la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 17 de junio de 2024

"In memoriam" de Antoñete, "la religiosidad del humo y de la sangre" (Claudio Rodríguez). Su tauromaquia / por José Ramón Márquez


"..También decía Antoñete que «la distancia es fundamental, entre otras cosas para que surja la belleza de la arrancada del toro», y ahí por un momento lo quiso interpretar Paco Ureña, cuando citó de largo a su segundo, Ochavón, número 158, y ese ha sido el único y verdadero in memoriam que ha habido para Antoñete en toda la tarde, claro que Chenel lo hacía distinto porque él no andaba probando.."

JOSÉ RAMÓN MÁRQUEZ
Lo mejor de la corrida ésta del «in memoriam Antoñeti» tomando la licencia de hacer a Antoñete nombre de la segunda declinación en aras de mayor precisión, ha sido la cantidad de evocaciones que nos ha traído de un pasado tan cercano como extinguido. Antoñete, lo hemos dicho infinidad de veces, fue un torero de aficionados, como también fue un vivero de aficionados que con él descubrieron qué es torear. La añoranza de su valor, de su conocimiento de las condiciones de las reses, del clasicismo de sus formas, de la verdad de su cite, de la perfección de su colocación, del destructivo poder de su muleta nos acompañan siempre, como nos acompaña su corta y esencial tauromaquia compuesta de ocho lances y pases, tal y como la diseccionó Jorge Laverón en su librito «La Tauromaquia de Antoñete», a saber: la verónica, la media verónica, el derechazo en series de tres pases, el natural -el que se da en la distancia y el otro-, el de pecho, el ayudado por alto y por bajo y el trincherazo. ¿Para qué más? Y que nadie venga con la monserga de que fue «torero de toreros» porque si así fuera le habrían salido imitadores, como le han ido saliendo al Juli por decenas. Y no le salían imitadores porque para torear como Antonio Chenel había que ser Antonio Chenel: “figura a los veinte años. Acabado a los treinta. Acabado a los cuarenta. Mito a los cincuenta» (Laverón).

No se entiende a santo de qué se montó este in memoriam, porque ni se celebra un aniversario redondo de su nacimiento -el día 24 de junio habría cumplido 92 años- ni de su óbito -el 22 de octubre hará ya 13 años-, sino que más bien parece que han tomado de zascandil al del mechón que lo mismo les sirve para dar nombre a una copa, la copa Chenel, con lo que a él le gustaban las copas, que para montar esta corrida de hoy en la que lo que más evoca a Antoñete es la ganadería de Jandilla, que es la misma con la que se anunció en Antequera en 1998 en su corrida mano a mano con Curro Romero, corrida goyesca, una de las mejores tardes de toros a las que uno ha tenido la dicha de poder asistir. Fuera de eso, nada de lo que hoy se proponía llevaba la más mínima evocación a Antoñete. Ni siquiera el entradón que registró la Plaza, que nos hizo recordar aquella tarde del 98 en que, vestido de lila y oro, mató dos toros en Las Ventas como regalo a la afición, con las puertas abiertas de par en par, para que entrase de balde quien quisiera, y ni siquiera llegó a llenar una sólida media entrada. Acaso cuando esta tarde vimos volar por los aires a Paco Ureña en el sexto pensamos, tras el formidable batacazo que se pegó, que en una parecida circunstancia la osamenta de vidrio de Antoñete, sus «huesos de azúcar» se habrían hecho pedazos y ya nunca más habríamos vuelto a ver erguido a Chenel.

Apenas merece la pena detenerse en el fiasco de corrida de toros que perpetraron hoy en homenaje a Antoñete, y aquí acude una nueva evocación al recordar el encierro que le preparó Chopera para su segunda retirada de los ruedos, la de septiembre de 1985, con aquellos infumables toros de Belén Ordóñez, y eso que Antoñete se lo fumaba todo. Hasta pitos escuchó en su segundo en aquella aciaga tarde, aunque luego en desagravio le sacamos por la Puerta Grande sin haber cortado ninguna oreja, que a él no le hacían falta orejas para abrir esa puerta.

Decía Antoñete que «la colocación es imprescindible. En el toro y en la vida. Hasta para tomarse una cerveza en la barra de un bar, conviene estar bien colocado», y eso es lo que trajo Talavante como homenaje a Antoñete, pues sus dos faenitas estuvieron presididas por la descolocación para dar toda la razón al maestro y explicar por qué esa sucesión ininterrumpida de pases sin motivo ni finalidad alguna no conseguían cobrar vuelo ni emocionar a nadie, y mira que hay gente ansiosa de emocionarse a las primeras de cambio.

También decía Antoñete que «la distancia es fundamental, entre otras cosas para que surja la belleza de la arrancada del toro», y ahí por un momento lo quiso interpretar Paco Ureña, cuando citó de largo a su segundo, Ochavón, número 158, y ese ha sido el único y verdadero in memoriam que ha habido para Antoñete en toda la tarde, claro que Chenel lo hacía distinto porque él no andaba probando. Donde él citaba es donde sabía que el toro se le iba a venir. Ureña no tiene la intuición y el conocimiento que tenía Antoñete y por eso porfía en su cite hasta que al final halla la distancia adecuada y el toro se arranca. Pero en cualquier caso es de aplaudir Paco Ureña, que es el único que en esta tarde ha querido hacer un guiño a la tauromaquia del homenajeado.

Sobre la forma de torear, Antoñete decía que hoy «se torea más bonito que nunca […] eso no quiere decir que se toree mejor que nunca», y si no que se lo pregunten a Manzanares en su primero, que explique esa falta de compromiso con lo esencial, que explique su toreo ligero, sin alma y sin apreturas, su toreo de fast-food, desnudo de espíritu, su vana exhibición de estética y acompañamiento.

«El toreo es de arriba abajo y de delante atrás», decía Antoñete como el profeta que clama en el vigente desierto del toreo a la media altura, del remate por alto de los pases, muchas veces para tratar de conseguir que el toro no se desplome, o se deslome. Y donde Antoñete pone la firmeza de su muletazo en el que domina al toro que embiste embebido en la muleta, ese muletazo que templa la embestida y manda sobre ella, hoy vimos, como tantas otras tardes, acompañar la embestida, dejar que el toro se dé él solo el pase y que se quede colocado él mismo a la salida.

De toda la tarde lo único que se salió del deplorable guion fue la disposición de Paco Ureña con el sexto, su entereza para volver al toro muy mermado de facultades tras la fuerte caída que sufrió y rematar su obra poniendo en la Plaza la emoción que había estado ausente de ella durante el largo transcurso del festejo.

Javier Ambel bregó con mimo y conocimientos al quinto de la tarde al que Manuel Cid picó con claridad y mesura. Las cuadrillas decidieron, para su particular in memoriam de los peones de Antoñete, en general, mirarse más en los modos de Periquito que en los de Montoliú.








FIN

Madrid. Corrida anodina de Jandilla y épica de Paco Ureña / por Pla Ventura

"..Un fracaso de clamor para ambos ganaderos pero, así funciona el mundo del figureo. Y dentro de todos los males, al final, el último de la tarde ha sido un animal encastadísimo y fiero que, se ha llevado por delante todas las ilusiones de Paco Ureña que, tras una espeluznante cogida en la que ha resultado con una lesión en el hombro, bastante ha hecho que, tirando de épica, tras la voltereta se ha sobrepuesto como malamente ha podido y lo ha matado de una estocada.."

Corrida anodina de Jandilla y épica de Paco Ureña

Pla Ventura
Toros de Lidia/16 junio, 2024
Bien podría decirse que el triunfador de esta tarde ha sido Antoñete, el torero al que se le rendía homenaje en su memoria. No era para menos tratándose de un torero tan grande. Borja Domecq ha traído seis toros casi inválidos que han provocado un desastre de época. Incluso se han lidiado dos sobreros de El Pilar que, tampoco han aportado nada.

Un fracaso de clamor para ambos ganaderos pero, así funciona el mundo del figureo. Y dentro de todos los males, al final, el último de la tarde ha sido un animal encastadísimo y fiero que, se ha llevado por delante todas las ilusiones de Paco Ureña que, tras una espeluznante cogida en la que ha resultado con una lesión en el hombro, bastante ha hecho que, tirando de épica, tras la voltereta se ha sobrepuesto como malamente ha podido y lo ha matado de una estocada. Le han dado una oreja para premiar su valor, su épica y su sentido de la responsabilidad por aquello de estar en Madrid pero, no es menos cierto que ese triunfo no le servirá para nada. Desde aquí le deseamos al torero una pronta recuperación. En su primero, un animal protestado por falta de trapío y, más tarde, por su falta de fuerzas no ha podido lograr nada reseñable salvo su tremenda voluntad.

Manzanares ha estado voluntarioso frente a un manso de verdad; vamos que, le presentaba la muleta y el toro buscaba la calle Alcalá con desmedido ahínco. Decepción al más alto nivel para el torero pero, de forma muy concreta para los aficionados que, ilusionados, esperaban algo más del alicantino. En su segundo, tras los cambios de los toros anteriores, el animal tampoco tenía fuerzas ni alma para embestir. Otro fiasco en toda regla. Corrida de expectación, ya se sabe, corrida de decepción y pobre del que se ilusione cuando toreen las figuras. La desdicha está servida.

El toro más franco, por aquello de la nobleza, ha sido el primero de Alejandro Talavante que, en honor a la verdad ha conseguido muy buenos muletazos pero, ciertamente, no deben de haber sido tan buenos cuando nadie ha reparado con su faena. Al toro le faltaba trasmisión, fuerzas, casta y bravura y, a Talavante, alma. Su segundo parecía pero no ha sido. Otro petardo de estrépito.

Como decía, la emoción la ha puesto Paco Ureña en el último de la tarde que, como si fuera de otra reata, el animal era dueño de una casta y fiereza para recibir al escalafón entero de toreros. Se le veía la disposición a Ureña pero, en la tercera serie el toro le ha prendido en una voltereta de tintes horribles. Como dije, además de la paliza se ha lesionado el hombro izquierdo y, pese a todo, ha matado al toro de una estocada. La conmoción en los tendidos ha sido suficiente para que se le pidiera una oreja para premiar su valor sin cuentos y esa disposición que solo la tienen los que tienen hambre de triunfos.

Como dije, el triunfador total, como tantas veces, ha resultado ser Antoñete porque, todo el mundo nos hemos acordado de las grandes faenas del maestro de Madrid y, ante esos recuerdos, cualquiera se emociona. Que Dios le tenga en la gloria al maestro mientras que, nosotros, pobres mortales, seguimos disfrutando de su leyenda y, lo que es mejor, sus obras que han quedado enmarcadas para siempre, el las videotecas del mundo.

LAS VENTAS.- IN MEMORIAM "ANTOÑETE": UREÑA TRIUNFA CONTRA LA ADVERSIDAD / por Juan Miguel Núñez Batlles


"..La plaza, a reventar, con el "no hay billetes" en taquillas Habrá que ver lo que tiene reservado "el sistema" para tiempos de vacas flacas. Y a todo esto, la corrida que se ofreció, de la más absoluta mansedumbre. Un sistema (ya sin el entrecomillado) con un objetivo claro de lucro sin preocuparse de ofrecer el mínimo aliciente a la parroquia que lo costea.."


Las Ventas.- Corrida In Memoriam "Antoñete"
UREÑA TRIUNFA CONTRA LA ADVERSIDAD

Juan Miguel Núñez Batlles
Corrida Homenaje a Antoñete, torero de Madrid que significó mucho en la monumental de Las Ventas, "su" Plaza, sin embargo, la única referencia en los previos unas fotografías alusivas a su carrera en los pasillos del tendido bajo, y lógicamente el obligado minuto de silencio en su memoria. Un expresivo brindis de Ureña al cielo en el tercero. Lo demás fue olvido, todo olvido y desatenciones. Ay, qué manera tan torpe de ofrecer y potenciar los valores del torero cuando precisamente se tienen tan a la mano. Éste sigue siendo un espectáculo que milagrosamente se promociona sólo, y a las pruebas hay que remitirse. La plaza, a reventar, con el "no hay billetes" en taquillas Habrá que ver lo que tiene reservado "el sistema" para tiempos de vacas flacas. Y a todo esto, la corrida que se ofreció, de la más absoluta mansedumbre. Un sistema (ya sin el entrecomillado) con un objetivo claro de lucro sin preocuparse de ofrecer el mínimo aliciente a la parroquia que lo costea.

Quede claro a modo de advertencia, y antes de entrar en el relato estrictamente taurino del festejo, que este público volcado ahora con el toreo en tardes de llenos absolutos y consecutivos, prácticamente a diario en el ciclo ya finalizado de San Isidro, ojo, y con mucha gente joven, una nueva generación de aficionados para asegurar el futuro, empero puede convertirse en cualquier momento en un público ocasional, que, si esto no cambia, saldrá por la misma puerta que viene entrando. Lo importante sería que se quedaran, y para ello, naturalmente, es necesario que se le ofrezca algo muy destacado. Lo de hoy, desde luego, se salva por el pundonor y el arrojo de Ureña, un héroe en tarde de mansos y adversidades.


El que abrió plaza, manso, mansísimo, no se definió hasta el último tercio. Casi se llevó por delante a Manzanares en el comienzo de faena al verse descubierto por una ráfaga de viento. Y a pesar de todo se empleo a fondo el torero, en unos pases a derechas de cierta estética, limpios pero ayunos de emoción. Ningún interés. Y tan manso el cuarto, segundo sobrero, una birria de toro que dio un concierto haciendo sonar los estribos del caballo amén de venirse también al suelo a poco que Manzanares intentó bajarle la mano. Desesperado el torero, desesperado el tendido. Así acabó la farsa.


Talavante anunció un fuerte compromiso en su primero yéndose frente a toriles, de rodillas, donde aguantó una salida lenta e incierta del "jandilla" con el hierro de Vegahermosa, resuelto finalmente el lance y trance de tanto apuro poniéndose de pie. Luego el toro no fue nada, y poco o menos se pudo ver. Parecía que el quinto podría ser, pero tampoco. Toro que aguantó más y mejor en los dos primeros, en cambio, "no sirvió" para la muleta. Por abajo protestaba y aliviándole soltaba la cara y punteaba. Tras dejar claro que no podía ser, y después del arrastre del toro sonaron unos incomprensibles pitos para el torero.


A Ureña le faltó toro por todos lados en su primero, manso y descastadísimo como sus hermanos. La corrida alcanzaba el ecuador sumida en la desesperanza. Y ya en el sexto, a pesar de que el toro no acompañaba, quedándose debajo, muy corto de embestida, Ureña trató de fajarse en ese sitio de tú o yo, donde en ocasiones este tipo de mansos se echan para adelante. Y acabó siendo una lucha desigual. Lo primero, el toro se venció por el derecho lanzándole a gran altura. La caída fue impresionante. Pero todavía se deshizo de las asistencias cuando era llevado a la enfermería, para volver a la carga, ahora maltrecho. Conmovedora escena, que naturalmente creo ambiente de congoja. El público, volcado con el torero, todo un héroe. Y aunque no pudo haber más emoción que tan inquietante y sentimental escena, al final y tras la estocada, la recompensa de la oreja, que recogió Ureña del alguacilillo, sin embargo, sin llegarla a pasear al dirigirse directamente a la enfermería. Triunfo a toda costa, hay que advertir, sin ceder ante tanta adversidad.

FICHA DEL FESTEJO. - Corrida Homenaje a Antoñete. No hay billetes.

Cinco toros de Jandilla, el tercero con el hierro de Vegahermosa, del mismo encaste y casa ganadera. El cuarto tris fue un sobrero de El Pilar sustituto de otro sobrero de la misma ganadería. Justos de presencia -el cuarto, el colmo de la insignificancia- , mansos y descastados. Corrida muy a la baja. Pitados todos los arrastres.

José María Manzanares: estocada trasera y desprendida (ovación); y dos metisacas y estocada contraria (silencio).
Alejandro Talavante: pinchazo, estocada contraria (palmas tras aviso); y pinchazo, estocada caída y descabello (leves pitos).j
Paco Ureña: estocada desprendida (silencio); y estocada (oreja).
--
POSDATA del autor de esta crónica para aclarar algo muy importante:

No quito nada de los elogios a Ureña por su heróica actuación. No obstante, va siendo hora de plantarse seriamente ante lo que está ocurriendo con el "nuevo" público de Madrid, cuya ignorancia viene marcando un peligroso deterioro de la categoría de la llamada primera plaza del mundo. Un público sin criterio, o conducido por "el azar" de determinado sector fundamentalista. Para entendernos, a unos, mucho, y a otros, poco o nada.

Protestan un toro por manso, y se congratulan de lo listos que son. Y piden y exigen una oreja por una voltereta. Dramática voltereta, en esto estamos todos de acuerdo. Pero habría que dejar las cosas ahí, que ese hubiese sido su justo término.
Porque en la faena premiada con una oreja esta vez, no hubo ni un pase, ni uno.

¿Qué tendría que hacer yo, entonces, a la hora de contarlo?
Sencillanente, no quiero sacrificar a Ureña para redimir la torpeza del acobardado presidente que concede el trofeo ante la presión de tanto analfabetismo taurino.
Porque creo que este torero viene pagando un tributo demasiado cruel en su carrera, como para inmolarle ahora y que pague culpas ajenas.

Ureña estuvo hecho un tío y no es responsable del desaguisado que impera últimamente en la monumental de Las Ventas. Quede claro.

domingo, 16 de junio de 2024

Roca Rey se queda solo con tres mosqueteros / por Ricardo Díaz-Manresa


"..No recuerdo en muchísimos años que sólo tengamos una figura del torero o, mejor, un diestro muy destacado, sobre todo en las taquillas, para echarse el toreo encima. ¿Demasiado peso?.."

Roca Rey se queda solo con tres mosqueteros

Roca Rey se queda solo con tres mosqueterosRoca Rey se queda solo con tres mosqueteros.

