la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 22 de julio de 2012

Gran tarde de Escribano en la Ochavada de Archidona



Gran tarde de Escribano, que pide sitio
Nueve orejas y dos rabos en Ochavada, lo que demuestra el enorme error del actual presidente de la Asociacion Venezolana de Toros y Novillos de vetarle bajo la influencia de motivos oscuros, tras su ultimo paseillo en Valencia el año pasado. Cosas incongruentes que aquejan la fiesta brava venezolana.
Paseíllo en un monumento
La Plaza Ochavada se convierte en un espectacular coso taurino para el espectáculo de ambiente y color de una corrida de época.-El paseíllo en la plaza con los balcones llenos de gente disfrutando del espectáculo desde el salón. Click
********* 
Remitido por Rubén D. Villafraz.
Manuel Escribano ha cortado cuatro orejas y dos rabos y ha salido en hombros junto a Salvador Vega y Rivera Ordóñez en la peculiar y coqueta plaza de toros malagueña de Ochavada de Archidona. Escribano pasó como un huracán y tiene hambre de salir del pozo, dejó constancia de su entrega con dos actuaciones enrazadas, voltereta incluida en su primero. Salvador Vega cortó tres orejas, y estuvo en artista y Rivera Ordóñez conectó con el público. Se lidió un encierro manejable de Lagunajanda.

El tercero se dejó y Manuel Escribano estuvo arrollador desde que se abrió de capa con una larga cambiada. En banderillas estuvo espectacular, destacando el último par por los adentros inverosímil. Hizo un toreo entregado de principio a fin, poderoso, busco el triunfo y lo consiguió, voltereta incluida, sin consecuencias. Espadazo y dos orejas y rabo. Muy rotundo Escribano.

Al sexto lo recibió con otra larga cambiada y fue desarmado. En banderillas formó tal alboroto que le pidieron cuatro pares. Y después firmó una faena de mando y se monto encima del toro dándose un arrimón espeluznante. Se la jugo sin trampa ni cartón. Espadazo. Y dos orejas y rabo.

El segundo tuvo mucho que torear y demasiadas complicaciones. Vega las solventó e imprimió toreo de muchos quilates con capote y muleta hasta que cortó dos orejas de ley. El quinto dejó expresarse a Vega de capa. Se movió en el último tercio justo de raza y el malagueño hizo una faena sentida y compostura donde predominó el sello del artista. Oreja para Vega.

El cuarto fue el toro de más cuajo. Tuvo mucho carbón en los primeros tercios y llegó parado a la muleta. Rivera estuvo muy decidido y tiró de recursos y desplantes para buscar la conexión con el público. Lo mejor fue el tercio de banderillas muy meritorio con un toro con muchos pies. Fue premiado con dos orejas. El primer toro tuvo un buen pitón izquierdo, porque por el derecho fue más complicado. Rivera Ordóñez tiró de oficio por ese lado y conecto con el público en una labor correcta. / EMILIO TRIGO – Mundotoro.

FICHA DEL FESTEJO
Plaza de toros de Ochavada de Archidona. Casi lleno. 
Toros de Lagunajanda nobles y manejables.
Rivera Ordóñez, silencio y dos orejas.
Salvador Vega, dos orejas y oreja.
Manuel Escribano, cuatro orejas y dos rabos.

Destacó en la lidia del sexto y en el corte, Ignacio González