la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 23 de diciembre de 2016

Madrid ¿capital árabe?




El presidente del círculo intercultural hispano árabe, Abdel Tounsi, está al frente de una iniciativa que pretende incluir Madrid en la comunidad de ciudades del Islam, apoyado por las firmas que consiga en una campaña lanzada a través de la plataforma de internet Change.org. "Queremos reivindicar Madrid como la única capital árabe de Europa", cuenta a Efe. Pero también, como no, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y su alcaldesa racista antieuropea.

  • ...decir que el nombre de Madrid procede del árabe Mayrit, es negar la historia anterior, cuando existía un “vicus” o poblamiento visigodo antes de que naciese Mahoma.

Piden al Ayuntamiento “la creación de una ruta turística oficial, así como la inauguración decalles y plazas con el nombre originario de la ciudad (Mayrit) o dedicadas a antepasados árabes, como el Maslama al- Mayriti, el primer madrileño ilustre.”

Pero, ¿Qué pretenden reivindicar? ¿Tanto les molesta no poder trasladar España a África y volverse magrebíes de golpe? 

Lo que puede sonar a las peticiones de cuatro analfabetos históricos, resulta que salen de las bocas de supuestos historiadores, eso sí paniaguados en una Comisión sobre el supuesto Madrid árabe, donde a cambio de unas monedas de plata y la admiración de la progresía antieuropea, usan sus conocimientos para enfatizar lo que les interesa y obviar lo que no. Y por supuesto intentar borrar de la Historia y del presente lo que realmente es el Islam para Europa.

Porque, decir que el nombre de Madrid procede del árabe Mayrit, es negar la historia anterior, cuando existía un “vicus” o poblamiento visigodo antes de que naciese Mahoma. Y que a su vez procedía del establecimiento de una aldea romana sobre un poblado celtíbero. El poblado anterior al Islam se llamaba Matrice, arroyo, el que bajaba por la calle Segovia. 
Al igual que la Córdoba del emirato se asentaba sobre la milenaria y bien poblada, romana, Corduba; Granada fue un oppidum íbero y la ciudad fortificada romana de Ilíberis; de Sevilla, la íbera tartesa y romana cuna de dos emperadores en Roma, Híspalis, no hace falta decir nada. Durante la invasión, los musulmanes apenas fundaron nada en una Hispania con una cultura, población y civilización asentada desde hacía milenios. 

En Córdoba derribaron la iglesia de San Vicente Mártir para elevar sobre sus cimientos la mezquita, gracias a conocimientos en construcción copiados de las antiguas ciudades persas, griegas y romanas que habían conquistado, aprovechando el hundimiento del mundo antiguo. Y apoyaron el techo sobre arcos de herradura que copiaron de las iglesias visigóticas de San Pedro de la Nave y San Juan de Baños.

Hasta tomaron el nombre de Al-Andalus de la Vandalucía de los Vándalos, grupo g        ermánico que atravesó el Imperio Romano hasta llegar al sur.
Maslama Al-Mayrity llegó a ser considerado un gran astrónomo porque tradujo al persa Al-Juwarizmi y al griego  . Y alcanzó la gloria como astrólogo ( ¿? )… era la bruja Lola de Almanzor, al que le leía los astros para ver cuando era propicio atravesar la sierra de Guadarrama e ir a descabezar cristianos.

Ponerle su nombre al Paseo de la Castellana es denigrar a Claudio Coello, Moreno Torroba, Lope de Vega, el Dr. Fourquet, y otros miles de madrileños de talento infinitamente superior con calles “menores”. Por supuesto es olvidar otros tantos que a día de hoy no tienen calle, nacidos en Madrid como Bellver y Ramón, o madrileños de adopción, vida y fallecimiento, como Jerónimo de Ayanz, inventor de la máquina de vapor y bombeo, utilizando la termodinámica, 200 años antes que James Watt. 

Y claro, están las mujeres, pero hablando de Islam y poner nombres a las calles, nunca llegarán a tener la suya madrileñas como Sara Borrell Ruíz, la gran experta en el metabolismo hormonal, o Gertrudis de la Fuente, aún viva, pionera de la investigación bioquímica.

  • Y SIGUEN INTENTANDO ALTERAR LA HISTORIA, A BASE DE BARBARIDADES.
“Tounsi lamenta que no se conocen apenas los orígenes árabes de Madrid, debido a una ocultación interesada, porque decir que una capital europea ha sido árabe, chocaba hace años con la cultura cristiana de la época” …. 
Y sigue chocando. Como en Budapest, Belgrado, Bucarest, Atenas.. y otras capitales europeas, donde, se sea creyente o no, la población oriunda, descendiente de fundadores anteriores a las invasiones musulmanas, sigue teniendo una cultura cristiana. Y no agrada el recuerdo de las matanzas, tomas de esclavos, etc.

“Tounsi añade que su cultura sigue despertando prejuicios en el mundo occidental…” 
No son prejuicios, es miedo a pasar por barrios donde el europeo es minoritario y se le dice que ese no es su lugar, miedo a las violaciones en masa ocurridas la pasada Nochevieja en Alemania, miedo a volar por los aires o ser arrollados por un camión mientras miran unos fuegos artificiales. 

