la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 17 de marzo de 2016

MARACAY: CARAS FRESCAS EN EL RELEVO TAURINO.


Jesús Enrique Colombo, no es que pida permiso, es que les exige que abran paso; y a paso de banderillas en tierra de ¡grandes rehileteros!


"...Jesús Enrique Colombo, quien este sábado hará su presentación en la plaza más emblemática y con más solera de Venezuela, trae en sus alforjas mensajes de competencia que pudieran insuflarle e interés a las velas las carabelas de las afición que hoy, por lo menos en Venezuela, navegan sin rumbo, como diría el gran “Bola de Nueve” cuando se refería a las autoridades taurinas..."




Lo pautado para este sábado en Maracay no es usual en la fiesta de los toros de Venezuela, más no por ello deja de ser interesante el cartel. La presentación en la Maestranza de un novillero, Jesús Enrique Colombo, custodiado por dos nombres entre los más destacados con que cuenta la afición del Calicanto, en su baraja de toreros: El Califa de Aragua y Leonardo de Maracay, en una corrida calificada de mixta. Posiblemente la experiencia con más ambición de todas las que han surgido de la escasa imaginación empresarial criolla, que se haya experimentado en los últimos tiempos.

Esta modalidad fue establecida hace ya años por uno de los genios empresariales de los toros. Nos referimos a don Pedro Balañá, propietario de la Plaza de Toros Monumental de Barcelona. 
Don Pedro fue un empresario que encumbró novilleros y descubrió figuras en la fiesta. De ellos recordamos algunos, entre ellos a Antonio Borrero “Chamaco”, Miguel Báez “Litri”, Raúl Acha “Rovira”, Julio Aparicio, Antonio Chenel “Antoñete” y entre los que recordamos al boleo está nuestro paisano César Girón a quien descubriera en una tapia de un tentadero de Salamanca para convertirle en la primera atracción de una temporada de novilladas, y luego en primerísima figura del toreo.El descubrimiento de Girón sirvió para que el nombre de Venezuela penetrara en aquel rincón Mediterráneo con una cuña del toreo con nombres como los de Eduardo Antich, Carlos Saldaña, Sergio Flores, Rafael Cavalieri y muy en especial el carabobeño Oscar Martínez. 

La Empresa Agrocasta, organización de la que el matador de toros es su Gerente, anuncia en su abono de la Feria de San José tres festejos taurinos: una novillada en la inauguración del abono, mano a mano entre César Altuve y el tachirense Antonio Suárez, una corrida mixta para los aragüeños El Califa y Leonardo junto al novillero Jesús Enrique Colombo y un magnífico fin de fiesta con la alternativa de Edgar Díaz “El Victoriano” con el sevillano Daniel Luque como invitado y la primera figura de Maracay, Erick Cortéz.

Toros de Laguna Blanca para el mano a mano de los novilleros y toros de Campolargo en la corrida mixta y el festejo fin de Feria de San José.
A lo que íbamos. Para muchos empresarios no están claros los principios del Mercadeo Taurino. Leen y repiten de memoria viejas fórmulas empresariales, de aquellos tiempos cuando la Fiesta de los Toros era el ombligo del mundo. Olvidan la revoltura de vivimos en estos turbulentos tiempos cuando lo viejo no son los periódicos de ayer, es añejo el minuto en que se suceden los más diversos e impactantes acontecimientos.

Al toreo, como cualquier otro espectáculo en la vida, hay que sembrarle los motivos de interés y, uno de los muchos intereses, el crear nombres de interés entre los novilleros, matadores de toros, ganaderías, en fin, en los elementos que integran el cartel del festejo que ha de promoverse para venderse.

Jesús Enrique Colombo, quien este sábado hará su presentación en la plaza más emblemática y con más solera de Venezuela, trae en sus alforjas mensajes de competencia que pudieran insuflarle e interés a las velas las carabelas de las afición que hoy, por lo menos en Venezuela, navegan sin rumbo, como diría el gran “Bola de Nueve” cuando se refería a las autoridades taurinas.