la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 2 de junio de 2018

SAN ISIDRO 2018. ESTAMPAS / por Antolín Castro



Aunque la oreja no fuera mayoritaria ni justa y de ahí una importante protesta, para mí hoy esa oreja es lo de menos, lo que ha quedado es renovar el escenario con estampas diferentes a las de todos los días. En ambos ha matado tirándose a ello sin contemplaciones.

ESTAMPAS

S.I.18.- Estábamos en la, quizá, última corrida de relumbrón y la plaza se llenó como era previsible. Manzanares pudiera ser el mayor atractivo, aunque Castella con su salida en hombros de hace dos días y Cayetano completaban ese interés para llenar el coso. Los toros de Victoriano del Río completaban la garantía del triunfo.

Pero la tarde no fue por ahí, seguramente por la mansedumbre y flojedad del ganado, aunque fue noble y embistiendo con la clase que les gusta a las figuras, que entre huidas y caídas interrumpían los trasteos cuando sus matadores se estaban relamiendo. Bueno, también sus correspondientes seguidores se relamían mientras los aficionados más exigentes se exasperaban con la flojedad de los victorianos. Las grandes faenas no iban a formar parte de la tarde, aunque no se quedaron sin nada los asistentes.

De Castella fue el pundonor por estar de nuevo pisando la arena venteña. No escatimó esfuerzo por convencer y complacer, pero no hubo acuerdo con el lote. Fue ovacionado en reconocimiento a su indiscutible disposición.

Quien se iba a hacer el dueño de la tarde fue Cayetano. Vino a por todas, a revienta calderas como se suele decir. Ya quisiéramos que vinieran así los novilleros y los matadores jóvenes que se quieren abrir camino. El conjunto de su actuación no fue maciza pero sí dejó innumerables estampas durante la tarde.

Estampas en muchos casos antiguas, estampas que ya ni vemos aunque sí recordamos. Cayetano se encargó de escenificarlas con mayor o menor acierto, pero con indudable interés por mostrarse. Por ahí no hay manera de discutirle nada.

Bella estampa el comienzo de faena sentado en el estribo en su primero, cuando hoy es inhabitual ver comenzar de esa manera. En el otro comenzó rodillas en tierra, con estampa de torero dispuesto al arrebato para conseguir otro trofeo.

Bonita estampa el galleo por chicuelinas para llevar su segundo toro al caballo, colocándole con una pase de pecho con el capote. Mira que llevamos 25 días de feria… pues ni eso vemos.

Se fue a portagayola a recibir al segundo de su lote. Aunque esto si lo vemos, la estampa era ver la raza de un torero no catalogado de valiente dispuesto a ello.

Toda una estampa es ver realizar el quite de Ronda, que solo a él se lo hemos visto.

Múltiples pases y remates diferentes, torería. Viejas estampas que ha rescatado Cayetano de sus ancestros. 

Aunque la oreja no fuera mayoritaria ni justa y de ahí una importante protesta, para mí hoy esa oreja es lo de menos, lo que ha quedado es renovar el escenario con estampas diferentes a las de todos los días. En ambos ha matado tirándose a ello sin contemplaciones.

Otra estampa para el recuerdo ha sido la protagonizada por su banderillero Iván García llevando a una mano al toro de lado a lado de la plaza para sacarle de la querencia de los chiqueros.

De Manzanares decir que, como hoy Rajoy, no tuvo más remedio que irse para casa sin decir nada reseñable. Ni sus estocadas hoy fueron letales.