la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 29 de agosto de 2011

COMO EN CUALQUIER SOCIALISMO / Por Fortunato González Cruz


COMO EN CUALQUIER SOCIALISMO

Fortunato González Cruz***
Por la calle real

Mèrida  (Venezuela) 29/08/2011
¡Como en cualquier socialismo! La misma historia con idéntico guión y personajes semejantes. El socialismo es para los demás, para el pueblo al que se le embadurna con jarabe de lengua y pide sacrificios en nombre de la revolución; para los bolsas que se tragan el cuento y también para los que no se lo tragan pero están metidos en la misma trampa. El régimen soviético ocultaba el boato de sus élites comunistas mientras la población vivía (y vive) en la penuria más negra. Así es la China actual, comunista para la masa cuyo trabajo semiesclavo permite llenar los mercados mundiales con productos depreciados, y mantener las cúpulas en el más escandaloso lujo. Así es Cuba, con una población sometida a racionamiento por más de cincuenta años mientras la familia Castro y sus allegados viven a todo trapo. Así es Venezuela en la que la escasez y la carestía golpean a la población mientras la boliburguesía disfruta la esplendidez insolente del socialismo. 

El pueblo libio apartó el ranchito que recordaba la pobreza originaria del dictador y entró en los espacios que la revolución socialista verde reservó para Gadafi y la familia gobernante. ¡El mismo musiú con diferente cachimba! Es patética la imagen del combatiente sentado en el sillón rematado con un mascarón de proa que reproduce la cara de la hijita consentida. Y todavía con su cara de yo no fui llama al pueblo libio a mantener la pureza de la revolución que no verde, sino dorada, si es por los 155 mil millones de dólares puestos a buen resguardo en los bancos capitalistas, los más grandes cabrones de los criminales que azotan a los pueblos con socialismos, dictaduras y drogas. Nunca pude entender el bajonazo del gobierno inglés cuando abrió las puertas del calabozo al autor material del crimen de Pan American y se lo entregó al autor intelectual. Un gesto absurdo, un agravio a las víctimas inocentes, un ultraje a la justicia. ¿Creyeron en la reconversión del sátrapa? ¿O se les pusieron los ojos como un par de huevos fritos ante la fortuna socialista del apayasado coronel? 

Y lo peor es que la gente no aprende. Por el Petén guatemalteco andan unos grupos existencialistas americanos esperando el fin del mundo que ocurrirá el 21 de diciembre del 2012, según antiguos códices mayas. Parecido al cuento del fin de la democracia y el advenimiento del paraíso socialista, pero los herederos de Marx y Lenin se llenan el buche a costillas del sacrificado pueblo cuyo nombre enarbolan. Allí está el testimonio difundido en imágenes de la opulencia del coronel Gadafi, la guinda verde del coctel socialista.
***
Fortunato González Cruz es Catedratico de la facultad de Derecho la U.L.A. de Mérida-Venezuela / fundador y director de la Cátedra de Tauromaquia "G. Briceño Ferrigni"