la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 25 de agosto de 2011

La gran lección de Miura / Por J. R. M.


La gran lección de Miura


 A los diosecillos del escalafón cultural 



Así me gusta a mí. Porque vosotros
tenéis la valentía de ser francos
y confesar ante la grey taurina
que los toros de Miura os causan pánico.
¿Y por qué no decirlo, si eso es cierto?
¿Por qué motivo habríais de ocultarlo?
Así me gusta a mí. ¡Las cosas claras!
¿Toros de Miura? ¡Que los mate El Tato!
Yo acuerdo con placer tan sabio acuerdo
que es muy de celebrar. Porque acordaos
de Mariano Canet, del Espartero,
del pobre Dominguín y de otros varios
que en la candente arena del combate
su carrera taurina terminaron.
¿A qué diablos matar toros de Miura,
que tienen intención y que son bravos,
mientras haya borregos candorosos,
cabras sencillas y becerros cándidos?
Astros insignes de la hispana fiesta,
seguid este consejo, que es muy sano:
ante todo, guardad vuestro pellejo,
¡Y a los que pagan, que los parta un rayo!

Manuel Soriano
Noviembre, 1908 


Blog Salmonetes ya no...