la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 28 de mayo de 2015

Ponce y José Tomás: Escrito de réplica a Domingo Delgado de la Cámara.




Con el ruego de publicación
Carta al Administrador

Federación Taurina Levantina
Con todo respeto al señor Lamarca, administrador de este magnífico blogspot, expongo mi extrañeza por darle cabida a la crónica diaria de la feria de San Isidro firmada por Domingo Delgado de la Cámara, que no va acorde al nivel de otras firmas que aparecen y al prestigio de este medio de la red. 
Aunque la discrepancia de opinión, y mucho más en materia taurina, es el pan de cada día y por la tanto muy respetable, a mi parecer y el de otros peñistas y buenos aficionados, el Sr. Delgado suele ofrecer unas interpretaciones de la lidia muy alejadas del acierto exigible a un señor que tanto presume de conocimiento taurino rayando en la prepotencia y desconsideración hacia toreros y ganaderos, al tiempo de agitar el plumero de sus preferencias de forma que no se ajusta a la realidad de la valía de sus protegidos.

No es de extrañar que, aunque no sea profesional del periodismo, ningún medio le brinde un espacio para publicar sus artículos. Su calidad literaria se ve que no lo merece y su peregrina visión de la corrida tampoco.Supongo que le estará agradecido al Administrador de este pot por permitirle publicar sus crónicas, aunque el Sr. Lamarca debiera ser consciente de la erosión de imagen, tan bien ganada, que ello produce a 'Del toro al infinito', incrementada cuando el lector sufre la indignación al comprobar que se le regala espacio a una fuente de insultos a determinados profesionales y al público de los tendidos que paga religiosamente su entrada.

Es inadmisible su infamante última crónica de fecha de hoy titulada: "SAN ISIDRO": FUERON A VER A MORANTE Y VIERON A CASTELLA. Agrede a dos figuras del toreo, Enrique Ponce y José Tomás, que precisamente no han actuado en la corrida que relata, y los saca a la palestra para descalificarlos no solo con opiniones desconcertantes sobre su valía sino que sus lamentables descalificaciones dan toda la impresión de que obedecen a un instinto, el de Domingo Delgado, bajo y rastrero, que adoban las falsedades que vomita. Como da la impresión de que el cronista es de toda condición menos lelo, podríamos pensar que es totalmente consciente de sevicia. 

No es cuestión en esta sincera réplica de destacar la trayectoria de unos toreros como Ponce y José Tomás, sus aportaciones a la historia del toreo, a la tauromaquia, y su actual situación en la Fiesta que les ha deparado la admiración de todos y la lógica oposición que todas las grandes figuras han suscitado siempre, en todo época. Es la preocupación que resulta al comprobar que un crítico se aleja de la objetividad en su juicio y de la debida consideración a los demás dando la impresión de que sufre un problema personal jalonado por algún complejo inconfesable, alta dosis de envidia y odio a la excelencia, siendo lo prevalece en sus líneas para vergüenza propia y desprecio de los que lo leen. 

Este despropósito del Sr. Delgado solo perjudica a su propia persona por quedar en evidencia su ínfima categoría de presunto periodista taurino, y más claramente su bajeza moral y ética faltando el respeto no solo a las personas aludidas sino a este medio que le facilita un cauce de difusión. 

Medítelo Sr. Administrador, este personajillo pretencioso émulo de Corrochano -contengan la risa por favor- no le hace nada bien a su 'Del toro al infinito', y es por ello que le envío estas líneas en representación de un colectivo de buen criterio y muy representativo de la afición valenciana, reprobando la publicación de los insultos proferidos por Domingo Delgado, al tiempo que le expreso mi gratitud por la atención que me dispense y por si tiene a bien sacar a la luz este modesto escrito. Si no fuera así, lo comprenderé e igualmente seguirá usted contando con mi reconocimiento y afecto.

Buenas noches.

V. Albiol.

9 comentarios:

  1. Ayer publiqué un comentario mostrando mi discrepancia con lo expuesto por Domingo sobre Enrique Ponce, pero estoy aún más en desacuerdo con el contenido de la carta de la V. Albiol a todas luces ofensiva hacia Domingo. Sus conocimientos de la historia y técnica teórica de la tauromaquia están fuera de toda duda. Que a veces se excede (por ejemplo con Manzanares) o está errado (como en el comentario de ayer) está claro. Pero les pasa a todos los críticos: mira que no son duros y hasta despiadados, a veces, Márquez y, en otra línea, Del Moral, por no hablar de Lorca o Zabala. Creo que las tres crónicas que de la corrida de Madrid trae a este blog, Sr. Lamarca, lo enriquecen y nos ayudan a los aficionados a tratar de comprender esta complicada Fiesta nuestra! Al autor de esta carta le diría que es fácil meterse con un crítico que no tiene poder y que esperaría una misiva semejante ante las salidas de pata de banco que, más que a menudo, perpetran Zabala, Ilián, el citado Lorca...Ánimo, Domingo! Felicidades por el Blog.

    ResponderEliminar
  2. Felicito a este blog por incluir las excelentes crónicas de Domingo Delgado de la Cámara. Todo un lujo poder contar con él.

    En cuanto a las preferencias personales de D. Domingo, si el señor Albiol se molestará en leer sus magníficos libro, vería que considera a Ponce uno de los mejores muleteros de la historia reciente del toreo.

    Su opinión sobre José Tomás es mucho más matizada, pero me atrevo a resumir que siente admiración por Tomás y repulsión por el tomasismo. Si acierto, he de decir que además coincido.

    Por lo demás esta carta de réplica, además de poco documentada, lo que denota más que nada es intolerancia y ánimo censor: si no está de acuerdo con una opinión discútala, porque si en lugar de eso lo que quiere hacer es silenciarla, los demás podemos creer que lo que no tiene son argumentos.

    ResponderEliminar
  3. No me parece mal la publicación de una carta de réplica a Domingo Delgado. Si defendemos el derecho a expresarse del cronista no es muy asumible descalificar al que no está de acuerdo con él y se lo escribe. Particularmente pienso que Delgado de la Cámara es un crítico entendido, apasionado e independiente, aunque a veces parece que ha perdido la olla al vencerle la pasión y partidismo más a la contra que a favor de alguna causa; y en el caso de Ponce y José Tomás no me parece correcto su enfoque, más bien se muestra grosero, injusto y falaz, en una reseña sobre un festejo donde no han actuado estos dos toreros, parece como si le hubiera pasado algo con ellos y les pasa factura, y eso está muy feo. De todas formas resulta divertido comparar las crónicas de Delgado, Del Moral y Márquez y disfrutar con sus discrepancias, por lo que felicito a este blogspot por el planteamiento y espero seguir leyendo a los tres cronistas citados durante mucho tiempo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Pido disculpas, por el olvido de firmar el comentario anterior.

    Buenos días y saludos.

    José Antonio Cacho.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con la Federación Taurina Levantina: espero no volver a ver las groserias de este susodicho critico en este magnifico blog.
    A pesar de haber escrito excelentes libros sobre la historia del toreo, al Sr. Delgado se le va la olla cuando se trata de la actualidad taurina, aveces insultandos a toreros y aficionados, que es lo que menos necesita la Fiesta en estos tiempos.
    Y no es cuestión de libertad de expresión. Es cuestión de decir cosas que son falsas o utilizar raseros distintos según convenga.
    En la cronica de ayer, por ejemplo, tapa a Fandiño del que no escribió nada tras su catastrofica encerrona en marzo.
    Alguien que presume de critico tiene que dar la cara todo los dias y no esconderse cuando un amigo pega un petardo.
    ¿O su amigo le pidió que no escribiera nada?
    Se puede utilizar la ironía o el sarcasmo, como hace José Ramón Márquez en esta misma web, pero la maldad para descalificar toreros y aficionados que utiliza el Sr. Delgado es vergonzosa y no hace honor a este blog.
    Atentamente

    Emilio Triana

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy un gran seguidor de Domingo Delgado, de quien no obstante aprecio su excelente "Revisión del toreo", pero me parece que el señor Albiol se pasa un poco reclamando su ostracismo en "Del toro al infinito", donde se ofrece diariamente al aficionado tres interesantes visiones de cada corrida, tres puntos de vista para que cada cual componga su particular idea tomando lo bueno de cada una de ellas o rechazando las tres por igual. La controversia nunca ha sido mala para la Fiesta, y es un gran mérito de esta saludable bitácora el proporcionar argumentos de altura para el aficionado inteligente.

    Un saludo. Pedro Maximino.

    ResponderEliminar
  7. En contra a lo que afirma el Sr. Albiol en su carta, hay muchos aficionados que cada día consultan este blog justamente para leer las excelentes crónicas de D. Domingo Delgado. Claro que se puede estar de acuerdo o no con el, pero pedir que se impida ad un crítico original, muy competente además de excelente aficionado de expresar su opinión, que el siempre motiva y explica, es un acto intolerante y censor. Además, lo que en la carta está escrito sobre Enrique Ponce no corresponde a lo que D. Domingo escribe, expresando su opinión sobre el momento presente de un torero que admira mucho, como se ve en sus libros, y siempre con respeto.

    Felicito el blog por publicar la carta del Sr. Arbiol, porque me parece fenomenal la diferencia de opiniones que se encuentra aquí.

    Sin embargo, espero que su petición quede desatendida porque leer cada día las crónicas de D. Domingo, y además de Italia, donde tenemos muchas necesidades de conocer opiniones diferentes y de formar nuestra cultura taurina, es todo un lujo. Domingo tiene una visión diferente de la mayoría de los críticos taurinos, utiliza ironía, sarcasmo y buen gusto para crónicas nunca banales y a menudo divertidas.

    Hay que defender las voces fuera del coro, siempre.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días señor Albiol decirle que la opinión de cada uno es personal y si el señor Domingo Delgado es el único crítico taurino y escritor que llama a las cosas por su nombre si escritor compre usted su último libro entre marte y Venus y verá usted lo partidario que es de Ponce pero no por ello no deja de criticar que no venga a san Isidro al igual que el de galapagar y decirle que domingo tiene un montón de seguidores que leen sus crónicas y lo escuchan en el programa de es.radio Domingo muchas gracias por contar la verdad que tu ves y nocomo al otros que ponen la mano para distorsionar la verdad sr Albiol cuanto ha recibido del sr Moral para increpar a Domingo? Fdo Colandero chiva valencia

    ResponderEliminar
  9. De veras siento la espantá de Domingo Delgado de la Cámara pero que cada palo aguante su vela. Me extraña que no sea capaz de recibir un rapapolvo cuando él mismo los da muy a menudo a los demás. Hace años los críticos siempre tenían la última palabra pero gracias a esta maravilla de internet la libertad de expresión corre como la pólvora. O sea que el Sr. Delgado sí puede echar del toreo a Enrique Ponce que, dice se tenía que haber retirado del toreo hace 5 años; no 3, 4 o 7, no, exactamente cinco. ya podría repasar los triunfos de Ponce en este quinquenio de propina y que le abruma a Delgado de la Cámara. Por cierto que acusaba, al torero ¡dos días antes! de torear en Aranjuez que mataría "dos perros"; pues mira qué casualidad que la corrida fue seria y estuvo por encima de lo exigible para una plaza de segunda como es Aranjuez. Son nuevos tiempos y hay que saber aceptar la crítica. Hágalo así Sr. Delgado d ela Cámara y vuelva por este Blog que ya me había yo acostumbrado a esa triloigía de crónicas de usted, Márquez y Del Moral.

    Saludos sinceros.

    L.F.W.

    ResponderEliminar