la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 21 de febrero de 2019

El bombo de Simón saca los "adolfos" para Roca Rey



El bombo de Simón Casas ha hablado y ya ha deparado lo que será la base de la Feria de San Isidro. Diez toreros y diez ganaderías a las que el destino ha reunido tras el azar de las bolas.

Comenzó el acto con una explicación del transcurso del sorteo y repasando la trayectoria individual de cara torero en la plaza de toros de Las Ventas. Un total de veintiséis puertas grandes entre los espadas  que han aceptado el reto de Simón. Tras esta breve introducción y tras la intervención del notario asegurando la legitimidad del sorteo, se procedió a la extracción de las bolas que dejaron emparejamientos importantes.

El primer en probar suerte fue Andrés Roca Rey que se medirá al hierro de Adolfo Martín, después vino Sebastián Castella que matará la de Jandilla y así hasta Diego Urdiales que cerró el sorteo con  la ganadería de Alcurrucén

La combinación de carteles ha quedado de la siguiente manera:
  • Andrés Roca Rey - Adolfo Martín
  • Sebastián Castella - Jandilla
  • Álvaro Lorenzo - Garcigrande
  • Antonio Ferrera - Puerto de San Lorenzo
  • Miguel Ángel Perera - Fuente Ymbro
  • Ginés Marín - Montalvo
  • Enrique Ponce - Juan Pedro Domecq
  • Paco Ureña - Alcurrucén
  • Alberto López Simón - Parladé
  • Diego Urdiales - Alcurrucén




Enlace relacionado:
La huida hacia adelante de Simón Casas / por Paco Cañamero

Arcadi da arcadas / Editorial de Eduardo García Serrano

ç

 ...vomita su crueldad rupestre sobre los más débiles, y apela a su alma fenicia para exigir que los gastos sanitarios que originan los niños con Síndrome de Down y demás discapacitados los paguen sus padres por haber cometido el imperdonable delito social de traerlos al mundo, en vez de haberlos asesinado en el lugar en el que vivieron y habitaron los primeros nueve meses de su existencia: el vientre de sus madres.


Arcadi da arcadas

El Correo de Madrid, 2019-02-21 
Arcadi Espada es un intelectualillo de casino decimonónico y ateneo republicano, esas madrigueras escleróticas en las que huele a pies y a absenta. Juega a ser Max Estrella, pero le sale el payés con cuatro lecturas y tres latines que vomita su crueldad rupestre sobre los más débiles, y apela a su alma fenicia para exigir que los gastos sanitarios que originan los niños con Síndrome de Down y demás discapacitados los paguen sus padres por haber cometido el imperdonable delito social de traerlos al mundo, en vez de haberlos asesinado en el lugar en el que vivieron y habitaron los primeros nueve meses de su existencia: el vientre de sus madres. 

Para Arcadi Espada esos niños son reos de muerte por no ser (¡afortunadamente!) como él y sus padres son reos de un crimen de lesa Hacienda y de lesa Seguridad Social.

Arcadi Espada, fundador de ese conglomerado de la nada ideológica y del marketing de pasarela de niñas monas sin llegar a tías buenas que es C,s, es un ejemplar vulgar, aunque él se crea excelso, de la abundante especie de miserables que infestan los Medios de Comunicación españoles y que, a cambio del jornal, se mimetizan con sus amos políticos hasta el punto de llegar a creerse genuinos y originales, transgresores, rompedores y epatantes. Ese es el altísimo nivel de miseria moral de Arcadi Espada. Y cuando uno cae tan bajo se convierte en la peor especie de miserable: el miserable que no sabe que lo es y, por lo tanto, se siente investido del poder de arrebatarle la dignidad a los débiles, a los frágiles, a los discapacitados y a los enfermos. Y, encima, espera y reclama el aplauso de los gilipollas que le leen, le siguen y le admiran.

