la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 17 de febrero de 2017

Córdoba: Conferencia de José María Portillo Fabra y presentación del Pregón Taurino de Feria / Tertulia Taurina "El Castoreño" del Real Círculo de la Amistad



José María Portillo Fabra. presidente de la Tertulia "El Castoreño" del Real Círculo de la Amistad, pronunció el lunes 14 de febrero la conferencia titulada "Manolete Superstar" sobre el diestro de Córdoba y su condición de mito.


Tertulia Taurina "El Castoreño" 
del Real Círculo de la Amistad


Conferencia de José María Portillo Fabra y presentación del Pregón Taurino de la Feria de Córdoba


Informa LADIS RODRIGUEZ
El presidente de la Tertulia "El Castoreño" del Real Círculo de la Amistad pronunció el lunes 14 de febrero la conferencia titulada "Manolete Superstar" sobre el diestro de Córdoba y su condición de mito.

Los mitos - vino a decir José María Portillo - tienen su origen en las necesidades de los pueblos, es decir, en sus sensaciones de carencias unidas al deseo de satisfacerlas.

De ahí que los dioses y héroes de la mitología clásica tuvieran cualidades físicas y morales sobrehumanas, que vendrían a compensar las debilidades reales de los seres humanos. Desde entonces, la creación de mitos no ha cesado, siendo especialmente especialmente notable en las épocas posteriores a grandes tragedias colectivas. Así, tras la Crisis del Año 29 en Estados Unidos, la mitología tomó residencia en el cine americano.

En nuestra postguerra, en un país de derrotados - porque tras una guerra civil todos son perdedores -, surgió un mito en aquello que nos era más peculiar y lógico: la fiesta de los toros. Ese mito - dijo José María Portillo, quizá el más potente de los creados en nuestra nación, fue Manolete.

Explicó José María Portillo que Manolete encarnaba el triunfo y todo aquello que les faltaba a los españoles, y al mismo tiempo representaba aquellos valores que les eran más preciados a la totalidad del pueblo español, milagrosamente unido en torno a la idolatría del diestro tras la terrible división de la Guerra Civil.

Tras describir la génesis, desarrollo, propagación y consecuencias de Manolete como mito, concluyó Portillo Fabra que, no obstante la formidable potencia de su carrera taurina, la verdadera entronización como mito tuvo lugar con la prematura muerte del espada en las astas de un toro, por morir en la cúspide de su fama y por suceder de modo heroico y literario.

Desde una niñez difícil hasta una muerte de mito clásico - luchando a espada contra otro mito clásico: un toro bravo - Manolete resulta ser el más acabado prototipo mitológico que es posible encontrar tanto en España como en cualquier otro lugar.

Por todo ello - concluyó José María Portillo - nadie puede extrañarse de que, sin establecer ningún tipo de comparaciones, se pueda afirmar que Manolete, como torero y como mito, fue un auténtico Superstar.

"Pregón Monstruo"

Seguidamente, y como presidente de al Tertulia Taurina "El Castoreño" del Real Círculo de la Amistad, José María presentó con apoyo audiovisual el XVII Pregón Taurino de la Feria de Córdoba, incardinado en el Año de Manolete que se celebra en la ciudad.

Recodó que en 1951, el periodista cordobés José Luis de Córdoba, amigo personal de Manolete desde su infancia, se propuso que al diestro caído en Linares se le erigiera un monumento en su ciudad natal. Para ello, concibió la idea de que realizara una corrida de toros llamada "monstruo" por lidiarse en ella diez ejemplares. 

Tras una intensa campaña de prensa, apoyada por autoridades y todo el pueblo cordobés, Jose Luis de Córdoba consiguió que el torero mexicano Carlos Arruza se encargara de la confección del cartel, que finalmente quedó compuesto por el Duque de Pinohermoso (rejoneador) y los matadores de toros Carlos Arruza, Parrita, Alfredo Leal, David Liceaga, José María Martorell, Jorge Medina, Julio Aparicio, "Calerito" y Rafaelito "Lagartijo".

Con el cartel ya expuesto en las calles, Gitanillo de Triana, íntimo de Manolete y que había toreado con él en su última tarde, manifestó que, como no le habían incluido en el cartel, se tiraría de espontáneo en el toro de Arruza. Tanto caló en la opinión pública la postura de Gitanillo, que se accedió a incluir otro toro en el festejo, con lo que el "cartel monstruo" lo fue por lidiarse once toros, once, con un resultado triunfal para los espadas, especialmente Arruza, Parrita y Julio Aparicio, recaudándose fondos suficientes para que se erigiera el magnifico monumento-memorial frente a la Iglesia de Santa Marina.

"El Castoreño", pensando que el mejor homenaje que puede rendirse a Manolete en su 100 Aniversario es el de sus propios compañeros, los toreros de Córdoba, celebrará en el Gran Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad un "Pregón-monstruo" en honor de Manolete y dedicado al maestro Julio Aparicio, compuesto por los brindis al Califa del citado maestro y de matadores de toros cordobeses, que en principio - hay otros nombres por confirmar - se incluyen en la siguiente lista:

Julio Aparicio - José María Montilla - Manuel García "Palmeño"

Gabriel de la Haba "Zurito" - Manuel Cano "El Pireo" - Agustín Castellanos "El Puri" 

Fernando Tortosa - Fermín Vioque - Agustín Parra "Parrita" -

Rafael González "Chiquilin" - José Luis Moreno - Enrique Reyes Mendoza.

Dirigirá el acto D. Juan Lamarca, presidente de la plaza de toros de Las Ventas, en representación de la afición de Madrid. 

El maestro sevillano Pepe Luis Vázquez estará representado por su hijo Manuel Vázquez Silva

El matador de toros Juan Antonio Cobos y el escritor Domingo Echevarría protagonizarán una ilustración flamenca.

Los toreros cordobeses realizarán colectivamente una ofrenda floral sobre el escenario.

La Banda Sinfónica del Real Círculo de la Amistad interpretará pasodobles toreros. 

Ladislao Rodríguez Galán "Ladis" diseñará las ilustraciones fotográficas del pregón.

Elena Landauro coordinara la organización de todo el pregón.

D. Federico Roca de Torres, presidente del Real Círculo de la Amistad, ofrecerá el acto, abierto a toda la sociedad cordobesa.

Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad