la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 5 de noviembre de 2018

El drama del aborto provocado / por Rafael Comino Delgado



Hoy día, como sabemos, hay  millones de abortos provocados  en el mundo, y en España cientos  de miles cada año.

El drama del aborto provocado

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Se entiende por aborto, según la Organización mundial  de la Salud (OMS), "la expulsión del producto de la concepción (huevo, embrión, feto) de menos de 501 gramos de peso, o  antes de la 20 semana completa de gestación a partir de la fecha de la fecundación (si se desconoce el peso), que suele coincidir con la 20 semana, o 22  semana tras ultima menstruación normal". La expulsión del feto después de esa edad gestacional,  o ese  peso se llama parto.
Tanto el aborto como el parto pueden ocurrir de forma espontanea, es decir no se ha hecho nada tendente a provocarlo, o bien provocado, cuando ha intervenido  la mano del hombre realizando alguna actuación médica o quirúrgica para provocarlos. 

Hoy día, como sabemos, hay  millones de abortos provocados  en el mundo, y en España cientos  de miles cada año.

Sin embargo los políticos proabortistas quieren enmascarar el problema, como hacen con otros temas, manipulando el leguaje, y al Aborto provocado o criminal, como se llamó en un tiempo en que estaba penado, ahora le llaman Interrupción voluntaria del embarazo (IVE). 

También algunos embriólogos, e incluso  ginecólogos, pseudocientíficos todos ellos y proabortistas, han inventado el término Pre-embrión para designar a embriones de menos de 14 días, pero como  se ha reconocido en la bibliografía médica seria,  la realidad es que para los verdaderos científicos no existe el Pre-embrión, existe el embrión, mas tarde feto y más tarde recién nacido (Avanzini y colaboradores.-Human embryo is a human embryo, not a pre-embryo.- Internacional Journal of Gynecology and Obstetrics, 2000). Hablar de pre-embrión es  solo una manipulación del lenguaje,  con el objeto de descargar  de peso la conciencia  por haber dado muerte a un embrión humano.

Algunos filósofos proabortistas dicen que en los  tres primeros meses de gestación el feto solo tiene vida vegetativa, es decir, que no  siente dolor y la vida humana aparece cuando aparecen los rudimentos cognitivos, y por tanto en esos tres primeros meses el feto no es humano  por lo que  la mujer podría decidir si interrumpir o no su embarazo, puesto que después ya el feto si es humano. Uno se pregunta, y ¿si no es humano qué es? No  se pueden decir más barbaridades en tan pocas líneas. Eso pasa por querer hablar de aquello  de lo que uno no sabe nada. El mismo Descartes, que fue un gran  filósofo  y científico, dijo: "No hay disparate o tontería que no haya sido dicha  por los  filósofos".

La realidad es que el sistema nervioso empieza a formarse en la semana 3 post-fecundación y en la semana 5 ya se distinguen las áreas en el cerebro. El feto es humano desde el primer momento. 

Pero el problema no es si le llamamos aborto provocado o IVE, si se interrumpe el embarazo antes de los 14 días de gestación,  de los 3 meses, de si al feto le produce dolor el matarle  o no, el verdadero problema, hablando  claro, de forma objetiva, no pretendiendo engañar y engañarnos, es que mediante un Aborto provocado, tenga  la edad gestacional que tenga, se destruye una vida humana, se asesina a un ser humano, se mire como se mire. Se impide desarrollarse  y nacer a un ser  humano. No vamos a caer en la estupidez que dijo la ex-ministra  Bibiana Aido, de que el feto  era un ser vivo pero no un ser humano. Esta afirmación solo la puede  hacer una mente totalmente ignorante  sobre el tema o llena de mala fe, o tal vez las dos cosas en el caso de la ex-ministra.

Cuando un ovocito de mujer es fecundado por un espematozoide de hombre el resultado es una única célula, llamada  huevo fecundado o cigoto,  célula que inmediatamente se divide en dos, y esas continúan dividiéndose,    multiplicándose ,  dando lugar a la  Mórula, luego a la Blástula (momento en que se implanta en la cavidad uterina), luego al  embrión, más tarde al   feto y más tarde a un recién nacido, pero todos ellos, desde el huevo fecundado o cigoto, son un  ser humano en potencia, siempre y cuando le dejemos evolucionar según  las reglas de la naturaleza, y si impedimos ese desarrollo estamos matando a un  ser humano, se mire como se mire, por mucho que se quiera enmascarar la realidad, para acallar la conciencia, para engañar a quien desea ser engañado, pero esto es fisiológicamente, científicamente así, se quiera o no.

Nosotros no vamos a entrar en las razones que una mujer pueda tener para someterse a un aborto provocado, y sabemos que en muchas ocasiones lo hacen obligadas por quien les  domina. Es más, estamos convencidos  de que ninguna, o casi ninguna mujer, quiere abortar, aunque las circunstancias del momento le obliguen a ello, que realmente es un drama. Si bien, en nuestro país  hay  actualmente  organizaciones a las que  acudir para buscar ayuda, como por ejemplo HazteOir.  No vamos a juzgar a nadie, ni siquiera a los que se han enriquecido o se están enriqueciendo  con  el multimillonario negocio del aborto provocado, Dios nos libre, pero lo que tampoco vamos a es a engañar a una determinada mujer   o  a la sociedad,  que ignorante sobre estos temas  se deja llevar por quien piensa tiene más autoridad. Además sabemos que el ser humano es propenso a creerse aquello que le interesa en cada momento.

Por tanto el IVE es un Aborto provocado, se sea creyente o no, es quitarle la vida a un ser humano,  y por ende  el asesinato de un ser  humano, muy inmaduro todavía, pero un ser humano.  
Santa Teresa de Calcuta, dijo, y es la cruda realidad, "El aborto mata la paz del mundo. Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿Qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento"