la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 7 de marzo de 2016

AIRES NUEVOS…/ por Antolín Castro


José Garrido es uno de esos aires nuevos, 
jóvenes, en el que confía la afición


"...Bienvenidos sean estos toreros, aunque como aficionados también nos gustaría decir bienvenidos otros compromisos para enfrentar otros encastes. El mundo de los toros, por mucho que nos gusten los toreros, ha de ser protagonizado por los toros y sus variados encastes..."


AIRES NUEVOS…

Así ha comenzado la temporada en cuanto a los toreros se refiere. Han bastado muy pocos festejos para visualizar que algo ha cambiado en cuanto a los toreros. Hay aires nuevos.

Pero no solo en Castellón y Olivenza, ya Martín Escudero mostró sus cartas hace un mes en Valdemorillo. En conjunto se puede afirmar que hay aires nuevos en los carteles y también después en lo que sucede en los ruedos. Aires que, además, llegan de un lado a otro del gran charco, lo que de verdad nos gusta.

López Simón, Roca Rey y José Garrido, terna a la que han otorgado su confianza los empresarios básicamente, así lo atestiguan, sin olvidarnos que otros como Diego Urdiales, Morenito o Joselito Adame van a ocupar puestos en los carteles de ferias que harán que la rutina desaparezca casi por completo.

Unos y otros cambian el panorama al que estaban acostumbrados los públicos y los aficionados. Representan aires distintos, no todos son iguales, pero sin lugar a dudas si se han abierto las ventanas para que entren esos aires nuevos. Desde la pureza a la variedad, de la verdad al encimismo, del valor a la juventud, todos son elementos a considerar, y de agradecer, para refrescar el ambiente del escalafón.

No es igual, no hay aires nuevos, en las ganaderías. Quizá por ello se hace demasiado visible el cómo con ese tipo de ganado todos son capaces de cortar orejas y hasta rabos. Y es que el toro es quien marca las diferencias. Cuántos toreros podrían despuntar y mostrar sus cualidades sin les dejaran entrar en ese circuito de ganaderías a modo. 

De hecho, esas apariciones, esos aires nuevos, de los que hablamos, han tenido lugar con toros de Garcigrande, Cuvillo Juan Pedro… o lo que es igual, con las golosinas todos pueden llegar a mostrarse como figuras.

Aún así, y teniendo en cuenta que ese es el sistema del que no se quiere salir, por lo menos esos aires nuevos, protagonizados por toreros muy diferentes entre si, también nos sacan del sota, caballo y rey imperante en los últimos quince años.

Bienvenidos sean estos toreros, aunque como aficionados también nos gustaría decir bienvenidos otros compromisos para enfrentar otros encastes. El mundo de los toros, por mucho que nos gusten los toreros, ha de ser protagonizado por los toros y sus variados encastes.