la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 18 de septiembre de 2012

La feria de Salamanca, equilibrada y triunfal / Juan Miguel Núñez

David Mora y Fandiño por la puerta grande de la Glorieta

La feria de Salamanca, equilibrada y triunfal 

Juan Miguel Núñez 
Salamanca, 17 sep (EFE).- La feria de Salamanca deja notables triunfos de toros y toreros en el ruedo, y, aunque sin un lleno total en las cinco corridas del abono, también ha tenido mejor afluencia de público que en ediciones anteriores, sobre todo de jóvenes, beneficiados por una audaz política de precios. 

Que todos los días menos uno se haya abierto la Puerta Grande, que en esta tierra se llama "la del Toro", con más o menos méritos para los trofeos concedidos, pero sobre todo con el beneplácito de la afición y el público, ha hecho crecer el ambiente en torno a la feria. 

Protagonistas, por parte de los toreros, aún sin entrar en detalles para valorar y ensalzar méritos, son Javier Castaño, Iván Fandiño, David Mora, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, "El Juli", Alejandro Talavante y Jiménez Fortes; es decir, siete de los quince nombres anunciados se fueron de la plaza en volandas, en señal de triunfo. 

Son siete salidas a hombros en cinco tardes, se dice pronto. Y todavía pudieron ser dos más de haber afilado mejor las espadas Eduardo Gallo y Juan del Álamo, toreros de la tierra con mucha proyección. 

En la terna de locales que abrió el ciclo, Castaño estuvo inmaculado en un toro, y muy firme y seguro en otro. Gallo, más que suficiente, sensacional, valiente, enjundioso y muy tenaz, aunque con muy mala espada. Y Del Álamo, con actitud y aptitud, también emborronó con los aceros una faena impecable. 

De los mediáticos (el segundo día), se salva la entrega y el pundonor de Padilla, que pudo "tocar pelo" si mata bien a un toro que había cuajado en los tres tercios, pero la espada le jugó una mala pasada. 

El "Fandi", tenaz, se llevó el premio de una oreja. Y "Paquirri", tan vulgar como ausente. 

Fandiño y Mora, seguramente amigos fuera del ruedo, compitieron una tarde más en ambición y talento, cortando tres y dos orejas respectivamente. Y de testigo mudo, el cada vez más opacado Leandro Marcos. 

En la mixta de "figuras", el rejoneador Hermoso de Mendoza, y "Juli" y Talavante, demostraron porqué están arriba y cómo piensan seguir tan bien posicionados: por entrega y valor, por capacidad y conocimientos. 

Los tres se hicieron una foto en la Puerta Grande. 

Y ya en el cierre, Jiménez Fortes levantó un monumento al valor también para salir a hombros, mientras que Manzanares en plan conformista se llevaba sólo una oreja donde había dos, y "Morante" daba la nota del absentismo. 

Por tanto, una feria más que entretenida y divertida, planteada con seriedad en lo que se refiere a presentación del toro, que además dio una media de juego también muy alta. 

En el capítulo ganadero destaca la divisa del Puerto de San Lorenzo, con un toro de vuelta al ruedo, y tres más de muy buena nota por nobleza, clase y "transmisión"; y la de Adelaida Rodríguez, cuyos toros tuvieron algo más de picante por la emoción de la bravura y desde la codicia para acabar entregándose. Esta última ganadería echó también un toro de vuelta en el arrastre. 

Buena aunque con desigualdades, la de "El Pilar". También con muchos picos, sin embargo, echó astados muy toreables la de "Torrealta", la única en la que no hubo salidas a hombros, porque los toreros mediáticos no estuvieron a la altura de los toros. Y entre nobles y exigentes, los de Garcigrande. 

De los dos astados que echó para rejones "Niño de la Capea" uno "sirvió" más que otro. 

La feria se abrió el domingo anterior con una novillada en la que deslumbró la personalidad de "El Roque", que se fue a hombros con dos orejas, mientras sus compañeros de terna, Ángel Bravo y Carlos Navarro, con un trofeo cada uno, dejaron también muy buena impresión. 

Y como es costumbre el telón caerá definitivamente el día de San Mateo, viernes, 21, con una corrida de rejones que anuncia otra vez a Hermoso de Mendoza en terna con Leonardo Hernández y Manuel Manzanares. 

Salamanca ha tenido una feria más rotunda y mucho más triunfal de la media que se lleva esta temporada. Una buena feria. EFE