la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 5 de diciembre de 2016

Última del Señor de los Milagros en Lima (Perú). Majestuosidad de Manzanares que bordó el toreo en Acho, Roca Rey cuatro orejas.




Majestuosidad de Manzanares que bordó el toreo en Acho, Roca Rey cuatro orejas.

Fernando Salgado Bambarén  · 05/12/2016
Domingo 4 de Noviembre del 2016, Plaza de Toros de Acho, Lima – Perú. Tarde soleada, calurosa y sin viento. Plaza llena.

Toros de García Jiménez, justos de presentación con algunos terciados que dieron buen juego. 1° terciado, noble y con clase, le sobró un puyazo, se apagó pronto. 2° tiende a escarbar, mejor por el derecho, por el izquierdo tardea. 3° terciado, meloso al principio se va atemperando, tiene poca fuerza. 4° Terciado y con poca fuerza, complicado por el pitón izquierdo. 5° montado, cornicorto, repetidor y con clase se le da exageradamente la vuelta al ruedo. 6° noble. Para:

Morante de la Puebla (Lila y azabache) estocada, oreja. Estocada ligeramente desprendida y descabello, silencio.
José María Manzanares (Grosella y oro) Dos pinchazos recibiendo, pinchazo entrando al volapié, estocada, silencio. Estocadón recibiendo, dos orejas
Andrés Roca Rey (Tabaco y oro) estocada caída, dos orejas exageradas. Estocada desprendida y tendida, dos orejas exageradas.

Se otorgaron ayer concluida la corrida los Escapularios de Oro y Plata al matador de toros peruano Andrés Roca Rey y al toro lidiado por José María Manzanares lidiado en quinto lugar de nombre Veraneante N° 46, con 476 Kg. sin que los aficionados sepamos el criterio que imperó para hacerlo. No hay una persona que saliendo de la Plaza no nos dijera que el legítimo ganador del Escapulario de oro era Manzanares por la grandiosa obra realizada hoy en la eran bajopontina. 

Hasta los más adeptos defensores del joven torero peruano lo decían y coincidían que lo realizado por Manzanares era lo más completo de esta Feria y de varias más. Entonces ¿cómo puede ser que el jurado haga las cosas de espalda a la gran mayoría de los aficionados? Mientras no se recomponga los miembros de jurado dando paso a profesionales junto con aficionados, es decir, que los estamentos que velan por la tauromaquia en el país acompañados junto con aficionados de reconocida valía y reconocimiento sean jurado tendremos este tipo de decisiones. 
Por lo pronto esperaré que resuelve la Peña “El Puntillazo” que su premio la “Puntilla de Plata” va a la mejor lidia ha ganado desde hace muchos años una relevancia especial entre los profesionales principalmente. Pero si sigue así el jurado de los Escapularios será el de más relevancia. Sobre el toro, no sabemos si un toro como el que lidió El Juli en quinto lugar de la primera corrida de nombre Rabanillo de la ganadería de Garcigrande fue menos que el premiado cuando aguantó una faena de mano bajísima en series de 6, 7 y hasta 9 muletazos sin que el toro se afligiera en lo más mínimo y como ese toro hay varios que se debieron tomar en cuenta, pero claro, el jurado va a lo fácil e inmediato porque seguro no recuerdan nada de lo que ocurrió antes.



Basta ver como se conforman los jurados de la Ferias más importantes del orbe para darse cuenta que aquí una gente con mala leche hizo cambiar todo lo que por años de había conseguido. Se hizo todo un psicosocial en el que se convenció a mucha gente que el que estuvieran en el jurado los estamentos era contraproducente porque tenían intereses creados. Tremenda patraña que hoy pagamos. ¿Por qué no dicen lo mismo de los premios de las Ferias de Madrid, Sevilla, Bilbao entre muchas otras? Porque en ellos participan los profesionales si no se han enterado y que bien resultan los ganadores que todos al final terminan de acuerdo.

Dicho lo anterior centrémonos en lo ocurrido taurinamente hablando. Morante vino con todas la ganas de agradar a la afición. Se notaba en su gesto y andar pero se encontró con el lote menos propicio. Su primer toro fue terciado y un poco protestado por un sector de la plaza. Embistió con clase y Morante lo lanceó artísticamente pero sin llegar a notas mayores. Suponíamos que lo estaba cuidando porque el burel no estaba sobrado de fuerzas. Hasta dos veces fue al caballo que fue excesivo. El fondo del toro hizo que embistiera en la muleta aunque tardeando. 
Morante es un torero que tiene tal expresión y torería que hasta los tiempos muertos se ven bien. No fue una faena redonda pero estuvo llena de detalles que le valieron una oreja. Su segundo toro fue también terciado y con poca fuerza. Lo cuida en el primer tercio pero sobre todo por el izquierdo se le viene por dentro. Brinda al público e inicia con pases por alto y en un trincherazo vuelve a meterse por dentro. Con la derecha lo va metiendo en muleta y liga dos series de buena nota. Toma la muleta con la izquierda y el toro embiste rebrincado, se queda corto y se recuesta. Poco a poco insistiendo va metiendo en muleta al toro pero hay unos indocumentados en los tendidos de sol que con pititos protesta quien sabe que (esos señores deberían entender que en el torero todo se hace despacio y hay que tener paciencia, que las prisas son para otros menesteres). Logra darle unos naturales con sentimiento. Vuelve al mejor pitón del toro, derechazos ligados sin llegar a cuajar del todo porque el toro ya se había acabado.


Vamos con Roca Rey porque quiero dejar para el final la gran faena de la Feria. No cabe duda que el joven torero nacional tiene un futuro prometedor y llegará a donde él quiera mientras los toros lo respeten. Pero los respetos van en dos sentidos, me refiero a que si Andrés no respeta a los toros, tarde o temprano ellos no lo respetaran. Por otro lado, el torero no es verse a merced del toro asustando o sorprendiendo a los tendidos sino todo lo contrario. No existe un aficionado que no sepa el riesgo que se tiene cuando se está frente a un toro por lo tanto de lo que se trata es que se vaya cuajando un profesional en hacer ese toreo profundo, de trazo largo entendiendo a cada animal que le toque en suerte. 

Hoy vi a un Andrés mejor que la tarde de su reaparición pero toreando en paralelo y nuevamente, cuando los olés bajan de tono pasarse al toro por la espalda o darle pasas de relumbrón porque al no cuajar con el toreo fundamental recurre al otro. Es un torero joven y con un potencial incalculable siempre y cuando sepa desarrollarlo. Tiene prestancia y elegancia además de carisma que ya es bastante. 

El tercero de la tarde fue terciado y de salida fue meloso, no se salía del capote por lo que fue complicado de inicio. Luego del primer tercio se atempera y desarrolla a bueno. Brinda entre división de opiniones. Empieza por estatuarios y pase por la espalda. Derechazos ligados tratando de acoplarse que va logrando poco a poco. Arrucina que liga a un redondo seguido de derechazos ligados sin llegar a llevar a al toro hasta atrás de la cadera. Con la izquierda hay menos acople pero da un pase de pecho de categoría. Vuelve a la derecha ligando buena serie con pases por la espalda que la gente jalea. Bernardinas finales. 

Con el sexto, luego del faenón de Manzanares, sabía que tenía que arrear lo lancea a la verónica rodillas en tierra que remata con una larga cambiada. Con la muleta se va a los medios y lo espera de rodillas para darle una arrucina de la que se salva de milagro por ser arrollado, continuando con derechazos de buen trazo. Una vez incorporado, torea con la derecha en paralelo lo que hace que los olés vayan menguando. Piden que cambien el pasodoble que tocó rápidamente por una marinera que el público agradece. Entusiasmados los tendidos ven a Andrés citar con la izquierda para nuevamente torear en paralelo lo que hace que los olés vayan menguando nuevamente. Recurre entonces a torear por derecha sin ayuda del estoque, le falta el respeto al toro que le da una voltereta sin consecuencias. Vuelve a la cara ahora de rodillas y el toro lo achucha. La gente pide que lo mate y es lo que hace.



Hace cuatro años que no venía José María Manzanares por distintas circunstancia incluso estando anunciado. Los aficionados deseábamos desde su presentación en Lima verlo como lo hemos visto ayer. Una por los toros en suerte, otra por no terminar de conectar con los tendidos u otras circunstancias no habíamos gozado de su toreo como si lo hicimos, y muchas veces, con su padre. 
Como describí al inicio cuando comentaba lo que ocurrió con Morante, a José Mari en su segundo estuvieron tratando de apurarlo. Lo recibe con un ramillete de verónicas. Tendía el toro a escarbar y pensárselo. Así la faena tiene que ir haciéndose de a pocos y es como el alicantino va metiendo en muleta al burel aunque no termina de repetir y se mete por dentro. El toro tiende a irse a los adentros y es así que al querer cuadrarlo se demora por ese inconveniente. Pero salió el quinto de la tarde. Lo recibe con unas verónicas mecidas que acompaña con la cintura ganado terreno que remata con una revolera perdiendo el capote. Luego del puyazo realiza un quite por chicuelinas ceñidas de mano baja barriendo la arena que pone en pie a la Plaza. Se va a los medios con el toro en el inicio de la faena y liga una serie sensacional que hace pensar en lo que se venía. Relajado, encajado, con la mano baja, cita y va ligando uno tras otro muletazos sin apenas toques tan solo dejarle la muleta en la cara y un sutil movimiento de muñeca. 
El empaque, cargando la suerte, el desmayo que tiene este torero es impresionante. Lleva al toro desde muy adelante con la muleta puesta en el hocico y jala hasta atrás de la cadera en redondo cada muletazo en series de 5, 6 y 7 muletazos. Coge la muleta con la izquierda y dejándole la muleta muerta se lo enrosca en cada uno de los muletazos. Los olés profundos, esos que salen desde el corazón cada vez eran más fuertes y rotundos. Acho vibraba con cada muletazo que daba el maestro de Alicante. Vuelve a la derecha y liga otra serie de categoría pero no contento y entrando en la moda, cita en un redondo invertido que sale bordado. 
Cada muletazo sea de derechas o izquierdas incluidos los pases de pecho fueron al ralentí dibujando cada uno en el albero rimense. Pero tenía que llegar la rúbrica y cita a recibir entre los pitones. Lo esperó sin mover un musculo para sacarlo toreado mientras hundía en toda la yema el estoque. Estocadón, la estocada de la Feria. Faenón que hasta este momento comentan los aficionados.


***************************

LA OPINIÓN DE PEDRO ABAD SCHUSTER

Manzanares para los grandes aficionados, 
Roca Rey para simples espectadores


¿Cuál es nuestro sentir sobre aquel niño torero que fue alimentado de peruanidad y de torería por sus mayores en Lima? En casa y fuera de ella lo cuidaron celosamente y lo convirtieron en un corazón tan inmenso que se le desborda cuando los públicos se emocionan con su actuación arriesgada, sin medir el peligro, con actitud de complacer a más no poder. Es la esencia de su toreo, el de arrollar la razón o faltar el respeto al toro de lidia para hacer prevalecer su valor seco y su técnica aún en desarrollo, no cimentada como la tuvieron y la tienen los toreros poderosos en la historia del toreo.

Si no, ¿por qué tiene que resistir tantos percances, a razón de uno por festejo, tal como lo ha puntualizado José Antonio del Moral? ¿No hay tantos casos de toreros cosidos a cornadas? ¿Queremos eso para Andrés y que su carrera no dure nada? ¿No ve los vídeos de los grandes de la historia? El propio Morante, en su historial de éxitos, cuando ve un toro que no es a modo, abrevia y pasa la página.


Dos faenas en esta tarde de cierre de feria que Andrés Roca Rey convirtió en cuatro orejas, percance incluido en el sexto, con un público de espectadores aclamándole ferviente y apasionadamente, mientras que los aficionados que valoramos la calidad sobre todo lo demás (llámese ¿toreo popular?) vieron a un Manzanares tallar una obra cumbre de su toreo y a Morante palidecer con el peor lote.

Un encierro de toros españoles de García Jiménez, nobles, humillando con recorrido, bravo el quinto premiado con vuelta al ruedo (¿el toro y la faena de la feria?), que posibilitaron otra tarde de éxito artístico. En el ANEXO están las 3 mejores faenas, sobre todo la faena de Manzanares al quinto del festejo – la que compite largamente por el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros.

Extraordinario Juan Manuel Roca Rey y los señores de Casa Toreros de México por el trabajo realizado para festejar a la Plaza de Acho a lo grande con honradez y profesionalismo en sus 250 años, respondiendo el público, la afición de la llamada “Sevilla de América”

ANEXO: Tres vídeos:
Link Video 1: Manzanares con el 5º, 2 orejas

Link Vídeo 2: Andrés Roca Rey con el 6º, 2 orejas.

Link Vídeo 3: Andrés Roca Rey con el 3º, 2 orejas. 
Obtuvo el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros 2016 

 Roca Rey, Escapulario de Oro 2016
El Escapulario de Plata ha recayó en el toro “Veraneante”, de García Jiménez, premiado con la vuelta al ruedo

Roca Rey se alzó con el Escapulario de Oro como triunfador de la Feria del Señor de los Milagros de Lima 2016. A punto de obtenerlo, quedó José María Manzanares, con un solo punto de diferencia.
El Escapulario de Plata recayó en el toro “Veraneante”, de García Jiménez, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre durante la tarde de ayer tras la gran faena de dos orejas de José María Manazanares.