Ricardo Díaz-Manresa
Burladero/16/6/2024 
Pues sí, lo dejaron solo arriba. Hasta el año pasado el peso de la temporada lo compartía con El Juli y Morante. Este 2024 empezó con Morante, pero se ha quedado solo al cortar temporalmente el torero de La Puebla. Solo.

No recuerdo en muchísimos años que sólo tengamos una figura del torero o, mejor, un diestro muy destacado, sobre todo en las taquillas, para echarse el toreo encima. ¿Demasiado peso?

Y encima Roca es un torero que tiene que darlo todo cada día para mantener su situación, por lo que lo tiene más complicado y difícil. Y encima con un sector discutiéndolo.

Para seguir con la temporada a cuestas tiene los nombres de Talavante y Castella, que lo arropan. Y Manzanares que rellena. Ayuda Luque. Está sin rematar los sevillanos Juan Ortega y Pablo Aguado. A Miguel Ángel Perera lo utilizan menos de lo que se merece. Ureña y Tomás Rufo empujan. Como Emilio de Justo. Y a los demás del pelotón los ponen porque hay que presentar carteles en las ferias.

El flojito San Isidro, en toreros y toros, y sorprendentes llenazos, con lo que hay en la nómina de espadas, nos ha traído tres refuerzos, tres mosqueteros, que deberían animar la temporada.

Con Fernando Adrián, tres puertas grandes en sus tres últimas actuaciones, no se sabe lo que ocurrirá. Lo de la temporada anterior, sin torear nada en tres meses tras su última puerta grande, supongo que será irrepetible después de insólito e injusto. Tiene que torear y mucho pero se desconocen sus exigencias y si los empresarios lo castigan por algo. Pero ahí está para reforzar la temporada.

En cuanto a Borja Jiménez es otro caso completamente diferente. Tras su triunfo en otoño en Las Ventas, le han dado muchos toros y lo pusieron de lujo tres tardes en la isidrada, pero una cosa es que toree mucho y otra que lleve gente. La primera la vimos en Vera porque 48 horas después de su salida a hombros en Las Ventas, hubo media entrada larga en una plaza de aforo normal.

Y otra sorpresa con Adrián y la Beneficencia. Bien es verdad que el mano a mano con Castella era una broma, pero la realidad, ante la baja de Morante, fue de estar vendido todo el papel a hacer significativa una devolución de entradas, más raro todavía en esta época de ir a los toros a mansalva y además siendo Adrián el esperado…Era indudable un interés lógico por su trayectoria anterior de triunfos diarios en todas las plazas que pisó.

Veremos cómo funcionan las taquillas con Adrián y Borja.

No olvidar el nombre de David Galván, que es una incógnita.

Y el tercer mosquetero es Jarocho, el novillero que caló en Madrid. El plantel de compañeros que tiene no es malo. Suenan cinco o seis y hay material para formar carteles interesantes. Hay que esperar dos cosas : a que Jarocho empiece a torear mucho y a que mantenga el nivel de Madrid, lo que no es fácil.

Pero los tres mosqueteros de puerta grande han gustado mucho a muchos en Las Ventas.

IÑAKI ARTETA: «QUE EL TERRORISMO SE DESPACHE CON DOS LÍNEAS EN LOS LIBROS DE TEXTO ES PERVERSO»


"..El fotógrafo, cineasta y productor, hace un alto en las grabaciones que lleva a cabo con familiares de víctimas del terrorismo. Estos documentos formarán parte del gran Archivo Audiovisual de las Víctimas del Terrorismo en España, que servirá para preservar y divulgar su memoria como reconocimiento a su dignidad.."

IÑAKI ARTETA: «QUE EL TERRORISMO SE DESPACHE CON DOS LÍNEAS EN LOS LIBROS DE TEXTO ES PERVERSO»

El director vasco conversa con LA GACETA sobre su gran proyecto, el Archivo Audiovisual de las Víctimas del Terrorismo de España

Nieves B. Jiménez
La Gaceta-Ideas/9 de junio de 2024
De entre las muchas frases que destacaría de esta conversación con Iñaki Arteta (Bilbao, 1959), decido comenzar con la que mejor resume el sentimiento de las víctimas de la violencia terrorista: “Sólo nosotros, que lo hemos vivido, podemos poner palabras y emociones a nuestra historia y transmitirla”. Toda la razón. Ellos han sido también claves en la lucha contra ETA. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer.

El fotógrafo, cineasta y productor, hace un alto en las grabaciones que lleva a cabo con familiares de víctimas del terrorismo. Estos documentos formarán parte del gran Archivo Audiovisual de las Víctimas del Terrorismo en España, que servirá para preservar y divulgar su memoria como reconocimiento a su dignidad. Asimismo, acaba de presentar la web (archivoau.org) que recogerá estas voces como documento indiscutible sobre la memoria reciente de nuestro país, un deseo y un afán por el que lleva tiempo luchando y ya ve cumplido.

Arteta se está convirtiendo en uno de los símbolos y altavoz de la lucha contra el terrorismo y el chantaje de los totalitarismos, prácticas que desgraciadamente parecen no desaparecer del todo cuando algunos de nuestros políticos ni disimulan cediendo al chantaje para sacar alguna ventaja electoral y, por otra parte, la sombra de los verdugos sigue aquí, ocupando cargos en las instituciones. Su objetivo prioritario es la defensa de las víctimas, que jamás caigan en el olvido, propósito que ha ido plasmando en películas como Sin libertad, Trece entre mil, Bajo el silencio y el libro Historia de un vasco.

Llega Arteta enérgico y muy educado a esta conversación con IDEAS en la que reflexiona sobre sí mismo, la pasión que supone su trabajo y su idea de España. Lucha para que nadie pueda decir que los años de terrorismo no ocurrieron. Ojalá en unos años, con el objetivo totalmente cumplido, pueda decir como Catulo, “hoy en recóndita paz envejece”.

Tomemos conciencia de nuestra historia. Si usted se pregunta, ¿qué puedo hacer yo para que algunos de estos sentimientos de crisis se atenúen y, al menos, me despoje de esta inquietud permanente? aquí tiene una buena opción: www.archivoau.org.

