la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 13 de diciembre de 2018

JOSE LUIS COBO... DEL TALAR DE LUCES A LA CHAQUETA CORTA Y PUROS AROMADOS



Una vez le estreché la mano en la  feria de San Sebastián, gentil caballero y de dialogo agradable, llevaba en su pecho la ilusión inapagable de romper como figura, sitial que sin llegarlo a cimentar pero si logró, lo hizo un auténtico maestro de torerias.

JOSE LUIS COBO... DEL TALAR DE LUCES A LA CHAQUETA CORTA Y PUROS AROMADOS

Jesús Araujo ‘’Castoreño’’
Ecuador es un pais que ha tenido destacadas figuras del toreo como la recordada ‘’rata sabia’’ que dentro de su diminuto tamaño, había un gran corazón lleno de garra y entrega cada vez que se vestía de luces.

Y entre tantos talentos de luces,  destacan otros que han dejado huella del  buen hacer dadas sus hehuras y maneras de interpretar el toreo como  JOSE LUIS COBO artístico y fino torero que enarbolo y  mantuvo izada la bandera  de la tierra hasta el ultimo dia de luces, adios que mitiga con su pasión  de ganadero bravo.

Tuvo la intuición José  Luis cuando toreaba, rendirle culto al toreo de capa pues  tenia aquella chispa Silveriana de torear con sentimiento  bonito, pues sus verónicas, desmayando los brazos eran motivo de aplausos mil, cosa que rubricaba con la  muleta pues tenia el secreto del temple y el buen gusto por agradar a sus seguidores ya que pegaba la barbilla del pecho y hacia de cada pase, una pose para un cartel de un Pancho Flores o una escultura de un Mariano Benlliure.

Una vez le estreché la mano en la  feria de San Sebastián, gentil caballero y de dialogo agradable, llevaba en su pecho la ilusión inapagable de romper como figura, sitial que sin llegarlo a cimentar pero si logró, lo hizo un auténtico maestro de torerias.


Hoy dia, el maestro luce sus puros, su chaqueta corta y su sombrero que lo identifican como criador bravo, la montera y el añadido quedaron en el recuerdo,  oficiio esquivo en el  que la suerte se ha posado sobre sus hombros y los lomos de  su toros, cosas que lo satisfacen como taurino cabal, alegria de amistad del buen amigo y  caro aficionado Ing.Segundo Buenaño, preocupado por la fiesta brava en su pais.


Piedra angular junto a Caridad Vela en defensa de la fiesta brava en el Ecuador, la afición de tan bella tierra les debe mucho y que mejor manera de pagarles que apoyarlos en todo lo que inicien en pro del toreo en tan ceremoniosa nación, esperando estrecharle la mano al maestro en cualquier momento  para así consolidar una naciente  amistad que la hermana la tauromaquia y se, que los corazones palpitan al poder hacer  una relación a través de las letras...Maestro que la salud lo incomode, el éxito lo invada y la afición jamas muera...¡va por Ud!...¡Castoreño en mano!... Desde Mérida Venezuela pero escrita en Cordoba Argentina...Un abrazo.

TINTINAR DE CAMPANILLAS NAVIDEÑAS A MANERA DE OVACION...FELICIDADES

El ganadero de Huagrahuasi, José Luis Cobo, triunfador con la terna Guillermo Albán, Fandi, y Castella, en la Feria de Jesús del Gran Poder de Quito.

VOX colocaría al bloque PP-Cs al borde de la mayoría absoluta en unas generales



SONDEO PARA ELDIARIO.ES

La suma de PP, Ciudadanos y Vox arrojaría un resultado global del 50,9 por ciento del electorado y una previsión de escaños de entre 171 y 178.


España / 13 diciembre, 2018
La entrada de Vox en la escena política española colocaría a la derecha al borde de la mayoría absoluta en el caso de elecciones generales, según el barómetro de diciembre elaborado por Celeste-tel para eldiario.es.

La encuesta ha sido realizada entre los pasados días 3 y 11, justo después de las elecciones andaluzas, que ha supuesto que por primera vez Vox tenga representación en un Parlamento español.

El sondeo revela que Vox tendría ahora más de 1,6 millones de votantes (el 6,8 por ciento) y su entrada en el Parlamento estaría garantizada con entre diez y once escaños.

Empate técnico PP-PSOE

Celeste-tel pronostica un empate técnico entre PSOE, en primera posición con el 25,2 por ciento, y el PP, segundo con el 24,7 por ciento, mientras que Ciudadanos, tercero, obtendría el 19,4 por ciento y Unidos Podemos el 16,2 por ciento.

El barómetro sitúa a PP, Ciudadanos y Vox con posibilidad de superar conjuntamente los 176 escaños en los que se sitúa la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

La suma de PP, Ciudadanos y Vox arrojaría un resultado global del 50,9 por ciento del electorado y una previsión de escaños de entre 171 y 178, mientras que PSOE y Unidos Podemos junto a sus confluencias estarían en el 41,4 por ciento de los votos, con entre 148 y 153 escaños.

Según la encuesta de Celeste-tel, el PSOE recoge el 25,2 por ciento de los apoyos, en disposición de obtener entre 100 y 103 escaños en el Parlamento, lo que supone una caída de 1,7 puntos en un mes pero aún muy por encima de sus resultados en las generales de 2016 (22,8 por ciento de los votos y 85 escaños).

