la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 28 de junio de 2022

Media plaza, la norma / por Pla Ventura


Está clarísimo que, a tenor de lo visto, los taurinos tienen un pacto tácito entre ellos y todo se circunscribe a esa media plaza a la que aludo; digamos que, los presupuestos se confeccionan acorde con esa escasa afición o gentes de la que hablo porque, de lo contrario sería imposible montar una corrida de toros. Si ellos se conforman y lo dan por bueno, allá ellos con sus bagatelas. 

Media plaza, la norma

Pla Ventura
Toros de Lidia / 28 junio, 2022
Algo muy grave está ocurriendo en la fiesta de los toros y sus protagonistas miran hacia otro lado como si la cosa no fuera con ellos. A tenor de lo visto, si yo fuera parte activa de todo el entramado taurino, lo digo como lo siento, estaría muy preocupado sobre el asunto. Pero, al parecer, a los que debería de preocuparles les trae sin cuidado que haya gente en la plaza que, en realidad, es el mal endémico que reina en todas las ferias, analicemos todas las que se han celebrado en junio y tendremos la respuesta.

Entiendo que, por ejemplo, Octavio Chacón, López Simón y Ferrera congregaran media plaza en Algeciras pese a que los toros eran de Victorino Martin, cosa grave de por sí que dicho ganadero ya no concite la atención de antaño. Digamos que, con carteles de menor relieve se comprende que, la gente, con estos calores de junio no haya querido pasar el mal rato que ello supone ir a una plaza de toros con lo fresquito que se pueda estar en una piscina o en la playa.

Digamos que lo que cuento podría parecer una anécdota pero, ver las plazas desoladas y sin gente es el primer síntoma de que nuestra fiesta se nos muere sin remisión, digamos lo que queramos. Madrid, por mayo, resultó ser un espejismo; es decir, ver casi llena esa plaza hermosa durante treinta días, eso  nos ilusionó a todos pero, como explico, era toda flor de mayo, nunca mejor dicho.

Tras dicha feria, todo ha quedado como estaba o si se me apura mucho peor. Creíamos que, las figuras, por su peso específico serían capaces de llenar las plazas y nuestro error ha sido mayúsculo. El único que es capaz de llenar un coliseo o estar muy cerca de ello es Roca Rey, razón por la que todo el mundo quiere hacer el paseíllo junto al diestro peruano. Muy tristes deben de estar los toreros punteros del escalafón al ver que sus nombres no concitan la atención de nadie, en este caso, de muy pocos aficionados que, reitero, prefieren quedarse en casa antes que sufrir los rigores del calor.

Está clarísimo que, a tenor de lo visto, los taurinos tienen un pacto tácito entre ellos y todo se circunscribe a esa media plaza a la que aludo; digamos que, los presupuestos se confeccionan acorde con esa escasa afición o gentes de la que hablo porque, de lo contrario sería imposible montar una corrida de toros. Si ellos se conforman y lo dan por bueno, allá ellos con sus bagatelas. ¿Solución para arreglar el desbarajuste económico? Doblar el trabajo. Dinero hay poco pero si hacemos dos jornadas, con las mismas tenemos los mismos emolumentos que antaño conseguíamos en una sola tarde. Morante, entre otros, es el ejemplo; dos tardes en cada feria en días seguidos que le permite incluso descansar más de lo habitual y, como decía, ganar el mismo dinero que otros años percibía en una sola actuación.

Como se comprende, cada cual aporta sus soluciones al mal que sufre y, lo de las dos actuaciones en casi todas las ferias es una de ellas pero, ¿cuál será el caché de los diestros de relleno? Ya nos lo podemos imaginar. Claro que, lo más grave del asunto estriba siempre con los mismos, todos aquellos que no forman parte del elenco de las figuras, digamos que, el noventa por ciento de los diestros que, dejados de la mano de Dios, imaginemos cómo será su futuro y, lo que es peor, su actual presente.

--Relacionado: Figuras del toreo y empresas: o reflexionamos sobre los precios de las entradas o nuestro fin está más cerca.

¡Bienvenido, Míster Biden! / por Sertorio

 No, no son Macarena Olona y otros dirigentes de Vox en las recientes elecciones andaluzas. Son Pepe Isbert, Manolo Morán y Lolita Sevilla, junto con otros actores, en 'Bienvenido, Mister Marshall', la emblemática película de Luis García Berlanga.

Como sabrá el lector, la OTAN viene a Madrid. Se trata de la más alta ocasión que vieron los siglos. EL MANIFIESTO, como no podía ser menos, da su bienvenida a Míster Biden y a sus comilitones.

¡Bienvenido, Míster Biden!

Sertorio 
El Manifiesto / 27 de junio de 2022
Como sabrá el lector de EL MANIFIESTO, la OTAN viene a Madrid. Se trata de la más alta ocasión que vieron los siglos: Sánchez va a hacerse una foto con Biden y se va a exhibir en la motorcade del achacoso mandamás yanqui, igual que Jarabo hacía por la Gran Vía en el haiga descapotable de la inglesa con la que fornicaba. Los chulos siempre han tenido a una vieja que les paga los caprichos, desde la corbata Hermès hasta el tirito de farlopa. Jarabo era un rumboso semental que por culpa de un empeño, un sablazo y unos cuernos acabó en asesino múltiple. Pero hasta que le delató el elegante y señoritil prurito de llevar el traje ensangrentado al tinte, nadie paseó con más garbo Red de San Luis abajo con un mono tití al hombro. 
Aquel era el Madrid de Ava Gardner y de Chicote. Otro mundo. Hoy ya no hay jarabos que paseen con ademán de jaque hembras de tronío bajo los rascacielos enanos de la Villa y Corte; la Gran Vía ha quedado en sumidero de franquicias, zahúrda de guiris con tirantas y feria de semovientes de género ambiguo. El escenario perfecto para mostrar las glorias del Nuevo Orden Mundial.

Todavía algún castizo se acuerda de la visita de Eisenhower, cuando Madrid entero gritaba “¡Ike, Ike, Ike!” (pronunciando “¡Ique, Ique, Ique!”) ante un pasmarote yanqui acostumbrado a que le llamasen “Aik”. Franco sacó al penco sajón por la Gran Vía en coche descubierto y sólo le faltó pararse en Pasapoga para que el americano abrevara. Sánchez no tendrá los redaños del general para repetir la gesta. Sólo faltaría que un Oswald ibérico les atine con un tomatazo. Tampoco sabemos si los honores militares al sucesor de Trump los dirigirá la generalísima Robles, amazona sobre un unicornio, al frente de un batallón arcoiris.

Un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo… Sánchez personificará la política exterior española de los últimos cincuenta años durante estas solemnes jornadas: obedecer a Washington sin rechistar y pedir árnica a Bruselas cuando Marruecos, Argelia o vaya usted a saber qué otra potencia del Tercer Mundo nos arree un buen soplamocos. Nadie quiere acabar como el almirante Carrero. Y Sánchez el que menos. ¿Dónde ha quedado el antiamericanismo de nuestros rojos de antaño? Rita Maestre, musa de la izquierda caviar, famosa en su tiempo por asaltar capillas a pecho descubierto, afirma que es un orgullo y un placer que Madrid sea la sede de la junta de matarifes atlantistas. Me cuesta entender lo del orgullo, pero eso del placer… Mira que hay gente rara. En fin: Rocío Monasterio no lo podría decir mejor. Son estos detalles los que demuestran que aquí nadie juega con las cosas de comer.

América ha sido muy desagradecida con España, ha castigado mucho a esta exnación que, como la proverbial furcia, pone la cama, se revuelca por los rastrojales y, de propina, se lleva una buena tunda: recordemos nuestra épica bajada de bragas saharianas ante Marruecos, el protegido de los americanos, y la bofetada bien merecida que nos propinó Argelia, nación que debería ser nuestra aliada permanente. Y Madrid no ha hecho más que obedecer perinde ac cadaver, como la criada para todo que es, a Washington y a Bruselas. Incluso fuimos a la Cumbre de las Américas en Los Ángeles en calidad de monarquía bananera, no se sabe muy bien a qué —quizá de zombis—, cuando faltaban naciones que sí pintan algo al otro lado del Charco, como México o Cuba.

No cabe duda de que el anciano gángster
 de la Casa Blanca se va a divertir

La única política exterior que ejerce Sánchez es la que mantiene tratos con Cataluña de poder a poder, por no hablar de los ledakaris, caciques, primates, régulos y cabecillas de las diversas taifas y cabilas que trocean el cadáver de lo que fuera España, que lleva camino de convertirse en otro sultanato del Magreb... «¿España?» , dijo. «Un nombre».

No cabe duda de que el anciano gángster de la Casa Blanca se va a divertir. Todos sus vasallos europeos acudirán a besarle los pies y podrá disfrutar con la actuación de dos genuinos bufones: Zelenski (que aprovechará para pasar la gorra y dar otro sablazo) y Sánchez (que no tiene gracia, pero hace muy bien de don Tancredo). Con semejante circo enfrente, Putin lo tiene muy fácil.

FRANCISCO LAMEYER Y BERENGUER, TAUROMAQUIA DE 1845 / por Jose María Moreno


La serie que mostramos la hemos extraído del libro de Pedro Vindel Estampas taurinas, de 1931, porque no obra en nuestra colección, pero la consideramos de alto interés para el aficionado por su calidad y su acertada composición.

FRANCISCO LAMEYER Y BERENGUER, TAUROMAQUIA DE 1845

LAMEYER GRABÓ UNA TAUROMAQUIA EN 1845 EN LA QUE MUESTRA SU ADMIRACIÓN POR GOYA Y SU FORMACIÓN EN LA ESCUELA ROMÁNTICA.

Jose María Moreno
Suerte de Varas / 27 junio, 2022
Mostramos una tauromaquia de gran calidad grabada por Francisco Lameyer en 1845, que está compuesta por 6 litografías, que recuerdan a los aguafuertes de Goya de 1816. Lameyer, gran admirador de Goya, parece darle un homenaje en el que mezcla su formación en la escuela romántica del segundo tercio del XIX, con la visión oscura del sordo de Fuendetodos.


La serie que mostramos la hemos extraído del libro de Pedro Vindel Estampas taurinas, de 1931, porque no obra en nuestra colección, pero la consideramos de alto interés para el aficionado por su calidad y su acertada composición.


Lameyer, nacido en El Puerto de Santa María en 1825, se trasladó de niño a Madrid, donde comenzó su labor formativa artística. Fue amigo de los Madrazo, Fortuny y otros importantes artistas plásticos, y su labor profesional la desarrolló como oficial del cuerpo administrativo de la Armada española.


Pronto dejó su trabajo en la Armada y se dedicó a la pintura. Publicó sus primeros dibujos en El Semanario Pintoresco y en El Siglo Pintoresco. Su reconocimiento como gran artista devino de su colaboración con Estébanez Calderón en la obra Escenas andaluzas, publicado en 1847. Fue uno de los más destacados pintores de la escuela romántica.


En 1845 publicó en la Litografía de los artistas esta tauromaquia de 6 grabados en la que, como ya dijimos, su admiración por Goya queda perfectamente reflejada. La realidad de la serie, su calidad litográfica, supera a muchas otras tauromaquias de la época, si bien su carencia de «originalidad» debe minusvalorarla.


El Museo del Prado tiene dos obras de Lameyer, amén de varios dibujos. El gran grabador murió en Madrid en 1877.

Figuras del toreo y empresas: o reflexionamos sobre los precios de las entradas o nuestro fin está más cerca


Detalle de una tarde de toros. © Copa Chenel

O reflexionan figuras, empresas y sindicatos de banderilleros y picadores o nuestro fin estará cada vez más cerca. Porque las medias plazas con las cabezas del escalafón en cosos de segunda categoría esta temporada serán menos de medio aforo dentro de dos temporadas, y un tercio en un lustro. Y un cuarto en una década.

Figuras del toreo y empresas: o reflexionamos sobre los precios de las entradas o nuestro fin está más cerca

Cultoro / 27 junio, 2022
Terminó este domingo -a pesar de que sigue en marcha la Feria de Burgos hasta el miércoles- el fin de semana que, junto al del 15 de agosto y a los del 8 y 15 de septiembre, es el más intenso en cuanto a actividad taurina se refiere en toda la temporada, y más allá de triunfos e imágenes que llenan el alma como aficionados, lo que más duele es que no ha habido ni un solo lleno en ninguna de las plazas en las que se han anunciado toros. Ni uno. Y esta es una realidad que no se puede tapar porque la que la sufre, la afición, es la que lo paga y lo pagará -y nunca mejor dicho- ahora y en adelante.

