la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 26 de junio de 2019

"EL TRAIDOR NO DESCANSA". La nueva sinvergonzada de Zapatero


No puede ser más impresentable

Para ser exactos, con respecto al Tribunal Supremo ha dicho: “Deseo, respetando al Tribunal Supremo, una sentencia que nos permita recuperar la necesaria y saludable convivencia”.

La nueva sinvergonzada de Zapatero


El presidente por atentado

Lo de Zapatero no se sabe ya si es así porque es más malo que la tiña o porque es más tonto que una casa sin puerta. Nosotros, personalmente, nos quedamos con lo primero: es malo desde que se levanta hasta que se acuesta y por la noche sueña con las maldades que va a hacer al día siguiente.

Pues bien, según publica el diario ‘El Mundo’, a nuestro querido ex-presidente parece que no le basta con cómo dejo España y cómo está dejando ahora Venezuela, todavía quiere más. En una entrevista en la emisora RAC1, Zapatero se habría mantenido una conversación telefónica “breve” con “Oriol Junqueras”, recordemos que está actualmente encarcelado por golpista y ha pedido a los jueces del Tribunal Supremo “estudiar” los indultos a los presos del 1-O y una sentencia que “no comprometa el diálogo”.

Para ser exactos, con respecto al Tribunal Supremo ha dicho: “Deseo, respetando al Tribunal Supremo, una sentencia que nos permita recuperar la necesaria y saludable convivencia”.

¿Se puede ser mas indeseable? Mira que es difícil con el panorama político que tenemos y con los personajes que lo componen, pero parece que a Zapatero le encanta ser un tipo así de detestable y traidor. Parece que al mozo le gusta convertir en porquería todo lo que toca y destrozar España a la más mínima oportunidad que tiene.

Lo peor de todo es que Pedro Sánchez, actual Presidente del Gobierno, es Zapatero pero es peor todavía.

 Y estamos seguros que las palabras de Zapatero no salen de su boquita de piñón solamente. Estamos seguros que las palabras de Zapatero son un sentir de todo el PSOE en general y de su actual líder en particular. España de mal en peor gracias al PSOE.

CONTRATADO COLOMBO PARA LA FERIA DE TOVAR / Por Freddy Ramírez



Colombo reclama ser reconocido como la "primera figura" de Venezuela. Colombo ha sido contratado para la Feria de Tovar, la tierra de Rafael Orellana quien también reclama jerarquía de figura del toreo. Se calienta el ambiente en el Valle del Mocotíes.


Freddy Ramírez
Este martes 25 de junio en comunicado de prensa la empresa taurina JSA Productions C.A. Dio a conocer la contratación del torero tachirense Jesús Enrique Colombo para la Feria Internacional de Tovar.

JE Colombo se suma a la plantilla de los ya escriturados, español Alberto Lamelas, mexicano Diego Silveti y los venezolanos Rafael Orellana, Curro Ramírez y César Valencia.

En cuanto a las ganaderías a lidiarse en el ciclo tovareño aparece: Rancho Grande, Campolargo y San Antonio.

El ferial en honor a la Virgen de Regla se efectuará del 05 al 08 de septiembre de 2019.


En torno a la sentencia contra La Manada

A partir de la fecha de la sentencia se puede considerar a los varones como delincuentes potenciales.

Allá van leyes

Sertorio
El Manifiesto, 24 de junio de 2019
A partir de la fecha de la sentencia se puede considerar a los varones como delincuentes potenciales y sujetos a todo tipo de arbitrariedades por parte de los poderes públicos, siempre que medie una denuncia femenina, por absurda e inmotivada que sea.

La deriva totalitaria de las sociedades occidentales no parece tener otro freno que una catástrofe de origen externo, ya que de ellas mismas no salen ni siquiera las resistencias mínimas necesarias. El caso de La Manada y la sentencia que ha dictado una sala ad hoc del Supremo, compuesta por al menos dos magistrados de convicciones feministas,[1] marca el fin de la igualdad de derechos entre los ciudadanos.

A partir de la fecha de la sentencia se puede considerar a los varones como delincuentes potenciales y sujetos a todo tipo de arbitrariedades por parte de los poderes públicos, siempre que medie una denuncia femenina, por absurda e inmotivada que sea. La sentencia de La Manada no sólo castiga a unos delincuentes, también intensifica la caza del hombre, que se inició con la Ley de Violencia de Género, y fomenta el linchamiento jurídico del varón por la mujer. Por supuesto, esta caza del hombre es relativa, igual que la defensa de los derechos femeninos. Ya veremos cómo las otras manadas, las que no son integradas por españoles, reciben un nulo tratamiento en los medios de formación de masas, y cómo sus componentes sufrirán penas inferiores a las de los reos de esta última sentencia, pese a que sus acciones han sido mucho más graves.

Pero este articulo no trata de la emasculan de las sociedades occidentales y de la imposición de esa ideología del odio que es el feminismo, cada vez más brutal y violenta, como en el caso del niño castrado por sus madres en Brasil porque era varón y disfrutaba siéndolo, o el de los hijos raptados en España por sus progenitoras con la colaboración entusiasta de los poderes públicos, desde el caso de Juana Rivas en adelante. Lo que más indigna de la sentencia de La Manada es cómo la presión de la calle y la de los políticos de izquierdas han permitido que se salten a la torera principios esenciales del derecho y se dicte sentencia en caliente, cediendo los magistrados ante la presión de las turbas. Mal, muy mal vamos cuando los veredictos en este país ya no los dictan los jueces, sino la izquierda radical. Hoy son los facinerosos de La Manada los que van a la cárcel con absoluto desprecio de sus inmerecidos pero legales derechos; mañana lo será cualquiera que se oponga a la ideología dominante. España, sin duda, es ya una sociedad totalitaria.

Frente a la estremecedora demostración de poder de la izquierda, el resto de fuerzas se han limitado a asentir. Populares y liberales porque comparten la misma ideología que sus presuntos adversarios, aunque de una manera un poco más atemperada. Peor ha sido lo de VOX, que, como nos temíamos hace un tiempo, puede convertirse en una marca blanca del PP, incapaz de combatir en la guerra cultural que están ganando las izquierdas de manera irreversible.

¿Y por qué ganan las izquierdas? Porque han deslegitimado a cualquier instancia que obstaculice sus planes, aunque tenga el apoyo mayoritario de la población y sus motivos y actuaciones sean legales y legítimos. La izquierda no perdona, es una máquina laminadora de honras y fortunas. El linchamiento en la prensa, las manipulaciones, la mentira, la amenaza de las hordas y la violencia física, según sea la intensidad de la operación, son los diversos grados que alcanza el chantaje que con tan buen éxito ha conducido a las izquierdas al control de las sociedades y de las mentes.

Una de las paradojas de nuestro tiempo es que los que se consideran "conservadores" se están convirtiendo en los bastiones del progresismo. Todas las medidas de Zapatero han sido aumentadas por la llamada "derecha".

VOX, que parecía haberse dado cuenta de ello, apenas ha necesitado calentar un poco los escaños de la Carrera de San Jerónimo para unirse a la manada de los derechistas de la izquierda. No quieren saber que hoy ser conservador es ser revolucionario, es impugnar de manera radical el "orden" que las izquierdas han implantado en Europa. Nada hay que conservar en una sociedad como la actual. Ser conservador hoy en día no es aferrarse al fetiche de una Constitución inútil y que nadie respeta porque está más que muerta. Hoy ser conservador es luchar por unos valores preconstitucionales y hasta predemocráticos que han conformado lo mejor de las sociedades europeas hasta 1918. Ser conservador es asumir la paradoja de una necesaria revolución que destruya de raíz el actual estado de cosas e implante un nuevo orden espiritual, estético y social. Y para eso no hay que acatar sentencias de tribunales genuflexos ante la izquierda, ni inclinarse ceremoniosamente en los besamanos reales, ni declararse valedores de una Constitución nefasta y disolvente.

No nos indignemos con los procedimientos de la izquierda. Imitémoslos. Hoy somos nosotros los enemigos de la sociedad. Asumámoslo y organicemos el combate contra unas fuerzas que no merecen ser tratadas mejor de como ellas nos tratan.

[1] Hasta tal punto que uno se pregunta por qué los abogados de la defensa no los han recusado. [N. d. R.]

martes, 25 de junio de 2019

CUANDO ANUNCIAN PAMPLONA, EL RECUERDO DE CURRO GIRÓN SE AGIGANTA EN NUESTRA MEMORIA…/ por Víctor José López EL VITO



Ahora que vivimos la euforia que se vive previa a la temporada de San Fermín en Pamplona, al anunciarse tantos ases de la fiesta, como se revelaron en los triunfos memorables en Sevilla y en Madrid, nos viene, con justificada implantación, el nombre de Curro Girón. Ha sido el maracayero gran figura del toreo americano, que arrollador se presentó en la Feria de Pamplona de 1958. 

Victor José López EL VITO
Hoy los ases del toreo llevan nombre propio como El Juli, Roca Rey, Morante. Curro Girón también fue anunciado en su legítima condición de primera figura del toreo, como triunfador de Madrid y triunfador de Sevilla, en aquellas tres memorables corridas en el abono de San Fermín de Pamplona de 1958.


Aquel año Curro fue premiado con siete orejas y un rabo tras brillante temporada. Éxito que le abrió la Puerta Grande de la plaza navarra, para salir a hombros tres tardes consecutivas; el 8 de julio, el 10 de julio cuando realizó ¡La Faena de Pamplona! ante un toro de Garci-Grande; y el 12 de julio de 1958 tarde de apoteosis con ganado de Miura, cortándole las dos orejas al toro “Naranjero” que le brindó a la bella joven Carmen Tuason, “Miss Filipinas”. 

Repitió en el San Fermín de 1959, de nuevo tres actuaciones, seis toros y cinco orejas y un rabo. En San Fermín de 1961 Curro Girón tuvo cuatro actuaciones, lidió ocho toros y cortó diez orejas; 1964, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó dos orejas. 

Curro Girón ha sido después de Diego Puerta el torero que ha cortado más trofeos en Pamplona: 41 orejas y 2 rabos en 22 presentaciones. Diego Puerta cortó un total de 43 orejas y 2 rabos en treinta paseíllos. Es decir, ocho tardes más que el de Maracay.


No existe otro torero americano que haya sido tan reconocido en Colombia, como lo fue Curro Girón. En Medellín le corto las orejas, el rabo y una pata a un toro “Aguas Vivas” y las dos orejas al otro de su lote, epopeya del 19 de enero de 1959. Ese mismo año de 1959 en la Feria de Cali Curro cortó cuatro orejas y dos rabos a toros de don Benjamín Rocha. … En 1965, también en Cali, toros del doctor Ernesto González Caicedo, “Las Mercedes”, cortó cuatro orejas y un rabo. Santiago Martín “El Viti” y Manuel Cano “El Pireo”, una oreja cada uno. … El 3 de enero de 1967, en Cali toros de González Piedrahita, para Paco Camino, Antonio Chenel “Antoñete” y Curro Girón. Girón dos orejas a su primer toro y una oreja a su segundo. 

La temporada de 1961 venía Curro Girón arrollando desde la inauguración española, fresco estaban sus triunfos en la Feria de San Jaime en Valencia. Había conquistado la “Oreja de Plata” que se jugaba en la Feria de Valencia por haber cortado siete orejas y un rabo en dos actuaciones. Ese mismo 1961, 11 de agosto, Curro Girón se presentó en Manzanares (España), la plaza inmortalizada por el genio de Federico García Lorca, la épica remembranza a Ignacio Sánchez Mejías, que el bardo de Granada volcó en un llanto el desgarrador poema con el mejor torero catalán de todas las épocas, Joaquín Bernadó, Curro Montes y el venezolano Sergio Díaz que Curro Girón impuso para darle la alternativa. Aquel día fueron ocho toros de la ganadería de doña Carmen Ramírez, de Salamanca. Curro Girón, tarde que cortó cuatro orejas y dos rabos en el escenario que presenció la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, tragedia que provocó el poema desgarrador de Federico García Lorca


El 1 de abril de 1962, en el Nuevo Circo de Caracas, Curro Girón toreó un mano a mano con el diestro sevillano Paco Camino, lidiando toros mexicanos de Santín. Curro Girón tuvo una tarde triunfal al cortar cuatro orejas. Paco Camino fue muy aplaudido por su voluntad y deseos de agradar, pero nada pudo hacer con los mansos toros que le tocaron en suerte. Curro Girón fue sacado a hombros del coso caraqueño.

El 26 de enero de 1964, en el Nuevo Circo de Caracas, torearon los hermanos Girón, César, Curro y Efraín, una corrida con ganado mexicano de La Laguna. Fue una tarde apoteósica; cortaron nueve orejas, dos César, tres Curro y cuatro Efraín. El público asistente los sacó en hombros por las calles de Caracas. 

El 7 de febrero de 1965, se realizó la Corrida de la Prensa Deportiva, en el Nuevo Circo de Caracas. Torearon los diestros César Faraco, Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Curro Girón fue el ganador del premio “La Pluma de Oro”. 

En el año de 1966, Curro Girón volvió a conquistar el premio de “La Pluma de Oro” en la Corrida de la Prensa de Venezuela. Actuó esa tarde con Paco Camino y Manuel Cano “El Pireo”. 

El 13 de febrero de 1966, en la Maestranza de Maracay (Venezuela), se lidiaron toros mexicanos de “El Rocío” para los diestros Luis Sánchez Olivares “Diamante Negro”, quien reaparecía; Curro Girón y Santiago Martín “El Viti”. Curro Girón al quinto toro de la tarde le cortó las dos orejas y fue sacado a hombros de la histórica plaza aragüeña. 

En la Feria de San Fermín de 1967, en la Plaza Monumental de Pamplona (España), Curro Girón tuvo dos actuaciones, lidió cuatro toros y cortó dos orejas. Esta sería su última actuación en los sanfermines. 

El 21 de noviembre de 1967, por realizar la mejor faena de la Feria de La Virgen de la Chiquinquirá “La Chinita”, en Maracaibo (Venezuela), fue galardonado con el “Rosario de Oro y Brillantes”. 
En la Plaza de Acho en Lima (Perú), el año de 1967 conquistó “El Escapulario de Oro del Señor de los Milagros” como triunfador indiscutible de la feria. 


En 1968, en la Feria de San Sebastián de San Cristóbal (Venezuela), lidiando reses de “Torrecillas”, Curro Girón cortó en un mano a mano con el diestro español Paco Camino, seis orejas. El diestro sevillano no estuvo bien esa tarde. En Valencia, Plaza de Toros Monumental de Valencia en 1968 Curro Girón conquistó el trofeo “La Naranja de Oro”, como triunfador de la feria inaugural de la Plaza Monumental de Valencia (Venezuela). 

El año 1969, conquistó Curro Girón, nuevamente la “Pluma de Oro” en la Corrida de la Prensa, la cual se celebraba por primera vez en la Plaza Monumental de Valencia (Venezuela). Alternó esa tarde con el diestro español Manuel Benítez “El Cordobés” y el mexicano Manolo Martínez. 

Curro Girón toreó por última vez en España, en la Plaza de Toros de Granada, el 11 de septiembre de 1977, concediéndole la alternativa a su coterráneo Luis de Aragua, lidiando reses de Salvador Gavira. Alternaron esa tarde los diestros Agustín Parra “Parrita” (hijo) y Manuel Ruiz “Manili” quienes fueron los testigos de la ceremonia. El diestro venezolano Luis de Aragua fue quien le cortó la coleta a Curro Girón en su despedida. 

Curro Girón, cortó su última oreja en la ciudad de Maracaibo (Venezuela), a un toro de Hugo Domingo Molina en noviembre de 1987. 

En su tiempo, logró una de las hazañas más importantes convirtiéndose en el matador de toros extranjero con mayor número de presentaciones en la madrileña Plaza de Las Ventas, lidiando un total de 66 toros en 33 tardes, cortando 22 orejas. El torero portugués Víctor Mendes lo igualó en la Feria de San Isidro de 1992 y superó en la Feria de San Isidro de 1993. Curro Girón toreó en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid (España), en 14 temporadas. Es el torero venezolano que más orejas ha cortado en esa plaza un total de 22, seguido muy de cerca por su hermano César, que cortó 21 orejas en un número menor de actuaciones, con 28. 

Curro Girón salió 5 veces por la Puerta Grande de la Plaza Monumental de las Ventas de Madrid, los años: 1958, 1959, 1961, 1963 y 1967, igualando, con ese mismo número de salidas a hombros de esa plaza, a los diestros: Marcial Lalanda, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, su hermano César Girón y Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea”. 

Toreó cuatro Ferias de Abril de Sevilla. Las temporadas de 1958, 1959, 1960 y 1964. En total toreó 10 tardes y cortó 5 orejas. 

La sombra de su hermano César, el mejor torero venezolano de la historia, siempre le exigía a Curro mucha entrega y responsabilidad, pero él dignamente soportó todas las presiones y comparaciones, dedicándose a realizar su toreo variado, alegre, largo y expresivo que le valieron ser el número uno del escalafón en España las temporadas de 1959 (81 corridas) y 1961 (74 corridas). Curro Girón, abrió las puertas de las plazas de toros españolas, siempre tan difíciles para los diestros extranjeros. Durante varias temporadas superó la suma de actuaciones de su hermano César, totalizando 629 actuaciones en la Península Ibérica. En Venezuela, toreó un total de 157 corridas, cortó 153 orejas y 3 rabos. 

Estuvo casado con la reina de la belleza de Colombia, Marlene Lozano, con la que tuvo dos hijos, Marco Antonio y Mónica. 
Curro Girón tuvo mucho éxito en España, hizo fortuna y hasta llegó a comprarse un lujoso Mercedes Benz y un Jaguar.
Su gran amigo, el maestro mexicano Eloy Cavazos, con quien compartió cartel muchas tardes, lo ayudó a torear sus últimas corridas en México. Estaba próximo a conmemorar el 32º aniversario de su alternativa. El 28 de enero de 1988 falleció en el a la Hospital Universitario de Caracas, víctima de una afección hepática, edad de 49 años. Estaba casado en segundas nupcias con la aragüeña Clarivel Mora, con quien tuvo una hija bautizada como Daniela. 

Este año 2019, se cumplieron 31 años de su triste partida.

Polope huele a torero / por Paco Mora



Tiene hechuras de torero, se mueve por la arena como un torero y todo lo que hace es de torero.

Polope

Paco Mora
Seis letras que pueden centrar la ilusión de los valencianos por tener un nuevo torero de campanillas que venga a darle continuidad a ese ídolo que en todas las épocas del toreo ha tenido Valencia. Polope… No quiero ni escribir su nombre de pila porque puede ser uno de esos toreros que como a Gallito, Belmonte, Cagancho, El Gallo, Guerrita, Lagartijo, Frascuelo, Manolete, Luis Miguel, Litri, Aparicio y Pedrés, y otros que no menciono por no hacer la lista demasiado larga, a los públicos les bastaba su nombre de guerra para hacer cola en las taquillas de las plazas de toros. Polope es un apellido poco usual. Y por sí mismo vale como marca de fábrica sin más aditamentos.

Polope. Aficionados e incluso profesionales del periodismo me habían puesto sobre aviso: “Ve a verle que te va a gustar”. Y he ido esta tarde a la plaza albaceteña de la calle de la Feria, y pese a que con el novillo que le ha tocado en suerte no tenía ni para hacer boca -necesita mucho más toro que el becerrote de marras-, el jovencísimo Polope me ha dejado con la ilusión de verle en la próxima Feria de Julio de Valencia en la que está anunciado su debut con los del castoreño. Anda sobrado con los erales, de tal modo que le falta toro por todos lados, pues evidencia una solvencia la cual para desarrollar necesita mucho más adversario.

Tiene Polope buen gusto, una torería y una naturalidad innatas, además de una figura espigada y armónica y posee un valor auténtico sin alharacas. Con una magnífica colocación y un sentido de los terrenos y las distancias que llama la atención en un novillero tan nuevo. Tiene hechuras de torero, se mueve por la arena como un torero y todo lo que hace es de torero. Tanto es así, que haré lo posible por ir a la ciudad del Turia a presenciar su debut con picadores.

¿Sabes qué te digo, José Luis? Que en Polope -deberían anunciarlo así, a palo seco- podéis tener los valencianos ese torero que siga la estela de figura de Enrique Ponce, que digan lo que digan los “diciores” es uno de los más grandes de la historia del toreo. Eso, Dios mediante, así como la suerte y todas las circunstancias que hay que vencer para ser gente en el glorioso cometido de lidiar con arte toros bravos. 

Ay Zidane. Diez divisiones y una brigada / por Ignacio Ruiz Quintano


El verano llega al fútbol
David Vidal
Foto Martínez Bueso

–Estoy muy emocionado con los nuevos fichajes –ha dicho Zidane por ahí fuera.


Ignacio Ruiz Quintano / Abc
Leo en un libro viejo que entre los militares expertos suele haber una fórmula llana y clara para definir la aptitud de los generales:

–Le caben en la cabeza diez divisiones.

O:

–Es bravo, pero no puede mover más que una brigada.

Es lo mismo que puede verse en el fútbol, donde hay entrenadores con diez divisiones en la cabeza (Napoleón las organizaba mentalmente en el palco de la ópera, donde los demás se aburrían hasta las lágrimas) y entrenadores que no pueden mover más que una brigada, y parece ser el caso de Zidane, que ganó tres Copas de Europa con un equipo hecho y ahora tiene que hacer un equipo para ganar tres Copas de Europa, en lo cual ya lleva invertidos cerca de cincuenta mil millones de pesetas, que no está nada mal para un general de brigada. Mourinho, que venía de general de división, aspiraba a Bale y Ribéry y le trajeron a Pedro León (“¡que no es Zidane!”) y a Callejón, y cuando fichó a Modric en vez de a Cazorlita el “Arriba” del Régimen se arrancó al compás (marcado con el bastón de Relaño, que hacía de Antonio Chacón) con editoriales que ponían “negro sobre blanco” (esos editorialistas son tertulianos pasados por Malevich) el sabotaje de un portugués a la patria española del fútbol.

–Estoy muy emocionado con los nuevos fichajes –ha dicho Zidane por ahí fuera.

Su “limpieza de corrales” es histórica. Con el precedente de privarnos de Arribazalaga, portero titular de España, que venía gratis, para dejarnos con Navas y su chiquillo, Zidane aligera de españoles su brigada, desprendiéndose de Marcos Llorente, Ceballos, Reguilón… para hacer hueco al francés Pogba, al belga Hazard y al francés Mendy, que es torpe con los pies, como acreditó con los toques en su presentación, y con las manos, dando un “me gusta” a un tuitero que pedía “la deportación” de Lucas Vázquez, el Colibrí de Curtis, que es el verdadero tótem de este Real Madrid aspirante a Globetrotters, donde el “Globe” sería la chequera, y el “trotter”, Lucas Vázquez, con ese trote suyo de “cabra mecánica”, que dice Coto Matamoros.

Lo Mendy con Lucas no es grave porque ya ha dado sus explicaciones. Lo de los toques con el balón, sí. Maradona se ganó a los futbolistas del Barça cuando, nada más entrar al vestuario, agarró un limón y estuvo media hora haciendo virguerías: su virtuosismo en el toque conquistó de tal manera a Perico Alonso (padre de Xabi) que decidió correr por él durante todos los partidos, y así lo hizo. Mendy, en cambio, ha entrado al equipo como un patoso, patoso del toque (los psicólogos de la prensa lo achacan a los nervios) y patoso de la adulación (los psicólogos del Twitter lo achacan al desconociminto del idioma), y la duda que invade a los piperos es si este tío es mejor que Reguilón, en quien creían haber descubierto otro Camacho

Si viene Mourinho y cambia a Reguilón por Mendy, la movida estaría ya en el Tribunal Supremo, previo paso por La Moncloa, sobre todo después de dejarnos en la gatera muchos pelos: Marcos Llorente en el Atlético, que si trae a Joao Félix la cosa se pone muy seria, y Ceballos dicen que al Milán. Ambos serán titulares en el Combinado Autonómico, que es un detalle que antes se valoraba mucho en el Madrid (¡jugadores por España!). De Ceballos nos acordaremos en la próxima “espantá” de Zidane, pues la gente de “espantás” no se conforma con pegar una sola. El Gallo las pegaba todos los días, Camacho las pegó dos veces y Zidane la pegará en cuanto su Visitante Misterioso se lo indique.

–No se preocupe, míster, yo tampoco quería trabajar con usted –dicen que contestó Ceballos (ser es ser diferente) cuando Zidane le dijo que no contaba con él.

En un equipo con Lucas Vázquez no cuenta Ceballos, y para tapar tamaña absurdidad se hace correr la especie de “la samba”. ¡Que viene la samba! ¡La samba de Casemiro y Militao!

–Sin embargo, creo en Dios a pesar de todo, porque creo en el mal. Si hay mal, hay también Dios.

Ésta fue la conclusión de Ionesco, fundador del teatro del absurdo.

 
Piperos antiguos

EL NÚMERO 4

Si yo naciera futbolista lo bastante bueno para exigir número, pediría el “4”, en homenaje a los cuatro minutos más cinematográficos de la historia del fútbol que tuve el privilegio de vivir: el sábado, 22, se cumplieron treinta y tres años de los cuatro minutos de Maradona contra la Inglaterra de Shilton en el Estadio Azteca de México. Primero el gol con la mano, La Mano de Dios, y cuatro minutos después, aquel Gol de Dios con el que la Argentina de Bilardo eliminaba a la Inglaterra de Robson. Hooligans y Barras Bravas. El destrozo de Maradona al sistema de defensa zonal en una secuencia mítica que luego “copiaría” Scorsese en “Uno de los nuestros” con Ray Liotta entrando al club nocturno por las cocinas. Y luego que si Messi.

lunes, 24 de junio de 2019

BADAJOZ ¡Qué momentazo de Ferrera!: Indultó un gran toro de Zalduendo.



Antonio Ferrera indultó por segunda tarde consecutiva en la feria de su tierra, en esta ocasión un gran toro de Zalduendo en cuarto lugar de nombre 'Juguete'. Salió a hombros con Marín. Miranda, oreja

¡Qué momentazo de Ferrera!

