la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 28 de julio de 2011

ANTONIO BIENVENIDA ESTUVO EN ACHO / Aquilino Sánchez Nodal


ANTONIO BIENVENIDA ESTUVO EN ACHO

Aquilino Sánchez Nodal
Madrid, 28 de Julio de 2011
La plaza de toros de Lima, Perú, es la más antigua de las que existen en América y una de las más exigentes del Orbe taurino. Las noticias de toros eran las más leídas por aquellos descendientes de Incas y españoles. La semana del 26 de Noviembre al 2 de Diciembre de 1.947 los toros ocupaban lugar preferente en diarios y emisoras de radio. Los ecos de Linares no se habían difuminado, pero lo más interesante que resaltaba sobre todas era el clamoroso triunfo conseguido por un torero llegado de España, Antonio Mejías Bienvenida. Los aficionados peruanos no pensaban que pudiera superar su actuación en Las Ventas de la Corrida a Beneficio del Montepío de Toreros. La plaza de Acho había anunciado que el famoso matador se volvía a encerrar, en solitario, con seis toros de la ganadería de La Viña. Gesto extraño y poco visto por aquellas tierras y máxime tratándose del torero más importante de España. La torería hecha persona, la pureza, sublime en la lidia, las faenas grandiosas, el resultado, siete orejas y cuatro rabos legítimamente conquistados. Su toreo fue un derroche de elegancia y temple, grandeza, valor y arte. No en un toro, no, fue la constante en toda la tarde. El público que abarrotaba la plaza esperaba un triunfo memorable pero se desbordaron todas las expectativas. Antonio Bienvenida se presentaba en Lima precedido de crónicas, llegadas desde España, de sensacionales actuaciones en tres faenas, cada una más altisonante, realizadas en diferentes fechas y que referían su sensacional toreo. 
Los titulares mantenían todo su frescor, los festejos a que se referían los periódicos habían ocurrido en el reciente mes de Octubre, unos días antes de emprender viaje al Continente americano. En la publicación anterior a “Olé y Olé”, se leía: - “En Perú se ha consagrado Antonio Bienvenida de forma definitiva para admiración y sorpresa de este nuevo público. Ahora comprendemos porque en el arte de Antonio Bienvenida no se pone nunca el Sol. También es significativo la casta de los toros de La Viña, bravos y muy peligrosos para que los viejos aficionados limeños no tuvieran ninguna duda de lo magnífico torero que es este Bienvenida. Por su fama podía elegir una corrida más cómoda y se podría haber aliviado al uso, en cambio, para mayor sentimiento y pureza del espectáculo, en esta nueva gesta se encerró con seis tremendos toros que dieron en la romana 320 Kgs. en canal. Así, sencillo y honesto, cumplió con unas respetables actuaciones el Soberano Torero Español. Todos hemos podido contemplar su verdad sin hipérboles. Por la grandiosidad en esta corrida de toros, Antonio Bienvenida ha pasado a la Historia de la Tauromaquia Universal. Antonio Bienvenida es el número uno de los toreros del Mundo, después de este triunfo irrefutable”.

Pues tal, como lo contaron, lo repito. Sin duda, todavía en Lima se habla de aquella sensacional corrida de toros en la que don Antonio Mejías Bienvenida actuó solo frente a seis tremendas alimañas de La Viña.