la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 2 de diciembre de 2016

“Villaseca funciona porque somos fieles a la seriedad y la integridad del espectáculo”


Jesús Hijosa, alcalde y alma máter del serial toledano, hace balance del año y desgrana las claves del mundo novilleril.


 “Es una barbaridad que organizar una novillada tenga de salida 40.000 euros de gastos”, revela. “El sector debe mentalizarse para comenzar hacer una reconversión muy fuerte antes de que sea tarde. El sector y la administración general. O se abaratan costes o el mundo de las novilladas tiene los días contados.



“Villaseca funciona porque somos fieles a la seriedad
 y la integridad del espectáculo”

La temporada taurina en Villaseca de la Sagra ha consolidado al municipio como uno de los bastiones del mundo de las novilladas a escala nacional. Es opinión generalizada y refrendada por su alcalde, Jesús Hijosa: “Este año hemos vuelto a dar un paso adelante tanto desde el prisma artístico como económico y tanto en el Alfarero de Oro como el de Plata que se está asentado a buena velocidad. Hemos aumentado los abonos, la plaza no ha bajado de los tres cuartos de plaza y un año más los toros han sido una punta de lanza en cuanto a proyección del municipio”. El primer edil destaca además: “Lo nuestro ha sido cuestión de perseverar en un idea y ahora mismo podemos presumir de que las cuentas nos salen porque contamos con el respaldo de esos aficionados que nos ven como un ejemplo de integridad, seriedad, rigor y afición”.

Apasionado por su pueblo y amante de la Tauromaquia, Jesús Hijosa desgrana los secretos del éxito de Villaseca: “Ser files a un espectáculo serio e íntegro es lo primordial. Eso y tener una afición que nos hace superar las zancadillas y las presiones con las que nos encontramos cuando montamos la feria. El tiempo nos ha demostrado que tenemos razón y que trabajando con coherencia el público nos respalda y nos ve como una feria que da cobertura a los valores del toreo”.

La crisis ha sido un factor que han tenido también que sortear en esta localidad de la comarca de La Sagra que no llega a 2.000 habitantes. “Cuando empezamos a despegar con la plaza nueva nos tocó de lleno la crisis, pero no nos volvimos locos y persistimos en nuestra idea de apoyar la cantera de los novilleros. Lo más fácil hubiese sido juntar a tres toreros con nombres con una corrida cualquiera y habernos colgado una medalla. Pero esa no era la solución. Creemos en la promoción y apostamos por ser fieles a nuestra afición y a lo que hoy por hoy es nuestra seña de identidad que son las novilladas”, explica.

De cara al futuro, Jesús Hijosa se muestra preocupado por la cantidad de gastos y costes que tiene organizar una novillada. El presente es favorable en su municipio pero él mira más allá. “Es una barbaridad que organizar una novillada tenga de salida 40.000 euros de gastos”, revela. “El sector debe mentalizarse para comenzar hacer una reconversión muy fuerte antes de que sea tarde. El sector y la administración general. O se abaratan costes o el mundo de las novilladas tiene los días contados. Nosotros en Villaseca fuimos de los últimos pueblos de nuestra comarca que comenzamos a dar festejos reglados y ahora únicamente quedamos nosotros en una zona donde hace veinte años se daban un montón de novilladas. Esas cosas deben servir para la reflexión y para que se aborde una problemática muy real que tenemos encima todos”, concluye.