andalucía, en la que se anunciaron en cartel que poseemos:

Siete toros de la ganadería de herederos de don Juan Pedro de Domecq (antigua Veragua), el primero será rejoneado por el gran jinete jerezano y maestro del toreo a caballo D. Álvaro de Domecq y los seis restantes para: Domingo Ortega, Manuel Rodríguez, Manolete y Carlos Arruza.

La barrera de sombra costaba 250 pesetas y la de sol 60. La entrada más barata valía 20 pesetas.


Finaliza don Álvaro la temporada de 1944, el 3 de diciembre, actuando en el festival del Regimiento de Artillería de Córdoba lidiando un novillo de Antonio Pérez Tabernero. Alternaron con él Manolete, Juan Mari Pérez Tabernero, Pepe Martín –aficionado amigo de Manolete- y Fernando Pérez Tabernero.

El jinete jerezano estuvo en su novillo, magistral y cortó una oreja. Este novillo se lo brindó al gran rejoneador cordobés Antonio Cañero. 

En 1945 actúa en siete tardes al lado del diestro cordobés. La primera el 5 de mayo en La Coruña y la última en Barcelona lidiando toros de Clairac junto a Manolete, Carlos Arruza, Pepe Martín y Parrita. También lo hizo con lo más granado del rejoneo de esa época: Conchita Cintrón, Juan Belmonte, Duque de Pinohermoso y el portugués Simao Da Veiga. 


En 1946, Manolete se encontraba en plena temporada en México por lo que decidió no torear en España más que la corrida de Beneficencia que se celebró en Madrid, el 19 de septiembre de ese año, con un éxito apoteósico de Manolete –dos orejas-, y don Álvaro. Éste rejoneó un toro de Fermín Bohórquez. Su labor fue magnífica y al no morir el toro del rejón de muerte echó pié a tierra muleteando de manera colosal y matando de estocada y descabello por lo que el público pidió la oreja que le fue otorgada por el Presidente. El toro de Bohórquez fue bueno. Esta fue su última corrida al lado del Monstruo de Córdoba.


Completaban el cartel: Gitanillo de Triana, de grana y oro; Manolete, de celeste y oro; Antonio Bienvenida, de grana y oro y Luís Miguel Dominguín de blanco y oro. Los toros de Carlos Núñez fueron excepcionales. Todos estos datos y otros están reflejados en el programa de mano de la época en el apartado “Juicio de la corrida por el propio aficionado” que obra en nuestro archivo.

Entre 1945 y 1946 rejoneó en 40 tardes. También actuó en México. En el año 1948 hace el paseíllo en 21 ocasiones. Se retira oficialmente en 1949, pero al año siguiente solo lo hace en una corrida que tenía comprometida con anterioridad.

El día uno de septiembre, otorga la alternativa a su hijo –, Álvaro Domecq Romero, más tarde figura del rejoneo-, en una corrida celebrada en El Puerto de Santa María. El recién doctorado cortó una oreja. El padrino de la ceremonia dio la vuelta al ruedo. 

También doctoró a su nieto Luís Domecq en la plaza de toros de Ronda el 11 de septiembre de 1988.

Don Álvaro habla sobre el caballo: 

Un caballo se doma con el arte del jinete. Yo recuerdo que Nuncio me preguntó un día: ¿Cuál era mi libro? Y le respondí, mi libro es el caballo. 

El caballo tiene que tener su personalidad, como el torero. Él tiene su sentido del toro. Tú le ayudas, tú le pones; pero si no lo hace él, tú no lo inventas. 

Sus compañeros y matadores de a pié opinaban de él: 

Era la armonía montada a caballo. 

Cae a caballo fenomenal. 

Se reunía su prestancia, lo armónico con el caballo, porque también hay que tener armonía, hay que caer bien sentado en el caballo. Él estaba unido con el caballo. 

El jinete jerezano nos enseña que es el rejoneo y como ha de hacerse: 

El rejoneo tiene que parecerse al toreo a pié. No se puede clavar por sorpresa. Hay que ir toreando de frente y que el toro te vea. Tienes que tener el caballo domado para que llegue en el momento oportuno. Para eso hay que tener un caballo muy bueno, muy bien domado; porque un par de banderillas lo pone cualquiera. Lo importante es ponerlo bien. Poner el caballo de frente dándole el pecho al toro como lo hacen los banderilleros de a pié. 

Excelente ganadero -Torrestrella es su ganadería-, fue creador del encaste Domecq, aunque siempre decía cuando se le comentaba: 

Bueno ya veremos... 

Los años hicieron del jinete jerezano uno de los símbolos del arte y señorío taurino. Falleció a los 88 años. Fue escritor taurino. Colaboró en El Ruedo, Blanco y Negro y ABC entre otros.


En Linares, el fatídico 28 de agosto de 1947, se encontraba presenciando la corrida en una barrera cuando tuvo lugar la gravísima cornada de “Islero” a Manolete. Asistió en sus últimos momentos al diestro de Córdoba y fue nombrado por doña Angustias Sánchez –madre de Manolete-, albacea testamentario labor que ejerció de manera ejemplar.

El poeta gaditano José María Pemán escribió sobre el jinete jerezano:

Álvaro cuando sales al ruedo y haces avanzar a Espléndida con ese “paso nadado” que se recrea en cada movimiento sin prisa del siguiente, como influida por la doma atávica de muchos jinetes que nunca tuvieron prisa por llegar; cuando luego, esquivas la embestida con una geometría audaz e inteligente parece que no haces nada, pero en tu arte va disimulado toda la larga paciencia de muchas mañanas de brega y ejercicio, pisando el rocío sobre la hierba fresca de los campos de Jerez.

Otro poeta Rafael Duyos le dedicó:

¡Corre caballito, corre,

mira que el toro te ve!

¡No me coge! ¡No me coge! 

¡A mí que me va a coger!

¿No veis que me monta el amo?

¡Voy con Álvaro Domecq!




Gran Corrida de Beneficencia de 1944 Manolete y Álvaro Domecq, y Luis Gómez El Estudiante en primer plano. Ángel Luis Bienvenida conversa con el Generalísimo Franco.

viernes, 29 de abril de 2016

Rafa Nadal abanderado en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.



El tenista Rafa Nadal será el abanderado de la delegación española en la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de este verano, según determinó este miércoles la Junta de Federaciones Olímpicas reunida en el Comité Olímpico Español (COE).

El de Manacor, de 29 años y campeón olímpico en Pekín en 2008, era el principal candidato para portar la enseña nacional en la apertura de la cita, que se celebrará en el mítico estadio de Maracaná el próximo 5 de agosto.

Ézaro: El buen yantar... a la gallega.


Pulpo á feira


Redacción 'Del toro al infinito'
Madrid, 29 de Abril de 2016.-
Si se va a tomar el aperitivo al restaurante Ézaro hay que ir en ayunas de más de un día. Los amigos gallegos son así de obsequiosos con sus cosas de cocina en su natural amabilidad y gracejo. Los manjares de la tierra van saliendo a modo de ritual provocando el asombro del atónito comensal ¡qué barbaridad! pero la boca se va haciendo agua y la voracidad, más que el saludable apetito, brota cual rugido del cineasta león de la "Metro". 
Platos y fuentes ciclópeas que portan manjares que bien podrían avituallar a una guarnición de la Legión. El copioso pulpo á feira nos recuerda las fantasías de Julio Verne por el fondo de los mares con el nautilus abrazado por los tentáculos del cefalópodo pavoroso, seguido del suculento jarrete de ternera asado y chorreado en su salsa que irrumpe con su imponente hueso cual trofeo céltico de pobladores galaicos. 

En esta monumentalidad gastronómica qué menos que la cabeza del animalito más valorado entre fogones y manteles como es el cerdo del que se dice: "de él me gusta todo hasta sus andares..", sí señor, una cachola enterita con su morro, jeta y orejas, que ha hervido junto con la pata do porco, más conocido por lacón, entre grelos y cachelos.   Ay.. que sudores entre alvariños y ribeiros refrescando el gaznate, y el toque del gaitero para cánticos nostálgicos de la terra galega para un brindis con oruxo de sus aguardenteiros, y así, todos ahítos y contentos pensando en la siguiente...: ¡comamos y bebamos y cantemos y holguemos, que mañana ayunaremos!.


Jarrete de Ternera


 Lacón con grelos y cachelos o patatas
Cachola, o cabeza de cerdo, con grelos y patatas


Una sociedad enferma / por Rafael Comino Delgado



Bien pues, así las cosas yo digo:
-Que el terrorista Otegui ha hablado en el Parlamente europeo invitado por Podemos e IU, según ha publicado la prensa.

Una sociedad enferma

Rafael Comino Delgado*
El Consejero de Justicia de la Junta de Andalucía, que no es santo de mi devoción, ha dicho que "si sube Podemos en las próximas elecciones, es que la sociedad está enferma", y le han montado un escándalo pidiendo su dimisión y exigiéndole que pida disculpas.

Pero yo no soy Consejero, ni estoy en Política, ni tengo filiación política, aunque si tengo mis convicciones y mi opinión, que la digo sin insultar a nadie.

Miren Vds. si decimos, a una mujer casta, recatada y totalmente fiel a su marido que es una prostituta la estamos insultando, pero si se lo decimos a una prostituta, que tiene carnet de ello, que trabaja en ello y vive de ello, no la ofendemos. Bien pues, así las cosas yo digo:

-Que el terrorista Otegui ha hablado en el Parlamente europeo invitado por Podemos e IU, según ha publicado la prensa.

-Que Maite Pagazaurtundúa y Teresa Jiménez Becerril escribieron una carta al presidente del Parlamente europeo para que le impidiera hablar, carta que firmaron PP, Ciudadanos e independientes del Grupo ALDE, pero no la quisieron firmar PSOE y PNV.

- Que Pablo Iglesias, en numerosas ocasiones, se ha mostrado muy amble y comprensivo con ETA y con Otegui, del que dice es un hombre de Paz.

-Que a mí me parecer Pablo Iglesias está más cerca de ETA que de sus víctimas y de las personas decentes de este país. 

-Me pregunto, ¿quién es más terrorista el que aprieta el gatillo, el que da la orden de apretar el gatillo o el que no hace nada para que no se apriete el gatillo, pudiendo hacerlo? Que cada uno saque sus conclusiones.

-Qué ahora sabemos, sin lugar a dudas, donde está cada cual en España, aunque lo sospechábamos. 

-Por tanto, cuando dentro de un par de meses vayamos a las urnas aquellos que voten a Podemos o a IU, ya saben que están votando opciones políticas favorables a pasear los terroristas por Europa tratando de blanquearles las manos manchadas con sangre de sus víctimas. Luego intentaran dar explicaciones falsas, pero serán cómplices de los terroristas. 

Y los que echen la papeleta para el PSOE o el PNV, ¿en que se convierten? Dedúzcanlo Vds. mismos. No invitaron a los terroristas pero no hicieron nada para impedir que hablaran en Bruselas, miraron para otro lado. 

No obstante tenemos la seguridad que muchos españoles van a votar a esas formaciones políticas, por eso decimos que la sociedad española es una sociedad enferma, muy enferma, que le dan igual el crimen, la tiranía, la pérdida de libertad. Si eso no es estar enfermo de la mente que venga Dios y lo vea. 

Señoras y Señores, ¡Podemos es un gravísimo peligro para la democracias española! El que no lo vea es que está ciego.
--
*Rafael Comino Delgado* es catedrático de medicina de la Universidad de Cádiz.

David Mora: "Por ser torero vale la pena todo, hasta los momentos malos"


(Foto: Arjona)

"A nivel artístico me estoy encontrando muy bien y parece que estoy creciendo, no me he estancado"


David Mora: 
"Por ser torero vale la pena todo, hasta los momentos malos"

“Por ser torero vale la pena todo, hasta los momentos malos”. Son palabras de David Mora, protagonista del número de la pasada semana de Aplausos. El madrileño asegura haberse sentido cómodo ante el toro en el inicio de la temporada de su regreso a los ruedos: “A nivel artístico me estoy encontrando muy bien y parece que estoy creciendo, no me he estancado. Estadísticamente, tanto en Valencia como en Sevilla me hubiese gustado puntuar porque el triunfo lo tenía en la mano y claro, cuando uno corta las orejas parece que todo tenga más importancia y rotundidad. Pero la sensación ha sido muy buena y muy ilusionante de cara a la temporada”, expone el propio diestro.

La cuestión física ya es otro cantar. Aunque se le nota prácticamente recuperado, “mantengo esa misma sensación de saber que una pierna no responde igual que la otra”, admite; “son sensaciones interiores que van conmigo siempre y lo que pretendo es que no se noten, que el público no las aprecie”, comenta, y continúa: “La reaparición llegó muy pronto. Había pasado un año y apenas podía mover la pierna. No fue hasta agosto o septiembre del año pasado cuando comencé a verme seguro. Fue entonces cuando comenzó la preparación de verdad, controlando la alimentación y el peso, el físico… De eso hace muy poco, por eso todavía estoy en un proceso de adaptación. Sé que alguna tarde he podido estar mejor de lo que he estado, pero creo que era el momento de reaparecer, de tomar la decisión de ir hacia adelante porque, de lo contrario, también soy consciente de que el tiempo podría haber borrado la memoria de público y empresas, y eso que siempre he sentido el cariño y el apoyo de todos. Por eso tuve que acelerar y adelantar los plazos de recuperación, ponerme fecha y decir sí a algo que era muy difícil. Sabía que había que correr”.

-Imagino que coger la forma física y afinar su figura no habrá sido fácil.

-Estoy en el mismo peso que cuando sufrí el percance. Tengo que seguir trabajando porque es un tema muy delicado. Si dejo de comer para perder más músculo o corro mucho o hago demasiada bicicleta, la pierna se me queda muy delgada con respecto a la otra, por lo que tengo que ir compensando y no perder mucho.

-Y la herida, ¿se ha curado mentalmente?

-Eso se va curando poco a poco. También es cierto que si hubiera cortado las orejas, todo se afrontaría con una mayor alegría. Pero todavía quedan muchos puertos de temporada por escalar y los afronto con mucha moral porque las sensaciones están siendo muy buenas. Todavía estoy en proceso de adaptarme a esa sensación de saber que eres capaz, que sientes que puedes. Imagino que la normalidad llegará cuando sea capaz de hacer una temporada importante y sentir que he vencido esos momentos duros, hasta entonces siempre te ronda por la mente esa incertidumbre y algunos pensamientos que imagino que desaparecerán.

-Imagino que habrá sido un proceso de adaptación a todo, a los viajes, los hoteles, los miedos, el vestido de luces, los patios de cuadrillas…

-Es algo que siempre deseaba que volviera porque cuando lo ves tan lejano, lo echas de menos. Luego, cuando ya lo estás sintiendo, y encima puedes escuchar esos olés como los de Sevilla, te das cuenta de que la lucha ha valido la pena. Seguiré peleando de ahora en adelante para recuperar el tiempo perdido, ser mejor torero y lograr muchas más metas.

-¿A qué le ha costado más adaptarse?

-A la lucha psicológica de estar bien, esa presión de saber que no puedes fallar en esos días importantes. Luego te das cuenta de que el triunfo gordo viene con el balance y la conjunción de una temporada y no te debe atenazar triunfar sólo un determinado día, lo importante es dejar buenas sensaciones cada tarde porque esta carrera no sólo depende de un día sino que es una carrera a la largo plazo.

-¿Le costó acoplarse al toro?

-Lo que menos. Lo peor ha sido sentir que físicamente no estaba como antes, ése ha sido el handicap más importante.

-¿Le saca algo positivo al percance?

-Mientras estás sufriendo la desgracia, no hay nada positivo. Cuando te das cuenta de que lo has superado es cuando comienzas a transformar todo aquello en positividad. Aprendes muchas cosas que te aportan madurez y experiencia a la vida, vives de otra manera dándole importancia a cosas que antes no la tenían y viceversa.

Cartel de San Fermín 2016




El fotógrafo Pío Guerendiain es el autor del cartel 
anunciador de la Feria del Toro 2016 de Pamplona.