la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 7 de marzo de 2016

Baghira... algo se pierde en el alma.


Baghira


Guillermo González Lamarca
Madrid, 7 de marzo de 2016. 
Fotografía: La Loma
Me he quedado sin palabras al conocer la triste noticia de tu muerte...me cuesta hasta escribirla y pronunciarla porque realmente en este mundo hay cosas que no funcionan bien, y eso salta a la vista. Aunque seas un animal, y de los más preciosos que he visto, no mereces tan duro final y sí un caminar rebosante e infinito; y es que perros como tú no deberían morir nunca y menos por una cruel enfermedad. Auténtica tu eres por tu bondadosa fiereza y tu hermosura, que apenas cuando eras una cachorra saltabas por mi casa como si de la tuya se tratase, y es que era tuya...porque tú lo merecías, por ese entrecortado respirar cuando yo asomaba por la puerta, abalanzándote sobre mí como si yo fuera el palo de jugar, tal como aquella tarde imborrable en que paseando por el parque no parabas de agarrar con tus manazas y mordiendo con tu boca todo lo que en tu camino encontrabas; siempre eras la juguetona incansable. No he visto jamás un ejemplar que se te asemeje de tu espléndida raza ni tan cariñoso como tú, Baghira...Por lo menos tengo la certeza de que te vas habiendo disfrutado de toda la gente que ha estado a tu alrededor y dejándoles huella en su corazón, y que sepas que allá donde te encuentres siempre te recordaremos con adoración. Eternamente.. siempre estarás con nosotros ¡FIERA!.