Duele que carteles con figuras máximas hayan tenido media plaza en los tendidos. Pero duele mucho más que un aficionado en potencia no haya podido ir a ese cartel porque la entrada más barata pase de los 35 euros en el mejor de los casos, y eso es ser prohibitivo en un espectáculo que Joselito el Gallo, el rey de esto, hace un siglo soñó las Monumentales para que los pobres también pudiesen disfrutar del rito más bello.

O reflexionan figuras, empresas y sindicatos de banderilleros y picadores o nuestro fin estará cada vez más cerca. Porque las medias plazas con las cabezas del escalafón en cosos de segunda categoría esta temporada serán menos de medio aforo dentro de dos temporadas, y un tercio en un lustro. Y un cuarto en una década.

Y no hablamos de que lo que se está narrando haya ocurrido, ocasionalmente, en tan sólo alguna corrida de toros del mes de junio: ha ocurrido en todas las Ferias. En todas -con la excepción de Burgos y Torrejón, en una porque el abono es fuerte debido a las peñas y en la segunda porque el apoyo institucional es el pilar del abono y se pueden poner precios baratos-. Ni una se ha salvado. Todas con medias plazas, tres cuartos y como mucho algo más de eso en el día fuerte del serial y todas con precios con los que un joven se paga tres noches de botellón en la playa. Y, ¿qué renta más?

lunes, 27 de junio de 2022

Las Ventas, mísera / por Pla Ventura


Para colmo, dicho coso ostenta el rango de ser un Bien de Interés Cultural, si no llega a serlo ya estaba totalmente derruida. Una vez más, como se demuestra, son los políticos los que nos enervan y nos arrebatan las ilusiones porque, por lógica, sentido común, coherencia y cuidado por el inmueble, este coso debería de lucir radiante por todos los lados mientras que, lo que hemos podido ver en distintos sectores del edificio es mucho más lamentable de lo que pocos puedan imaginar.

Las Ventas, mísera

Pla Ventura
Toros de Lidia / 27 junio, 2022
Cuando hemos comprobado en la feria de San Isidro el estado calamitoso con el que se encuentra la plaza de toros de Las Ventas, cualquiera, hemos sentido un tremendo escalofrío al ver la primera plaza del mundo en un estado lamentable. Esas cosas duelen muchísimo y, mucho más, a sabiendas de que la empresa de Madrid paga un gran arriendo que va directamente a las arcas de la comunidad y, siendo así, ¿qué se hace con ese dinero? Que pueden hacer lo que les venga en gana pero, ante todo, remozar el inmueble que, en distintas dependencias esparcidas por toda la plaza, produce pena, náuseas ver el estado calamitoso de tan emblemática plaza.

Para colmo, dicho coso ostenta el rango de ser un Bien de Interés Cultural, si no llega a serlo ya estaba totalmente derruida. Una vez más, como se demuestra, son los políticos los que nos enervan y nos arrebatan las ilusiones porque, por lógica, sentido común, coherencia y cuidado por el inmueble, este coso debería de lucir radiante por todos los lados mientras que, lo que hemos podido ver en distintos sectores del edificio es mucho más lamentable de lo que pocos puedan imaginar.

Hemos escuchado muchas veces a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, defender la fiesta de los toros, algo que nos llena de orgullo pero, a su vez, nos llena de pena que esa misma dama, responsable directa de Las Ventas, vea que se nos cae a pedazos y que no haga nada por remediarlo. Insisto que, con el canon que recibe la Comunidad por parte de la empresa arrendataria, con ello, sobrarían muchos miles de euros todos los años incluso después de arreglarla que, repito, es de pura pena y, Las Ventas, es patrimonio de Madrid y, si se me apura, todos los aficionados nos sentimos un poco venteños.

De igual modo habría que preguntarle al responsable de los Asuntos Taurinos de la Comunidad, ese chico que lo puso a dedo Pablo Casado y que se llama Miguel Abellán, imagino que algo tendrá que decir al respecto porque, barrunto que todo lo que tenga que ver con la dignidad de la plaza, inmueble incluido, debe ser de su competencia. Hay goteras, desconchados, falta pintar las barandillas metálicas, paredes, posaderas de madera, arquetas de desagüe por los suelos; mil y una carencia que, por vergüenza, por ética y responsabilidad, jamás deberían de haber permitido que ahora tuviéramos que escribir estas líneas llenas de desconsuelo al ver dicho inmueble dejado de la mano de Dios, en este caso, de la dueña que no es otra que la propia Comunidad. ¿Será que no tienen ojos en la cara los políticos para ver semejante barbaridad?

A los responsables de la plaza de toros de Las Ventas deberíamos de invitarles para que vieran el coso de Alicante que, luce bellísimo en todos los órdenes y sus cuidados son maravillosos; no hace falta más que acudir al recinto taurómaco de la plaza de España alicantina para comprobarlo. Nos produce asco ver cómo ha quedado el coso de Oviedo, por citar una desdicha al más alto nivel y, como todo el mundo comprenderá, no queremos que la situación del coso ovetense pueda darse cita un día en Madrid pero, al paso que vamos todo nos hace barruntar que así sucederá. Esos inmuebles que parecen eternos, se van dejando y el paso de los años hace mella incluso hasta en sus cimientos porque, todo edificio, el que fuere, precisa de una atención anual al respecto de su conservación antes de que sea demasiado tarde.

Insisto en la pregunta que es obligada. ¿Qué se hace con el dinero que recauda la Comunidad por el arriendo de Las Ventas? Cuidado que, de las arcas de Madrid no sale un céntimo para dicha conservación del inmueble porque, con el alquiler hay plata de sobra para que todo luzca como los chorros del oro. ¿Quién, cómo y de qué manera se gestiona ese dinero que recibe la Comunidad por parte de los empresarios? Es algo que no deberíamos de preguntar porque, ellos mismos, los responsables de la cuestión deberían de notificar sin que nadie pidiera ninguna explicación porque, si Las Ventas es patrimonio de Madrid, los madrileños, incluso todo el mundo deberían saber qué se hace con ese dinero recibido.

La pandemia le sentó muy mal al toreo pero, mucho más ha afectado a la primera plaza del mundo que, tras dos años de abandono total, es ahora cuando estamos viendo las carencias por las que pasa y sufre y, lo que es peor, nadie nos ha dicho que mañana la remozarán como es debido. Acudir a Madrid, como nos sucedió a nosotros, ha sido un motivo de desolación porque, nadie entiende las causas de dicha dejadez y abandono. Como dije, comprendo que Isabel Díaz Ayuso no se va a poner a pintar la plaza en su interior pero, como aficionada, imagino que todas las veces que ha acudido a dicho recinto, con sus bellos ojos habrá visto el estado lamentable por el que pasa, el que ahora estamos recriminado a unos políticos que, con sus acciones, si de toros hablamos, parece que sean todos de izquierdas, coño.

El silencio de las putas / por Eduardo García Serrano


Son más lenguaraces las putas en Cuaresma que Yolanda Díaz, Irene Montero, Ione Belarra, Ada Colau y sus chachas del PSOE a la hora de pasarle el mocho al vómito de Mónica Oltra que, a buen seguro, no irá esposada a declarar como imputada tal y como sí tuvo que ir la víctima del puerco con priapismo de su marido, cuyas huellas, sus eyaculaciones de pederasta, eran borradas por la bayeta de su mujer.


El silencio de las putas

Eduardo García Serrano
El Correo de España / 26 Junio 2022
El silencio de las putas en Cuaresma es un berrido coral en comparación con el mutismo de las milicianas de Podemos y de sus franquicias aldeanas ante la decapitación política de Mónica Oltra. Son más lenguaraces las putas en Cuaresma que Yolanda Díaz, Irene Montero, Ione Belarra, Ada Colau y sus chachas del PSOE a la hora de pasarle el mocho al vómito de Mónica Oltra que, a buen seguro, no irá esposada a declarar como imputada tal y como sí tuvo que ir la víctima del puerco con priapismo de su marido, cuyas huellas, sus eyaculaciones de pederasta, eran borradas por la bayeta de su mujer.

No estamos en Cuaresma, no hay putas silentes en las esquinas pero sí milicianas socialcomunistas y separatistas calladas como putas, regalando su tenebroso silencio a la tovarich Mónica Oltra del mismo modo que, durante el último lustro, avasallaron con silencio, desprecio y persecución a la niña de catorce años en la que su marido entraba como se entra en un sexshop.

¡Qué calladas están todas! Dónde están sus estúpidos andamiajes intelectualoides, dónde sus espantajos pseudofilosóficos, qué ha sido de su puritanismo luterano, qué de sus pastorales progresistas, dónde están sus homilías feministas, dónde sus plegarias igualitarias, qué ha sido de su retórica de la vagina libertaria. Nada. Todas mudas, todas sordas y todas ciegas porque el verdugo es uno di noi y la víctima es un juguete propagandístico del fascismo que no merece la universal solidaridad del Me Too socialcomunista, feminista y separatista.

No estamos en Cuaresma, no hay putas silentes en las esquinas, solo milicianas socialcomunistas y separatistas que callan como putas ante una niña de catorce años a la que un pederasta con priapismo, el marido de Mónica Oltra, no dejaba “volver a casa sola y borracha” porque era rehén de la tutela de su mujer y esclava sexual de su puerca lujuria. Todas ellas, Yolanda Díaz, Irene Montero, Ada Colau, Ione Belarra, Teresa Rodriguez... son comisarias políticas reclutadas entre la hez de las cantinas del socialismo, del comunismo y del separatismo. Cuando rebuznan dan asco, cuando callan provocan espanto.

Las Ventas: Grato sabor de Fuente Ymbro y de Isaac Fonseca / por Jean-Charles Olvera

Por lo de esta tarde, no nos vamos a mentir. La casta de los Fuente Ymbro desbordó a los tres novilleros en una tarde marcada por las volteretas, los enganchones, los revolcones y una herida de Isaac Fonseca, el único por cierto que se alzó al nivel de exigencia y de casta de los novillos. Novillada marcada por la valentía de los novilleros, que sobraba, pero el toreo no solo se nutre de eso.

Las Ventas: Grato sabor de Fuente Ymbro y de Isaac Fonseca

Jean-Charles Olvera - España
Opinión y Toros / 27 Junio 2022
Los pupilos de Ricardo Gallardo regalaron otra gran tarde en Las Ventas tras la recordada novillada isidril del 23 de mayo pasado.

Casi un mes pasó desde entonces y cada quién rememorando los triunfos de Álvaro Alarcón con sus 3 orejas, de Manuel Diosleguarde con una y de Jorge Martínez que no cortó por culpa de un palco que se puso tozudo con él.

El cartel de novilleros de esta tarde era anunciado como el de “los triunfadores”, un término algo exagerado cuando uno recuerda las polémicas salidas a hombros de Víctor Hernández y de Diego García en las dos primeras novilladas de esta temporada madrileña. Estos “triunfadores” los hubiéramos visto preferentemente en San Isidro que en estos festejos posteriores en el que acude un aturdido público paisano demasiado benévolo.

Algo diferente lo de Isaac Fonseca, que sin ‘triunfar’ en Las Ventas, por lo menos se le vio en feria: fue ovacionado en la pasada feria de otoño y dio una vuelta al ruedo el 16 de mayo en San Isidro. El mexicano es un novillero sobradamente visto en plazas de la Comunidad de Madrid en las cuales ha triunfado.

Por lo de esta tarde, no nos vamos a mentir. La casta de los Fuente Ymbro desbordó a los tres novilleros en una tarde marcada por las volteretas, los enganchones, los revolcones y una herida de Isaac Fonseca, el único por cierto que se alzó al nivel de exigencia y de casta de los novillos. Novillada marcada por la valentía de los novilleros, que sobraba, pero el toreo no solo se nutre de eso.

Cada quien tuvo un lote idéntico, con un novillo enrazado que pedía papeles y carnet (3, 4 y 5 fuertemente ovacionados en el arrastre) y otros tres con movilidad pero con menos transmisión, que aún así ofrecían oportunidades. Fonseca solo pudo lidiar el tercero, su herida le impidió salir al sexto.

Víctor Hernández cortó una oreja al primero al que recibió con una larga afarolada de rodilla, el novillo saliendo tocado tras vuelta de campana. El diestro inició su trasteo por estatuarios, sufriendo dos fuertes volteretas sin consecuencias. Toreó de perfil oyendo las primeras críticas del 7. Cogió después el ritmo del novillo y se puso en el buen sitio finalizando la faena, terminándola con tres series de naturales sueltas de buenas facturas y dos bernadinas ajustadas, matando de entera perpendicular. Fue suficiente la petición de sus paisanos para que la presidencia otorgue una orejita muy protestada que desencadenó lamentables insultos y hasta dedazos del tendido 8 hacia el 7, sin intervención cualquiera. Espectáculo lamentable que algún día degenerará, de cual se percató la presidencia quien corrigió después sus decisiones midiendo por fin las otras peticiones “autobuseras” abusivas de los tendidos 8 y 9.

Al cuarto, Víctor Hernández sufrió una espeluznante voltereta dando verónicas con el capote, saliendo por fortuna ileso de una fuerte caída en las vértebras. Diego García también fue cogido durante el quite. “Comisario” era un novillo que exigía mucho mando y firmeza. Algo que le recordó el novillo a Víctor Hernández con otra voltereta, sin consecuencias, al inicio de la faena. Supo por fin cambiar de rumbo y tomar confianza nuevamente terminando la faena, bajando la mano izquierda con tres series yendo a tablas. Su mejor momento de la tarde. Mató de estocada desprendida recibiendo recado. Saludó al tercio con división.

Al sexto que lidió sustituyendo a Isaac Fonseca herido, dio una faena larga sin transmisión y poco mando a un novillo que embestía solo y con movilidad. Nuevo aviso cayendo el novillo y vuelta por su cuenta con división. Lástima de no haber visto este novillo en manos de Fonseca.

Diego García salió dispuesto a triunfar, pero no estuvo a la altura de su lote. Anodino con el único feo y escurrido segundo del lote, pegó pases con un tono más bajo que su enrazado quinto de nombre “Judio”, otro excepcional novillo de gran calidad por ambos pitones y que bajaba solito el hocico en la arena. Petición a gritos de su gente para el novillero, silenciada después (ni palmas le tocaron…) tras la gran ovación de los aficionados para “Judio”, que hizo literalmente callar al gremio.

Lo mejor para el final. Isaac Fonseca también fue desbordado por el tercer novillo, pero después fue igualmente el único que se alzó al nivel de exigencia de su oponente. Sufrió una primera voltereta con el capote durante sus gaoneras y fue cogido al principio de la faena, tras haber iniciado con distancias, cuando rematada con pase de pecho una serie de derechazos con cambio de mano: el pitón derecho atravesó la pierna derecha con dos trayectorias, sufriendo además una fractura mandibular y una contusión en la mano derecha. Aún así, cuando su cuadrilla le llevaba a la enfermería, Fonseca regresó de inmediato y sin pensárselo, para seguir enfrentando al Fuente Ymbro.

El resto fue un combate entre un novillero y un novillo, ambos encastados. Fonseca cargó la suerte en terrenos difíciles y bajó la mano afirmando su mando hasta el final de la faena. Tandas de emoción y de autenticidad culminadas con fulminante entera contraria con derrame. Gran ovación al novillo y oreja con vuelta triunfal del michoacano que pasaría después a la enfermería, dejando nuevamente un grato sabor en Las Ventas. Este carismático novillero está, sin duda, preparado para tomar su alternativa el próximo 11 de agosto en Dax.

Otro grato sabor dejaron en el ruedo los novillos de Fuente Ymbro. Ovación final recibieron el mayoral y el ganadero por parte del escaso sector aficionado, el único en ver y calibrar tanto a los novilleros que a los novillos. Ni palmas para los ganaderos por parte del numeroso y gritón sector “autobusero”, un sector “ultra” (más bien ultra pesado) que cubría una plaza de Las Ventas a la cual asistieron casi 7.000 espectadores, o sea 2.000 más que las dos precedentes novilladas, también afectadas por este síndrome.

Triunfaron entonces estos novillos de plaza de primera que exigían por doquier y un mexicano que derramó valor, coraje, autenticidad y sangre en el ruedo, que no es poco decir