Porque la memoria se construye no con monumentos a los muertos, sino con la comprensión de sus vidas.

¿Cómo está? ¿En qué momento vital le encuentro?

Estamos bien. Yo soy un tío animado, en el sentido de que procuro hacer cosas positivas y no me va el estar parado, tengo siempre varios proyectos a la vez. Respecto al Archivo Audiovisual sobre Víctimas del Terrorismo, ya te anticipo que no ha habido nunca tiempos buenos. Cuando empezamos allá en 2001 con la primera película, Sin libertad, ya me decían, “¿por qué no lo dejas para otro momento?”. En fin, me di cuenta hace tiempo de que para desarrollar cosas complicadas nunca es buen momento. Así que las haces o no las haces. Todo está en la voluntad de hacer. Y en creer que aquello que te has propuesto es algo muy conveniente y necesario. Y, sobre todo, porque sé que será para el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos, para que cuenten con la verdad. Eso me anima mucho. Saber que hay cosas que tienen sentido, más allá de lo que pase.

¿Cómo ve España? Disparatada, agónica, en su punto, hecha un dolor…

Disparatada es un buen adjetivo. Estamos asistiendo a muchas cosas salidas de madre, a una provocación constante para llevarnos a la crispación. Y no es una crispación espontánea, es un enfrentamiento que nos llega desde un par de gobiernos antes del actual. En 2018 ya se lanzaban mensajes sibilinos, agresivos, para que la sociedad se polarizara. Y era una crispación estudiada, forzada desde la izquierda y la ultraizquierda, para dividirnos y hacerse con la hegemonía cultural. Se han encargado de señalar al que ellos consideran disidente, demonizar todo lo que no sea izquierda, como si no fuera honorable votar a la derecha, y todo en ese espacio que Sánchez define como fachosfera, a sabiendas de que ahí estamos media España o más. Todo ello crea apatía, degeneración…

Y sin límites. Vemos que no dudan en saltarse más líneas…

Claro. Y, lo peor, reitero, es que están logrando adormecer a gran parte de la sociedad. Con tanto desvarío llega un momento en que uno no sabe ni lo que ha pasado ayer… Nos la cuelan por todas las esquinas. Una desafección hacia la política y los políticos provocada por tanta acumulación de informaciones, que es lo mismo que “desinformación”. Esto genera y crea aturdimiento en una sociedad que, cada vez más, prefiere alejarse. Y este alejamiento cae en beneficio, precisamente, de los promotores de esta cosa. Son estrategias totalitarias de libro.

“Adoro mi tierra, adoro mi mar, adoro el aire que antes fue humo. Aquí he vivido siempre y aquí acabaré de vivir. Por eso me empeño tanto en señalar el mal que lleva tantos años incrustado en este rincón de España”, le leía hace poco. ¿Por qué considera este Archivo Audiovisual su gran proyecto?

Porque de alguna manera es inabarcable. La grabación de los testimonios para mi primera película supuso uno de los primeros momentos que me hicieron darme cuenta de que había muchas, pero muchas historias, que necesitaban ser contadas. Entendimos lo trascendente de cada historia individual porque estas tragedias han ocurrido a personas, únicas e irrepetibles, no a una estadística más ni a algo invisible.

Y se encuentra inmerso en una nueva batalla que dará un nuevo empujón al proyecto

Sí, así es. Al conocer de cerca la Shoah Foundation, de Steven Spielberg, decidimos reemprenderlo. 

Nuestro propósito es tener el máximo posible de testimonios de víctimas del terrorismo de España. Hasta la fecha tenemos grabados 400 testimonios, casi mil familias, diez mil heridos, pero también hablamos de víctimas del atentado del 11 de marzo y otros atentados de corte islamista, así como de los grupos terroristas GRAPO, FRAP… Es un universo enorme, desgraciadamente. 

Sé que no tengo medios suficientes para darle más estructura, que estoy solo, de ahí lo del “proyecto de mi vida”. Cuantitativamente es un reto enorme y el tiempo que lleva realizarlo igualmente, muy grande. Podríamos definirlo como una especie de Biblia, ya que será un recopilatorio de testimonios en un solo espacio además de acoger información, localizaciones, qué pasó después con aquellos que quedaron, derivas familiares… A pinceladas, es un mapa de lo que ha sido España, estos últimos años, verdaderamente importante.

España, lo vemos a diario, se va construyendo paso a paso. Su labor está siendo ardua ya que navega sin ayudas. Construye a través de la respuesta de la gente. Estas condiciones de trabajo limitan, pero también fortalecen, sabe que cuenta con el respaldo de muchas personas que aportan su granito de arena.

Sí, hemos recaudado hasta la fecha como unos 40.000 euros y vamos a seguir estirando el dinero hasta donde se pueda. Seguiremos construyendo la web —archivoau.org— a la que ya se puede acceder y en la que mostramos el trabajo que estamos haciendo, lo que hemos hecho hasta ahora así como la manera de involucrarse en el proyecto. Me anima mucho ver la reacción de la gente cuando ve el trabajo que estamos haciendo. Reside en la esencia de los buenos españoles estar con las víctimas.

Si estrenar una película ya es difícil, hablar de un documental es como intentar subir a Primera desde Tercera División. La exhibición es muy compleja. Qué pocas películas y documentos históricos, con una historia tan grande y compleja como la nuestra, se hacen en España. ¿Somos los españoles incapaces de enfrentarnos de una forma natural con nuestra historia?

La verdad es que no tengo la respuesta. Me resulta también un poco difícil entenderlo porque es cierto que existen innumerables historias y no se hace nada para contarlas. Es un gran espacio vacío. Parece mentira… Se podría hablar de las víctimas, de la época, de cómo la sociedad se sintió tan acosada mientras vivían los años marcados por la violencia terrorista. Recuerdo que se decía, “bueno, esta gente —productores, directores— tiene miedo…”. Antes era miedo y ahora no les importa… Vemos cientos de películas sobre el nazismo o Vietnam desde puntos y miradas diferentes, incluso en algunos casos sigues descubriendo cosas que te sorprenden. Y todo gracias a la forma de contar. Imagínate cómo sería en España, que ni siquiera hemos empezado a retratar la verdad. Mira, tengo, desde hace años, un proyecto de ficción, con guion acabado y supervisado por un escritor, y simplemente no me contestan.

