la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 10 de marzo de 2016

Me mataste, Resurrección / por Juan Manuel Rodríguez



"...preguntado por si él quiere alcanzar al Barça o que no le pille el Madrid, Koke Resurrección, que lleva en el Atleti toda la vida, que debutó con el filial con 16 años, que ha mamado Vicente Calderón por los cuatro costados y que se encuentra identificado hasta las cachas con la filosofía de ese club, simplemente... no supo que decir, se quedó sin habla..."

  • ...se deduce que, en el fondo, fondo, fondo, la mejor Liga para el Atleti, la Liga soñada, consiste en quedar por delante del Madrid. Muy poco, en mi opinión, para tan alto presupuesto.

Me mataste, Resurrección

Hubo un par de respuestas de Koke a Pablo Motos en El Hormiguero que me dejaron verdaderamente atónito, perplejo. Él y Griezmann estuvieron en el show de Antena 3 y, preguntado por si prefería que el Atleti pillase al primero de la Liga, que es el Barça, o que el Real Madrid, ahora mismo tercero, no les diera alcance, Koke titubeó, sonrió... ¡y no supo que decir, no supo qué contestar, no supo qué responder!... Es más, el fenomenal centrocampista colchonero insistió en que el verdadero objetivo de su equipo no era otro que acabar tercero cuando resulta que ahora mismo aventaja en cuatro puntos a su inmediato perseguidor, al que, por si fuera poco, acaba de derrotar por 0-1 en el Bernabéu. Yo creo que si Motos le hubiera apretado un poco, Koke habría acabado por confesar que el Atleti está jugando con la vista puesta en impedir que el Villarreal, que está a 11 puntos, no acabe arrebatándoles la clasificación directa para la Champions. Increíble. No doy crédito.

Además de encontrarse con un gran entrenador, aunque profundamente demagogo, muy populista y en ocasiones también muy mentiroso, con Simeone el Atleti se ha dado de bruces con un magnífico director de comunicación. Lo que no parece razonable en modo alguno es que el entrenador de un equipo con un presupuesto tan elevado como es el colchonero lance un mensaje, por mucho que éste no sea creíble, y uno, dos o tres futbolistas suyos salgan llevándole la contraria. En el fútbol profesional de élite se cuida hasta el más mínimo detalle, estas cosas se hablan y así se evitan las contradicciones, que tanto daño pueden acabar provocando. Lo del "partido a partido", que al principio estuvo bien, fue bonito mientras duró pero hace ya mucho tiempo que no se lo cree nadie, aunque hasta que Simeone no diga lo contrario no veremos por supuesto a ningún jugador suyo enviando otro mensaje distinto, por mucho que, como ayer, resulte rayano en lo ridículo.

Todo esto, que con Mourinho fue considerado como una especia de anatema, un sacrilegio que no se podía consentir, un insulto y una provocación, se le pasa sin embargo por alto al Cholo, que goza de un blindaje periodístico excepcional y que es habitualmente mimado tanto en radios como en teles y prensa escrita; los jugadores del Madrid eran loritos que repetían lo que decía su dueño, los del Atleti son profesionales cabales y humildes. Vamos, lo de siempre, lo de toda la vida de Dios, la doble vara de medir. Pero, preguntado por si él quiere alcanzar al Barça o que no le pille el Madrid, Koke Resurrección, que lleva en el Atleti toda la vida, que debutó con el filial con 16 años, que ha mamado Vicente Calderón por los cuatro costados y que se encuentra identificado hasta las cachas con la filosofía de ese club, simplemente... no supo que decir, se quedó sin habla. Cualquiera en su situación, cualquiera, habría respondido al instante "pillar al Barcelona, por supuesto, nosotros queremos ser campeones". De su respuesta, sin embargo, se deduce que, en el fondo, fondo, fondo, la mejor Liga para el Atleti, la Liga soñada, consiste en quedar por delante del Madrid. Muy poco, en mi opinión, para tan alto presupuesto. Me mataste, Resurrección.