la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 30 de noviembre de 2009

QUITO: 2ª DE FERIA DE "JESÚS DEL GRAN PODER"

La bandera de España en todo lo alto con las de Ecuador y Quito
La imagen de "Jesús del Gran Poder" corona la plaza de Iñaquito


Novillada de “Mirafuente”

29 de Noviembre de 2009
Puerta grande para el rejoneador Álvaro Montes al cortar dos orejas a su segundo; otro apéndice para el novillero nacional Álvaro Samper, y vuelta para el español Javier Cortés.

Los más encastados novillos de la ganadería de la empresa “CItotusa”, procedencia del “Torreón”, han permitido a Samper y Cortés realizar lo más importante del festejo.

Muy puesto apareció el español Javier Cortés, que realizó lo mejor de la novillada, sobre todo en su segundo enemigo, que realmente lo fue por su incierta y brusca embestida, siendo sometido por el valor y buena técnica del debutante en Quito, no sin antes sufrir una seria voltereta.

Al incorporarse a la cara del toro, su valor y firmeza hizo que aflorara del novillo un fondo de bravura, con transmisión en la humillada embestida para que la izquierda de Javier Cortés ejecutara un verdadero toreo al natural que entusiasmó al público. No tuvo suerte con la espada.

El sexto ejemplar, bronco e incierto, puso a prueba al ecuatoriano Álvaro Samper, que mañana tomará la alternativa, superándolo ampliamente con arrojo y decisión. Faena intensa y vibrante malograda por la espada.

Sin embargo en su primero, la frialdad y conformismo hizo que desperdiciara la bondad, clase y nobleza que le ofrecía en bandeja este novillo. A pesar de ello y tras defectuosa estocada, el presidente sorprendentemente le concedió una oreja sin petición del público. El único pañuelo que apareció en la plaza fue el del usía. Al fin y al cabo es el que vale, pensaría el neófito presidente.

Los de “Mirafuente” discretamente presentados tuvieron la común característica de carencia de pitones. La verdad que por aquí nadie protesta por ello, pero no hay que abusar, no. La autoridad está para algo más que ejercer de visionario y conceder orejas por faenas inexistentes.

Los novillos de rejones, estos sí, reglamentariamente despuntados, ofrecieron dos caras. El primero fue un manso de libro que eludió la pelea en todo momento. Se mostró como la degeneración del orgullo bravío, a pesar del constante esfuerzo de Álvaro Montes.

El otro ya se pareció a un toro de lidia, con raza e intermitentes acometidas al caballo, para que el rejoneador jienense le aplicara una entregada y espectacular actuación. Cortó las dos orejas tras un eficaz rejonazo, y lo sacaron a hombros de la plaza.

Ante la ineptitud de algunos lidiadores de lidia resaltó el buen hacer con capa y banderillas del nacional “El Patatas”, y la eficacia y buena monta de los picadores Remigio y Braulio.


El rejoneador Álvaro Montes abre el paseíllo
con Javier Cortés y Álvaro Samper

Álvaro Samper brinda su primer novillo
a Pablo Martín Berrocal socio de Citotusa
En vísperas de alternativa una oreja viene bién

Buen puyazo de Remigio

Javier Cortés se tuvo que emplear

Braulio espera con la escopeta cargada

Algunos no estuvieron a la altura

¿Dónde estan los cuernos?

El rejoneador Álvaro Montes
Dos orejas y a hombros por la Puerta Grande