la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 17 de julio de 2012

El Chano: Gran torero, gran hombre / Por Rafael Comino Delgado



El Chano: 
Gran torero, gran hombre

Por Rafael Comino Delgado
La noticia, que ha sido publicada y comentada por todos los medios, ha corrido como un reguero de pólvora: ¡El Chano ha sufrido una cogida y tiene fractura de la primera vértebra lumbar (L1) con aplastamiento medular! Por profano que se sea al oír esto se piensa que tiene mala espina, se piensa en lo peor.

El propio torero, al sentirse herido, así lo pensó y lo ha manifestado en sus declaraciones. Son pues, momentos durísimos para él, para su familia, para sus amigos y, pienso que, para todo el toreo.

Yo no le conozco personalmente pero le he visto torear cientos de veces y me considero admirador suyo. Aseguro, con toda sinceridad, que cada vez que le veía lidiar con el capote o tomar las banderillas pensaba, es el Chano, lo hará bien porque es un gran torero. Siempre que le veía se me venía esa idea a la mente y experimentaba un sentimiento de admiración y respeto. Me consta que la inmensa mayoría de los aficionados experimentaban lo mismo que yo, pues he oído muchísimas veces, al referirse a El Chano, decir ¡Qué gran torero es! En estos días cada vez que hace alguna declaración transmite hombría, torería, integridad, sinceridad, reciedumbre de espíritu y no se cuantas cosas más, que le retratan como un hombre cabal, un gran hombre. Así pues, Vicente Yángüez “El Chano” es un gran torero y un gran hombre.

He leído que le van a operar en Getafe y lo primero que uno piensa es en poder darle ánimos, pero teniendo en cuenta cuanto ha dicho en sus declaraciones, cualquier cosa que se le pueda decir ya lo ha pensado él. Yo confieso que al escribir estas líneas me invade una gran emoción, y tal vez no podría pronunciar las palabras que escribo; confieso que desde lo más profundo de mi alma deseo que la operación sea un éxito, y que pueda volver a hacer vida normal; confieso que desde que me enteré de la noticia he rezado y rezo para que todo se resuelva pronto y bien. Finalmente, Señor Chano, pienso que lo mismo que hago yo lo están haciendo miles de personas. Seguro que Dios nos escuchará.
***