la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 18 de julio de 2012

Juli, qué. / Por Ricardo Díaz-Manresa




"...¿Qué le pasa al Juli este año?. Lo del G-10 lo tiene desquiciado. Fuera de Valencia y Sevilla y después de Madrid, está que trina. Volteretón en Aranjuez, otro en Granada que lo lesiona, sale como una fiera en Badajoz a por JT, recae y aparece en sanfermines...como la gran decepción. ¿Quién te las elige, cómo tragas esas ganaderías?. Luchar no es negar declaraciones a don Manuel Francisco, el del cisco, sino dar la cara, triunfar y levantar esto. Todo menos lo del gran escaparate de Pamplona..."

Juli, qué.

Ricardo Díaz-Manresa
18- julio- 2012
Juli, ¿qué? ¿Qué ocurre, qué te pasa, qué tienes alrededor, qué sientes, qué te recorre dentro, qué te carcome, qué eliges, por qué?

Este año, desde el principio, han pasado cosas, que si el G-10, que si eras el líder, que si te dejan fuera de Fallas y la de abril, que no entras en los carteles del mayo madrileño –que debería ser todo mayo torero del 1 al 31- por discusión de dinero, por algún empecinamiento, u orgullo, o soberbia, no sé de quién de las partes contratantes y…por lo que venía del dichoso y perverso o incomprendido G-10, el caso es que te encuentras en Aranjuez y se te ve a cara de perro. Un volteretón con el capote y un milagro salir ileso. Sigues con tu pasión reivindicativa interna hecho un volcán y pocos días después otro susto similar –casi idéntico- en Granada…del que sales tocado, que si la clavícula, que si el hombro, que si tanto tiempo inmovilizado, que si vas a perder carteles (los pocos que tenías para lo que eres). 

No quieres dejar por nada esa extraña corrida en la que JT consiente anunciarse en Badajoz con una de las dos altas figuras del momento más en forma. No podrá, dicen todos. Pues puede. Y no sólo puede sino que puede con el que tantos dicen que no puede nadie. Hombro, o clavícula o lo que sea, tan dañados no importan. Triunfador y…otra vez caído.

Tienes que estar de reposo y de rehabilitación otra quincena para poder seguir mordiendo en los sanfermines, el único que hace doblete y que da la cara cuando Manzanares se quitó por propia voluntad y Morante también aunque dicen que por razones de dinero. Pamplona atrae y rechaza. El muy suyo Curro Romero argumentaba que los admiraba mucho…pero que le dolía un poco la cabeza. Ellos se lo pierden porque público más generoso que el pamplonica o pamplonés no hay otro. Regala orejas y puertas grandes como cualquiera de nosotros puede invitar a churros a un amigo.

Pues bien, ya repuesto, acude a Pamplona con una cara de mil demonios. Qué expresión, qué enfadado se le veía, qué mirada más dura. Este, pienso, viene a cortar, a intentarlo al menos, cuatro rabos, a colocarse el primero, a descubrir a las empresas de Valencia y Sevilla, incluso a la de Madrid, y a decirles, aquí estoy, os voy a poner en fila. Casas Productions, Canorea and cía y todos los de Taurodelta os vais a enterar de quien es el Juli. Ahora que otra vez está sin Manzanares
.
Antes de salir al ruedo, ya protagoniza una. Le dice al simpático David Casas (el del micro de acá para allá, y diga usted lo que quiera que no le voy a poner en compromiso alguno –o sea, como todos los de la alcachofa- pero en amable, ágil, dominando el tema y con sentido del humor) que no va a hablar para la emisora que transmite la corrida ni antes, ni en ni después del espectáculo, primer caso en muchos años, 30, que transmite corridas don Manuel Francisco, el que alimenta el cisco.

Y don Manolo, el del bolo, dice que lo respeta, que no sabe la causa y que tampoco habla José Tomás y…que no pasa nada. Don Manuel, mentiras con él, o contra él, porque JT es mudo hace mucho tiempo, pero el Juli os ha regalado, año tras año, las originalidades de que venía con mucha ilusión a las ferias, que sentía gran responsabilidad en estos carteles tan importantes, que un año más y que si patatín y patatán. Eso, antes del paseo. Después, que el toro había sido bueno, regular o malo, sin réplica nunca. Y que había estado a gusto o no.

En este no del Juli ninguno de los dos han sido valientes. Don Manuel Francisco, tan del circo, pasó una vez más de decir la verdad y se quitó de en medio porque aclarar el tema ese día no le reportaba beneficios y desde su poder televisivo no lo trató ni bien ni mal. Y el torero no tuvo el valor para decir en el micro : este señor del bigote ha hecho esto al reclamar nosotros nuestros derechos de imagen y querer bajarlo del trono de la pequeña pantalla y ser nosotros dueños de nuestras actuaciones. Nada, ni pío, el silencio por respuesta. 

Que te cuenten Juli lo que hizo una vez Jaime Ostos, que siempre los ha tenido bien puestos, equivocado o no, contra un todopoderoso de la tele, Lozano Sevilla, mandando en RTVE por ser taquígrafo de Franco o además de. Se lo cargó. A él y a su hijo, que trapicheaba bajo el poder del padre. Lozano Sevilla y Lozano Trotonda, a la calle, por una exhibición de valor y coraje del ecijano denunciando trinques.

Y después viene lo bueno. Mejor dicho, lo peor. Elige dos corridas lejos del trapío del actual San Fermín, con algún toro sí fuera de tipo, quizá por equivocación de Victoriano, Cortés y demás familia, ganadería que puede embestir y de hecho le dan una oreja. Está lejos del Juli arrollador esperado. Y después elige la lamentable corrida de Torrehandilla-Torreherberos-Torrejandilla-Torremantequilla, más Domecq, más corridas de las del gran aburrimiento, más de las del timo, de las que echan a la gente de la plaza. Una más y en estos tiempos. Sin trapío y sin nada.

¿Quién es el culpable de que esta birria y este engaño llegaran a Pamplona después de la lamentable del día anterior de Juan Pedrito, hasta ahora como en los malos tiempos, tan recientes, de su padre?. Y el Juli se la tragó, aconsejado ¿por quién?. Domingo Delgado de la Cámara pidió la dimisión del Potra, hijo, a lo que me sumo. Lo hizo en el programa El Toro de Intereconomía, programa que recomiendo.

Vergüenza las tres últimas de San Fermín y vergüenza llevar vacadas que están en mal momento o no han hecho mérito alguno para comparecer en el gran circuito.

Para el que no lo sepa, a Pamplona le impusieron el toro que nunca había pedido y el remoquete de la Feria del Toro, que después fue un éxito y que hay que cuidarla. Fue, creo, una idea del Potra padre y Casa de Misericordia al quedarse en cueros de figuras al decir no un año Luis Miguel y Antonio Ordóñez. Pues si no hay toreros, pondremos toros. Y ahí quedó.

Pero siempre, cuando llegan las figuras, baja el trapío y al público le importa un pito. Se lo traga todo. No defiende la categoría de la plaza. ¿Recuerda alguien pitos cuando no pican o pican mal o sale un toro chico, o dobla las manos, o se echa al suelo derrengado o totalmente derrumbado? ¿Cuándo devuelven un toro al corral? La de Torreleches se fue sin hacer trabajar a los del castoreño, parecía una novillada sin picar, lejos de algunas de Madrid de este verano.

Pues ahí estaba el Juli, el que quiere mandar, el del cabreo, el de la cara de perro. Vaya decepción con el maestro y líder de derechos toreros. El torero poderoso y técnico con toros ya vencidos de antemano.

Todos estamos limitados, Juli. A tí tu estatura te obliga a retorcerte para alargar los pases y rompes la estética. Sobre todo para los que creen que hay que torear erguido y natural, pero tus virtudes superan a tus defectos. Defiéndenos defendiendo al espectáculo y no hagas más lo de Pamplona porque encima sales perjudicado. No más desengaños, tan nefastos siempre y sobre todo ahora.

Juli, qué. Responde en el ruedo y en los micrófonos no amigos.***
***