la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 27 de marzo de 2016

Piqué y Del Bosque, Rockefeller y Moreno / por Juan Manuel Rodríguez



"...Aquellos, los del buenismo y el "caballeros dan la mano", ya pueden ir estrechándosela a Gerard Piqué porque ya tienen lo que querían: un club del que se burla un jugador del Fútbol Club Barcelona en presencia de un ex capitán del Real Madrid... ¡y en plena concentración de la selección nacional de fútbol!..."

Piqué y Del Bosque, Rockefeller y Moreno

El Real Madrid vuelve a estar nuevamente indefenso. Hoy es el periscopio de Piqué, mañana será el submarino completo, pasado sólo Dios sabe qué harán con el mejor club del siglo XX según la FIFA. Nadie sale a defender al equipo, tampoco desde dentro, y en Semana Santa se deja zarandear con más ilusión si cabe. Por eso precisamente José Mourinho era tan odiado por los antimadridistas, porque siempre daba la cara por el club... para que acabaran partiéndosela; lo que no comprenderé jamás es por qué tantos madridistas acabaron picando el anzuelo. Aquellos, los del buenismo y el "caballeros dan la mano", ya pueden ir estrechándosela a Gerard Piqué porque ya tienen lo que querían: un club del que se burla un jugador del Fútbol Club Barcelona en presencia de un ex capitán del Real Madrid... ¡y en plena concentración de la selección nacional de fútbol!

Así que, a fuerza de cometer locuras, Piqué está ganando la batalla. Salvo Álvaro Arbeloa, que también se habrá cansado el pobre de estar todo el día de aquí para allá, ya nadie le para los pies. Ya contamos hace tiempo en EsRadio que en una de las últimas concentraciones de la selección tuvo que ser el propio Ramos quien cogiera a Vicente por el pasillo para llamarle la atención: ¡un jugador llamando a capítulo al seleccionador!... Tengo para mí que Sor Del Bosque está disfrutando de lo lindo con todo esto y que si no frena en seco el periscopio de Piqué no es porque no se atreva, que a lo mejor también, sino porque el defensa culé le sirve para decir lo que él no tiene agallas para soltar. Vamos, como José Luis Moreno con Rockefeller: "¡Toma Florentino, vuelve a por otra!"... Y el seleccionador, mientras tanto, pegando la oreja desde su celda del convento y disfrutando de lo lindo.

En el fondo, el problema no es de Piqué. Piqué no es más que el Michael de La hija de Ryan. Cuando se le pregunta a Vicente por los ataques del defensa al Real Madrid, él siempre suele responder lo mismo: "No está en el ámbito de la selección". Pues bien, ahora sí lo está, ahora sí está en el puñetero ámbito, pero Sor Del Bosque prefiere seguir haciendo oídos sordos y, en el fondo, desternillándose de la risa. Ayer no fue Kevin Roldán, ayer ya fue el presidente del Real Madrid: ¿Qué piensa hacer el club? ¿Qué va a decir Florentino Pérez? ¿Cuál va a ser la reacción de los futbolistas del Madrid que aún quedan allí concentrados?... Uno empieza por no defenderse fuera del campo y, como decía Mourinho, acaba dándole al rival abrazitos y palmaditas en el culo dentro de él. Todo llegará. Felicidades.