la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 9 de marzo de 2016

LA TONTA NO DESCANSA, Cataluña y las riadas / por Fernando S. Garcia Terrel



"...Barcelona, su Provincia y toda Cataluña han sido siempre una de las regiones de España que desgraciadamente más ayudas han precisado de la colaboración del Ejercito, ahora centralizado en las UME (Unidades Militares de Emergencias) por las muchísimas catástrofes que ha padecido, generalmente hidrológicas..."


Fernando S. Garcia Terrel
Zaragoza, 8 de marzo de 2016
Estoy convencido que cuando la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo esas irresponsables palabras: “No me gusta que estéis aquí” refiriéndose a los militares que se acercaron a saludarla en el Salón de la Enseñanza, que se celebra en la Ciudad Condal Barcelona, añadiéndoles que no deseaba que estuvieran en el certamen "por lo de separar espacios en una muestra” en la que siempre, el Ejército ha tenido un estand para informan a los jóvenes de sus posibilidades formativas tras la escuela, no tuvo en cuenta ni mucho menos que Barcelona, su Provincia y toda Cataluña han sido siempre una de las regiones de España que desgraciadamente más ayudas han precisado de la colaboración del Ejercito, ahora centralizado en las UME (Unidades Militares de Emergencias) por las muchísimas catástrofes que ha padecido, generalmente hidrológicas.

Le recuerdo señora, tristemente nieta de soriana por parte materna, que las riadas de la comarca del Vallés Occidental y, en menor medida, en el Vallés Oriental y Barcelonés provocaron la mayor catástrofe hidrológica de la historia de España, el 25 de septiembre de 1962, originada por grandes precipitaciones que desbordaron los ríos Llobregat y Besós, así como sus afluentes en las partes más bajas, provocando una avenida torrencial de agua que causó entre 600 y 1000 víctimas, miles de heridos y varios miles de millones en pérdidas en un transcurso de entre una hora y media y tres horas.

Ni habrá ¡oh insensata! reparado de que se han registrado en Cataluña inundaciones catastróficas en los años: 1971, 1977,1982, 1987, 1988, 1989, 1994, 2000…, algunas de ellas en años posteriores muy recientes, a las que añadir unas 24 extraordinarias y otras tantas ordinarias que en algunos casos han dado lugar a pérdida de vidas humanas. 

Ni mucho menos se habrá enterado la primera dama del Ayuntamiento barcelonés que existe un reciente informe en el que se sospecha haya nuevos episodios catastróficos, nuevas inundaciones como consecuencia del cambio climático que nos afecta.

En definitiva, ha metido una vez más la pata al no haber imaginado la necesidad que, de seguro, precisa y precisará de la colaboración de ese Ejercito al que ahora le niega el pan y la sal porque sin duda entre otros riesgos naturales de Cataluña, figura su elevada frecuencia de episodios catastróficos que forman parte ya del escenario climático de aquella región por lo que ya en la citada ocasión toda la zona del Vallés fue declarada nacional e internacionalmente zona catastrófica.

Por supuesto que en aquellos casos se solicitó por la Generalitat al Gobierno de la Nación, la ayuda de todo tipo de organizaciones públicas y privadas como la Cruz Roja, EL EJÉRCITO ESPAÑOL, administraciones, asociaciones, gremios y población civil voluntaria mediante apoyo material o con la apertura de cuentas corrientes para la ayuda hacia la población catalana afectada…y el EJERCITO respondió y responderá a la llamada de auxilio pues sabe cuál es su deber, no como otras.

Que mala memoria tiene la Señora Colau ¿Igual se cree que el Ejército también es un invento, como los toros, de Franco?