la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 24 de diciembre de 2016

La Medalla de las Bellas Artes se empezó a dar a raíz de la concesión de la Legión de Honor a Antonio Ordóñez / por J.A. del Moral.



"...El gran maestro rondeño es el único torero que recibió este galardón que es el máximo que se concede en Francia. En realidad, quienes impulsaron concedérsela fueron el embajador francés que por entonces ejercía el cargo en Madrid y, sobre todo, su agregado, Pierre du Martin, con el que me une una amistad fraternal desde hace mucho tiempo. Pierre, grandísimo aficionado y una persona fuera de serie, ocupó después el mismo cargo con el embajador Bruno Delaye..."


La Medalla de las Bellas Artes se empezó a dar a raíz de la concesión de la Legión de Honor a Antonio Ordóñez

J.A. del Moral · 24/12/2016
El gran maestro rondeño es el único torero que recibió este galardón que es el máximo que se concede en Francia. En realidad, quienes impulsaron concedérsela fueron el embajador francés que por entonces ejercía el cargo en Madrid y, sobre todo, su agregado, Pierre du Martin, con el que me une una amistad fraternal desde hace mucho tiempo. Pierre, grandísimo aficionado y una persona fuera de serie, ocupó después el mismo cargo con el embajador Bruno Delaye.

También yo tuve que ver en aquella elección porque Pierre me consultó discretamente a quien debería concederse La Legión de Honor y señalé el nombre de Antonio Ordóñez. El maestro nunca supo esta circunstancia pese a nuestra intima amistad. Pero me siento orgulloso de haberlo hecho porque lo mereció con creces.

Por entonces, yo ocupaba la titularidad de la critica taurina en todos los periódicos de el Grupo Correo, actualmente Vocento aunque todavía el ABC no era de ellos. A raíz de la concesión de la Legión de Honor a Antonio Ordoñez, escribí un artículo en el que me quejaba amargamente de que mientras Francia condecoraba a un gran torero, en España no se había galardonado a ninguno con una condecoración de categoría, siendo el país taurino por excelencia. Vamos, una vergüenza y otra lección más de los franceses que siempre nos llevan la delantera en el tratamiento de de Fiesta. Este artículo causó inmediato efecto y el mismo Antonio Ordóñez fue condecorado por el Rey Juan Carlos I con la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

Fue la primera. Después se concede cada año junto a otros artistas de distintas ramas y se ha hecho una rutina porque no todos los condecorados la merecen. Cómo será la cosa, que un año se la dieron a Manolo Molés… Increíble. Un monumental escarnio…

Nadie salvó yo protestó y a ningún torero ya galardonado se le ocurrió protestar. Ni comentar el asunto. Hasta que le dieron la Medalla a Francisco Rivera Ordóñez y se armó la tremolina. Paco Camino, José Tomás y creo recordar que también Morante de le Puebla devolvieron sus medallas en protesta contra la que le dieron a Francisco. Pero no lo hicieron con la de Molés… Si hubiera estado vivo el abuelo, no se habrían atrevido a la cometer la granujada. Como personas, quedaron retratados y en sus espaldas lo llevarán mientras vivan…

En fin, que así se hacen las cosas en España.