la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 3 de junio de 2018

El tortuoso camino de Pedro Sánchez a la Moncloa para en todas las estaciones que se llaman traición



Resulta difícil encontrar un razonamiento lógico o un pequeño atisbo de cordura en el camino a la Moncloa que ha emprendido el líder del PSOE desde la noche electoral. Pretende gobernar sin mirar a los siete millones de españoles que votaron al Partido Popular y balancearse ufano en la aritmética de las matemáticas sin  asumir que en política las cuentas del balance del poder, y sus resultados, suman y restan, se multiplican y dividen, en un orden que no es geométrico sino ideológico


El tortuoso camino de Pedro Sánchez a la Moncloa para en todas las estaciones que se llaman traición

Resulta difícil encontrar un razonamiento lógico o un pequeño atisbo de cordura en el camino a la Moncloa que ha emprendido el líder del PSOE desde la noche electoral. Pretende gobernar sin mirar a los siete millones de españoles que votaron al Partido Popular y balancearse ufano en la aritmética de las matemáticas sin  asumir que en política las cuentas del balance del poder, y sus resultados, suman y restan, se multiplican y dividen, en un orden que no es geométrico sino ideológico y en el que, por ello, cada uno de los números conlleva ideas, pasión, historia y hasta la propaganda y los intereses de los poderosos. Y es los análisis de esta España nuestra cada día duelen Mas.

Pedro Sánchez a la Moncloa

Y es que para no estar en venta lo primero es no venderse. No se pueden prestar cuatro senadores para que los independentistas tengan voz y subvenciones en el Senado, con la intención de allanarse el camino a la presidencia, porque cuatro es un número pero el hecho, ya consumado, tienen una lectura, un solo resultado, que no es guarismo sino concepto, al que muchos españoles definen como de traición por ese iluminado vaivén secesionista que los catalanes independentistas representados  por esos grupos políticos,  están convirtiendo en galerna peligrosa para el futuro y la Corona de España.

Porque las deudas políticas, como en el juego, hay que pagarlas y una alianza del PSOE con ERC, Compromís, las otras mareas, Podemos y la Colau, además de con los ya de por sí traidores burgueses de Juntos por el Sí y los del PNV, puede ser muy beneficiosa para los intereses de la dictadura venezolana, el Irán revivido por Obama , las “Oenegés” subvencionadas que programan actividades en Cuba o la belicista Corea del Norte, pero para Europa, el Libre Comercio,  la Otan y lo que es mas importante, para el bienestar de nosotros los españoles, representa una auténtica deriva al hambre, y los enfrentamientos que llevan a la guerra.


Todos sabemos, menos ellos, claro está, que Pedro Sánchez en la Moncloa dejará a España en una vía nueva y desconocida. fuera de la Transición y en manos de los resentidos y hasta de los terroristas y asesinos sectarios del tiro en la nunca porque yo tengo razón, en la que la Corona no será la Corona, la Constitución no será la Constitución, la Deuda no será la Deuda ni los Mercados los Mercados, el PSOE no será el PSOE y, por lo que en definitiva a España no la reconocerá ni la madre que la parió, como ya dijo el señor Guerra y el anterior socialista en jefe, el inepto contador de nubes y alquimista social, trato de conducir con el cambio de vías que surgió del 11M.

¿Lástima de crisis, no? ¿Y es que con tan buenas ideas, a quién le importa comer?