la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 18 de febrero de 2013

La Feria de Abril por los adentros / Por Pedro Javier Cáceres



"...El apoderado tiene razón en quejarse de la ausencia de Fandiño en Sevilla, como lamentamos todos, y aporta su verdad..."

La Feria de Abril por los adentros

Pedro Javier Cáceres
Periodista y crítico taurino
17 Feb 2013.-El “patio” de Sevilla es particular, por mucho que cuando llueva se moje como los demás.
Con todo y con ello ha rematado una gran Feria de Abril
Así me lo parece a mí, con perdón.

Tal que por una vez e intentado, sí, sirva de precedente los grandes titulares deberían ir en esa dirección (están todos…los posibles de las grandes figuras, hay retos, gestas, gestos, acontecimientos en sí mismo) antes que las ausencias : apenas una notable, que dan, como mucho para un ladillo o un sumario; tal que la de Fandiño.

¡Sevilla tiene un color especial!
Con todo y con eso en la “city” taurina hispalense, antes que con la no presencia de Fandiño, andan especulando sobre el porqué de no acartelar a Esaú, Escribano u Oliva Soto.

El apoderado de Fandiño dejó la pregunta en el aire: ¿”alguien puede pensar que la Empresa de Sevilla ha querido contratar, de verdad, a Iván Fandiño”?....”Nos llamaron a última hora, jueves, para matar Fuente Ymbro como única opción y en fecha fuera de farolillos (sic).
Según el apoderado Néstor García su contraoferta habría sido aceptar la corrida de Fuente Ymbro pero matar también la de Victorino o la de Miura, sin duda otro de los gestos de los que están preñando estos prolegómenos de temporada.

Yo pienso que sí, que se le quiso contratar. De hecho la oferta se hizo.

¿Que fue a última hora?
Sevilla tiene sus procedimientos… y además Sevilla y sus circunstancias.
Sevilla siempre se ha movido por prioridades.

Pronto, antes de lo habitual, tradicionalmente —antes de los “turrones”-, Manzanares, triunfador de las dos ediciones anteriores, mostró sus cartas; aceptadas.
Se ató, en precario, a Morante y, posteriormente a Talavante.
Parecía cerrado Domingo de Pascua y las contrataciones de los 3 pilares del abono.
Alguien había propalado que El Juli no torearía ni en Valencia, ni Sevilla ni Madrid.

El Cid lanzó su reto particular para matar la de Victorino e invitó a acompañarle. Saltó Urdiales —especialista, triunfador heroico en el norte- y nadie le echó cuentas (su ausencia en el abono tampoco se va a airear). Incluso A. Aguilar apuntaba querer estar ahí.
Y se apuntó Luque…nadie más; Fandiño tampoco.

Todos, antes que la empresa, dimos el mano a mano por cerrado, el que diga lo contrario miente.

No hace un mes, el día 14 de enero, en La Divisa, Roberto Domínguez anuncia que El Juli estará en Sevilla y lo hará de forma que pocos toreros pueden hacerlo. La contratación de El Juli, que pasaba —obviamente- por entrar en el cartel de Pascua.
Vuelta a empezar con Talavante como damnificado. Cosa de las prioridades. ¡Saber leer Sevilla!
Se confirma que El Juli pide la de Miura. Se acuerdan los flecos metiéndonos casi en febrero.
Se hacen apuestas sobre el “cartel sorpresa” y a la seguridad de incluir a Castaño se especula con Robleño, Rafaelillo…etc. Incluso alza su voz Valderrama.
Nadie se acuerda de Fandiño para la de Miura, ¡coño con la temporada que ha echado y los triunfos en América!, ni su apoderado le postula.
En esos momentos El Juli se hace el “amo” del cartel. Punto.
Y por supuesto, en evento de tal rango se legitima para “pedir”, al menos, uno por delante, un “motorista”; situación que no favorece a Fandiño.

El lunes 4 de febrero la empresa solo tiene cerrado a Manzanares, Juli y Morante una vez desbloqueado el problema de duplicidad de cartel al querer los tres la corrida de Victoriano del Río, que llevó su tiempo y sus incordios respecto del bulo que Morante quería Fuente Ymbro.
También se filtraba, con mayor fundamente, que la de Gallardo la mataría Talavante.
Entre el martes 5, miércoles 6 y primeras horas del jueves 7 hubo que ubicar a Perera y negociar con Talavante y Castella para aceptaran ir a 1 y otra en septiembre.

Colocada la cúpula, vino todo lo demás.
Era el jueves 7. Se llama a Fandiño, para nadie es un secreto que esta temporada matará casi toda la camada de Fuente Ymbro, y se le hace la oferta…según el protocolo de Sevilla, en tiempo y forma.
El hierro gaditano se lidiará en pre-feria…pero el viernes, fecha en que empezaban las figuras su periplo en La Maestranza, por lo que sigue teniendo su “caché” sin influir el diseño reducido de este ejercicio.
Los últimos viernes de pre-feria son históricos: las 4 orejas de Manzanares y dos Puerta del Príncipe de El Juli.
Y este año será la víspera del gran acontecimiento manzanarista, que por cierto tampoco está teñido de “farolillos” como la encerrona al día siguiente de Ventura.

El apoderado tiene razón en quejarse de la ausencia de Fandiño en Sevilla, como lamentamos todos, y aporta su verdad.

Rescatando a Machado (sevillano ilustre) Canorea-Valencia podrían —ignoro si lo harán- invocarle: “tu verdad, no. La verdad/ Y ven conmigo a buscarla/…”

Cuestión más de fuero que de huevo. ¡Saber leer Sevilla!

Apoderados: Llamar o ser llamado
Es el dilema de muchos.
Pasó el año pasado con Juli y Perera dentro del follón conocido. Me llamaron a última hora o ni siquiera me han llamado.
La experiencia es un grado y no entiende de independencia o dependencia.

En 2012 Luis M. Lozano colocó a Castella 4 tardes en una llamada ,prematura en tiempo, antes de irse a América.
Este año, vistas las dificultades y la ausencia de triunfos en La Maestranza precipitaron un viaje a España en plena campaña americana incluso suspendiendo un festejo.
No era fácil, pero ahí está en Sevilla con la de Cuvillo en abril, únicamente, y la de Matilla por San Miguel.

La empresa no hizo caso de las informaciones que instalaban el comienzo de temporada de El Juli por junio o julio, y llamó a Roberto Domínguez.
Este, con la lección aprendida, obvió de importancia lo sabido: se habían ajustado antes Manzanares, Morante, incluso Talavante —en esos momentos- y, en precario, Cid y Luque.
Roberto negoció y felizmente El Juli está en Sevilla.
Cepeda ha asimilado esperar su turno para colocar en categoría a Perera.
Antonio Barrera (“nuevo en esta plaza”) ha sabido ser flexible, comprensivo, para ceder la de Victoriano del Río (Manzanares mata 6 toros en solitario y El Juli la de Miura) y aceptar Cuvillo y El Pilar.
Y Martínez Erice, voy y vengo de América, ha tenido cintura para no quedar fuera de Sevilla Talavante, el gran damnificado de toda la “movida”.
Más, solo una tarde en la feria con el poso dejado en El Baratillo y el caramelo en lo boca de Resurrección abogaban por “exigir” acompañar a Juli y Manzanares con la “joya de la corona” de Victoriano del Río.
No ha podido ser. Pero Talavante está en Sevilla.

El patio de Sevilla es particular, por mucho que cuando llueva se moje como los demás.

¡Agáchate, y vuélvete a agachar…..!

…H,I,J,K,L,LL,M,A….¡que si tu no me quieres, otro torero me querrá!

Cuestión de huevo ¿huevos? antes que el fuero.

Y tiempo al tiempo.
Excelente feria ¡a pesar del Gobierno!