El PP, con el 24,7 por ciento de los votos y una estimación de escaños de entre 98 y 101, también cae más de un punto en un mes.

Ciudadanos también pierde un punto en un mes al situarse con el 19,4 por ciento de los votos con una estimación de entre 63 y 66 escaños mientras que Unidos Podemos, con el 16,2 por ciento de los votos obtiene 1,1 puntos menos que en el mes anterior.

La única formación que sube en diciembre según Celeste-tel es Vox, que pasa del 1,5 por ciento de apoyos registrados en noviembre al 6,8 por ciento de diciembre.

La entrada de Vox en el Congreso se produciría principalmente a costa del PP y de Ciudadanos.

El 11,2 por ciento de los encuestados que declararon haber votado al PP en 2016 dicen ahora que optarían por Vox.

En el caso de Ciudadanos el 7,1 por ciento de sus votantes en las últimas generales manifiestan ahora su decisión de cambiar su voto hacia Vox.

ROCA REY SE CONSAGRA EN LA MÉXICO Y ABRE LA PUERTA GRANDE / por Adiel Armando Bolio




ANDRÈS ROCA REY SOMETIÓ AL CUARTEL QUE LE FALTABA REDIMIR, LA PLAZA MÉXICO

Fracasaron seis divisas ganaderas y Jaral de Peñas y Santa Bárbara le salvaron la honra a la cabaña brava mexicana con un gran toro en el cierre de plaza. Adame, Morante, Flores se fueron de vacío en la Corrida Guadalupana



CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Miércoles 12 de diciembre.
Lo que apuntaba para ser una decepcionante corrida en honor a la Virgen de Guadalupe, fue salvada en el toro que cerró el festejo de Jaral de Peñas, por el diestro peruano Andrés Roca Rey al realizar la faena de la tarde, para cortar las orejas y por ello salir en hombros por la Puerta Grande de El Encierro. Sus alternantes no lograron su objetivo por el pésimo juego de los toros y porque en el caso de Joselito Adame, se privó de “tocar pelo” por fallar con la espada. Morante de la Puebla desilusionó y Sergio Flores, muy esforzado.
Ante un lleno en el numerado y buena entrada en general en la Monumental Plaza México, se lidiaron toros de varias ganaderías, sobresaliendo los de Santa Bárbara y Jaral de Peñas.
Luego de un inexplicable retraso de nueve minutos para partir plaza, mediando un aviso de la autoridad, todo mundo apareció para realizar el paseíllo previa entonación del Ave María y donde nunca se destocó el peruano Andrés Roca Rey.


En el toro que abrió plaza, de Xajay, complicado y a contra estilo del andaluz José Antonio "Morante de la Puebla”, aunque hizo el intento, simplemente abrevió. Mató de estocada atravesada y tres golpes de descabello para ser protestado.

El segundo de "Morante de la Puebla", de los Herederos de Teófilo Gómez, fue protestado airadamente y se regresó a los corrales, saliendo en su lugar el de “Los Encinos”, para no hacer nada con el capote. Y con la franela, la misma historia. Nada de nada y bronca encima incluida. Mató al segundo viaje. Pitos.


En el primero de su lote, de Santa Bárbara, protestado de salida, Joselito Adame le dio una larga cambiada de rodillas en tablas y de pie desmayó los brazos en lances a pies juntos, además de quitar ceñidamente por chicuelinas. Su faena de muleta, iniciada por alto, fue entendida, torera, de mucho arte y valor por ambos perfiles, ajustándose en cada lance. Luquesinas como adorno y mató de estocada honda y trasera, además de cuatro golpes de descabello para ser ovacionado en el tercio.
A su segundo, de Barralva, Joselito sólo bregó. Con la muleta se esmeró de verdad ante lo áspero del burel, sobre todo por el pitón derecho. Concluyó de certera estocada para escuchar palmas.


A su primer ejemplar, de Los Encinos, Sergio Flores lo veroniqueó con clase. Luego del segundo tercio se desmonteró el subalterno Gustavo Campos. Con la sarga, Sergio, a base de aguante, valor y disposición domeñó al complicado astado para cuajarle importantes series derechistas. Acabó de media estocada tendida y contraria, un pinchazo hondo y descabello. Aplausos.
Sergio, en su segundo, de Campo Hermoso, únicamente bregó. Con la muleta, el toro se aquerenció en tablas y se defendió, por lo que tuvo que abreviar. Falló al matar y se le aplaudió la intentona.

En el primer toro que le tocó en suerte, de Villa Carmela, el limeño Andrés Roca Rey se vio empeñoso con el capote, sobre todo en un quite por chicuelinas. Su labor de muleta a un ejemplar áspero e incómodo tuvo voluntad, pero sin poder redondear. Terminó de estocada y tres golpes descabello para ser protestado.

ANDRÉS ROCA REY Y DIÁCONO DE JARAL DE PEÑAS 

Y en el que cerró el festejo, de Jaral de Peñas, de nombre  “Diácono”, Roca Rey veroniqueó suavemente a pies juntos y realizó ajustadas gaoneras, lance por el que luego realizó un quitazo. Su quehacer de muleta lo inició en los medios con estrujantes cambiados por la espalda y los de pecho, todo de rodillas. De pie ligó estupendas tandas de derechazos largos y templados de mano baja y a media altura, todo en el centro del redondel. Cerró con joselillinas temerarias entre gritos de ¡torero! y mató de soberbia estocada para obtener las orejas de consagración y así salir en hombros por la Puerta Grande de El Encierro.

FICHA TÉCNICA
LUGAR: Ciudad de México, CDMX.
EVENTO: Corrida Guadalupana de la Temporada Grande Internacional 2018-2019.
PLAZA: Monumental México. Entrada: lleno en el numerado y buena en  la zona general.

TOROS: 
De varias dehesas, siendo complicados los de Xajay, los dos de Los Encinos, el de Villa Carmela, el de Barralva y el de Campo Hermoso. El de Teófilo Gómez fue devuelto por falta de presencia y buenos fueron el de Santa Bárbara y el de Jaral de Peñas.

CARTEL:
 El andaluz José Antonio “Morante de la Puebla”: protestas y pitos. Joselito Adame: al tercio y palmas. Sergio Flores: palmas y palmas. El peruano Andrés Roca Rey: protestas y dos orejas, con salida en hombros.


De Rosas y Franco / por Sertorio

Juan Manuel de Rosas, el dictador que fundó la patria argentina

No hay ninguna organización política española que presente una historia criminal como la del PSOE.

De Rosas y Franco

La damnatio memoriæ, la proscripción del recuerdo de un dirigente, no es nada nuevo; se empezó a conocer en Egipto, pasó por todas las culturas de Oriente, paró en Roma, de donde tomó su lapidario nombre latino, y acabó por arraigar en el Occidente moderno, donde España se está labrando una triste fama a la hora de mentir y esconder su pasado con fines bastardos, es decir, políticos. Indudablemente, todos los regímenes se justifican gracias a su antecesor, al que no vacilan nunca en enterrar bajo miles de cubos de basura. Hasta el año 2004, esto se limitaba entre nuestros oligarcas a hablar de la herencia recibida (y por ellos dilapidada en beneficio propio) y a producir películas que mentían a conciencia sobre la guerra del 36, pero que no pasaban de ser eso, películas. En realidad, Franco estaba olvidado en el desván de la memoria nacional, en el baúl de los recuerdos del tiempo de nuestros abuelos y de nuestra infancia alegre y confiada. De vez en cuando, algún botarate como el cipayo Aznar, agitaba el espectro de don Manuel Azaña o hasta el del conde de Romanones, pero el pasado estaba y las condenas del franquismo del PP eran mero oportunismo electoral, sin mayores consecuencias que la de mostrar su creciente desvergüenza y un afán por escupir sobre la tumba de los propios padres digno de un tratado psicoanalítico.

La llegada de Zapatero al poder implicó un cambio radical en la concepción de nuestra historia, que empezó a ser un arma arrojadiza y a utilizarse con especial desfachatez por el PSOE, partido tan culpable o más que los militares alzados de la guerra del 36 y de la ruina de la República, el cual cometió todo tipo de asesinatos, robos y matanzas durante su nefasto predominio en la zona roja.

No hay ninguna organización política española que presente una historia criminal como la del PSOE; el único grupo de facinerosos que se le parece es la Esquerra catalana. Zapatero pensó que revolver viejos odios era una estupenda manera de movilizar a las izquierdas, deslegitimar a las derechas y controlar la mentalidad de los españoles. Aunque de intelecto limitado y mediocre desempeño —o quizá por eso mismo—, el actual palanganero de Maduro acertó en su apuesta. 

La derecha fue tan cobarde que ni siquiera tras obtener la mayoría absoluta en 2011 se atrevió a abolir una ley infame, injusta, cainita y difamatoria, como lo es la de la Memoria llamada "Histórica". 

Esto le ha permitido al gobierno del doctor Sánchez —otra lumbrera— animarse a la profanación de la tumba del Caudillo y perpetrar una reforma de la ley de Zapatero que no sólo es manifiestamente anticonstitucional, sino que además resultará inútil.

Me explico: esto que ahora padecemos en España se conoció hace siglo y medio en Argentina. Después de la nefasta jornada de Caseros (1852), Juan Manuel de Rosas, el dictador que fundó la patria argentina y puso orden en el caos que siguió a la independencia, tomó el camino del exilio inglés, donde moriría. Los unitarios vencedores iniciaron una campaña de proscripción de su memoria y de mentiras oficiales sobre el período federal argentino que culminó con el Facundo de Sarmiento, caricatura ahistórica que hasta el día de hoy es lo único que conocemos los españoles sobre esa época.

Rosas, en realidad, fue el último español de La Plata, nacido en el seno de una familia aristocrática de raigambre cántabra y distinguida por sus servicios a la Corona. Destacó también como un gran estanciero que sacó el máximo partido a sus posesiones, disciplinó a los gauchos y los acabó alistando al servicio de lo que iba a ser un nuevo Estado, al que Rosas enseñó el orden y la disciplina. Durante los más de veinte años de su mandato (1829-1832 y 1835-1852), fue popular entre los negros y los pobres, defendió la tradición católica, fundó nuevas ciudades e hizo de las provincias del Río de la Plata un Estado digno de tal nombre y respetado internacionalmente. Su Ley de Aduana de 1835 garantizó la independencia económica argentina, la defensa de la industria nacional y la prosperidad de las provincias del interior. Excelente y minucioso administrador, Rosas evitó el endeudamiento externo y sólo pagó una parte de la deuda contraída por el anglófilo Rivadavia. Además, trajo emigrantes irlandeses y vascos al país. Fue uno de esos grandes americanos del siglo XIX contra los que se confabularon oscuros poderes y que pudieron haber cambiado la historia de la América española en un sentido más nacional y acorde con los criterios de la independencia, la tradición y la dignidad, como Gabriel García Moreno en Ecuador o Francisco Solano López en Paraguay. 

Derrotado en Caseros en 1852, Rosas marchó al exilio y ya no volvería a Argentina. Sus enemigos unitarios, que necesitaron de un federal —Urquiza— para vencerlo, persiguieron a sus partidarios y montaron un juicio-farsa a Rosas al estilo del que aquí quiso organizar el juez prevaricador Garzón a Franco, difunto treinta años antes. La derrota de Rosas presenta un enorme parecido con la del carlismo en nuestro siglo XIX, tanto por las consecuencias reales como por su imagen histórica. Las dos Santas Causas fueron atacadas por el capital internacional y sus sicarios locales: Mendizábal y Espartero fueron a España lo que Mitre y Sarmiento a la Argentina. Oligarquías de comisionistas a sueldo de Londres (en Buenos Aires) y de París (en Madrid) se reparten la riqueza nacional e inician una política de absoluta sumisión al extranjero que incluye, por supuesto, la aculturación y el desprecio de la vieja tradición católica y rural española, que al otro lado del Atlántico halló una espléndida memoria poética en el Martín Fierro, testimonio de la Argentina que quiso matar Sarmiento. En ambas orillas del océano se renegaba de lo que se era y se buscaba la asimilación con lo foráneo mediante el desprecio, el olvido y la execración de la raíz hispana. Tanto Argentina como España eran los restos a la deriva del naufragio de la Hispanidad, de aquel Orbe Indiano que formó una civilización propia y que, pese a nosotros mismos, aún existe y sobrevive a los intentos que hacen las oligarquías en el poder por destrozarla.

Durante un siglo, Rosas fue el gran villano de la historia argentina, el enemigo del progreso, de la ilustración y de la libertad, el líder de la siniestra Mazorca y el monstruo que ejecutó a Camila O’Gorman. Mitre y sus secuaces parecían haber afirmado eso que los sicarios de la memoria histórica denominan consenso de los historiadores. Sin embargo, Dios escribe recto con renglones torcidos: Adolfo Saldías, un joven masón protegido de Mitre, estudia los papeles de Rosas con el fin de escribir una historia que condene al viejo caudillo federal. Sin embargo, Saldías es, ante todo, historiador: reconoce las virtudes del caudillo proscrito y acaba por escribir una Historia de la Confederación Argentina en 1881 que le vale el anatema de Mitre, el silencio de la academia, el desprecio de la intelectualidad y la muerte civil. Este era el alto precio que se debía pagar por escribir una historia diferente de la oficial en la Argentina liberal y progresista de finales del XIX. Pese a todo, y como pasa ahora en España, el libro se vendió muy bien y acabó por ser un clásico de la historia nacional. Con Saldías se inició una serie de estudios que mostraban la obra de Rosas bajo una luz no maniquea y que, por eso, inevitablemente favorecían a un personaje que la historia del régimen demonizaba. En 1930, la biografía de Carlos Ibarguren reivindicará definitivamente a Rosas sin que ya sean efectivas la muerte civil y el silencio de los medios cultos; más que nada porque el régimen que comenzó en Caseros agonizaba y se preparaba ya el camino a la revolución peronista, que cambiaría para siempre la mentalidad argentina y resucitaría en Juan Domingo Perón el espíritu de Rosas. A estos estudios hay que añadir los imprescindibles de Julio Irazusta y Antonio Caponnetto, que hacen del caudillo federal la referencia básica del nacionalismo argentino.

Durante el siglo XX la figura de Rosas no dejó de crecer y la culminación de esa rehabilitación póstuma llegó en octubre de 1989, con el retorno de su cuerpo a la Argentina y su entierro multitudinario en el Buenos Aires que gobernó durante veinte años. Pese a las prohibiciones, el silencio y el desprecio de la Academia, esa puta, los revisionistas ganaron la batalla. Que tomen nota los que quieren desenterrar a Franco.     

A MODO DE POSTDATA: 
En la catedral de Trieste, enterrados en tierra extraña, se encuentran los restos de los reyes legítimos de España: Carlos V, Carlos VI y Carlos VII; Don Alfonso Carlos reposa en Puchheim. ¿Cuándo serán inhumados nuestros verdaderos reyes en El Escorial con los honores que se les deben? ¿No es hora ya de reponerlos en la dignidad que les escamoteó la rama usurpadora?

"EL TONTO NO DESCANSA". El obispo de Solsona llama a sus feligreses al ‘ayuno’ en solidaridad con los presos del ‘procés’



Realmente, cuando uno deja de creer en Dios, sea obispo, sacerdote o laico, acaba creyendo en cualquier cosa.

El obispo de Solsona llama a sus feligreses al ‘ayuno’ en solidaridad con los presos del ‘procés’: Click

Que un obispo pida a sus fieles que ayunen es algo que debería parecernos, a priori, bueno. Que lo haga en adviento, tiempo en el que se nos invita a preparar el alma para la venida del Señor no debería ser noticia. Que pida que el ayuno se haga de manera especial los viernes no deja de ser por otro lado una antiquísima tradición de la Iglesia.

Entonces... ¿Cuál es la noticia?

La noticia es que un obispo pide a sus fieles que hagan ayuno para solidarizarse con unos delincuentes, encarcelados mientras se les enjuicia por enfrentar a una sociedad entera y poner en riesgo la paz y la convivencia.

Sí. el obispo de Solsona, Xavier Novell, ha pedido a sus fieles, a través de su página web, que se sumen a la campaña "ayuno solidario por los presos catalanes en huelga de hambre en Lledoners", lanzada por un grupo de sacerdotes de Cataluña para que los fieles se unan a ellos en ayuno indefinido los viernes "en señal de solidaridad con ellos y pidiendo una solución justa al conflicto catalán-español en curso".

Realmente, cuando uno deja de creer en Dios, sea obispo, sacerdote o laico, acaba creyendo en cualquier cosa.

Y luego que si la 'X'...

Fuerte abrazo.

Gabriel Ariza Rossy

miércoles, 12 de diciembre de 2018



Izquierda y derecha

FERNANDO FERNÁNDEZ ROMÁN
OBISPO Y ORO (Publicado el 05.XII.2018)
Desde que el mundo es mundo, es decir, desde que el mundo se muestra a los ojos de historiadores y antropólogos como el lugar en que se reúnen los individuos que utilizan el pensamiento para configurar lo que llamamos Sociedad, la política juega la baza fundamental. La política es –dicen—una ciencia; la que trata de ordenar la convivencia entre los colectivos humanos. En este mundo nuestro, pues, todo es política.  ¿Qué sería de nosotros sin la política? Probablemente, la reedición de trogloditismo.

Hace más de medio siglo, Ramón Pérez de Ayala escribió un célebre artículo titulado Política y Toros, en el cual, hace un memorable repaso, en clave taurina,  a la psicología del pueblo español, haciendo hincapié en “este placer de disputas y quimeras, aversión a la mesura y horror a la verdad real y comprobable, todo esto lo lleva consigo el aficionado a los toros a las demás manifestaciones de la vida social y política/… y no hay dos españoles que hablen apaciblemente arriba de cinco minutos”.

La cita encuentra su cabalidad en el ambiente de tensión política que vive España en estos momentos, a raíz de los resultados de las elecciones autonómicas celebradas en Andalucía, una de las tajadas geográficas más importantes del país, gobernada desde hace más de tres décadas por los socialistas. O sea, la izquierda. Después de casi cuarenta años, los andaluces han votado cambio, y han ganado los partidos que se alinean al otro lado del escenario político. O sea, la derecha. Cambio de planes. Nuevos tiempos. ¿Qué hay de malo en ello?, dirán los observadores pacíficos y bienintencionados que se asoman al balcón de la lógica desde fuera de nuestras fronteras. Pobres incautos, no saben lo que es este país. Además de Pérez de Ayala, lo sabían bien Antonio Machado: Españolito que vienes al mundo/te guarde Dios/una de las dos Españas ha de helarte el corazón o José Ortega y Gasset: ¡No es esto, no es esto!, cuando vio el cariz que tomaba la llegada de la segunda república. Aquí la democracia, si falta hiciere, se impone por la fuerza, que es el contrasentido más flagrante y contaminador que puede darse en el ideario fundacional del demos-kratós de la antigua Grecia.

Como es de sobra sabido, las derechas y las izquierdas no son más que una derivada anecdótica de la visión posicional de dos opciones políticas en la Asamblea Francesa, recién salida de la Revolución de 1789: a la derecha del presidente, los burgueses girondinos, a la izquierda, los menos afortunados jacobinos (perdón por la simplicidad), es decir, las clases más acomodadas y las más populares, respectivamente; un sistema democrático basado en el constitucionalismo y en la libre expresión, mediante el sufragio universal. En las plazas de toros (al fin y al cabo, parlamento, ágora o foro a cielo abierto de libre expresión), también se puede observar la división social del sol y sombra y la disposición de las localidades y sus carestías, en función de su ubicación; pero los pañuelos (los votos) valen lo mismo cuando se trata de justipreciar lo que ocurre en el ruedo, donde el torero ha tenido que torear con la derecha y la izquierda.  

A este respecto, me permito recordar la anécdota (mal contada en su día por José Bono a Eduardo Zaplana en un previo de corrida, emitida por el Canal de televisión Vía Digital), en la que se hacía un remedo político-taurino de un hecho cierto que me parece oportuno ordenar en este  momento: A raíz de la llegada de la dictadura de Primo de Rivera (septiembre de 1923), el crítico taurino César Jalón, Clarito, recibió de la Censura de aquél tiempo un sobre a su nombre, en cuyo interior había un “altavoz” –sección sin firma creada por los nuevos propietarios del periódico El Liberal, y, efectivamente, suyo–  dedicado al dictador, que días antes había manifestado su desazón por ser acusado de “derechista”. Su razonamiento era tan simplón como ingenuo: “es como cuando se torea. Si se hace bien, ¿qué más da torear con la derecha o con la izquierda?”; a lo que Clarito respondió en otro “altavoz”: “Olvida el general, con ser andaluz y, por tanto, aficionado, que para torear con la derecha hay que apoyarse en la espada”.

