la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 4 de junio de 2018

EN TOLEDO CON MANOLO VANEGAS QUE VISTE DE ESPERANZA E ILUSIÓN / por EL VITO



Manolo Vanegas sufrió el accidente en la plaza de toros de Ledesma, Salamanca, mientras desarrollaba faenas de tentadero con su amigo y maestro Domingo López Chávez y el matador de toros mexicano Rafael García que representa al torero de Salamanca en México. Fue una voltereta y una desafortunada caída el resumen médico de la tragedia. De inmediato le llevaron a Valladolid, y luego en ambulancia, a los pocos días a Toledo.


EN TOLEDO CON MANOLO VANEGAS
 QUE VISTE DE ESPERANZA E ILUSIÓN 


Víctor José López EL VITO
A LOS TOROS, Lunes, 4 de junio de 2018
TOLEDO; especial - Gente joven, la mayoría. Hombres y mujeres que han sufrido accidentes de automovilismo en gran parte; por supuesto, han sido las motos gran parte de las causantes de las tragedias. Tragedias causadas no por la máquina sino porque el ser humano cree poder dominar la máquina con la irracionalidad.

Todo lo contrario en el caso de Manolo Vanegas, quien en base de la racionalidad que pueda existir en la técnica de la tauromaquia creyó poder someter con la muleta la bravura del toro que le causó la lesión por la que ahora yace en una cama de los centenares que hay en el Hospital Nacional para Parapléjicos de Toledo. 
Centro de referencia nacional especializado en lesión medular espinal, reconocido por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. 

A media mañana Oscar Montesinos“El Yaracuy”, matador de toros venezolano y su esposa Desiré me recogieron en Claudio Coello 24 en Madrid. Fresca mañana del día señalado en los carteles de San Isidro con la corrida de Miura. Fama del temible hierro más por sus heridas que por la nobleza de sus reses.
Cruzamos los campos de Castilla hasta llegar a la inmensa mole del Hospital, para visitar al torero de Seboruco, u tachirense que tan en alto ha puesto el nombre de Venezuela en la marquesina de la Fiesta de los Toros de Francia y de España, centro hospitalario inaugurado por los entonces príncipes  Juan Carlos y Sofía y que hoy administra el Gobierno de Castilla convertido en centro de referencia en el Continente Europeo, especializado en lesión medular espinal. 

Manolo Vanegas sufrió el accidente en la plaza de toros de Ledesma, Salamanca, mientras desarrollaba faenas de tentadero con su amigo y maestro Domingo López Chávez y el matador de toros mexicano Rafael García que representa al torero de Salamanca en México. Fue una voltereta y una desafortunada caída el resumen médico de la tragedia. De inmediato le llevaron a Valladolid, y luego en ambulancia, a los pocos días a Toledo.

En la reunión con Manolo también estuvieron Antonio Briceño “El Valor”,banderillero de mil batallas, tachirense radicado en Madrid, y el picador de toros antioqueño Anderson Murillo quien se formara profesionalmente durante aquellas recordadas temporadas de novilladas que en Caracas organizó Gregorio Quijano y que tantos y tan buenos toreros descubriera para hispano América.

Manolo Vanegas tiene movilidad en el brazo y la mano izquierda; el brazo derecho tiene sensibilidad, pero aún no lo mueve. Con vigor nos demuestra que la pierna y el pie izquierdos tienen movimiento, no así las extremidades de la derecha; pero va evolucionando.

En su cara se dibuja una pícara sonrisa, que traza la ilusión y la esperanza de volver a la lucha en la vida. Los doctores le anunciaron que para el lunes lo llevarán a los jardines del Hospital, para que le abrace el sol de Castilla, ese que nunca se ponía en los territorios dominados por la España eterna en días de Carlos V, cuando fue sembrada la fiesta en nuestros corazones americanos.

Hay que estar preparados, que por ahí viene Manolo Vanegas, y vendrá pidiendo guerra.