Arcadi Espada no lo sabe, pero lleva tatuada una esvástica en el lugar en el que alguna vez tuvo un alma. Ese lugar es el vientre de su madre quien sin saberlo, pobrecilla, parió un desalmado. Lleva tatuada la esvástica a cuya mayor gloria, a los primeros que exterminaron los nazis fue a sus compatriotas alemanes “reos” de cualquier discapacidad física o mental, por los mismos argumentos, mira por donde, que esgrime Arcadi Espada: porque su inutilidad era una rémora económica para el Estado Nacionalsocialista y porque su existencia era un insulto para la raza aria. Arcadi, das arcadas. Si tuvieras dignidad te arrojarías sobre la punta de tu apellido.

La huida hacia adelante de Simón Casas / por Paco Cañamero



Simón Casas es una lacra para Las Ventas y no hay más que ver su recorrido, tan polémico y lleno de grietas, donde además ha dejado sin toros ese verano madrileño que era una delicia y siempre fue el trampolín de los modestos. Hace tiempo que este personaje se le ha visto el plumero.


La huida hacia adelante de Simón Casas

Paco Cañamero
Glorieta digital, 21 febrero, 2019
Nunca creí en Simón Casas, ni en sus excentricidades. Ni en su lenguaje vacuo, más propio de un charlatán de feria. Los hechos ahí están y su figura de verdadero vendehúmos también. Nada que ver con el viejo Pedro Balañá Espinós, ni con Pablo Chopera o sus hijos Jesús y por encima Manolo -¡si levanta la cabeza y ve las cenizas de su imperio!-, tampoco con José Antonio Chopera, que ha sido el último gran señor de la empresa taurina y un hombre que merece todo el respeto. E incluso no pueden quedar apelados del pedestal del elogio aquellos gestores de circuitos menores que eran señores y tanto hicieron por la Fiesta, desde González Vera, Pepe ‘Mirabeleño’, Emilio Miranda, Felicísimo Tejedor, Moyita, Barceló, Alegre, Puchadés, Bernal… Dejo fuera de esta lista de los mejores a don Diodoro Canorea, un santo varón, pero lo que tenía de buena persona lo tenía también de informal. Para el primero era Curro y luego los demás, dejando cada año varios damnificados en la Feria de Sevilla.

Hoy el empresariado es otra lastra en el toreo. Y muy grave por su falta de imaginación, de fomento, promoción de nuevos valores. Y en ese bosque de ciegos alza la voz este tuerto de Simón Casas  tratando de hacerse el rey. 
Este charlatán y vendehúmos de Simón Casas, personaje astuto que en su huida hacia delante ahora acaba de inventar ese bombo. Bombo, que además suena hasta mal en el lenguaje taurino, porque lo normal es acordarse de ‘Manolo, el del bombo!, que de taurino tiene lo que servidor de zar ruso.

Ese bombo no tiene vida y es otra utopía. La tendría si se sorteasen todos los toreros y corridas, pero eso es imposible. Y además sería injusto. Primero porque una figura se ha ganado el poder elegir -también debe hacer gestas- y además el toro pone a cada uno en su sitio. Después deben tener su sitio quienes se lo han ganado y con toda la categoría. Por ejemplo este San Isidro se debería haber negociado con Diego Urdiales y Emilio de Justo antes que con nadie. Insisto, es otra huida hacía adelante, otro ‘pedrosanchez’ en versión taurina y sin ningún fundamento. Lo único que ha pretendido –y lo ha conseguido- es ahorrarse un dineral y seguramente salve los abonos y su cartera, porque ya cada vez quedan menos aficionados y a la masa es más fácil manipularla.

Simón Casas es una lacra para Las Ventas y no hay más que ver su recorrido, tan polémico y lleno de grietas, donde además ha dejado sin toros ese verano madrileño que era una delicia y siempre fue el trampolín de los modestos. Hace tiempo que este personaje se le ha visto el plumero. El problema es que los políticos madrileños viven enfangados en la corrupción y no se han preocupado de Las Ventas, ni de que tuviera un buen gestor. Y así luce, como ocurre con el bombo, la última tontería para despistar al público, cuando ya se le han agotado las ideas. Además suene a chamusquina, a bolas calientes, porque no tiene ningún misterio.

Dámaso, un torero para la historia / por Paco Mora



Era un hombre noble y sencillo que no repartía alabanzas ni críticas sin que se le preguntara. Y aun así, sus opiniones había que sacárselas con fórceps. Aprendí mucho de él, y no solo a ver los toros sino también a escribir sobre lo que había visto. Tenía la humildad de los grandes de verdad. Era Dámaso González y punto redondo. Lo dicho; un torero para la historia.


Dámaso, un torero para la historia

Paco Mora
Por fin se le ha hecho justicia a Dámaso González entregándosele a su viuda, Feli Tarruella, y a su hijos, la Medalla de Oro al mérito en Bellas Artes, concedida al gran torero a título póstumo, en un acto presidido por el Rey en la Iglesia de la Merced de Córdoba, al que también asistió el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, al frente de una representación de la ciudadanía albacetense.

Merecido reconocimiento a un grande del toreo, que, además, fue un hombre cabal que si de algo alardeó alguna vez fue de ser albaceteño hasta la médula. Entrañable, bondadoso y de una humildad franciscana, ha sido, quizás, el torero más querido por sus paisanos de toda la amplia nómina de matadores de toros de la tierra bajo la advocación de la Virgen de Los Llanos. Era valiente y entregado sin alardes, y su ejecutoria afianzó un modo de estar frente a los toros que inició Juan Belmonte, llevó hasta el paroxismo Pedrés y redondeó Dámaso en comandita con el Paco Ojeda de los mejores momentos. En fin, un torero para la historia que no solo tiene una estatua junto a la Puerta Grande de la plaza de la Calle de la Feria de la ciudad que le vio nacer, sino que tiene también un altar en los corazones de todos los que son y se sienten albaceteños.

Tuve muchas conversaciones con él, desde que nos conocimos en Barcelona cuando yo comenzaba mi carrera periodística y él debutaba como novillero en Las Arenas de la Plaza de España. Aquella tarde armó un verdadero taco y lo llevaron en hombros hasta el hotel de la calle Hospital -travesía con Las Ramblas- en el que se hospedaba. Subimos juntos hasta su habitación y en un momento dado presionó el botón de paro del ascensor y mirándome fijamente, me dijo: “Dime la verdad, ¿he estado para tanto entusiasmo?... Me interesa saber tu opinión, porque yo tengo oído que tú eres un admirador de los toreros de arte, y no sé, no sé...”. Le di un abrazo y le respondí: “Solo te diré que hoy me siento orgulloso de ser paisano tuyo”.

Era un hombre noble y sencillo que no repartía alabanzas ni críticas sin que se le preguntara. Y aun así, sus opiniones había que sacárselas con fórceps. Aprendí mucho de él, y no solo a ver los toros sino también a escribir sobre lo que había visto. Tenía la humildad de los grandes de verdad. Era Dámaso González y punto redondo. Lo dicho; un torero para la historia.

Cristiano, uno no cobra más de un dólar por segundo por lo que hizo sino por lo que está por hacer / por Juan Manuel Rodríguez



Supongo que a los aficionados de la Juventus de Turín les importará más bien poco qué ganó o dejó de ganar Cristiano en el pasado, y menos aún con la camiseta del Madrid, que es su bestia negra en Europa, y lo que exigen es saber en qué se están gastando más de un dólar por segundo. ¿En qué se lo están gastando exactamente, Cristiano? ¿En qué?...

Cristiano, uno no cobra más de un dólar por segundo
 por lo que hizo sino por lo que está por hacer.

Tan cierto es que el Atlético de Madrid sólo ha ganado un partido de fútbol, nada más que eso, como que la Juventus de Turín lo ha perdido, de modo que, en el momento procesal actual, unos tienen todo el derecho del mundo a celebrarlo, puesto que además era poco previsible una victoria tan cómoda por 2-0, y los otros tienen la obligación de reflexionar. El Atlético de Madrid tiene todo el derecho del mundo a celebrar que se impuso, y además bien, con cierta claridad, a la temible Juve de Cristiano Ronaldo; tiene derecho a celebrar que, como a veces le sucede al Real Madrid, en la máxima competición continental se transformó, exhibió sus mejores argumentos, los que le hicieron ser subcampeón dos veces, los que convirtieron a este equipo en un verdadero dolor de muelas; fue una transformación, eso sí, inesperada porque el Atleti venía jugando mal, de un modo muy mediocre y poco acorde a un club que venía de hacer un esfuerzo económico importante, por ejemplo atando a Griezmann o trayendo a Lemar, que ha sido el fichaje más caro de la historia colchonera. Fue un cambio de look radical, como si se tratara de uno de esos programas de la televisión en los que en un par de horas te cambian el peinado y la forma de vestir, pero dio resultado, funcionó. El Atleti sufrirá en el partido de vuelta, la Juve está en la obligación de mostrarse, pero ahora mismo está más en los cuartos de final que el equipo italiano, que partía como uno de los favoritos para alzarse con el título.

El Atlético de Madrid debe celebrar y la Juve tiene que reflexionar. Y, en lo que al capítulo concreto de la reflexión se refiere, con Cristiano hay que hacer una terapia especial. Me dicen que Cristiano siempre ha sido así, que siempre ha tenido ese comportamiento faltón, pero yo no lo recuerdo, cegado probablemente porque, durante 9 años, vistió la camiseta del club al que amo desde niño. Pero, pensando precisamente en el tiempo que CR7 estuvo aquí, en el Madrid, en mi Madrid, y haciendo historia de la grande además, debo confesar que anoche, al verle hacer el gesto de las cinco Champions, me dio un poco de vergüenza ajena. Koke, por ejemplo, estuvo sensacional: "Es verdad que él tiene 5 Champions y nosotros ninguna, enhorabuena". La terapia ya no le corresponde hacérsela a Florentino Pérez sino a Andrea Agnelli; Cristiano es un futbolista tan extraordinario que él solo puede darle la vuelta a una eliminatoria tan esquinada como esta, pero, llegado el caso de una eliminación en octavos de final, la terapia de los Kennedy de Italia con el astro portugués debería hacerse extensiva a los accionistas del club, y a Fiat, de la que el grupo Exor controla el 30%. Palabras mayores, otras palabras en cualquiera de los casos.

Porque resulta que Cristiano ingresa más de un dólar por segundo desde que se hizo carne mortal entre los turineses y porque la operación de contratación de un jugador magnífico, el mejor del mundo en mi opinión, pero que acaba de cumplir los 34 años, ya levantó en su día ronchas en el consejo de administración juventino. Del mismo modo que el City no fichó a Guardiola para ganar la Premier o el PSG no contrató a Neymar para hacerse con la Ligue 1, la Juventus de Turín no se hizo con Cristiano para ganar el calcio, que ese ya lo gana colocando un calcetín en el campo. A Cristiano le ficharon para ganar la Champions, esa de la que tanto presumía ayer en la zona mixta del Metropolitano; le ficharon para dar un salto de calidad hacia adelante y no un triple paso hacia atrás. Supongo que a los aficionados de la Juventus de Turín les importará más bien poco qué ganó o dejó de ganar Cristiano en el pasado, y menos aún con la camiseta del Madrid, que es su bestia negra en Europa, y lo que exigen es saber en qué se están gastando más de un dólar por segundo. ¿En qué se lo están gastando exactamente, Cristiano? ¿En qué?...

Como en España es el país con más mala leche y más ingenio condensados en menos metros cuadrados, ayer había alguien que decía que Cristiano se había ido a la Juve para probar nuevos retos, por ejemplo el de caer eliminado por primera vez en octavos de final de la Champions ante el Atlético de Madrid; para que nos hagamos una idea de lo pleistocénico que es el recuerdo, la última vez que CR7 se despidió de Europa en octavos de final de la máxima competición continental el entrenador del Madrid era... ¡Manuel Pellegrini! Es posible que la Juve quede eliminada, también lo es que el Madrid no gane su cuarta Champions consecutiva, es posible que caiga en cuartos o en semifinales, incluso que el Ajax le dé la vuelta a la eliminatoria en el Bernabéu, ojalá no sea así, pero si de algo estoy absolutamente seguro es de que, sin el Real Madrid, Cristiano no podría haber presumido ayer de cinco Champions pasadas. Porque son pasadas, Cristiano, pasadas. Y uno no cobra más de un dólar por segundo por lo que hizo, y con otra camiseta además, sino por lo que está por hacer, ¿no es cierto, Andrea Agnelli?

El Parlamento Europeo rechaza la enmienda impulsada por PODEMOS que quería acabar con las ayudas al toro de lidia



En España existen más de 900 ganaderías de lidia que cuentan con un censo superior a los 200.000 animales y se extienden por más de 300.000 hectáreas y cuya crianza es respetuosa con el medio ambiente y sostenible.


El Parlamento Europeo rechaza la enmienda que quería acabar con las ayudas al toro de lidia

  • Había sido impulsada por los eurodiputados de Podemos

ABC / 20.02.2019
La Comisión de Medio Ambiente (ENVI) del Parlamento Europeo rechazó el pasado 14 de febrero las enmiendas presentadas por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea Verde Nórdica, impulsadas por los eurodiputados de Podemos, que buscaban suprimir las ayudas a las explotaciones agrarias de toros de lidia en el marco de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

El resultado de la votación (favorable a los intereses y posiciones de la Unión de Criadores) es el primer fruto de la nueva estrategia de comunicación y presencia institucional de los ganaderos de bravo en Bruselas, informa la citada asociación ganadera.

La UCTL y su equipo en Bruselas (HBA Partners) están estrechando lazos con sectores fundamentales y estratégicos, como los de la caza, agricultura y otros agentes del mundo rural. El objetivo es desarrollar una política activa en la capital europea que explique qué es y cómo vive el toro bravo para así desmontar las recurrentes campañas de movimientos animalistas en las instituciones comunitarias en la última década.

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo votará la propuesta de la Comisión Europea para una nueva PAC (2021-2017) a principios del próximo mes. Se prevé la adopción en plenario en Estrasburgo en abril.

En España existen más de 900 ganaderías de lidia que cuentan con un censo superior a los 200.000 animales y se extienden por más de 300.000 hectáreas y cuya crianza es respetuosa con el medio ambiente y sostenible.

Una hipótesis plausible / por Melitón Cardona



 ...no aspiran a independizarse; pretenden un referéndum de autodeterminación que establezca una federación entre una nueva República Popular Española 

Una hipótesis plausible

Melitón Cardona 
Ex Embajador de España.
Febrero / 2019
Se habla mucho de “independentistas” y de “independencia” de Cataluña pero se trata de un espejismo más en que quieren hacernos caer y en el que, probablemente, hayamos ya caído porque no es la independencia a lo que se aspira, sino a algo mucho peor. La lista de 21 medidas que el presidente-marioneta Torra entregó al mas grande felón del Reino desde los tiempos de Fernando VII, debería habernos puesto sobre aviso. En ellas hay un punto de discusión sobre la Monarquía, algo incongruente porque si lo que interesa es la independencia, ¿qué puede importar la forma de Gobierno que tenga el Estado del que interesa independizarse? Por eso afirmo que no aspiran a independizarse; pretenden un referéndum de autodeterminación que establezca una federación entre una nueva República Popular Española (supongo que Ibérica no podrían llamarla, aunque son capaces, por temor a la reacción airada de Portugal) y la catalana. Dicha república recibiría de la primera todo tipo de subvenciones, además de buena parte del oro del Banco de España, es decir, su existencia seria sufragada por la República Popular Española (bolivariana), en concepto de “deuda histórica” y siguiendo el acreditado modelo del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, también denominado en terminología anglosajona “The Commonwealth of Puerto Rico” y en el que los EE.UU.”depositan” anualmente la nada despreciable cantidad de casi 20.000 millones de dólares.

Es decir la “no independencia”, sino “federación” de la República Catalana, la pagaríamos el resto de los españoles y, además, la maniobra sería mucho mejor aceptada en la Unión Europea por cuanto la nueva República no saldría de la Unión, y para remate, aunque importantísimo, el Barça seguiría jugando una Liga que ya no sería la española sino la de la “Federación”.

Para colmo, el felón vería facilitada su labor al alegar que con la jugada no se trataba de conceder la independencia, sino de aprobar una fórmula amigable fruto del diálogo y el consenso y que, además,cuenta con precedentes en el Derecho Internacional, que admite la Federación de Estados.

Habría que empezar a pensar si interesaría desenmascarar la trama desde ahora, porque luego puede ser demasiado tarde.