la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 8 de marzo de 2016

Los bárbaros son ellos / Rafael Comino Delgado


Óleo del excelso pintor colombiano Diego Ramos

"...Piden, para los animales irracionales, iguales derechos que para los humanos. Independientemente de que no pueden tener derechos por ser irracionales y no poder asumir deberes, cualquier mente normal se da cuenta de que si no son humanos no pueden tener los mismos derechos que éstos. Otra cosa es que el hombre tenga para con ellos unos deberes, como es el de respetarles. De ahí a pedir derechos humanos para ellos, media un abismo..."

Los bárbaros son ellos

Personajes como Goya, Picasso, García Lorca, Ortega y Gasset, Sebastián Miranda, Manuel Machado, José Bergamín, Gerardo Diego, José María Pemán, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa, etc, etc, fueron/son grandes aficionados a los Toros, se emocionaron con este arte sin igual, pero según los antitaurinos eran/son bárbaros, es decir incultos, salvajes.

Los antitaurinos activistas nos llaman, a los taurinos, "bárbaros", porque según ellos la Tauromaquia es una barbarie. En definitiva, nos llaman salvajes, incultos, carentes de educación; que es lo que significa "bárbaro".

Yo afirmo que los bárbaros son ellos, y lo puedo demostrar razonadamente:

a) Dicen que el Toreo es una actividad no ética. Falso. Puede que según ellos no lo sea, pero además de su ética hay otras opiniones, tan respetables como la suya, para las que sí es actividad ética. Y hay un principio universal cual es que, "todas las éticas deben respetarse entre sí". Si fuesen personas civilizadas deberían respetar a los que piensan diferente, cosa que no hacen. La Ética Cívica tiene como fundamento los siguientes principios: Tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad. Ninguno de ellos respetan los antitaurinos. Es, pues, evidente que en una sociedad civilizada debemos considerarles bárbaros, es decir carentes de educación cívica.

b) Piden, para los animales irracionales, iguales derechos que para los humanos. Independientemente de que no pueden tener derechos por ser irracionales y no poder asumir deberes, cualquier mente normal se da cuenta de que si no son humanos no pueden tener los mismos derechos que éstos. Otra cosa es que el hombre tenga para con ellos unos deberes, como es el de respetarles. De ahí a pedir derechos humanos para ellos, media un abismo. En el Génesis ya se dice que el hombre debe dominar a todos los animales de la Tierra, aves del Cielo y peces del Mar. El hombre los debe utilizar según convenga, siempre respetándoles, a cada uno como es. Entiendo que el Génesis no es un referente para los no creyentes, pero deberían respetar lo que piensen los creyentes, cosa que no hacen. Así solo actúa una mente desequilibrada, un bárbaro. El catedrático de Ética, en la Universidad del País Vasco, don Fernando Savater, dice: "La barbarie es considerar a los animales irracionales con los mismos derechos y deberes que los humanos". Es, pues, evidente que son bárbaros.

c) Afirman que el Toreo es maltrato animal. ¡Falso! Picar y banderillear a un toro, que posee un sistema neuroendocrino y, en general, una fisiología especialmente diseñada para pelear, no es maltrato. ¿Sería maltrato tener a un camello siete días sin beber, cuando puede aguantar un mes? ¡NO! pero tener a un caballo siete días sin beber sí lo sería. Así pues, picar a una mula sería maltrato animal, pero picar a un toro, ¡NO! Si no lo entienden es porque les falta capacidad intelectual. Son bárbaros.

d) Piden prohibir el Toreo. En una sociedad civilizada lo normal es que se pueda opinar diferente en cualquier tema. Por tanto es admisible que haya antitaurinos, gente a la que no le gustan los Toros, pero de ahí a pedir prohibirles va un trecho tan grande como de la libertad a la esclavitud. El antitaurino civilizado no pedirá prohibir los Toros, pero el inculto, el bárbaro, sí lo pide. Impedir la libertad de los demás, en el siglo XXI avanzado, es propio de mentes totalitarias, incultas, salvajes, "bárbaras", en definitiva. Y no es que lo diga yo, señores antitaurinos activistas, ya Ortega y Gasset dijo: "La libertad es un avance del ser humano, un valor inapelable, nadie lo duda, pues el hombre va avanzando y cualquier retroceso es una barbarie".

Finalmente me gustaría recordar que personajes como Goya, Picasso, García Lorca, Ortega y Gasset, Sebastián Miranda, Manuel Machado, José Bergamín, Gerardo Diego, José María Pemán, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa, etc, etc, fueron/son grandes aficionados a los Toros, se emocionaron con este arte sin igual, pero según los antitaurinos eran/son bárbaros, es decir incultos, salvajes. Como esto último no es verdad, de ello se deduce que los verdaderamente bárbaros son los antitaurinos. Creo que queda demostrado con la razón, con la lógica, que los antitaurinos activistas son unos bárbaros.

***
Rafael Comino Delgado es catedrçatico de la Universidad de Cádiz y escritor.