la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 20 de febrero de 2017

CURRO DÍAZ SIGUE… / por Antolín Castro


Hay artistas, como Curro Díaz, que no le gustan a algunos empresarios


Curro Díaz sigue… siendo andaluz ya que Linares es una población muy importante de Jaén, y que se sepa Jaén sigue siendo una capital andaluza. Bueno, pues hay quien se empeña en no caer en esa cuenta a la hora de confeccionar carteles de feria andaluces. Debe ser malquerido por los empresarios de la región.



CURRO DÍAZ SIGUE…


El torero de Linares sigue… en activo, diríamos que muy en activo, a pesar de que se mantiene con él cierto distanciamiento por parte de algunas empresas.

Sigue… siendo bueno, muy buen torero, pese a quien pese o no se lo pueda parecer a algunos.

Sigue… siendo un artista de los pies a la cabeza, pero a algunos les parecen más artistas otros toreros que, a todas luces, no lo son.

Curro Díaz sigue… siendo andaluz ya que Linares es una población muy importante de Jaén, y que se sepa Jaén sigue siendo una capital andaluza. Bueno, pues hay quien se empeña en no caer en esa cuenta a la hora de confeccionar carteles de feria andaluces. Debe ser malquerido por los empresarios de la región.

El torero de Linares sigue… ninguneado por la empresa de Sevilla, como puede verse en los avances de los carteles de la próxima Feria de Abril. Allí, donde casi se dejó su actividad profesional, prefieren a otros aunque valgan bastante menos.

Curro Díaz sigue… sin embargo, siendo querido en Madrid -a mucha honra seguro que diría él-, y ya le anuncian para el Domingo de Resurrección. La afición espera otra gran tarde del linarense.

El Curro actual, Díaz es su apellido, sigue… contando con el apoyo, justo y merecido, de la afición y las empresas francesas y ya se ve en el adelanto de carteles por parte de poblaciones francesas. Lo mismo nos creemos que es andaluz y que vive en Linares y resulta que nació en Madrid y vive en Francia.

En lo único que Curro Díaz no sigue… es en su soltería, ya que este año nos encontraremos con un torero felizmente casado.

Curro sonríe en Madrid. En otras plazas no le dejan torear ni sonreir

Curro Díaz sigue… aunque sean otros los nombres que pongan en todas las ferias -vengan o no vengan a cuento-, sin tener en cuenta, como debería ser obligado, con quién puso en muy alto, y letras grandes, su valía la pasada temporada. 

Y es que el taurinismo oficial sigue… a su bola, como siempre, sin prestar mucha atención a estas justas razones. Lo suyo es otra cosa.