la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 24 de septiembre de 2012

Sevilla: Manzanares por la Puerta del Príncipe / Por Diego Martínez


PLAZA DE TOROS DE SEVILLA. . 
FERIA DE SAN MIGUEL. 
TOROS DE JUAN PEDRO DOMECQ 
NUÑEZ DEL CUVILLO PARA 
JOSÉ Mª. MANZANARES Y ALEJANDRO TALAVANTE

¿Es necesario suprimir la suerte de varas para que Manzanares pueda manifestar su toreo de temple y estética? Por lo visto esta tarde en Sevilla hay que afirmar que sí.

¿Es mucho pedir que Manzanares se anuncie con toros encastados alejados del monoencaste Domecq para que no solamente demuestre ser el número uno con el toro comercial, sino que asuma retos más difíciles y se mida con toreros poderosos con capacidad de lidiar y torear? Ahí queda la pregunta.

Diego Martínez.-
Presidente de UTAA de Sevilla
23 DE ABRIL DE 2012.- Dicho lo anterior, añadir que Manzanares ha demostrado esta tarde unas ganas y compromiso importante. Dos veces recibir sus toros a portagayola es de agradecer por el aficionado. Derramar en el ruedo esas dos faenas a los toros lidiados en primero y quinto lugar es algo que en estos tiempos no se prodiga mucho. En el primero de la tarde, colorao de Cuvillo, bien presentado y con mucha guasa en sus embestidas, aunque picado con varas simuladas, Manzanares estuvo por encima del toro y nos obsequia con una faena plena de mando, estética y algo de menos de temple que en el quinto. La estocada recibiendo fue antológica y las dos orejas justas porque de capote también lo hizo bien.

Como nota dramática reseñar que el banderillero Luís Blazquez fue cogido a la salida de un par de banderillas en el primero de la tarde y los segundos que estuvo a merced del toro contra las tablas parecían siglos. Afortunadamente la cosa no fue tan grave como parecía. ¡Ánimo valiente!
La faena de Manzanares al quinto fue distinta porque el toro regalaba una embestida suave, noblona, concediendo al torero tiempo suficiente para colocarse y con un material así de colaborador este matador hace monumentos al temple y la estética. Falla a espadas y el premio quedó en una oreja.
Talavante no estuvo bien esta tarde a pesar de matar dos “cuvillos” y un “juanpedro”. En el segundo, otro colorao de Cuvillo, al que deja crudo en varas pensando que su obligación era mostrar falta de fuerzas como sus hermanos, le salió respondón y con mucha transmisión en la muleta. No lo entendió y el toro estuvo por encima del torero. En los otros dos, muchos pases, pero poco temple y demasiados enganchones. Como la tarde estaba generosa por su labor al anovillado cuarto toro.
Insistimos en que Juan Pedro Domecq no debe volver a la Maestranza en mucho tiempo, y no solo por traer tres toros tan anovillados que tenían menos trapío que la novillada que lidió el viernes pasado. El lidiado en tercer lugar hubo de ser apuntillado en la faena de muleta pues estaba muerto de pié. Los toros de Cuvillo, mejor presentados mostraron transmisión y algo de casta, aunque con la salvedad ya reseñada de no ser picados.
Una vez más hay que descubrirse ante la labor de los subalternos de Manzanares, Curro Javier y Juan José Trujillo. Es un lujo llevarlos en la cuadrilla y un gozo verlos lidiar y poner banderillas.