la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 30 de diciembre de 2016

Bolívar manda en Cali / por Jorge Arturo Díaz Reyes


Bolívar. Foto: Camilo Díaz

Toro, torero y toreo la trinidad esencial. Todos a una. Y el público, y los niños sabios del maestro Mora tocando con enjundia. Fiesta en Cañaveralejo. La faena de la feria sin duda, el toro de la feria quizás.

Bolívar manda en Cali

Cinco importantes faenas, apenas una premiada, la primera de Bolívar. Otra de este, dos de Pablo y otra de Mora malogradas al matar. Bravo encierro de Salento.

En el tipo de su encaste, negros y cárdenos oscuros, moderados de leña y arrobas pero enrazados, fijos y con ritmo. Los dos primeros de nota, los otros con menos fondo y los dos finales rendidos. No fue un encierro de bandera pero fue bueno, alegre, propicio y a grandes tramos emocionante. Atacaron los petos y los engaños pronto, de largo, y con codicia. Planearon haciendo el avión, yendo y viniendo tras los engaños, fijos, leales, humillados, hasta que alcanzaron sus fuerzas. El quinto sacó genio y se ahogó, el sexto peleó bien con el binomio, pero de un momento a otro, (en banderillas), se atrincheró contra las tablas cortando la faena y hubo de ser un ejecutado con la cruceta.Bien por los Gonzalez Rincón.

Luís Bolívar, fue causante del entradón. Sus corridas han sido las más vendidas. Desde Rincón no pasaba eso. Un colombiano dueño de la taquilla. Lo justificó. Larga afarolada de rodillas, toro en suerte para Cayetano qué pasa las de San Quintín. Rodríguez y Santana le adornan saludando. El caleño, blanco y plata, en los medios, compás abierto, aguanta impertérrito el envión largo de Chanelo rimando tandas circulares jalonadas con pases de pecho. Una, dos, tres cuatro... Temple, posó, continuidad, quietud, mando y verdad. Toro, torero y toreo la trinidad esencial. Todos a una. Y el público, y los niños sabios del maestro Mora tocando con enjundia. Fiesta en Cañaveralejo. La faena de la feria sin duda, el toro de la feria quizás. Los naturales, algunos mejores. La muleta en la espalda, bernadinas y manoletinas de luengo epílogo. El estocadón a volapié, las dos orejas, la vuelta para el toro y el pandemonium.

El cuarto no tuvo tanta clase ni tanto fondo pero la brega sī mantuvo el brío, y la parcial su fe sin desmayo. Variaciones, gaoneras a medio capote, brionesa, muleta cierta. Sin embargo el pinchazo, la estocada inocua y el descabello restaron al final

David Mora, quiso y pudo se llevo el otro de los dos mejores y le anduvo a la altura. Veróncas de lentitud y trazó conmovedor. Torres dosifica la vara. “Chiricuto” se luce y desmontera, y el toledano se faja por los dos lados echando leña en el fogón que era la plaza. “Ventarrón” no cesa, él tampoco, la faena se encumbra. El triunfo era inminente más el pincho a toro arrancado, la estocada calada y el bajonazo lo abortan. El quinto empezó bien y luego se diluyó en una sosería insufrible contra la cual porfió David buscando sin hallar lo que había perdido con el segundo. Y lo que son las cosas, a este sí le dio la estocada que que no pudo al otro.

Pablo Hermoso de Mendoza, rayó a gran nivel en sus dos faenas con toros diferentes, uno bueno y otro mejor hasta que renunció intempestivamente. Alquimista, Disparate, Beluga, Cayena, Barrabás y Donateli le transportaron en loor de multitud. Faenas festivas, espectaculares, magistrales. Solo dos errores, un rejon de castigo pescuecero y otro de muerte descordante que le arrebató la puerta grande con el tercero. La volvió a tener abierta con el sexto pero el toro se la negó.

Una corrida pequeña, sin mucha leña, pero con harto que torear de haberla matado como se debe hubiese sido la locura.
  • FICHA DEL FESTEJO
Plaza de Cañaveralejo. Jueves 29 de 2016. 5ª de feria. Sol y nubes. Casi lleno. Seis toros de Salento, en tipo de la ganadería, encastados y nobles pero con poco los cuatro últimos. Al 1º “Chanelo” Nº 13 Negro, cuatreño de 466 kilos, vuelta al ruedo. plaudidos 1º, 2º, 3º y 4º, silenciados los otros.
Luís Bolívar, dos orejas y palmas.
David Mora, sielncio y saludo.
Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y silencio.

Incidencias: 
Al terminar el festejo Luís Bolívar salió a hombros por la Puerta Señor de los Cristales
Saludaron Carlos Rodríguez y Ricardo santana tras parear al 1º, y John Jairo Suaza “Chiricuto” tras parear al 2º.