SANTIAGO ROMÁN / FOTOS: ALFONSO PLANO
BADAJOZ, 24.06.2019
La Feria de San Juan de Badajoz acogía, en la tarde de este lunes 24 de junio, el cierre oficial con una corrida de toros de Zalduendo. Antonio Ferrera, Ginés Marín y David de Miranda –en sustitución del herido Emilio de Justo- hacían el paseíllo.

Ferrera quiso lucirse en el saludo capotero del primero consiguiéndolo a medias. Con la característica vistosidad de sus últimas actuaciones lo sacó del caballo. Saludó tras parear Antonio Vázquez. El toro fue a menos en todo y cuando parecía que la cosa estaba acabada, destacando una sola serie con la la diestra, el diestro se sacó tanda y media de naturales de gran calidad y belleza a base de tirar del astado y arrastrando la muleta. Entró a matar recibiendo. Cortó dos orejas. 

A la verónica se estiró Ginés Marín para recibir al segundo Zalduendo, el cual mostró flojedad en el quite por saltilleras. Obligaron a saludar tras parear a El Fini. La faena no tuvo consistencia debido a que el toro carecía de casi todo: fuerza, clase, casta, bravura. Ginés puso de su parte sin éxito y alargó un poco innecesariamente. Cobró un estoconazo fulminante al segundo intento. Paseó una oreja.

Tras la fría salida del que hacía tercero efectuó David de Miranda un quite por saltilleras. El de Zalduendo nunca humilló. Brilló la ausencia de emoción y transmisión. Se silenció la labor tras no acertar a espadas.

Sacó la cadencia que tiene Ferrera manejando el capote, lanceando con despaciosidad al cuarto de la tarde. Nuevamente lo quitó del caballo haciendo un toreo viejo, a la antigua. Se lo brindó a su amigo el también matador pacense Javier Solís. Comenzó rodilla en tierra y de inmediato surgió el toreo bueno, caro, excelso y majestuoso. Fue interrumpido momentáneamente por el fandango cantado genialmente desde el tendido por "El Perrete". A partir de ahí se sucedieron tandas de grandiosa torería al término de las cuales el respetable se ponía de pie. Toreo añejo, de sabor y regusto. "Juguete" también colaboró lo suyo. Se vio venir el indulto sobre todo tras el escándalo de buen toreo que ofrecía el de Villafranco del Guadiana sin parar, gracias sobre todo al aguante y clase embistiendo del Zalduendo. Apoteosis total y absoluta, que a la salida del pañuelo naranja provocó un nuevo cante de "El Perrete" desde las tablas.

 De esta manera indulto de "Juguete" de Zalduendo herrado con el número 168 de 568 kg negro de enero del 2015.

Zidane continúa destruyendo al Real Madrid / por Rafael Comino Delgado



Hasta ahora ha tenido el respeto del vestuario porque fue un gran jugador, pero dicho respeto lo está perdiendo, cuando los futbolistas se han dado cuenta de sus caprichos, injusticias y pocos conocimientos como técnico.

Zidane continúa destruyendo al Real Madrid

Rafael Comino Delgado
Ya ha echado a Marcos Llorente, un enorme futbolista, pero no le cae bien al todopoderoso Zidane, fracasado total en el Castilla pero que ganó muchos títulos con el Real Madrid, que los hubiese ganado cualquier entrenador con aquel equipo.
Ha dicho por activa y por pasiva que no quiere a Ceballos, otro grandioso futbolista, cómo lo está demostrando en la selección sub 21 y lo demostró con Solari, mejor entrenador que Zidane (al menos, hizo cosas más lógicas y justas, el corto periodo que entrenó al Real Madrid). Pero resulta que Ceballos no le cae bien al Sr. Zidane y lo echará. El Real Madrid pudo comprar al mejor portero español del momento,  Kepa, y que  será el de la selección por mucho tiempo,  casi a precio de saldo, pero el Sr. Zidane se opuso rotundamente.

Está empeñado en traer a Pogba,  un  buen  futbolista pero no una estrella, con el agravante de ser muy conflictivo en el vestuario, tal como ha demostrado en los equipos por los que ha pasado.
Creo que ya le ha hecho bastante daño al Real Madrid ese mediocre entrenador con mucha suerte, aunque la suerte se acaba, y continuará haciéndole más mientras don Florentino se lo permita.
Hasta ahora ha tenido el respeto del vestuario porque fue un gran jugador, pero dicho respeto lo está perdiendo, cuando los futbolistas se han dado cuenta de sus caprichos, injusticias y pocos conocimientos como técnico.

Ahora que aún falta tiempo para que empiece la Liga 2019-20, lo digo y escribo bien clarito: Zidane fracasará totalmente la próxima temporada, y ya veremos si llega a la Navidad como entrenador del Real Madrid. Ojalá me equivoque, pero no caerá esa breva.


LA CARROZA FÚNEBRE DE JOSELITO / por José Luis Cantos Torres


La Grand Doumont a través del tiempo

Ver el letargo de una carroza que transportó el cuerpo inanimado de una figura insólita, como fue Joselito El Gallo, produce una emoción estremecedora, que sorprende por su recuerdo inolvidable.

La Carroza Fúnebre de Joselito

Músico, escritor, conferenciante y biógrafo de La Monumental de Barcelona.
Barcelona, 23 de junio de 2019
Con el fin de documentar la información que revelará mi próximo libro “Las Últimas 24 Horas de Joselito El Gallo”, decidí emprender una búsqueda sin descanso, para intentar localizar aquella fastuosa carroza fúnebre, que quedó inmortalizada el día 18 de mayo de 1920, cuando un camarógrafo de cine grabó su paso por las calles de Madrid, con los restos mortales del titánico torero de Gelves. La tenaz investigación de más de dos meses, por archivos, hemerotecas, administraciones públicas y privadas, oficinas de distintos servicios funerarios de Madrid o Barcelona, la llevé a cabo siendo muy consciente, que tenía un alto índice de posibilidades de fracasar en el intento, ya que el inevitable paso del tiempo y la dejadez histórica de algunas instituciones de este país, son una carcoma mortal para la conservación de míticos patrimonios.

El caso, es que no desistí en el empeño y descartando Madrid como el posible lugar de encuentro, tomé como nueva referencia el entierro del alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, donde se dispuso para el traslado, una carroza imperial que se envió desde Barcelona. Este dato capital, me llevó a un desconocido Museo de Carrozas Fúnebres de Barcelona, situado desde el año 2012 en la calle de la Mare de Déu del Port, número 56, justo en una de las entradas del Cementerio de Montjuic. Al revisar las 13 carrozas fúnebres, los 6 carruajes para acompañantes y los 3 vehículos a motor que componen la sorprendente colección, me quedé asombrado al distinguir entre las fabulosas reliquias, La Grand Doumont, la carroza fúnebre que transportó a Joselito desde su casa madrileña de la calle Arrieta, a la Estación del Mediodía, de donde salió para ser enterrado en Sevilla.

Sin perder ni un minuto de tiempo, me puse en contacto con el Museo para informarme de su horario y la siguiente llamada tuvo como destinatario a don Fernando del Arco, el decano de los aficionados taurinos de Barcelona y uno de los mayores bibliófilos taurinos del mundo. Le comenté que quería compartir con él, un gran hallazgo relacionado con Joselito El Gallo.

Una vez fijado el día y la hora del encuentro, nos fuimos junto a mi mujer Sonia, a conocer el sordo testimonio de una fabulosa carroza, que guarda en su señorial semblante, la memoria de aquel trágico día de primavera. Toda su magnificencia barroca, evoca la tristeza vivida y el estupor infinito que invadió toda España.

Ver el letargo de una carroza que transportó el cuerpo inanimado de una figura insólita, como fue Joselito El Gallo, produce una emoción estremecedora, que sorprende por su recuerdo inolvidable.

Si visitan Barcelona, no pierdan la oportunidad de conocer la carroza fúnebre de Joselito El Gallo.

Un servidor con don Fernando del Arco.

El señorío de La Grand Doumont.

Las Ventas.- Toros de Dolores Aguirre no aptos para liberalios y flâneurs de melena distraída / por José Ramón Márquez


Fotografía de Andrew Moore

Una de las cosas que diferencian al toro, el que es simplemente toro, del toro artista es el albedrío. Con el toro hay que trabajar, hay que esforzarse, hay que hacer las cosas bien porque el animal, en uso de su albedrío, a la primera de cambio le da por sacar los pies del tiesto.. 

Toros de Dolores Aguirre no aptos para liberalios y flâneurs de melena distraída


José Ramón Márquez
Aquí, al ponernos a escribir, caben dos posibilidades: una es comenzar hablando del Festival tomista de ayer en Granada y la otra es no echar cuentas del showcooking del Pasmo de Galapagar, y creo que por respeto a los toreros que hoy se han enfrentado a una seria y correosa corrida de Dolores Aguirre y por respeto a la ganadera, doña  Isabel Lipperheide, que ha mandado a Las Ventas una corrida de impecable presencia, una corrida de toros de lidia en el sentido más serio de la palabra, no es elegante mezclar las churras de la corrida apañada, vendimiada y preparada a mayor gloria de una otoñal deidad y de sus acríticos followers, con las merinas de la verdadera cara de la dureza de la Fiesta, representada hoy por Alberto Lamelas, Cristian Escribano y Gómez del Pilar.

Una de las cosas que diferencian al toro, el que es simplemente toro, del toro artista es el albedrío. Con el toro hay que trabajar, hay que esforzarse, hay que hacer las cosas bien porque el animal, en uso de su albedrío, a la primera de cambio le da por sacar los pies del tiesto y vuelve grupas dejándote con el capote mientras le haces un cite, o te suelta un derrote donde menos te lo esperabas, o se para y te mira que te deja petrificado, mientras que el artista está solícito a lo que se le diga y a no llamar la atención ni a robar protagonismo, que él está allí a echar una mano.

Sale el primero Pitillito II, número 22, y se emplaza por la parte de chiqueros a ver si se entera de qué es aquello de la Plaza de Toros, mirando a los que le llaman desde aquí o desde allá, sin demostrar grandes ganas de acudir a esas llamadas y luego Alberto Lamelas se va a él a darle una sensacional brega, haciéndole quebrarse y sacándole hacia afuera de una manera limpísima y poderosa hasta que el toro se desentiende y sale de naja sin que el buen oficio de Lamelas haya sido capaz de sujetarle, que el albedrío manda. Este primero dio ciertas notas de mansedumbre a lo largo del rato que nos tocó conocer su pasión y muerte, lo cual no representó un obstáculo para que se abalanzase hacia el caballo, en la primera vara, de manera vigorosa, elevando la cola como si estuviese electrificada, y empujando con violencia y lo mismo en la segunda, aunque de manera algo menos franca, lo cual es comprensible después del cenote que le había practicado Antonio Prieto en la espalda, que de allí manaba hemoglobina como si aquello fuese el manantial de Lanjarón. Y luego, el quinario para Lamelas, que ahí estaba lo primero la leña que portaba el doloresaguirre y después su desinterés por la cosa de la muleta, que el animal lo que buscaba era la zona de toriles donde se sienta la crítica seria, pero ésta había huido a Granada y no hubo forma de darse a conocer ante ella, así que Lamelas en el último tercio puso todo de su parte, pero el lucimiento no llegó. Lo tumbó de un espadazo atravesado.

Si en el primero preponderó la mansedumbre en el tercio de muerte, el segundo, Clavijero, número 44, presentó una nota más encastada, empleándose en el caballo, aunque perdiera las manos varias veces, acaso a costa del castigo en varas. El toro se había desplazado en banderillas mejor por el pitón derecho, pero Cristian Escribano decidió iniciar su trasteo con la izquierda. Antes se presentó al toro doblándose con él por bajo, para tratar de dejar claras las cosas desde el principio, en seguida entendió cuál era la distancia y le planteó el toreo al natural al cual el toro acudió con franqueza y prontitud, dejando los mejores momentos de la tarde, puntuados a menos por las caídas del toro en momentos cruciales. El toro por el derecho no era lo que había prometido y el trasteo baja de intensidad cuando se cambia la muleta a esa mano, luego vuelve al natural y remata una buena actuación con un pinchazo y media desprendida, que es suficiente.

Gómez del Pilar hizo, como suele, lo de irse a “tercio gayola”, porque está a tal distancia de la puerta que lo de “porta” aquí no sirve, y de la negrura de la fresca mazmorra asomó un castaño chorreado en morcillo con nombre de artista plástico, Botero, número 3, y acaso lo del nombre le influyó para lo de su actitud mansa y moderna, que Gómez del Pilar hasta acabó dándole manoletinas, con lo que nos fastidia que a estos toros se les den esos pases ridículos. Antes de ese demagógico final, el toro no dio facilidades a los peones, que era un lío saber cuál era cuál, dado que los tres venían vestidos de grana y azabache, como si no hubiese más colores, y en esa confusión se llevó capotazos por un tubo, pasadas en falso y sacó un par de veces de la Plaza a uno de aquellos de grana y negro. Luego Gómez del Pilar se puso a torear por lo moderno y hubo quienes le jalearon el despropósito. Allá ellos y sus conciencias. Terminó con las deprimentes manolas, aunque rectificando, que el doloresaguirre no se las tragaba a ciegas y después de un pinchazo con el toro sin igualar y un bajonazo dio por terminada su labor.

Alberto Lamelas en su segundo parecía otro torero distinto del que habíamos visto en el primer toro. El toro acudió como un rayo al picador que hacía puerta y empujó con ganas en aquella querencia y luego entró al de tanda también con alegría. Este segundo suyo se llamaba Langosto, número 37, y el sorteo le había deparado a Lamelas un top model, otro tío de los que quitan el hipo, ese tipo de toro con el que siempre nos gustaría ver el poderío de Julián de San Blas, porque lo que el tal Langosto demandaba era mucho, mucho poderío. Y como Alberto Lamelas no vio clara su opción dominadora, el toro tardó nada y menos en enterarse de que él era el que más mandaba en ese negociado. No rehuyó Lamelas la pelea, que es torero peleador y valiente, pero las armas del torero eran bastante menos persuasivas que las del toro y la victoria a los puntos fue de él.

En quinto lugar el buenazo del barquillero que se ocupa del portón de Las Ventas franqueó la salida a Clavetuerto, número 46, al que Adrián Navarrete horadó de manera trasera y artera, como un minero poseído por la fiebre del oro. A resultas del mal hacer del picador el animal soltó sangre con generosidad y de nuevo se puede apostar a que si el toro fue apagándose durante el último tercio fue a causa de la poco medida actuación del varilarguero. En este segundo de su lote, Cristian Escribano no quiso dar continuidad a los buenos modos que había presentado en su primero y optó por un trasteo soso de  baja intensidad, de esos que provocan el desinterés de la afición y permiten charlar de otras cosas. Tampoco el toro anduvo pletórico de fuerzas, como en su primero, pero la disposición del torero era diametralmente distinta. Lo mató a la última.

En sexto lugar ahí teníamos a otro Pitillito, Pitillito I, número 19, todo cuajo, presencia y señorío del toro de lidia cinqueño. De nuevo ahí tenemos a Gómez del Pilar camino de la “tercio gayola” en la que tras el ¡ay! se incorpora y lancea con gran emoción la fuerte embestida del toro. Quiso poner al toro de largo para lucirle y acaso como obsequio a la ganadera, a la que había brindado su primero, si bien el toro tardeó y acudió al cite sin gran viveza, aunque una vez en posición metiese los riñones y elevase al cielo su electrificada cola. De nuevo Gómez del Pilar volvió a plantear un  trasteo de baja intensidad, tal y como hizo en su primero, buscando las claves de su actuación en la deprimente senda del neo-toreo, muy despegado incluso en los adornos y con una faena que nunca llega a despegar y que además va a menos. Lo mató como pudo.

En su conjunto y como valoración general podemos decir que la corrida de Dolores Aguirre de hoy puntúa por debajo de la del año pasado, lidiada en plena Feria de San Isidro.