la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 23 de octubre de 2018

En honor de D. José Luis García. El Caballero de Segovia / por Paco Cañamero



..si a la Fiesta la hacen falta presidentes como José Luis por su criterio y conocimientos, la vida también necesita señores marcados por su nobleza y caballerosidad.

JOSÉ LUIS GARCÍA
El caballero de Segovia

Paco Cañamero
Publicado en Febrero 2013 
Es caballeroso y servicial, con la seriedad de quien lleva el cargo con la máxima entrega y responsabilidad. Con la bandera del señorío y la elegancia de una tremenda afición a la Fiesta. De conocer su sistema, así como haber buceado en su riquísima la historia. Todo ello sin olvidar su rigor y seriedad. Por eso es un lujo para la Tauromaquia éste José Luis García, quien ejerce el cargo en Segovia capital, junto a otras plazas de la provincia. Pero sobre todo que es un presidente modelo por su pasión y conocimiento de la Tauromaquia.

José Luis García ha sido uno de esas gentes que no tuve la oportunidad de conocer hasta hace un par de años. Con el añadido de que, hasta esos momentos, tuve otro concepto diferente, lejos del hombre serio y cabal, ejemplar presidente y magnífico aficionado. ‘Mea culpa’ por no haber sabido captar a este personaje durante tanto tiempo, del que siempre te cautiva tanto por su saber estar como por sus conocimientos. Pero sobre todo de ser dueño de algo que apenas existe entre sus colegas. Como el rigor con el preside las corridas, de la exigencia del toro, de que la lidia se haga correctamente y de no dar jamás una oreja si no ha sido merecida.

Por eso, de siempre, sus plazas tuvieron fama de que los premios estaban siempre tan caros, la suerte de varas había que hacerla correctamente, la colocación en la lidia... Y otra cosa muy importante de José Luis García es su independencia. Él va a su aire, defendiendo la Fiesta por encima de todo, sin formar parte de agrupaciones que no tienen nada que aportar. Y cuando asiste a actos y es requerido su palabra siempre es puntual y concisa, sin dejar llevar jamás por ninguna moda o corriente.

No lo conocía. Hoy es un honor poder hablar con él y compartir momentos marcados por nuestra pasión taurina. Todo comenzó hace dos años. Entonces, un buen día, fui invitado a Segovia por los amigos de la peña El Espontáneo para dar una conferencia y, con sorpresa, observé la presencia de José Luis García entre el público. Me llamó la atención, pero desde luego fue un detallazo que quien varias veces, fue apuntado por las balas de tinta estuviera allí. Por eso, en esta vida de tanto egoísmo y falta de nobleza, no podía pasar de largo y tras buscar su teléfono a la mañana siguiente lo llamé para darle las gracias en lo que fue el germen de una admiración traducida a amistad.

Desde entonces he coincidido varias veces con él en distintos actos taurinos y siempre es un privilegio escuchar la palabra de quien habla sin tapujos de la verdad del toro. De su integridad como elemento sustancial de la Fiesta. A quien defiende la lidia con todas las consecuencias y no permite muchas de las tropelías que se han adueñado de la Fiesta. Y lo hace con una elegancia de la gente grande que se gana a todos por su señorío y personalidad. Porque si a la Fiesta la hacen falta presidentes como José Luis por su criterio y conocimientos, la vida también necesita señores marcados por su nobleza y caballerosidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario