la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 9 de noviembre de 2009

EL TONTO INVENTO DEL 2009 /Por Ricardo Díaz Manresa


El tonto invento
del 2009
Ricardo Díaz-Manresa

"Los nuevos que se dedican a infomar caen en unos vicios que parecen increíbles para personas que deberían estar formadas.
De la barbaridad de "las encerronas" han pasado a saludar ovaciones y sobre todo a pinchar faenas y puertas grandes".
Un tonto invento ha aparecido en titulares y crónicas taurinas del 2009. Es parte de la mala utilización de la lengua escrita y hablada. Y es que la degeneración también ha llegado a lo taurino, verbal y escrito.
Alguno de nuestros cronistas y reporteros demuestran escribiendo que no pasaron bien la primaria con tantos cambios. Les dio por añadir “media entrada en la plaza” como si las corridas se celebraran en medio del campo o en el café Pepe, siguieron –y mantienen a capa y espada, nada más propio- la estupidez de encerrona y ahora –es que no paran- se han dedicado a pinchar.Pinchan orejas, faenas, puertas grandes, triunfos. Menos mal que no pinchan ovaciones –son capaces- , solamente las saludan. ¿Con qué pincharán orejas, con cuchillo o con tenedor?
Y las faenas, ¿Dios mío cómo se pinchan las faenas y con qué?. Es algo mágico, que está en el aire, que ya es pasado, que se ha ido.Y no digamos las puertas. Proveerán a los toreros -yo no lo he visto nunca al menos- de lanzas para que se note que las pinchan.
En fin, todo es para decir que ha utilizado el espada mal la ídem y que se le ha ido el triunfo. Para eso tantas vueltas tontas. Y es que si usted no ha hecho bien todo el examen nunca ha tenido el sobresaliente en su mano, no ha pinchado nada, tiene sólo la nota de lo que ha hecho bien.
Claro que antes han escrito y firmado frases como ésta : La Unión de Abonados –EN SINGULAR- contrarios –EN PLURAL- a la prórroga. Sujeto, verbo y predicado y, en este caso singular con singular y plural con plural, es el catón para empezar a redactar.
Con lo que se hace urgente que vuelvan a sentarse en el pupitre con los niños, que además ahora con la Educación para la No sé Qué iban a salir superiores.
También se oye que tal espada “sorteó un lote”. ¿Sorteó o lo sortearon, intervino o no, qué quieren decir?. Que le tocó tal lote. Para rematar que están acartelados –en castellano puestos en el cartel- en tal feria.
Así está esto. Díganles algo. Mejor ni los toquen. Se creerán inventores de imágenes literarias, de analogías, de nuevas y modernas puestas en escena, pero la belleza y la creación de los textos y -sobre todo expresar correctamente lo que se quiere decir- es otro cantar.
Las cosas bien definidas admiten toda clase de malabares lingüísticos. Y entonces surgen la creatividad y la originalidad. Pero antes hay que saber escribir con las palabras precisas y acertadas lo que se quiere expresar.
No son ellos solos. Los del fútbol dicen Mílan por Milán, pero no London, New York o Genoa. Y toda clase de idioteces.
Y no digamos los especialistas políticos que dejaron que Eta les ganaran la batalla verbal porque los medios informativos asumieron como suyo el lenguaje de los terroristas.
Fuente: Blog Avance Taurino 02/11/2009