la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 1 de abril de 2017

EMOCION CON LOS TOREROS CORDOBESES Y LA TERTULIA TAURINA "EL CASTOREÑO" ANTE LA VIRGEN DE LOS DOLORES, LA DEVOCION DE MANOLETE.


Manolete rezando ante la Virgen de los Dolores


Sabido es que "Manolete" profesó una gran devoción a la Virgen de los Dolores, Señora de Córdoba, de cuya Cofradía fue hermano y cuya imagen presidía el "altar" que los toreros componen para rezar en la habitación del hotel antes de ir a la plaza.

Detalle de la misma foto con la Virgen en primer plano 


EMOCION CON LOS TOREROS CORDOBESES Y LA TERTULIA TAURINA "EL CASTOREÑO" ANTE LA VIRGEN DE LOS DOLORES, LA DEVOCION DE MANOLETE.


EL HOMBRE TRANQUILO
Recordando la fe religiosa de Manolete, los toreros cordobeses - con su decano José María Montilla en su representación - y la Tertulia Taurina "El Castoreño" del Real Círculo de la Amistad - representada por su presidente, José María Portillo -, con el reconocimiento de Emilio Molina, Hermano Mayor de la Hermandad de los Dolores, promovieron una misa por el diestro Manuel Rodriguez, celebrada en Córdoba el pasado día 29 ante la imagen de la Virgen. La Primera Lectura la pronunció doña María Higuera Benítez, esposa de José María Montilla, y terminada la ceremonia, las señoras doña Pilar y doña Dolores Soria Molina, sobrinas de Manolete, junto con doña María Romero Redondo, esposa de José María Portillo, efectuaron una ofrenda floral a Nuestra Señora.

Homilía

Toda la ceremonia discurrió en un ambiente de gran devoción, pero el momento más emotivo tuvo lugar cuando en el transcurso de la homilía, argumentada toda ella en torno a la devoción cristiana a la Virgen María, el padre Ruiz Soria se refirió a su tío abuelo "Manolete":

(...) "El Señor nos ofrece su casa y quiere que la conozcamos en todos sus rincones, y no como visitantes de compromiso, sino como amigos a los que se conoce y se ama y para los que no hay secretos. Y para conocer lo más recóndito de la Casa del Señot, ¿quién mejor para mostrárnoslo que su Madre, la Virgen María? Pues bien, mi tío abuelo "Manolete" podría ser un ejemplo de esa forma de llegar a Dios a través de María.

"Porque Manolete siempre sintió un amor especial por la Madre de Dios. Quizá fuera como reflejo del amor que sentía por su propia madre, Doña Angustias, mi bisabuela. Ella, y mi madre, mis tíos y los amigos, me contaban el carácter tan familiar que tenía "Manolete", quien cuando llegaba a Córdoba se marchara al campo para así poder reunir a toda la familia en torno a su madre doña Angustias. 

Y todos sabían que cuando "Manolete" estaba en Córdoba, cada día se acercaba a visitar a la Virgen de los Dolores, cuya visita comenzaba deteniéndose ante el gran cuadro de azulejos de Nuestra Señora expuesto fuera de la iglesia, en la Cuesta del Bailío, antes de entrar a la iglesia para rezar a la Señora de Córdoba. Incluso nuestro amigo Rafael Rodriguez me ha mostrado justificantes del pago de las cuotas de "Manolete" como hermano de los Dolores. En el año 41, por ejemplo, pagó Manuel Rodríguez Sánchez, con domicilio en La Lagunilla, la cantidad de 12 pesetas, extendiendo el Tesorero el correspondiente recibo".

"Manolete", por tanto, nació como cristiano, vivió como cristiano - ayudado por las enseñanzas de los Salesianos, en cuyo colegio fue educado - y murió como cristiano. Esa es la verdad sobre la vida espiritual y moral de "Manolete".

"Naturalmente, "Manolete" tuvo defectos. ¿Y quien no? Pero se condujo por la vida igual que toreaba: por derecho. ¿Recuerdan Vds. cómo ejecutaba las suertes "Manolete"? Siempre por derecho. Pues así caminó "Manolete" por la vida, por esa vida que cumple ahora cien años y por la cual celebramos esta Eucaristía. Por su vida, no por su muerte".

Participación de los toreros cordobeses

Hubo gran asistencia de toreros cordobeses. Pudimos saludar a José María Montilla - inspirador y promotor de la misa -, y a "Zurito", "El Pireo", "El Puri" y a Fernando Tortosa; a diestros de la familia de "Manolete", como "Parrita", "Chiquilín" y los hermanos Manolo, Paco y Antonio Sánchez Saco, y entre otros toreros, a  Rafael Gago Juan Carlos García "El Califa", a José Agüero y a Juan Carlos Avalos, hermano de la Cofradía de los Dolores. Y con a ellos, a quien materializó el acto, Rafael Rodriguez Carretero. 

La voz de las Hermanas de la Consolación, que dirigen el Convento y la Residencia que lo ocupa, ponía fondo a la ofrenda floral a Nuestra Señora de los Dolores, y al finalizar, mientras Ladis realizaba fotos de familia, los asistentes prolongaban la despedida y se abrazaban como hermanos y algunos hasta contenían una lágrima.
  • P.S. Otra gran devoción de "Manolete" fue Nuestro Padre Jesús Caído, titular de la "Hermandad de los Toreros". En este "Año de Manolete", los toreros cordobeses tendrán ocasión de recordar al Califa nuevamente en el marco de la Tertulia "El Castoreño".

Aquí rezaba Manolete antes de visitar a la Virgen en la
 Iglesia de los Dolores, en el antiguo hospital de San Jacinto.

Enlace relacionado: