la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 22 de enero de 2020

Carta abierta al cínico Gral. Alejandre, exJEMAD / por Francisco Bendala Ayuso



En los tiempos que, por desgracia, nos ha tocado vivir, a España no se la sirve, ni se la defiende en Líbano, Agfanistán, Mali, Letonia o vaya usted a saber en qué otros lugares exóticos, siempre cuanto más lejos de ella mejor. A España se la defiende en ella, dentro de ella, porque el enemigo vuelve a estar dentro, no fuera. Porque el puesto de mayor riesgo y fatiga está aquí, en España, o sea, en Cataluña, Vascongadas, Galicia, Valencia, Baleares y…


Carta abierta al cínico Gral. Alejandre, exJEMAD

Francisco Bendala Ayuso
El Correo de Madrid, Enero/2020
Leo perplejo la carta autógrafa de despedida que dirige a las FFAA una vez que la ministro de Defensa le ha cesado unos meses antes de lo previsto al haberse saltado el conducto reglamentario –mal ejemplo-- enviando un informe sobre el estado de ellas al Rey y al Presidente del Gobierno; maniobra, por un lado, de mero postureo de cara al exterior similar a la de casi todos los JEMAD dos días antes de saber que se van, y, por otro, absurda por dos cuestiones: a) como si el Rey y el Presidente no supieran cómo están las FFAA, y más aún como si les importara algo y b) porque en dicho informe sólo habla usted de lo material, obviando toda referencia a lo importante, a lo esencial, que es lo espiritual, a la falta de cohesión interna y de unidad, de disciplina, de compañerismo, de conciencia real de cuáles son sus sagrados fines e, incluso, de patriotismo.

En su carta inserta las típicas frases retóricas en estos casos que, por ello, suenan a hueco; podía haber sido más original, pero no otra cosa podía esperarse de usted, vista su trayectoria.

Habla del espíritu de sacrificio y abnegación de las FFAA “dentro y fuera de nuestras fronteras”, lo cual es falso, porque “dentro”, las FFAA bajo su mando incumplieron diariamente y en su totalidad el artículo 8º de la Constitución contemplando impasibles la destrucción de España, máxime en circunstancias gravísimas que todos conocemos, lo que no es prueba de espíritu de sacrificio ni de abnegación, sino de cobardía y traición; y porque “fuera” sirven a intereses de terceros que nada tienen que ver ni con nuestra seguridad ni con nuestros intereses, lo que es patético, deshonroso e incluso peligroso para España.

Después pide lealtad a su sucesor, el ínclito Gral. Villarroya Vilalta, que es más de lo mismo que usted, o sea, peor, pues sus negligentes, ilegales y cobardes actuaciones son más que conocidas.

Pide también a las FFAA “defender al Rey y a la patria”. ¿De quién? ¿Es que están en peligro? ¿Quiénes les atacan? ¿Por qué no identifica al enemigo? ¿Cómo van a defenderles si usted no dice de quién? ¿Y la Constitución, aún con sus defectos? ¿Será de la anti-España rediviva en el nuevo Frente Popular hoy en el poder? ¿Será de los que la han corrompido hasta dejarla que no la reconoce ni la madre que la parió? ¿Será de esa “derecha” repugnante que viene haciendo aún más daño que aquellos otros?

Por último, y tal vez sea lo peor, o al menos lo más doloroso, lo que nos deja atónicos, es el cierre de su misiva: “Ante todo España, sobre todo España, siempre España”. Y es que tan honorables y honrosas palabras e intenciones dichas por usted son muestra de su cinismo, al tiempo que insulto a España y al pueblo español, porque ni usted las ha cumplido en ningún caso. Tampoco sus antecesores desde hace décadas y está claro que no lo va a hacer Villarroya Vilalta.

En los tiempos que, por desgracia, nos ha tocado vivir, a España no se la sirve, ni se la defiende en Líbano, Agfanistán, Mali, Letonia o vaya usted a saber en qué otros lugares exóticos, siempre cuanto más lejos de ella mejor. A España se la defiende en ella, dentro de ella, porque el enemigo vuelve a estar dentro, no fuera. Porque el puesto de mayor riesgo y fatiga está aquí, en España, o sea, en Cataluña, Vascongadas, Galicia, Valencia, Baleares y…

Gral. Alejandre, exJEMAD, sepa que los que realmente defienden a España son los que, indefensos, pero con un valor demostrado, no supuesto, con un arrojo propio sólo de verdaderos españoles, son perseguidos, señalados, vilipendiados, acosados, agredidos e incluso asesinados por quitar lazos amarillos de las calles, llevar tirantes o pulseras con nuestra enseña nacional, batallar porque sus hijos estudien en español, defender la memoria de los que dieron vida y hacienda por salvar a España del marxismo y un largo etcétera que le dejan a usted y a nuestras FFAA a la altura del betún, o mejor dicho, en evidencia de su cobardía y traición.

Usted, que ni siquiera dio la cara por sus compañeros más cercanos, el Almirante Fernández de Córdoba o su propio jefe de gabinete, el Gral. Diáz Rodríguez-Valdés, cuando fueron injusta e ilegalmente cesados por Robles. Usted, que tampoco lo hizo por los que firmaron en defensa del honor y memoria del Caudillo. Usted que ha dejado que a militar, jefe de Estado, héroe y patriota tan insigne y a otros muchos se les difame, calumnie e incluso se profane hasta la sepultura. Usted, Gral. Alejandre, se va ahogado en su propia indignidad y deshonor, sin haber cumplido con su juramento y dejado en evidencia, como otros antes, que carece de amor a España y al pueblo español.

Gral. Alejandre: ¡A otro con su monserga!

Tte. Col. Fco. Bendala Ayuso (RT)

P.D.- Me dicen que está gestionando su inmediato ingreso en VOX, como otros antes. ¿Será verdad? En tal caso: pecadores arrepentidos quiere el Señor, pero… sería de agradecer que se arrepintieran antes… ya me entiende.

1 comentario: