la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 27 de diciembre de 2016

Pepe: muchas luces y una sombra / por Juan Manuel Rodríguez


"...Pepe ha sido uno de los defensas centrales más rentables del último medio siglo. Y, a mi modo de ver, su actuación a lo largo de todo este tiempo únicamente ha tenido un lunar, su comportamiento personal con José Mourinho, su gran defensor cuando todo el mundo (tambien en el Real Madrid) clamaba contra él..."

Pepe: muchas luces y una sombra

Juan Manuel Rodríguez
Cuando el Real Madrid ficha un nuevo jugador, y más aún si éste es extranjero, el Comité de Bienvenida pone rápidamente en funcionamiento el protocolo especial. Lo primero que se dirá de ese futbolista es que no tiene calidad para jugar en el Madrid, que como él hay diez, cien, mil; se hará especial hincapié en la cantera ("como éste hay muchos en la cantera") y se hurgará en la herida abierta por el propio Comité de que el fichaje del jugador en cuestión supone un gravísimo desdoro contra todos y cada uno de los chicos (y contra sus familias y amigos) que trabajan y se esfuerzan a diario con el único objetivo de llegar a ser titulares en el primer equipo. Lo segundo que se dirá es que el club se ha vuelto loco pagando un dineral absurdo por ese jugador, que además de mediocre es un desconocido, y que el equipo de procedencia del futbolista ha hecho su agosto con el Madrid, que tira el dinero del socio por la ventana.

Si el jugador recién llegado sobrevive a la recepción, el Comité de Bienvenida le comparará entonces con otro fichaje, a poder ser culé, para demostrar casi científicamente lo malo que es el nuevo jugador del Madrid y lo mal que hace las cosas el Real y lo bueno que es el nuevo jugador culé y lo bien que hacen las cosas en el Barça. Hubo un periodista deportivo, ex tertuliano de Real Madrid Televisión, ex profesor de la Universidad Real Madrid y ex director del programa "¡Hala Madrid!", que llevado probablemente por la ofuscación de haber dejado de ser tertuliano, profesor y director respectivamente, aseguró que Song era muchísimo mejor futbolista que Modric, que era un don nadie. Conviene recordar que Song juega en la actualidad en el Rubin Kazan después de haber pasado por el West Ham mientras que Modric acaba de ganar el Mundial de clubes tras haber conquistado Champions y Supercopa europea: vidas paralelas, sí.

Pepe superó con éxito todas y cada una de las trabas burocráticas que fueron poniéndole en el Comité de Bienvenida: ahora le falta este sello, ahora esta firma, se ha equivocado usted de ventanilla, vuelva mañana, tenía que haber venido ayer, esta no era la cola... Y, como Pepe fue superando todas las pruebas y puesto que era del "clan portugués", con él improvisaron y le llamaron loco, psicópata, asesino... Pero Pepe demostró que su fichaje fue acertado, que el dinero que se pagó por él era el correcto y que no había muchos defensas centrales de su categoría en el filial, más que nada porque Pepe ha sido uno de los mejores defensas centrales del mundo. Aún así, dentro de cinco días podrá negociar con cualquier equipo y, a partir del 1 de julio, emprenderá la marcha probablemente a China, que le ofrece un pastón.

Pepe no ha sido un futbolista rentable para el Real Madrid, no, ha sido uno de los defensas centrales más rentables del último medio siglo. Y, a mi modo de ver, su actuación a lo largo de todo este tiempo únicamente ha tenido un lunar, su comportamiento personal con José Mourinho, su gran defensor cuando todo el mundo (tambien en el Real Madrid) clamaba contra él. Pepe, que dentro del campo era un seguro de vida y que fuera de él es, según me cuentan, un gran tipo, traicionó a Mourinho cuando dio por amortizado al técnico portugués y comprobó por sí mismo que Iker Casillas iba a salir ganador. O sea, Pepe sobrevivió. Pero esa sombra, que yo no puedo olvidar, tampoco debe hipotecar una trayectoria deportiva magnífica, una trayectoria que ratifica que Pepe no era tan malo y, por cierto, que Song no era tan bueno. Vamos, lo de siempre desde 1902.