la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 26 de febrero de 2011

Vicente Arnás ilustrará la cartelería de Las Ventas


Vicente Arnás Lozano
Pintor y grabador (Madrid 1949) que en su juventud quiso seguir la tradición paterna y convertirse en torero. En sus inicios artísticos trabajó como publicitario destacando en el uso del dibujo. Su iconografía es claramente personal pues participa tanto del realismo mágico como del surrealismo crítico. 
Expone por primera vez en 1976 en la Galería Macarrón de Madrid. Lento en la ejecución y planteamiento de cada una de sus obras no ha prodigado sus exposiciones por lo que además de Madrid, solo ha expuesto hasta la fecha en Nueva York, Zaragoza, León, Santander, Alicante y Sevilla, sin embargo ha participado en más de cincuenta muestras colectivas tanto en España como en el extranjero. 
Alcanzó la Medalla de Honor en el segundo y quinto certamen BMW de pintura, celebrados en 1987 y 1990. A su importante trayectoria pictórica, hay que sumar su alta calidad de grabador, que resalta de manera especial en sus inconfundibles "Tauromaquias". 
Vicente Arnás sobresale por su talento creador en el panorama de la actual pintura figurativa española.
*******



ENTREVISTA.- Vicente Arnás ilustrará la cartelera de Las Ventas

"Las escenas taurinas se asemejan a la escena teatral"

 Aleyda Baz / Madrid / Burladero.com

 Vicente Arnás Lozano (Madrid, 1949) afirma que sus dos pasiones son la pintura y los toros. El pintor y grabador quiso de pequeño seguir los pasos de su padre al intentar ser torero. Pronto abandonó la idea dedicándose a la pintura con bastante éxito, exponiendo de forma individual en 1976. En 2002 fue elegido Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, Sevilla, entre otros premios y reconocimientos. El último, ser el encargado de ilustrar la temporada de Las Ventas. 
-Vicente, son evidentes sus dos pasiones: la pintura y los toros. ¿Cómo y cuándo nacieron sus aficiones?
- Soy aficionado a los toros desde que era un niño. Mi padre fue novillero y, claro, eso se pega. Así que de pequeño quise ser torero. La afición a la pintura sí que no sé de donde me viene. Mi abuelo materno era vigilante nocturno del museo de El Prado, sin embargo yo no lo llegué a conocer. No sé si será una casualidad pero puede que me venga de ahí mi afición a la pintura. El tema taurino sí que tengo claro que viene de mi padre. 
- ¿Cuál es esa forma tan particular de entender la tauromaquia?
- Puede que tenga una forma particular de entender, de mostrar la tauromaquia. De pequeño estaba siempre pintando temas de toros. Pensaba que me quedaría en un pintor costumbrista y de género. Estuve diez años imitando a los pintores hasta que encontré un lenguaje, llamado Realismo Fantástico o Mágico. A partir de ese momento, empecé a traducir el tema taurino en fantasía, huyendo de lo tradicional. Dentro de mi lenguaje he hecho mis propios temas. Casi siempre las escenas taurinas es como si fueran una escena teatral, donde hay un personaje vestido de torero. Siempre, claro, sin perder el respeto a la fiesta; pero añadiendo un toque personal. 
-Centrándonos en la temporada de Las Ventas, ¿qué van a ver los aficionados?
 -Los aficionados van a ver una pieza para el cartel de San Isidro que representa la escena de Las Meninas. Creo que van a elegir esa, donde aparecen tres toreros y un picador. Al fondo, donde está el personaje de Velázquez, hay un alguacilillo. También aparece con los toreros un juguete, una especie de don tancredo que se vendía en las verbenas. Ésta de San Isidro es una obra homenaje a Las Meninas, a la pintura y a la tauromaquia. En otro de los cuadros, que posiblemente sea para la Feria del Aniversario, aparece un torero sentado en el estribo, meditando. El cuadro se llama "El Saltamontes", como si fuese el pseudónimo del torero, pero en la montera del diestro aparece un saltamontes. Para la Feria de Otoño, han elegido una obra en la que aparece un cielo muy nuboso, entre claros y oscuros. En ella, vemos a un picador andando y detrás, en un primer plano, un alguacilillo. Ese mismo picador es el que ilustrará el fondo de las entradas de la temporada. 
 -Para terminar, ¿cuáles son las sensaciones de ilustrar la temporada 2011 de la plaza más importante del mundo?
 - En la época de los Lozano ya hice algún cartel pero no fue con mi forma personal como pintor, sino que tuve que seguir unas reglas. Fue una cosa figurativa en la que no hubo nada de fantasía. Donde ya sí pude pintar con mi lenguaje fue en el año 1993, en Sevilla, cuando me dieron el premio por una de mis obras, expuestas actualmente en el museo de La Maestranza. En definitiva, siempre hay temas taurinos en mi pintura. La pintura y los toros son mis dos pasiones.
 
Obras de Vicente Arnás
"El clero en la lidia"



No hay comentarios:

Publicar un comentario