Por tanto, no es nueva la consideración de que, políticamente hablando, todo lo que no esté a la izquierda –y si es izquierda radical, mucho mejor–lleva implícito el estigma del autoritarismo, cuando no la violencia. Es una falsedad absoluta y tremenda. La historia de los pueblos está llena de sucesos terribles, invasiones, genocidios y guerras civiles de ingrato recuerdo, pero de imprescindible espacio en la memoria de las gentes. De un lado… y de otro. Izquierda-derecha-derecha-izquierda, un dos… nos decían en la mili para marcar el paso de aquella ingenua y primeriza tropa, mandada por un sargento chusquero. Pues así ocurre en la vida real. Los políticos elegidos por el pueblo para que gobiernen democráticamente nos marcan el paso, solo que, en esta época nuestra, la de ahora mismo, algunos de esos dirigentes, en cuestiones de inteligencia, cultura y capacidad legislativa, no llegan al rango jerárquico de cabo primero. Y están ahí, en la pomada, unos abrazados a la ideología, otros a la espera de que les marquen el paso.

El resultado de las elecciones andaluzas ha causado un verdadero terremoto, del que no se ha librado la fiesta de los toros. Una fiesta que, para muchos –especialmente bajo el prisma de la izquierda–, es un espectáculo esencialmente derechista, mucho más en este instante, con la irrupción avasalladora de  Vox en las urnas, un partido cuyo más grave pecado consiste, precisamente,  en denunciar el camino errático del stablishment político actual, plagado de supremacismos, separatismos, entreguismos ruborizantes, estúpidas complacencias o los placebos provisionales que otorga una recién llegada al poder de la nueva izquierda –a la que llama “boba" Alfonso Guerra— que se ufana de exhumaciones y se pavonea en despachos y recepciones a contrarreloj.

Es la izquierda que, según el escritor francés y taurino de pro Jean Cau (secretario que fuera del filósofo y existencialista Juan-Paul Sartre) abriga en su corazón un democrático horror a la violencia. Y de toros, nada. Es más, el actual presidente del gobierno (del PSOE) ha manifestado que jamás le verán en una plaza de toros, mientras en el programa ideológico de Podemos ya se habla abiertamente de prohibir las corridas y demás espectáculos taurinos.

Mirando para el toro lado, Ciudadanos, que en el tema taurino no sabemos a día de hoy si es carne o pescado, si es partidario o no, si comulga o excomulga; parece estar detrás de la mata, a ver qué pasa y por dónde tira. El Partido Popular, desde luego se muestra menos alambicado, pero también timorato; es, de los tradicionales, el que parece estar más por la labor de meter el hombro.

En cualquier caso, aquí todo el mundo se olvida de que existe una ley aprobada por el Parlamento que obliga a las administraciones públicas a apoyar, mantener y fomentar el patrimonio cultural inmaterial que representa la fiesta de los toros. ¿Es que nadie va a denunciar a quienes no solo no la cumplen, sino que descapitalizan, coartan y marginan impunemente a la fiesta de los toros?

El partido político Vox, de Santiago Abascal, en cambio, ha cogido el toro por los cuernos y se ha comprometido hasta el cuello con la Tauromaquia. Sin ambages. Pero es, según la izquierda –toda la izquierda, que conste— el muladar del país. El coco. El lobo. Caca, culo pedo, pis. Así que los más radicales de izquierdas, estimulados por las arengas de ese demócrata ejemplar que es Pablo Iglesias, se han echado al monte, instalado en las barricadas, junto al contenedor de basura incendiado, pronunciando gritos democráticos que hablan de mutilaciones horripilantes a quienes no piensen como ellos. No le gusta a Iglesias el reparto de cartas y cómo le ha salido la jugada, así que ha tomado la decisión de romper la baraja. Iglesias, de momento, no habla de quemarlas (las iglesias, no las cartas). Cada cual que saque sus propias conclusiones, pero todo esto es una realidad palpable e incontestable.

Así está el patio en España cuando hoy se celebra el aniversario de la Constitución que abrió uno de los periodos más prósperos y felices de este país. Claro que, entonces, había otra izquierda, a la que votamos con ilusión y otra derecha, que también votamos mayoritariamente y cumplió con las expectativas.

Al final va a tener razón el canciller alemán Otto von Bismarck, si es verdad que dijo que España es la nación más fuerte del mundo, porque siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. Quietos hasta ver…

¡Felicidades a todos los mexicanos en el día de su Patrona!



¡Felicidades a México y toda la Hispanidad en la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe!



Noticia relacionada

12 de diciembre de 2018
El arzobispo de Ciudad de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, llamó a los mexicanos a la unidad en el mensaje con ocasión de la fiesta de la Virgen de Guadalupe, que se celebra este 12 de diciembre. “El país enfrenta desafíos muy grandes y serios, como la violencia y el asesinato, y un fenómeno reciente y muy serio es el suicidio de adolescentes que pierden el significado de la vida en una edad tan temprana”, dijo el arzobispo Aguiar Retes.

La fiesta de la Virgen de Guadalupe ofrece la oportunidad de trabajar en dos dimensiones fundamentales: la religiosa y la social, dejando a un lado la discordia. Considerémonos hermanos y así poder servir a la nación”, puede leerse en el artículo editorial de la revista de la Arquidiócesis, Desde la Fe

Ha sido muy comentado por la opinión pública –subraya la agencia Fides- la noticia publicada por la prensa local que indica que más de 250 personas murieron en la última semana debido a los enfrentamientos entre grupos delictivos con las fuerzas armadas. La violencia es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

¡Felicidades a todos los mexicanos en el día de su Patrona!


MÉXICO. EL ESPECTÁCULO MÁS NACIONAL Y SU FIESTA GUADALUPANA / por El Vito.



Aunque se dude la presencia de Joselito Adame, herido durante un tentadero la semana pasada, y en caso de que se caiga del cartel, no desluce su atractivo el anuncio del festejo, ya que reúne dos toreros que tienen mucho tirón entre los aficionados de la Ciudad de México: Morante de la Puebla y el peruano Andrés Roca Rey.


En este cartel de la Corrida Guadalupana  salta con mayor interés el anuncio de ocho hierros ganaderos, muy mexicanos que tienen categoría en la amplia cabaña brava mexicana: Jaral de Peñas, Villa Carmela, Xajay, Teófilo Gómez, Barralva, Santa Bárbara, Los Encinos y Campo Hermoso…

EL ESPECTÁCULO MÁS NACIONAL Y SU FIESTA GUADALUPANA 

Si en la Temporada Grande, o Temporada Internacional en la Plaza  Monumental México, son las fechas de febrero los días que en Sevilla califican de “farolillo”, porque se reúne el ramillete de ases de espadas alrededor de la fecha aniversario de la fundación del gigantesco coso, no deja de ser muy importante la Corrida de La Guadalupana, anunciada  para este miércoles 12 de diciembre. 
Es decir, mañana.

Aunque se dude la presencia de Joselito Adame, herido durante un tentadero la semana pasada, y en caso de que se caiga del cartel, no desluce su atractivo el anuncio del festejo, ya que reúne dos toreros que tienen mucho tirón entre los aficionados de la Ciudad de México: Morante de la Puebla y el peruano Andrés Roca Rey. Éste como primera figura del universo taurino, y el de La Puebla, por su expresión como artista y personalidad irreverente que ha sido aceptada y exaltada por los púbicos del mundo.

Joselito Adame es la primera figura  mexicana, pero en la actualidad también surge con brillo propio Sergio Flores, quien, sin  haber logrado los triunfos españoles que acumula Adame, ha sembrado seguidores por la templanza y expresión muy mexicana de su toreo.

A decir verdad no se han cosechado los frutos que se esperaron con la siembra de Tauromagia. Tampoco con las generaciones de toreros  que se suponía ocuparían el sitio que  esperanzadores ocuparon  Jorge Gutierrez, David Silveti, Miguel Espinosa “Armillita”, terna que  marcó la época post Manolo Martínez, Eloy Cavazos, Curro Rivera y Mariano Ramos.
No, salvo uno que otro chispazo de los mencionados  Flores y Adame, poco brilla la fiesta en México. 


En este cartel de la Corrida Guadalupana  salta con mayor interés el anuncio de ocho hierros ganaderos, muy mexicanos que tienen categoría en la amplia cabaña brava mexicana: Jaral de Peñas, Villa Carmela, Xajay, Teófilo Gómez, Barralva, Santa Bárbara, Los Encinos y Campo Hermoso…

Queda por fuera mucha historia, no cabe duda. Habría sido interesante resumir la competencia en tres divisiones, en vez de llevarla a ocho nombre, pudo haber sido  entre las divisas de tlaxcaltecas formadas con sangre del Saltillo de Piedras Negras, o con Sangre de Llaguno como diría  Luis Niño de Rivera. Aunque interesan, y mucho, estas ganaderías que recientemente vienen construyéndose en base a diversos encastes  españoles, como es el caso de los Atanasios, Juan Pedros y Santa Colomas entre muchos hierros bravos que crecen a lo ancho y largo del mapa ganadero mexicano.

Para concluir dejo claro que, una vez más, será el toro mexicano; ya sea por su procedencia, piedra angular de una fiesta hermosa, distinta y muy original, que reclama  revivir con el sentido de la competencia una fiesta hermosa y apasionante, la Fiesta de los Toros Mexicana tejida por hilos de dinastías que se entrelazan en sus toreros, ya sean picadores o banderilleros, y  ente familias ganaderas que hoy heroicamente sostienen un espectáculo tan mexicano que tiene derecho a reclamar la jerarquía del espectáculo más nacional.  


Feliz Navidad. Jefatura Superior de Policía de Madrid.



Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2019

Jefatura Superior de Policía de Madrid


El toro entra en la escena política / por Álvaro R. Moral



Las desafortunadas declaraciones de la ministra de Transición Ecológica –aboga por la prohibición de los toros y la caza- han ido parejas a la reivindicación de la Tauromaquia por la cúpula del PP después de comprobar el papel más o menos determinante que podría haber jugado en el auge de VOX.

El toro entra en la escena política

Álvaro R. Moral

DE LA MARISMA A LA MESETA

El toro se ha colado en la política. O quizá sea al revés. El caso es que el tótem ibérico por excelencia ha vuelto a encampanarse con rotundidad en los riscos de Despeñaperros después de las elecciones andaluzas. También lo ha hecho al socaire de las desafortunadas declaraciones de cierta ministra que se ha pasado por el forro la legalidad, la vigencia histórica y el arraigo social de una actividad que, además, constituye una promesa de ecología que nada tiene que ver con el culto al mascotismo. El toro galopará pronto por la meseta –reivindicado por unos, denostado por otros- convirtiéndose en estandarte insospechado de esa ancestral cultura de valores agrarios que ha alzado su voz para decirle a la grey política más profesionalizada que con las cosas de comer no se juega. Hay mucha tela que cortar: VOX, esa fuerza emergente que está poniendo de los nervios a esos que usted sabe, enarboló la bandera de la caza y los toros ante la impasibilidad del tronco del que se desgajó, que a costa de colocarse en el centro sólo ha conseguido ponerse de perfil. Sí, hablamos del PP. Casado, que ha echado sus barbas a remojar, podría haber tomado buena nota. Ahora maneja y proclama cifras y datos que reivindican la importancia económica de la Tauromaquia. Le contestamos con dos refranes: “nunca es tarde si la dicha es buena”. Pero también con ese “a buenas horas, mangas verdes”. Es lo que tiene intentar pescar votos entre los que nunca te darán su apoyo; como hacer misas para los que nunca entrarán en una iglesia o intentar reformar la lidia y el toreo para los que jamás se asomarán a una plaza de toros. Pues eso.

LA OCURRENCIA DE LA MINISTRA

Habíamos hablado de la señora ministra, otra de las ‘miembras’ del gobierno chachi piruli de Pedro Sánchez. El toro –y la caza- reaparecen en la mesa de los políticos. Podría ser para bien a pesar de esas inadecuadas e inaceptables declaraciones de una señora que está al frente de una historia para no dormir llamada “Transición Ecológica”. Y nosotros con estos pelos. La señora Ribera no tuvo empacho en afirmar que, si de ella dependiera, prohibiría los toros y la caza despreciando a miles –o millones- de practicantes y aficionados que participan de dos actividades legales, consolidadas y absolutamente necesarias. No sabemos si –emulando a su señorito- habló como ministra o en nombre propio. Es la moda, consagrada por la vicepresidenta Calvo que, eso sí, presume de buena aficionada. Pues menos mal. El peligro es poner color político a una fiesta que no entiende demasiado de banderas. Quedan lejos aquellos tiempos en los que los líderes del momento no dudaban en retratarse ante la cámara de Alberto Schommer –otro notario gráfico de la transición política- parapetados tras una batería de capotes de brega. Es hora de reivindicar esa constitución cuarentona que consagra la libertad de los españoles. Desgraciadamente para algunos esa libertad depende de sus gustos e imposiciones y empezamos a correr peligro de hacer una España en la una mitad excluye a la otra. La imagen que publicamos sobre estas líneas, tomada en la corrida de la Beneficencia de 1981 es elocuente. El espontáneo Antonio Olmos pintó un “Viva la Constitución” en su muleta. Había sido el año del golpe de Tejero. Ahora hay otros golpes en marcha sin pistolas al aire ni brillo de charol en los tricornios. Seguramente son más peligrosos.

ALGUNAS NOTAS HISPALENSES

Y vamos plegando velas, pero antes haremos mención del nuevo rumbo profesional de Miguel Ángel Perera, que ha escogido a Pedro Rodríguez Tamayo –número dos en el organigrama de la empresa Pagés- y a Santi Ellaury como nuevos apoderados. Lo ha hecho después de despedir la larga etapa de simbiosis e independencia con Fernando Cepeda. La verdad es que el matador extremeño ha logrado sorprender a propios y extraños con este golpe de timón que le acerca a la órbita de los gestores de la plaza de la Maestranza, con los que –ésa es la verdad- no siempre estuvo a partir un piñón. No está de más recordar sus ausencias de las Ferias de Abril de 2009, 2012, 2014 y 2015 en distintas circunstancias. Se les desea suerte a todos en el empeño. Y si hablamos de Sevilla también hay que recordar que los veedores –y el propio Ramón Valencia- andan dando los últimos repasos a los encierros que se lidiarán la próxima temporada en el coso del Baratillo. Ya se sabe que Garcigrande hará doblete en el ciclo abrileño; que El Pilar ya tiene preparada su corrida, lo mismo que Victorino, Miura... el elenco ganadero –que no tardará en ser conocido y publicado- no se alejará demasiado de los esquemas de los últimos años aunque el aficionado –no hablamos de ciertos talibanes- agradecería la cuarentena de algún hierro. Y, ahora sí, bajamos la persiana evocando la memoria y la bonhomía de un personaje que se marchó sin previo aviso. Hablamos de don José Luis García Palacios que deja el recuerdo de su naturalidad choquera y su impresionante trayectoria empresarial. Lo escribieron para la sepultura de Cúchares, pero parece escrito para él: “Dichoso el que sea llorado sin dejar en la tierra un enemigo...”