la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 4 de marzo de 2016

Madrid-Lhardy: Uceda Leal, 20 años no son nada.


-Fotografía: La Loma-

En la noche del miércoles, José Ignacio recibió el homenaje en Madrid de un selecto grupo de ucedistas entre profesionales y amigos. 

  • El matador de Madrid por excelencia -el mejor y más puro estoqueador del último cuarto de siglo- recibe un homenaje en 'Lhardy' por su vigésimo aniversario de alternativa y sus ¡70 paseíllos en Las Ventas!
Uceda Leal ejecuta un volapié de libro en Madrid


Uceda Leal, matador de toros madrileño por los cuatro costaos, conmemora aniversario esta temporada. En la feria de otoño de 1996, nada menos que Curro Romero, en presencia de Julio Aparicio, le otorgó la alternativa en la plaza de Las Ventas. En realidad no cabía otro escenario.

A lo largo de estos 20 años, Madrid ha sido piedra angular en la carrera del elegante diestro de Usera. Su número de actuaciones es difícilmente alcanzable: 63 corridas de toros, a las que sumar 8 novilladas previas: más de 70 paseíllos venteños ¡se dice pronto!

Seguramente sólo el propio Uceda puede presumir de haberse vestido de torero en cualquier fecha posible del calendario taurino madrileño: desde un Domingo de Ramos hasta el 12 de Octubre de la Hispanidad, pasando por Resurrección, 2 de mayo, día de San Isidro, corridas extraordinarias de Prensa y Beneficencia, festividad de la Paloma o Feria de Otoño.

En un rápido recorrido mental afloran muchos recuerdos: aquellas dos orejas de un novillo de Fernando Peña que le fracturó el hombro, la primera Puerta Grande con victorinos en otoño del 98, la goyesca de 2004 en solitario -imponiéndose a una tarde de adversidades- o quizá de todas la más difícil de borrar: Uceda, garra y temple ante el desgarro y la muerte, Zabala de la Serna dixit, en homenaje de sangre y gloria hacia el padre fallecido 24 horas antes.

Un largo camino salpicado siempre de torería y empaque, de varias puertas grandes acariciadas y no remachadas, de tantas lecciones en la ejecución del volapié y, también decirlo, de otro montón de tardes en las que "no pasó nada" pero que tampoco le restaron un ápice de crédito. ¿Seguramente la mejor faena de Uceda en Madrid esté por llegar? La eterna pregunta que, 20 años y 70 paseíllos después, sigue haciéndose el aficionado paciente.

En la noche del miércoles, José Ignacio recibió el homenaje en Madrid de un selecto grupo de ucedistas entre profesionales y amigos. Y Uceda Leal les contó las inquietudes que le mueven de cara a esta temporada de su vigésimo aniversario. Y para ello eligió, como no podía ser de otra manera, un lugar clásico del foro junto a la misma Puerta del Sol: Lhardy. A lo largo de sus 175 años, este emblemático restaurante acumula un sinfín de vivencias y recuerdos relacionados con la historia de España, de Madrid y de la Tauromaquia (inevitable la referencia de aquel homenaje a Manolete por los intelectuales de la época o las tertulias de Bombita, Joselito el Gallo, los Dominguín, Ordóñez...).

Del mismo modo que Azorín dejó escrito que "no podemos imaginar Madrid sin Lhardy", trasladando su frase a lo taurino cabría sentenciar que "no se puede concebir la plaza de Las Ventas sin Uceda Leal".

-Galería Fotográfica: La Loma-
El nieto de Antonio Bienvenida, Gonzalo Izquierdo Mejías,
 hace lee la laudatio a Uceda Leal



Ortega Cano, José Mª Álvarez del Manzano, Juan Herrera,
Victorino Martín Gª, Uceda Leal, y Juan Lamarca

Victorino Martín Gª, Uceda Leal, y Nuria Gámez

Felipe Díaz Murillo, Gonzalo Izquierdo, Paloma Mejías, 
José Mª Álvarez del Manzano, y J. A. Alcoba "Macareno"

Miguel Ángel Martín y Julián Agulla

Nuria Gámez y Eduardo Renshaw







Pedro Giraldo, Zacarías, Moreno, Juan Lamarca
 y Javier Sánchez Arjona

Lázaro Carmona

Maxi Pérez 

José Ortega Cano

Juan Lamarca