Qué significará este archivo en un futuro

Será un gran monumento a la memoria de las víctimas. Escuchar su voz, ver sus rostros, a sus familias… Por otra parte, adquiere un valor educativo e histórico incuestionable. Lo que me motiva es que contenga toda la totalidad de testimonios. Es nuestra responsabilidad preservar la voz de cada superviviente que nos da su historia. Asegurarles que están aquí y seguirán estando dentro de 100 años. Y accesible para todos: particulares, centros educativos, historiadores, periodistas…

Confiesa que después del gran número de entrevistas que lleva grabadas se sigue emocionando

Mira, hace unos minutos acabo de estar con unos familiares y salgo emocionado, muchísimo. Claro que te toca. Y no puedes llorar delante de la persona, ya ves que estoy sentado frente a ellos, pero es verdad que, además de la tragedia vivida, hay personas que tienen una forma de contar muy especial. Si ya es grave lo que están contando, la forma de hablarlo te estremece. Cuántos particulares con problemas para seguir sobreviviendo tras los atentados, algunos no rehacen su vida; algunas ayudas tardan, mucho; familias que sufren, en ocasiones, derivas muy dramáticas, con hermanos o padres que enferman, mueren jóvenes o algunos entran en fases destructivas. Es una carga emocional impresionante.

Y qué no le da miedo

Nunca he tenido miedo. Si lucho contra algo es contra el tiempo y la imposibilidad de no poder sacar los proyectos adelante. No sé si llamarlo miedo, pero desde luego sí es una presión enorme. Me quita el sueño no poder hacer más cosas por falta de medios. Me encantaría tener un equipo de personas que multiplicara por cinco lo que hacemos. Lo crítico para mí es no poder hacer más de lo que creo que se debería hacer y que sería muy valioso. Y, te topas con muchas trabas. Luchas a menudo contra la incomprensión. Es verdad que el sentimiento hacia las víctimas es de afecto mayoritariamente, pero en la práctica eso se diluye, se hace casi invisible. Te dicen algo así como que ya no tiene sentido llevarlo a cabo, que ya pasó, que ya les llegan sus ayudas…

Eso he visto con algún testimonio. Se te cae el alma a los pies al escuchar a familiares confesar que nadie se acercó a preguntarles, a interesarse por ellos. ¿Cómo se explica este olvido hacia las víctimas?

Ten en cuenta que en su momento fue más que olvido. Fue condenarlos al ostracismo, condenarlos al abandono. Y ahora es el olvido, la dejadez. De vez en cuando algún monumento de homenaje, las ayudas, pero son cosas efímeras, solidaridad puntual. Más allá de esto es necesaria la construcción de la memoria, construir un relato del terrorismo que cuente qué ocurrió de verdad. Es una tragedia amplia y larga en el tiempo. Es mucho tiempo haciendo daño esta gente…

Compasión es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender su sufrimiento. ¿Podríamos decir que virtudes como la piedad, la compasión, están amenazadas? Piedad, que en la concepción humanista griega era uno de los pilares sólidos de la democracia

Lo que existe hoy es un importante sesgo ideológico, y eso afecta a cómo se ve el dolor de los demás. Impera el qué le ha pasado a quién. En el País Vasco hemos sido maestros en eso. En los años del terrorismo, cuando mataban a alguien, para muchos había que saber antes de qué bando era, por decirlo de algún modo. Si la víctima era relativa a ETA la gente se volvía loca, salía a la calle y hacía huelgas. Si era un guardia civil no pasaba prácticamente nada, no se alteraba el pulso de la sociedad. Todo esto tiene que ver, precisamente, con la ideología. La ideología relativiza esa piedad. Aún hoy, esta sobreideologización de la sociedad hace que todo se relativice. La auténtica solidaridad y compasión están bajo mínimos; sobre todo desde la izquierda y la ultraizquierda, que son los que lideran la batalla cultural.

De los prejuicios sociales y usos y desusos tan arraigados en nuestra sociedad, ¿cuáles considera más peligrosos?

Sobre todo, lo que han conseguido es la apatía de la sociedad. No contestar a los desmanes de este Gobierno. Sabemos que ningún gobierno va a hacer todo bien, pero es que éste tiene una lista interminable de tropelías; para empezar, contraviniendo la Constitución… Una sucesión de hechos que no son suficientemente contestados ni siquiera por la oposición.

La memoria distorsionada por Bildu y avalada por el sanchismo. Han ido, como dice usted, mordisqueando nuestra moral hasta hacerla cada vez más pequeñita, tanto que los jóvenes no conocen casi nada. Pero, creo que esto está cambiando

Sí, vamos a más centros educativos, colegios, universidades. Y ahí te das cuenta de que el problema es que nadie les había contado, nadie les había explicado qué fue lo que ocurrió. Y su reacción es totalmente receptiva. Los chavales son muy receptivos. Repito, si no saben es porque no se les ha contado. He visto a chicos de veinte años llorando tras la proyección de alguna de mis películas, y te dicen “madre mía, no sabíamos…”. La vocación de este Archivo Audiovisual nace especialmente hacia la juventud presente y futura, con el fin de que los efectos del terrorismo sean entendidos en toda su dimensión humana e histórica. Luego hablas con ellos y notas cómo reavivas en ellos una preocupación, una sensibilidad, que te lleva a pensar que no estamos equivocados, que no son insensibles, sólo hay que exponerles las cosas. Esa dejadez, que hablábamos antes, tiene que ver mucho con la educación también. Que algo tan grave como el terrorismo se despache en los libros de texto en dos líneas es perverso.

Tras las Elecciones vascas nos preguntamos en qué va a quedar eso que llaman la memoria del terror. Decía usted hace poco, “la justicia nos sacará de esta”, pero la gente se siente aún sola, no lo ven tan claro, se preguntan a qué precio

Sí, creo en la justicia totalmente. Se pueden saltar algunos temas, no te niego que eso crea incertidumbre, pero todo este terrible entramado no puede salirles bien. En la justicia deben estar las personas más rectas, con los valores más claros y más democráticos. Habrá de todo, claro, pero se puede confiar en la inmensa mayoría de los jueces igual que en la policía. Todo no se puede tapar. Si no crees en nada ya te da igual todo, y así no se puede vivir. Creo que hay que tener esperanza y creer en que hay gente buena y gente profesional, gente que tiene principios y apoyarles. Son parte fundamental de nuestro funcionamiento como país.

En la acción reside la esperanza, dice

En efecto. Yo no habría hecho ninguna de mis películas si me hubiera quedado esperando a que me dieran todas las facilidades y todo el dinero que se necesita. Y no habría podido tampoco si, con el dinero suficiente, no hubiera tenido el valor para hacerlas. Muchos en mi lugar habrían salido corriendo y habrían optado por hacer una película de amor o sobre los bosques de mi tierra. Hay que tener mucha voluntad para levantar los proyectos y tener muy claros los contenidos y los objetivos. Pese a quien pese. Requiere mucha responsabilidad. La cosa es hacer, hacer.

Lo que alarma es que el terrorismo acabe no porque ha sido derrotado, sino porque ha conseguido sus objetivos de hegemonía impuesta y tengamos que quedarnos con eso para los restos. Qué sociedad es esta que tiene a Bildu en las instituciones públicas y a muchos no les parece mal que siga la violencia en nombre de unas ideas…

Ya no sólo es que estén en la política como un partido más, es que contaminan donde están. Donde participan ellos, evidentemente, reside la sombra de su pasado. Donde están ellos existe aún una cercanía con los terroristas. Lo vemos con los que están en la cárcel, con los homenajes hacia lo que sigue siendo su mundo. Y, lamentablemente, puede que sea irreversible. 

El paso aquel de legalizarles fue definitivo. Entraron de aquella manera, por la puerta de atrás, pasándose por el forro la sentencia del Supremo que no permitía la legalización, y ahí se han quedado. 

Tirarse de los pelos ahora porque acompañan a los etarras a la Audiencia Nacional o participan en homenajes llega tarde. Algo ha fallado, ¿no?

¿Cuál sería la pauta moral imprescindible? ¿Ve signos de esperanza?

Sí, hay esperanza, sí. Hay que tener esperanza siempre. Desde mi punto de vista, todos podemos hacer algo para cambiar las cosas, al menos debemos tener esa sensación de que podemos hacer algo, y si no podemos nosotros encargarle a alguien que lo haga, en este caso a los políticos. El relevo generacional, desde luego, es importante. España no es igual que hace cincuenta o sesenta años, y nadie por aquellos tiempos se imaginaba que cambiaría. De estos chavales de hoy, de muchos jóvenes, saldrá la fuerza y el empuje suficiente para que las cosas sean de otra manera. Las civilizaciones avanzan a través de las nuevas generaciones. Por eso es importante dejarles toda la información posible, todo lo que tenga sentido común, valores, sentido histórico, todo será bueno como testimonio para los que vengan tras nosotros. Yo soy una persona esperanzada. Ahora no puedo ser optimista, pero esperanzado sí.

(Fotografía de Adela Arteta)

Fracaso con estrépito de Vicente Barrera como dirigente político / por Pla Ventura

 

"..Todos los aficionados confiábamos que, Barrera divulgaría la fiesta de los toros en los grandes medios de comunicación, léase la radio y la televisión que pagamos todos los valencianos. Al final, nuestro gozo en un pozo.."

Fracaso con estrépito de Vicente Barrera como dirigente político

Pla Ventura 
Toros de Lidia/15 junio, 2024
Hace un año, cuando votamos a la derecha muchos aficionados a los toros en la Comunidad Valenciana, además de por convencimiento, lo hacíamos porque entendíamos que, en nuestro caso, teniendo a Vicente Barrera en la Generalitat daríamos un paso de gigante si de toros hablamos. Sabíamos que el apestoso de Ximo Puig, además de favorecer a su hermano con dinero público, a los toros no les prestaría el menor caso, si no lo hacía con las personas, imaginemos con los toros.

Total, que, de repente, se formó el gobierno de la Comunidad Valenciana y, los aficionados a los toros al ver a Vicente Barrera como vicepresidente de la Generalitat no frotábamos las manos de alegría porque, nadie como él podría ocuparse de las cuestiones taurinas, por aquello de haber sido cocinero antes que fraile. Todos los aficionados confiábamos que, Barrera divulgaría la fiesta de los toros en los grandes medios de comunicación, léase la radio y la televisión que pagamos todos los valencianos. Al final, nuestro gozo en un pozo.

Estas cosas son las que nos desilusionan de nuestros políticos y, mucho más, siendo de derechas que, por coherencia entendíamos que se ocuparían de la fiesta taurina. Eso sí, cuando comprobamos que todo ha sido un engaño nos venimos abajo sin remisión. 

Tenemos una televisión pública y no la utilizamos para favorecer a cientos de miles de personas que, por dicho medio serian felices al ver los espectáculos taurinos. 

Al final, como se ha comprobado, reina el silencio al respecto, tanto en la radio como en la televisión.

Lo triste de la cuestión es que, antes, con aquel canal 9 que teníamos, los toros se difundían por toda la comunidad y, lo que es mejor, con gran asiduidad, que se lo digan a José Luis Benlloch como jefe de retrasmisiones y a Vicente Ruíz El Soro en calidad de comentarista. Claro que, aquello, por cuestiones muy distintas a los toros era un nido de víboras, es decir, cientos de amiguetes fueron contratados y, un buen día, Alberto Fabra, como presidente de la Generalitat tuvo los santos cojones de cerrar el chiringuito.

Llegó el indeseable de Ximo Puig y abrió A-Punt, el nuevo canal televisivo porque, claro, los políticos no pueden vivir si no tienen un medio que les rían las gracias, divulguen sus éxitos y les acompañen en todos sus actos que, casi siempre, suelen tener tintes de propaganda porque, que alguien me cuente que ha hecho Ximo Puig en Valencia, además de abrir el canal citado.

Puesto que tenemos en plena actividad la citada televisión, por cierto, la de peor audiencia de toda España si de canales autonómicos se refiere, los toros podrían haber sido un revulsivo de cara a la audiencia si hubiesen retransmitido los festejos adecuados en la comunidad. Sobre el asunto, nos hemos quedado compuestos y sin novia, vaya panorama el nuestro. Y, cuidado, decimos lo que contamos ahora porque, nadie en su sano juicio le hubiera pedido toros en la tele a Ximo Puig que, como la mayoría de los sociatas, odian esta fiesta maravillosa.

Por todo lo contado, la gran desilusión que hemos sufrido con la derecha al mando de la comunidad que, me consta que han hecho cosas de mucha relevancia de cara al pueblo, entre ellas bajar muchos impuestos que eran criminales, pero, los aficionados a los toros somos parte del pueblo y nos hemos visto desamparados. Es verdad que, Vicente Barrera, ha donado unas decenas de miles de euros a la Fundación de Toros de Lidia, un hecho hermoso, pero, a fin de cuentas, queda todo en tierra nadie porque a nosotros, como aficionados valencianos no nos sirve para nada.

Hemos esperado un año porque había que darles plazo a estas personas para que se organizaran y, los toros no podían dejarlos de la mano y, como se ha demostrado, no han hecho absolutamente nada por nuestra fiesta. Imagino que, Vicente Barrera, matador de toros, abogado, hombre culto donde los haya, ahora, en calidad de vicepresidente de la Generalitat debe de tomar nota al respecto de los toros y, desde aquí le hacemos saber que, Emiliano García Page, en su comunidad castellano manchega, como hemos podido saber, ha vuelto a ganar las elecciones últimas gracias a la difusión que hace de los toros. Aquello de televisar cien festejos en una temporada por parte de una televisión autonómica, eso dice mucho a favor de un político que, casualmente, como si de un milagro se tratare, es de izquierdas, pero más listo que el hambre, sabedor de que, gracias a la fiesta taurina, además de otros logros, todo junto le han permitido una vez más a Emiliano García Page ser el amo y señor de su comunidad.

De igual modo, nuestra comunidad Valenciana debe de tomar apuntes de lo que hace Canal Sur y Tele Madrid si de toros hablamos. No se trata de quedarse impávidos ante nuestra relevante fiesta, hay que romper lanzas a favor de la misma porque, cuando todos confiábamos en ser reconocidos por los medios de comunicación valencianos, nos hemos quedado estupefactos ante el silencio que reina por nuestros dirigentes hacia la mejor fiesta del mundo y, tal y conforme están los tiempos, no es cuestión de dilapidar nada que no sea apoyar por completo este espectáculo que, por otro lado, como sabemos, tan gravemente se encuentra amenazado por los social comunistas que, como dice Urtasun, esa fiesta no representa a nadie. Al callar, señor Barrera, le damos la razón a este indeseable que, con toda seguridad, antes de entrar en política seguro que trabajaba en el alambre. Pongámonos en marcha que, todavía estamos a tiempo.

Albacete, la ilusión de septiembre / por Alberto Núñez


"..Una feria taurina que tiene variedad, importancia y seriedad en el ruedo por encima de su categoría, además combina perfectamente en sus carteles a las figuras, con los toreros emergentes y triunfadores, con los locales. También destacando la apuesta por el futuro con dos novilladas picadas y una novillada sin caballos.."

Albacete, la ilusión de septiembre

Alberto Núñez
Burladero/13 de junio de 2024
Albacete es la feria referencia de segunda categoría en el panorama taurino, hace unos días la empresa UTE Casas-Amador dieron a conocer las ganaderías que saltarán al centenario coso de la calle Feria. Variedad de encastes, ganaderías en buen momento y con gran interés. Vuelve “La Quinta”, la gran triunfadora de la temporada 2023, también lo hace Victorino Martín, que ha obtenido importantes triunfos en los últimos años en la capital manchega, el año pasado no pudo lidiar su corrida por la suspensión por lluvia del festejo, y completa la terna “torista” el legendario hierro de Samuel Flores, siempre un atractivo y reclamo para el aficionado. Debutarán en “La Chata” los toros del Conde de Mayalde. Completan el apartado ganadero los toros de la divisa salmantina de “Domingo Hernández”, Victoriano del Río, que el año pasado lidió una interesante corrida y con ese sabor “Dulce” que dejó esta ganadería en la pasada feria de San Isidro, así como “Jandilla“ que en el ciclo de 2023 obtuvo un toro premiado con la vuelta al ruedo.

“Los Espartales” es el hierro elegido para la corrida de rejones, mientras que para las novilladas picadas han sido escogidas las divisas de Lopez Gibaja y “Montealto”, que también ha sido triunfadora en las últimas ferias. Una de las sorpresas fue la ausencia de la ganadería de Daniel Ruiz, que no lidiará en “su feria” después de 9 temporadas consecutivas haciéndolo y dejando tardes para la historia como las de los indultos de “Pescadero” o “Cortesano”.

Una feria taurina que tiene variedad, importancia y seriedad en el ruedo por encima de su categoría, además combina perfectamente en sus carteles a las figuras, con los toreros emergentes y triunfadores, con los locales. También destacando la apuesta por el futuro con dos novilladas picadas y una novillada sin caballos.

Albacete acogerá en unos días la tradicional corrida de Asprona o la clásica novillada de la festividad de San Juan, pero ya contamos los días para el inicio de la feria taurina de septiembre. 

Dichos carteles se presentarán en unos días en la capital manchega, en una gala que como años anteriores se celebrará en el bellísimo Teatro Circo, en lo que es una gran puesta en escena de la empresa comandada por el que fuera matador de toros y actual empresario, el albaceteño Manuel Amador junto a Simón Casas, en un acto que ha gustado mucho en años anteriores y que está a la altura de una de las ferias más importantes del panorama taurino.
--