la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 30 de diciembre de 2016

ENRIQUE PONCE UN TORERO DE ÉPOCA / por Javier Paradinas



"...Enrique Ponce es de los toreros más inteligentes, poderosos y elegantes que ha tenido la historia del toreo. Su técnica superior y su espíritu de superación unida a una afición desmedida le mantienen en lo más alto. El empaque y su toreo preciosista a dos manos; erguido o genuflexo se puede calificar como sublime..."


ENRIQUE PONCE UN TORERO DE ÉPOCA

Viernes, 30 de diciembre de 2016
El arte de torear es un arte subjetivo. Los gustos personales no coinciden a la hora de enjuiciar a un torero u otro. Todos los gustos son respetables siempre y cuando se basen en un mínimo de conocimiento.

Se ha levantado una polémica por unas recientes declaraciones del maestro Enrique Ponce en el Club Taurino de Bilbao. En ellas afirmaba la validez del uso del pico de la muleta siempre que se utilizara para enganchar al toro para luego meterlo detrás de la cadera y rechazaba su uso para desplazar la embestida hacia afuera con la consiguiente ventaja.

Ardieron las redes sociales con opiniones contrarias y antagónicas. Otras, las menos, apoyaban la teoria. Lo cierto es que hubo respuesta de Ponce rebatiendo a los críticos con el argumento de que ellos no podian saber bien lo que sus palabras significaban porque nunca se habian puesto delante de una animal para torear. Y se formó la polémica.

Ningunear a Enrique Ponce como si fuera un don nadie o un vendedor de humo es una costumbre de hoy. Muy llamativo y bastante incomprensible. Muchos se atreven a decir que es un farsante. Otros le acusan de vetar a toreros. Cosa falsa.


Pero las opiniones han de ser fundadas. La carrera de Ponce, con 27 temporadas 27, en figura no es cualquier cosa. Si tanta trampa hiciera en su toreo el público soberano le hubiera echado de las plazas hace años. Pero la verdad es que Ponce ha mandado a casa a muchas figuras del toreo que se midieron con él siendo contemporáneos suyos. Y él sigue ahí, en figura y en todas las ferias de primera dando la cara. Toreando con todos, novedades y consolidados. Y matando mas variedad de encastes que otros que se han cobijado en las cuatro o cinco ganaderias domecquianas. Lisardos, atanasios, nuñez, samueles, santa colomas ademas de domecqs. Este mismo año se apuntó a la de Samuel en Albacete. Un corridón imponente donde se la jugó con un toraco difícil y triunfando. O en Madrid con la del Puerto de San Lorenzo, ganadería que pocos quieren ver, realizando una exquisita faena a otro toro gigantesco. Ningún veterano lo ha hecho.

Aunque los toros no le han pegado demasiado cuando lo han hecho ha cobrado fuerte sin mermar su capacidad ni su sitio delante de los toros. Contrastado al 100%.


Enrique Ponce es de los toreros más inteligentes, poderosos y elegantes que ha tenido la historia del toreo. Su técnica superior y su espíritu de superación unida a una afición desmedida le mantienen en lo más alto. El empaque y su toreo preciosista a dos manos; erguido o genuflexo se puede calificar como sublime. Y es un torero muy valiente aunque no lo parezca. Un valor seco y oculto que le han permitido matar mas de cinco mil toros en casi 30 años y parecer estar como el primer dia. Un valor verdadero para torear bien. Con esa hoja de servicios sin igual en la historia del toreo Ponce es discutido y despreciado como un impostor por algunos. Un ridiculo hacerlo; propio de un mal aficionado. El reconocimiento de este torero no ha llegado en la dimensión que merece.

Su carrera está llena de hitos. Triunfador absoluto en todas las plazas del mundo. Acaparador de todos los premios de prestigio en el orbe taurino y las mas altas condecoraciones profesionales posibles. El torero que mas toros ha indultado en la historia. La figura contemporanea que mas diversidad de encastes ha lidiado y con quien mas toreros se ha acartelado. El matador con mas records del último siglo. Y una infinidad de faenas memorables en su curriculum. Y muchas de ellas con toros indómitos y difíciles en las plazas de máxima exigencia como Madrid, Bilbao ,Sevilla o Valencia.


Entiendo que haya aficionados que no se emocionen con él o no participen de sus formas toreras. O que no sean partidarios suyos. Pero sonrojante es llamarle farsante despectivamente. O mucho mas patético es compararle con otros matadores que torean con una supuesta pureza total y que no han conseguido nada en el toreo.

Manteniendose con el mismo tipo que exhibia de novillero y la misma ilusión o mas; Ponce se irá del toreo cuando él quiera. Ya lo ha conseguido todo y varias veces por si habia dudas.

Enrique Ponce es el torero más completo de los últimos 50 o 60 años. Por técnica, poderio, elegancia, inteligencia, afición y amor propio.Un torero de época y de toreros. Ni más ni menos.