la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 30 de agosto de 2011

MALENI LORETO SE NOS FUE POR BULERÍAS / Por Antonio D. Olano

Magdalena Díaz Loreto "Maleni"

MUJER Y MADRE DE DOS GRANDES TOREROS
LLAMADOS JULIO APARICIO


Ambos fueron galardonados por el Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida. El padre fue nominado "Socio de Honor" en 2002, y el hijo recibió el trofeo "La Fábula Taurina" de San Isidro 2010

Nuestro presidente, Junta Directiva, socios y amigos de nuestra asociación expresan su más profundo pesar por tan sensible pérdida.
(Remitido del Blog Dinastía Bienvenida)

Por ANTONIO D. OLANO / Fotografías: DOLORES DE LARA

Tenía que ocurrir en el mes de agosto en el que los toros, por aquello de la mosca, masacran a los toreros.
Eran las cinco, quizás horas después, casi en punto de una tarde calurosa, cuando , decía el viento, decía Natalia Figueroa, nos dijo Jaime Ostos, que una mujer, esposa y madre de un torero, había muerto.

Malena aplaude a su hijo Julito
Yo solamente tuve una hermana biológica; pero y afortunadamente, mis largos años me han concedido varios hermanos, mis amigas y mis amigos.

Julito Aparicio, emocionado tras recibir el Trofeo  "La Fábula Taurina"
de San Isidro 2010 del Círculo Bienvenida

Una de ellas Maleni Loreto que es como se conocía a Magdalena Díaz Loreto, bailaora y bailarina, tocada por el duende hija de un inmigrante montañés y de una gitana sevillana. Pudo ser, mejor: fue, el émulo de Carmen Amaya. No se quedó en el camino. Prefirió recalar en “El duende”, sito en el Madrid Viejo y a donde hizo un alto en su camino otra grande, Rocio Jurado.

En aquella cuevas no existencialistas sino existenciales, vecinas de la Plaza de la Villa, se refugiaban todos los grandes aficionaos al flamenco. Entre ellos, no faltaría más, los toreros porque torero, y bueno, había sido el propietario del local, “Gitanillo de Triana”.

Recibía con parsimonia a los clientes de alto copete como estaba mandado, la suegra de Gitanillo, Pastora Imperio, casi nadie al aparato. Tenia majestad elevando en arco de triunfo sus prodigiosos brazos y era mayestática y no solamente porque en otros tiempos fuesen sus amores reales. Y el otro romance, el de un torero genial, Rafael “El Gallo”, le duró un santiamén, que asi se dice cuando nos dan puerta

Pastora estaba orgullosa de presentar en el breve “tablao” a la bailarina prodigiosa, Maleni sobrada de fuerza y de ese talento que puede demostrarse bailando unas bulerías..Su belleza era deslumbrante y a fe que deslumbraba.

Desde su bachillerato como novilleros, Julio Aparicio y Litri arrollaban y revolucionaron el toreo grande. Julio Aparicio hubiese querido nacer sevillano. Daba lecciones del más honesto toreo en todos los cosas del mundo; pero se le resistía su amada Sevilla-.Por eso soñaba con un hijo sevillano y allí hicieron que naciese Julito Aparicio, don Julio el grande, que dejó bloquiabiertos, borrachos de su arte, ardiente a sus paisanos desde los primeros años novilleriles. Más tarde caería la plaza fuerte madrileña porque Madrid dice cuales han de ser sus toreros aunque naciesen fuera de la Villa y Corte.

Un día inolvidable para Maleni

Julio, padre espantaba su miedo, en el nombre del padre, corriendo por los tendidos y recorriendo los palcos si su hijo toreaba. Toreaba con “arte” el príncipe rubio como el rubio albero de los ruedos.

Recorrí, al lado de Maleni, Julito, Flores el apoderado poeta, Mariano Casado,el tio Manolo, hermano de Maleni, acompañándole en todos los ruedos desde que Julito comenzó a torear. Y desde el principio con picadores como lo había hecho el padre Y cerca de todos nosotros nuestro amigo Pepe Ibáñez.. Y, el mejor escritor francés de toros, de todo lo divino y lo humano, Jean Cau.

Cuando llevé a Julito, aun novillero, a defender la Fiesta en el Parlamento Europeo, Julito desplegó su capote ante el edificio parlamentario. Julito puso arte y temple. Su madre el arte por el arte. Volvimos a Madrid triunfantes.

Según D. Olano: “Julio, Maleni y sus hijos Julio, Pilar y Quica, me hicieron escribir el mejor capítulo de mis Memorias”
A lo mejor Maleni se encontró, en esa frontera del cielo que son las nubes, esperándola y haciéndole palmas . Pastora Imperio, lola Flores, Carmen Amaya, Rocio Jurado, Antonio, Rosario. Al cante Camarón y Antonio Mairena, Al toque los Sabica…

. Sueño. Bien se que las cosas grandes de este mundo quedan en este mundo y en la memoria.

EL DUENDE LLEGÓ A “EL DUENDE”
Maleni, el baile, Maleni, gran esposa y madre grande, ya ha vuelto a Sevilla. En donde concluye la Andalucía machadiana.. “Y Sevilla”.
****
Blog La Montera