la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 28 de abril de 2017

Muy mal Messi, muy bien la afición del Madrid / por Juan Manuel Rodríguez



Muy mal Messi, muy bien la afición del Madrid

Poco se ha dicho acerca de la celebración de Lionel Messi en el estadio Santiago Bernabéu, la del gol que supuso la victoria del Barça en el último segundo del último minuto de la prolongación del partido. Y se ha dicho poco por dos motivos fundamentales: el primero es que se trata de Messi y Messi tiene bula papal en territorio nacional español; con esto quiero decir que si en lugar de ser Leo hubiera sido cualquier otro futbolista (y especialmente cualquiera del Real Madrid, y significadamente Cristiano Ronaldo) quien se hubiera quitado la camiseta para &tenderla& en las mismísimas narices de la afición rival, estoy seguro de que se habría montado un debate en toda regla. Pero con Messi no. Es tan bueno Messi sobre el terreno de juego que se le consiente todo, también que provoque a los aficionados.

El segundo motivo por el que se ha pasado de puntillas sobre la actitud provocadora de Messi es porque su reacción no consiguió el efecto pretendido, esto es: el público asistió impertérrito al choteo del crack de su máximo rival deportivo nacional. Tampoco se ha dicho nada del comportamiento ejemplar de los aficionados madridistas, y esto es probablemente porque se trata de la afición del Real Madrid. Si cualquier otra afición hubiera aguantado la burla de Messi sin pestañear se habría pedido para ella el próximo premio Princesa de Asturias de la Concordia, pero parece obligatorio que a la provocación responda siempre la afición madridista con un lirio en la mano. El primero que denunció la provocación de Messi fue Isidoro San José, el lunes pasado en Fútbol EsRadio; y es que con la actitud provocadora de Leo, que es reincidente, se produce otro curioso y pernicioso efecto más, y es el de la autocensura. Nadie se atreve a dar el banderazo de salida con Messi, no vaya a ser que los obispos de la iglesia amateur que acaba de fundar se le echen a uno encima.

Javier Tebas dijo algo el martes en la mesa redonda contra la violencia en el deporte base organizada por Libertad Digital con lo que no puedo estar más en desacuerdo. El presidente de la Liga de Fútbol Profesional sugirió que si no se produjeron insultos dirigidos contra el jugador del Barça o si a nadie se le ocurrió la mala idea de arrojar algo al campo... entonces no se puede hablar de provocación. Falso. Hubo provocación por parte de Messi, acompañada por otros gestos de compañeros suyos, y a la provocación respondió la afición del Real Madrid con un comportamiento exquisito y señorial. San José, que también asistió al coloquio, fue el primero en levantar la liebre, y yo la confirmo. Muy mal Messi, muy bien la afición del Madrid. Un 0 para el futbolista, un 10 para los madridistas.