la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 25 de marzo de 2016

Galván: ¡Qué gran torero! / por Rafael Comino Delgado



"...Ya sabemos que ser figura del toreo es casi un milagro, pero todo los profesionales del toreo cuando hablan de Galván destacan sobremanera sus grandes cualidades y le auguran un brillante porvenir. Si Dios es justo, y lo es, Galván tiene que llegar a ser figura. Estoy convencido de ello..."


Galván: ¡Qué gran torero!

David Galván es un torero con una calidad excepcional y un excepcional valor, lo cual no es frecuente pues generalmente los toreros de tanta calidad no suelen destacar por valientes y viceversa, sin embargo le está costando un mundo abrirse camino en el escalafón y colocarse entre las figuras, para lo cual le sobran condiciones, pero así son las cosas. Ya sabemos que ser figura del toreo es casi un milagro, pero todo los profesionales del toreo cuando hablan de Galván destacan sobremanera sus grandes cualidades y le auguran un brillante porvenir.

Hasta ahora nunca le había permitido un toro expresar su concepto ampliamente, pegarle veinte muletazos sentidos, con la profundidad y hondura que atesora, en un sitio de gran relieve para que ello transcendiera. En Sevilla y Madrid siempre tuvo mala suerte en el sorteo, pero el pasado Domingo de Ramos, en Las Ventas, un toro de Gavira sin ser nada del otro mundo le permitió quince muletazos plenos de calidad, de sentimiento, de arte, lo cual junto a una gran estocada le valió una oreja de peso. Pero ello lo hubo de pagar con sangre, pues al inicio de la faena, al cambiárselo por la espalda, el toro le pegó una cornada en el gemelo de la pierna derecha.

Pienso que esa sangre torera, pero sobre todo su buen toreo y la oreja cortada, se le tendrá en cuenta a la hora de las posibles sustituciones tanto en la Feria de Sevilla como en la de Madrid. También se deberían tener en cuenta las dos orejas a Curro Díaz en el mismo cartel, pues tanto David como Curro se han quedado fuera de ambas ferias. Así son las cosas en el toreo, y se aceptan, pero también siempre los triunfos en Madrid han valido para algo.

David, que es persona sensata, muy reflexivo y equilibrado, dice que "cada uno tenemos nuestro destino y debe cumplirse". Bueno, pues que se cumpla pero, en mi opinión, y admitiendo lo enormemente difícil que es ser figura, si Dios es justo, y lo es, David Galván tiene que llegar a ser figura. Estoy convencido de ello. Se lo merece por gran torero y mejor persona.