“Reclaman un monolito al emir Mohamed I, fundador de Madrid. Preferiblemente en el parque próximo a los restos de la muralla árabe que lleva su nombre”… No, ya se ha explicado que Madrid es muy anterior a la invasión, de nombre y poblamiento. El tal Mohamed se limitó a recrecer un muro defensivo que encontró en el poblado, para poner una torre de vigilancia de cara a la sierra, por donde podían llegar los españoles que querían recuperar su tierra. La ciudad como tal, toma carta de naturaleza después de recuperarse Madrid por las huestes de Alfonso VI. Tras 300 años de invasión, durante los cuales Madrid era el punto de fuga de miles de mozárabes ( cristianos que no renunciaron a su religión ) y muladíes ( los que sí renunciaron para ver si les trataban mejor, y después volvieron al cristianismo ).

En ese parque debe levantarse una estatua a la Patrona de Madrid, la Virgen de la Almudena, cuyo nombre tiene mucho que ver con ese oscuro periodo histórico: El arzobispo de Toledo decretó que los madrileños ( de Matrice ) escondiesen, una imagen de la Virgen en el muro defensivo del poblado, ante la llegada de los invasores iconoclastas que podían destruirla. Muro que se usó como recinto defensivo por los musulmanes, rebautizado “almudaina”. Y tras la liberación, encontraron la Imagen en una grieta de la Almudaina. 

“Pretenden incluir la arquitectura mudéjar”… 
La arquitectura mudéjar no es musulmana. En primer lugar, su hecho diferencial es el ornato con yeso y ladrillo. La estructura que soporta el peso, los arcos, levantar torres, tejados a dos aguas, cubiertas de madera, lo aprendieron al llegar a Europa y a los restos romanos del norte de Africa. No hay cubiertas de madera anteriores a Mahoma, en las arenas del desierto arábigo. Y muchos de los mudéjares que construían eran muladíes que no volvieron al cristianismo. 

Hubo periodos en los que triunfó la moda del estilo mozárabe, y se copiaron esos ornatos de yeso y determinados tipos de arco. Hasta la plaza de toros de las Ventas, pero en 1920, cuando se construyó, no aparecieron “madrileños musulmanes” a diseñarla. También ha tenido Madrid corrientes de gusto por lo neoyorquino y ahí están los rascacielos y el historicismo de los edificios de la Gran Vía. Y edificios de estilo francés, jardines ingleses, palacetes italianos…

“Otras ciudades españolas presumen de herencia árabe y en Madrid resulta incómodo” 
En España hemos tendido a conservar y reutilizar. Por eso el Acueducto de Segovia llevó agua hasta el siglo XX, con reconstrucciones para mantenerlo operativo, sobre todo tras los intentos de destrucción de los invasores musulmanes. Gracias a esta costumbre española nuestro patrimonio es de los más ricos a nivel mundial. No aplastábamos iglesias para construir mezquitas, como en Córdoba. Y si hoy atrae turismo y divisas, se aprovecha. El caso es que en Madrid se pretenden recuperar cuatro cascotes de una almudaina que en realidad es un muro romano-visigodo. No hablamos de acueductos ni catedrales que aprovechan la sala de una mezquita.

“Se quiere promocionar el turismo procedente de los países musulmanes, que cuando llegan a España, aterrizan en Madrid y se van a Andalucía a ver las ciudades andaluzas que formaron parte de Al Andalus… “ 
Es decir, arraigar en las mentes de los musulmanes del mundo que Madrid se debe tomar como parte de Dar al-Isam, la tierra del Islam, la que una vez invadieron, sojuzgando a su población local, durante una mínima parte de su historia. La tierra que deben volver a invadir. Hasta Asturias otra vez.

  • EL APOYO DEL AYUNTAMIENTO
De momento ya les han editado un folleto titulado “ Islamic Madrid musulmán”, que aparte de lo “histórico”, les informa donde están las mezquitas actuales, financiadas por Arabia Saudí, las carnicerías halal, etc. Les van a conceder las peticiones para poner en marcha la recuperación del Madrid árabe. 

Este mismo año hemos visto como Carmena equiparaba en subvenciones a la Semana Santa, el año nuevo chino y el Ramadán. A despecho de que el origen o la práctica religiosa del 80% de la población de Madrid, sea el cristianismo. Y ese 80% de la población coincide con los oriundos, los que han convertido Madrid, a base de impuestos, en lo que es hoy. Con el Ramadán se volcó especialmente, dedicando festejos en los 10 distritos con mayor presencia de inmigrantes musulmanes y animando, como dijo literalmente la docta alcaldesa, a todos los madrileños a celebrar el Ramadán. 

Es fácil predecir que veremos en breve que la estatua de la Plaza Mayor será la de Mohamed I a camello, en vez de la de Felipe III a caballo.

  • RECIPROCIDAD
Esperamos que, al ser el melting pot intercultural algo tan bueno, se exporte a los países musulmanes.
Y hay muchas ciudades en territorio musulmán esperando recuperar su pasado cristiano.
Los ingleses le dieron forma a la Meca, Medina, El Cairo, etc. durante su ocupación, Los franceses a Argel, Orán, y el oeste de Africa. Hasta España tiene algo que ver con que las ciudades del norte de Africa tengan hoy puertos, aeropuertos y carreteras.
Esperamos ver que Estambul, la milenaria Constantinopla hasta que la invadieron los musulmanes, haga proporciones según su historia: 2/3 de ella como cristiana y europea, pues así las rutas, monumentos y calles… hasta que Santa Sofía vuelva a tener culto ortodoxo.