la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 24 de julio de 2012

La desvergüenza de TVE / Por José Luis López Marín



 En la feria de San Fermín el cartel de "no hay billetes" se lleva colgando cada tarde, exactamente desde el 13 de Julio de 1967.

La desvergüenza de TVE
"...por ostentar el titulo de publica, y estar mantenida con el dinero de todos los españoles, y subrayo lo de “todos los españoles” (los que nos gustan los toros, también)"

Por José Luis López Marín 
Queridos amigos, los tiempos en España no están para muchas florituras, hay cosas muy importantes, fundamentales diría yo, que los españoles tenemos que resolver. Pero la vida continúa y también los asuntos que no son fundamentales hay que resolverlos.


Cuando hace ya, no se cuantos meses, el G-10 se ufanaba de haber conseguido que los toros pasaran al ministerio de Cultura, muchos pensábamos que podría ser algo bastante bueno para todos los aficionados, aunque tampoco creíamos, al menos unos cuantos, que iba a ser la panacea para el taurinismo.

La mayoría esperaba, en buena lógica, que los toros se equipararían con otras artes que están en el mismo ministerio, como el cine por ejemplo, en su promoción, en las ayudas y en el trato que se le da en los diferentes medios de comunicación públicos. Nada de esto ha sucedido.

Como escribo en mi comienzo, los españoles estamos pasando por una época de grandes problemas que tienen una prioridad absoluta, pero la realidad es que después de todo el tiempo que ha pasado desde el cambio de ministerio, no se ha notado nada positivo en el mundo de los toros, y desde que el partido de la oposición paso a gobernar, con las esperanzas que esto despertó entre los aficionados, tampoco se ha notado nada, … bueno, se ha notado en ese cambio de IVA, totalmente contrario al que esperábamos, pues no solo se han subido al 21% los festejos mayores, sino que las novilladas y corridas de rejones que gozaban del IVA reducido, ahora estarán equiparados al de las corridas de toros. Esperemos que esto sea una obligada medida temporal y que no repercuta demasiado en el precio de las entradas. Es lo único que nos faltaba.

Y en cuanto al cambio que no se ha notado en absoluto, es en la información que la televisión pública ofrece del acontecer de la temporada taurina. Desde que el pasado 20 de Noviembre, en que se celebraron las elecciones generales, cambió el color del partido en el gobierno, y por lo tanto el de todos los estamentos públicos, la temporada taurina española que comenzó en los primeros meses del año con ferias como las de Castellón, Valencia, Sevilla, Madrid o Pamplona, ha continuado teniendo un reflejo vergonzoso en las televisiones de nuestra piel de toro, pero especialmente en TVE, por ostentar el titulo de publica, y estar mantenida con el dinero de todos los españoles, y subrayo lo de “todos los españoles” (los que nos gustan los toros, también)

La guinda final se ha puesto en la pasada feria de San Fermín, en la que la televisión pública ha retransmitido en directo los encierros mañaneros, con un gran despliegue de medios, ofreciendo los resúmenes en diferido dentro de los diferentes informativos, sin tener en cuenta la corrida de por la tarde, a la que han asistido 20.000 espectadores cada dia y se han producido hechos de gran interés. Claro está que gracias a Dios, no se ha producido una gran cogida de algún diestro que haya despertado el morbo del personal. Si esto hubiese ocurrido, a buen seguro que las imágenes se habrían repetido hasta la saciedad. Las buenas faenas de Padilla, Fandiño, Mora, Jiménez Forte o Nazaré, no han tenido eco en el ente público. Lo negativo y todo lo que pueda ayudar a socavar los cimientos de la fiesta, si.

En fin, esperemos que el nuevo Presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique y el nuevo Director de informativos, Julio Samoano, cumplan con su cometido, solucionen este desaguisado y le den a los toros el trato y el tiempo que realmente se merecen los millones de aficionados que abogamos por una pluralidad informativa. Esto no le va a resultar demasiado oneroso a las arcas públicas y creemos que es una petición justa, entre otras cosas, porque nosotros, los aficionados a la fiesta, con los recortes incluidos, también pagamos nuestros impuestos.

Hasta el lunes y que Dios reparta suerte.
***