la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 23 de julio de 2012

Mont de Marsan: Épica de Robleño y cornada para Castaño en Mont de Marsan. Otra gran tarde de toros en Francia con la ganaderia de Escolar.



--Saludaron después de banderillear Morenito de Arles y Manolo de los Reyes, Rafael Cañada y Manolo de los Reyes. 
--Los seis picadores, Tito Sandoval, Francisco Plazas, Alfonso Doblado, Fernando Sánchez, Rafael Saúco y Marc Reynaud fueron llamados a saludar al final del festejo.
--Los toros secundo, tercero y último fueron aplaudidos en el arrastre

Épica de Robleño y cornada para Castaño
 en Mont de Marsan


Frente a una corrida seria, en parte muy complicada y en parte muy buena de José Escolar, Fernando Robleño y Julien Lescarret han salido a hombros mientras que Javier Castaño fue operado de dos cornadas en la espalda propinadas por el muy duro quinto toro en la última tarde de la Feria de Mont de Marsan.


Mont de Marsan (Francia), 22 jul.- Frente a una corrida seria, en parte muy complicada y en parte muy buena de José Escolar, Fernando Robleño y Julien Lescarret han salido a hombros mientras que Javier Castaño fue operado de dos cornadas en la espalda propinadas por el muy duro quinto toro en la última tarde de la Feria de Mont de Marsan.
Seis toros de José Escolar, más en Santa Coloma los tres primeros, algo tardos y parados los dos primeros, muy noble el tercero, y más en Albaserrada los otros tres: duro el cuarto, muy peligroso el quinto y muy bueno el último.
Fernando Robleño saludo, vuelta y oreja, Javier Castaño saludo y cornada, Julien Lescarret oreja y oreja.
Saludaron después de banderillear el tercero Morenito de Arles y Manolo de los Reyes, así como Rafael Cañada y Manolo de los Reyes después de banderillear al último. Los toros secundo, tercero y último fueron aplaudidos en el arrastre. Robleño y Lescarret salieron a hombros, pero se negó el ganadero a hacer lo mismo, explicando que cuando un toro suyo hería a un torero no cabía participar en el triunfo. Eso sí, salió discretamente el mayoral a saludar en la boca del burladero.
-------------------------
La feria de Mont de Marsan se ha acabado con una gran tarde torista gracias a la variedad de juego de una corrida de José Escolar que por su trapío é importancia ha mantenido el interés a lo largo de toda la tarde.
Han asistido los aficionados que llenaban la plaza a una corrida de toros auténtica, con tercios de varas imponentes gracias a la gran cuadra Bonijol y a la disposición de los seis picadores, Tito Sandoval, Francisco Plazas, Alfonso Doblado, Fernando Sánchez, Rafael Saúco y Marc Reynaud que fueron llamados a saludar al final del festejo. Ganó el premio al mejor tercio Tito Sandoval, montado en el maravilloso caballo Tabarly de menos de 570 kilos.
El momento más emotivo de esta corrida que quedará en el recuerdo vino con la lidia del quinto toro, bajo, fino, muy astifino, pero muy complicado y descolocándose en los capotes : cogió a Castaño cuando lo ponía en suerte, lo lanzó en el aire y le infligió al vuelo dos cornadas en las espalda antes de que cayera el suelo.
Una prenda importante que se hizo dueño del ruedo, rompiendo capotes y persiguiendo a la gente en todos los tercios. Cobró cinco puyazos de Fernando Sánchez, el último desde el centro donde le colocó Fernando Robleño.
A continuación, y mientras que la plaza entera se ponía de pie para alentar a Robleño del cual se esperaba una lidia sobre las piernas y una estocada al paso de banderillas, el público de Mont de Marsan vio como éste se adueñaba poco a poco del toro, tragando mucho y apostando en cada muletazo, primero sobre el pitón izquierdo y luego sobre el derecho.
Una faena épica de torero maduro con sangre fría e ideas claras. Aguantó Robleño miradas y colocadas hasta que, rendido el toro, le rubricó un formidable volapié en todo el alto.
Desafortunadamente, el toro se emplazó, y Robleño tardó en descabellarlo después de numerosos intentos. Se concedió una oreja de peso, pero de haber descabellado antes, es probable que el público le hubiese pedido hasta el rabo.
Frente al primero, un toro bravo pero tardo y pronto apagado no tuvo opción, y frente al cuarto, otra prenda sin llegar a la dificultad del quinto, Robleño hizo ya un gran esfuerzo, perdiendo la oreja ganada a ley después de dos pinchazos y una estocada desprendida.
Bravo también en cuatro varas desde el centro de Tito Sandival, fue el segundo que se rajó demasiado pronto para permitirle a Javier Castaño quien lo empujó siempre para adelante de levantar vuelo. Mató de gran estocada y escuchó una ovación.
El quinto evidenció en seguida su sentido, y en el primer capotazo de Castaño en el momento de ponerlo en suerte, se atravesó y lo cogió de lleno.
A Julien Lescarret le tocaron los dos mejores toros de la corrida, un tercero bravo en tres varas, noble y con buen son, frente el cual se acopló a rachas.
Mató de una entera tendida después de un pinchazo y cortó una oreja. El último fue con diferencia el mejor toro de la corrida, bravo en tres varas, y evidenciando después buen tranco, buen son, mucha humillación y fijeza por ambos pitones. Otra vez se acopló a rachas Lescarret, y después de dejar una estocada entera y tendida cortó una nueva oreja.
Javier Castaño ha sido operado de dos cornadas en la espalda, una de carácter leve, y otra más grave.