la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Comentarios al Kikirikí / por Rafael Comino Delgado




Comentarios al Kikirikí

Rafael Comino Delgado
El pasado día 8-XII-16, se emitió, por Canal + Toros, el programa Kikirikí, magistralmente dirigido por David Casas, que versó sobre "la Suerte de Varas", con la intervención de dos picadores, Juan Mari e Israel de Pedro, un matador de toros, Javier Castaño, y un veterinario y ganadero, don Víctor Huertas. También se contó con la aportación, siempre brillante, de los aspectos económicos por parte de don Diego Sánchez de la Cruz y algunas otras, como la del veterinario don Julio Fernández.

Siempre me interesó especialmente la suerte de varas y he procurado informarme bien sobre ella leyendo, hablando con profesionales, con veterinarios y con catedráticos de Anatomía de la Facultad de Veterinaria de Córdoba.

Creo que, en general, el programa estuvo muy bien (mi felicitación a todos los participantes, especialmente a David Casas), se dijeron cosas importantes, si bien me gustaría hacer algunos comentarios.

1) El Sr. Juan Mari García dijo, y fue aceptado por otros, que se debe picar donde termina el morrillo. Creo que está en lo cierto, pero yo ampliaría más la respuesta para decir que, exactamente se debe picar entre las vertebras 4ª y 7ª cervicales(el morrillo termina a nivel de la 7ª), que corresponde al tercio posterior del morrillo, siempre dejando muy claro que picar en el "hoyo de las agujas" es picar trasero, pues corresponde a la 3ª vertebra dorsal, y por tanto por detrás de la 7ª cervical.

2)Además hay que poner la puya en la parte dorsal del tercio posterior del morrillo, por donde pasa el Gran Ligamento cervical (Ligamento de la nuca), en donde se insertan los músculos que elevan el cuello. Al dañar el ligamento quedan disminuidos en su función los músculos que se insertan en él.

3)Todo lo que sea picar fuera de ese lugar es picar mal, y por tanto el toro sangrará, y ello contribuirá a disminuir su poderío, a atemperar la embestida, pero no se ahormará la embestida porque no se han afectado los músculos elevadores del cuello. Es más, prácticamente siempre que se pica fuera del lugar correcto se afecta, más o menos, el aparato locomotor del toro y ello repercute para mal sobre su forma de embestir.

Don Diego Sánchez de la Cruz aportó trabajos (de Barona y Cuesta y de Julio Fernández y J. Villalón)en los que se demuestra como solo el 7-8 % de las varas se ponen en lugar correcto. Nosotros hemos estudiado 1.204 puyazos y, siendo muy benévolos, solo el 8.5% de las puyas se pusieron adecuadamente.

En este aspecto quiero dejar claro que más que la pérdida de sangre, lo que contribuye a disminuir la pujanza del toro es el esfuerzo que hace empujando al caballo. Esto lo ha demostrado my bien el veterinario don Julio Fernández

4)Se dijo que era imposible picar en el morrillo, lo que nos parece cuestionable. Entiendo que cogerlo en el tercio posterior del morrillo es difícil, pero cuando se rectifica se debe poner la puya correctamente, y se ve claramente que, casi siempre que el picador rectifica, se suele ir hacia la cruz, donde el puyazo hace mucho daño. Naturalmente ya sabemos que en la zona correcta la piel del toro está muy dura y por eso buscan otra zona, pero es incorrecta.

5)Totalmente de acuerdo en que en el 95 % de los casos en que se dice que se tapa la salida al toro no es verdad, sino el que toro ha empujado, ha llevado al caballo a esa posición. Finalmente creo que pitar al picador por sobrepasar la raya es de muy malos aficionados.