la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 14 de febrero de 2013

Los toros son cultura... pero el PSOE se abstiene / Por Andrés Amorós.


Enrique Tierno Galván:
«Ser indiferente ante la Tauromaquia supone la total extrañeza respecto del subsuelo psicológico común»

Los toros son cultura... pero el PSOE se abstiene

Andrés Amorós / ABC
Seiscientos mil españoles –muchos de ellos, catalanes– han firmado una Iniciativa Legislativa Popular para que se reconozca la Fiesta de los toros como un Bien de Interés Cultural, cuya regulación y fomento corresponde al Estado. (En Francia ya lo han hecho, anticipándose a nosotros).

Defiende la Fiesta con bien trabadas razones Juan Manuel Albendea, del PP. No sorprende que Esquerra e Izquierda Unida se opongan con sectarismo e ignorancia a los toros. («Durante generaciones y generaciones, la cosa que ha hecho más felices a mayor número de españoles», dijo Ortega) . Ni que Convergencia y el PNV mantengan «hasta sus últimas consecuencias» que el derecho a legislar es exclusivo de las autonomías, frente a lo que llaman «el nacionalismo español». Más lamentable me parece que se abstenga el PSOE.

Lo ha denunciado un socialista vasco, Eneko Andueza, en carta abierta a Rubalcaba, que impulsó el traspaso de las competencias taurinas al Ministerio de Cultura: «Nos puede el complejo, el pudor, la obligación de creernos más progresistas que nadie. Y nos equivocamos». Su conclusión es definitiva: «Compañero Alfredo, difícilmente podremos ser creíbles ante esta sociedad, si ni quiera somos capaces de mantener nuestra propia coherencia». ¿Cómo podrán explicar esto, por ejemplo, los socialistas que gobiernan Andalucía?

Recomienda Andueza a Rubalcaba que lea a «nuestro querido y recordado compañero» Enrique Tierno Galván. Una frase suya parece escrita para esta actitud actual del PSOE: «Ser indiferente ante la Tauromaquia supone la total extrañeza respecto del subsuelo psicológico común». Así están...

Con los votos del PP, se tramitará la Iniciativa, que puede mejorarse. Es una buena noticia, aunque el nivel de las intervenciones haya sido descorazonador: pero ése es el país que tenemos...