la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 10 de marzo de 2016

José Tomás y el espíritu del Gatopardo / por Álvaro Rodríguez del Moral



La enésima reencarnación del diestro madrileño ha animado el cotarro informativo del inicio de la temporada. 



Cambiarlo todo para que todo siga igual

El príncipe de Salina decía que a veces hay que cambiarlo todo para que todo siga igual. De alguna manera, José Tomás se ha aplicado al cuento volviendo a sus orígenes en este nuevo retorno taurino al solar patrio, que no pisaba -déjenme que eche una mirada a la hemeroteca- desde el ya lejano 23 de agosto de 2014 en Málaga. Su última actuación vestido de luces -ya lo saben- se verificó el pasado 31 de enero en la Monumental de México aunque el cómputo del público congregado fue inversamente proporcional a su entusiasmo final. Después del breve naufragio azteca Tomás ha vuelto a sorprender a propios y extraños al aparecerse en la cartelería jerezana sin que trascendiera ni un solo rumor. Pero es que el impar diestro madrileño retomará el contacto con el toro ibérico de la mano de Salvador Boix, al que había licenciado con honores a comienzos de 2013 poniendo su confianza en Joaquín Ramos -un valioso hombre del toro que siempre le acompañó sin salir de la sombra- y su hermano Andrés, que no destacó por sus dotes diplomáticas.

¿Nuevas estrategias?

Boix había ido de la mano de Tomás desde su reaparición real de 2007. Dicen que los parámetros de la temporada 2016 podrían acercarse a aquellos primeros compases del reencuentro, progresivamente adelgazado en apariciones y contratos. No serán muchas corridas, eso está claro, pero sí algunas más que las que ha toreado en los últimos años. Hablan de ferias y abonos en trances difíciles. Se mencionan Córdoba, Granada, Valladolid… nada de Sevilla o Madrid. Hay otro dato revelador que podría revelar las estrategias del Divino. En la Feria del Caballo se anuncia con un encierro de Núñez del Cuvillo, ganadería y amigos que el propio torero vetó hace ya un lustro después de que los criadores le hicieran ver la necesidad de revalorizar algunos carteles en vista del continuo dispendio de ejemplares de buena nota que no siempre caían en las mejores manos en vista del escaso fuste de muchos de los compañeros que escogió tantas tardes. El caso es que el nombre rutilante de José Tomás ya cuelga de los carteles de Jerez. Allí estaremos para contarlo.

Algunas cosas que se cuentan por la provincia

Nos vamos, mirando a la provincia. El recuerdo vuela al saber que la plaza de Morón volverá a abrir sus puertas de la mano de una nueva empresa, joven y de reatas cordobesas. Pero el reestreno del coso será sin ver a Manolo Morilla entrar en su palco de tribuno rural a los sones de su propio pasodoble y con aires de Nerón serrano. Cosas de esos tiempos de desmesura que sólo han dejado ronchas. Pero es que si remontamos las orillas, el agua se enfanga al llegar a La Algaba. Las acusaciones un joven empresario de Paterna del Campo -que ya habrían sido retiradas- han puesto en una situación muy delicada al equipo de gobierno municipal de La Algaba, que ya contaba con la subvención de la Fundación Cobre Las Cruces para financiar su necesario y ejemplar ciclo de noveles. En algún medio se ha hablado de presuntas ‘mordidas’. Desde este Observatorio sólo deseamos que los festejos no se interrumpan.