la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 17 de diciembre de 2016

MADRID. LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CIRUGÍA TAURINA PUSO SOBRE LA MESA LA TRISTE REALIDAD DE LA ENFERMERÍA


SALA “ANTONIO BIENVENIDA” DE LA PLAZA DE TOROS DE LAS VENTAS.

“Esto se está yendo de las manos y habría que reflexionar por parte de todos los estamentos intervinientes: políticos de la administración central y autonómica, profesionales del mundo del toro, empresa, médicos y autoridades que intervienen en el desarrollo del espectáculo para revisar el reglamento, actualizarlo y exigir su cumplimiento”

Dr. Pascual Masegosa


LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CIRUGÍA TAURINA PUSO SOBRE LA MESA LA TRISTE REALIDAD DE LA ENFERMERÍA 

Madrid,16 de diciembre de 2016
Una enfermería que está compuesta por varias sillas de plástico propias de hostelería y un tablero sujetado por dos banquetas de hierro oxidado. Un equipo médico de cualquier plaza de tercera categoría formado por un médico, un maestro y un vendedor de fruta que hacen las veces de ATS con el permiso de la autoridad. Un médico que, en la misma jornada estival, cubre también, con el consentimiento de la delegación gubernativa, dos mismos festejos taurinos a la misma hora y en dos pueblos cercanos pero distintos. Triste realidad la que, esta mañana, la Sociedad Española de Cirugía Taurina puso sobre la mesa en la Sala “Antonio Bienvenida” de la plaza de toros de Las Ventas.

La especialidad ha sacado el primer aviso sobre el futuro de ésta, y fue claro el doctor Masegosa al presentar el acto: 

“Esto se está yendo de las manos y habría que reflexionar por parte de todos los estamentos intervinientes: políticos de la administración central y autonómica, profesionales del mundo del toro, empresa, médicos y autoridades que intervienen en el desarrollo del espectáculo para revisar el reglamento, actualizarlo y exigir su cumplimiento”,señaló el jefe del equipo médico de la plaza de toros de Albacete.

El Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos, establece en su artículo 28.2.b) que es requisito imprescindible para conceder la autorización para la celebración de un espectáculo taurino la “Certificación del jefe del equipo médico quirúrgico de la plaza de que la enfermería reúne las condiciones mínimas necesarias para el fin a que está dedicada y se encuentra dotada de los elementos materiales y personales reglamentariamente establecidos”, algo que en pocas ocasiones se cumple, especialmente en plazas de tercera categoría.

“En cinco años se habrá disminuido la mitad de los efectivos de cirugía taurina por jubilación”

Es duro pero real: en cinco años se habrá disminuido la mitad de los efectivos de cirugía taurina por jubilación. Lo recalcó el doctor Enrique Crespo, y de lo que desde la Sociedad Española de Cirugía Taurina está intentando alertar es de la necesidad de luchar contra el intrusismo para un futuro asegurado del sector. “Continuar el trabajo de los maestros de la cirugía taurina no es fácil. Estamos intentando desde la sociedad potenciar las becas de asistencia para nuevos talleres de cirugía taurina y ojalá lo consigamos generalizar”, añadió.

La necesidad pronta de unificar reglamentos, clave en el futuro

El doctor Enrique Crespo puso datos crudos sobre la mesa: los únicos reglamentos que no exigen que el jefe del equipo médico de un festejo taurino sea un cirujano son los de Extremadura, Castilla y León y Levante, precisamente las Comunidades Autónomas que ganan en fallecidos en festejos populares en los dos últimos años. La cola la lideran Andalucía, Madrid y Castilla-La Mancha, que sí exigen un cirujano como jefe del equipo médico. “El intrusismo profesional y el desánimo actual por la cirugía taurina hacen el resto”, añadió Crespo.

Cayetano: “Es necesario y urgente un único reglamento para mejorar el futuro de la cirugía taurina”

Cayetano Rivera no quiso dejar pasar la oportunidad para alzar la voz y dar su opinión sobre el problema: “Somos conscientes de la falta de material quirúrgico y de la falta de personal, pero también hay que recalcar que nosotros tenemos siempre una persona de la cuadrilla encargada por la mañana para comprobar que todo está en orden. Siempre suele ser algún miembro de nuestra familia, pero a partir de ahora tendremos que responsabilizarnos en acusar esa revisión por nuestro propio bien”, subrayó.

Además, prosiguió argumentando que “es necesario conseguir un reglamento único porque los actuales son un auténtico lío. Hay que hacer, también, un exhaustivo control a los médicos que luego están en la plaza para que, en el momento de intervenir, el personal esté en condiciones y sepa lo que está tratando”, concluyó su intervención.

David Mora: “Es crucial que el equipo tenga constancia del historial médico de cada torero”

Tampoco David Mora, un torero que ha pasado por el calvario de sufrir una gravísima cornada en la pierna que lo tuvo dos años en el dique seco, quiso perder la oportunidad de alzar la voz: “Los toreros muchas veces no estamos informados de cómo están las enfermerías. Lógicamente cada uno tiene una liturgia y unos miedos, y a muchos no nos gusta entrar a ver cómo se encuentran esos lugares. Es incluso lo último que pensamos en el día de la corrida, pero deberíamos acordarnos de ello porque pueden hacer falta”, dijo.

Además, concluyó su punto de vista afirmando que “es necesario que el equipo médico tenga los datos principales de los pacientes que actúan en la corrida, sobre todo del grupo sanguíneo. Esa es la base. Que un equipo médico, con diez días de antelación, pueda tener información exhaustiva de cada matador que actúa en el festejo es fundamental y también responsabilidad de los toreros y sus cuadrillas”.

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO